Actividad para niños: Huerto urbano de otoño-invierno

Finales de septiembre, el final del verano y las vacaciones, la vuelta al cole y a la rutina y…¡¡¡preparación del huerto de otoño-invierno!!!

A pesar de que la época más favorable para plantar un huerto es primavera, existen plantas cuyo ciclo de vida permiten su siembra al final del verano o principios de otoño o incluso en cualquier época del año, pudiendo obtener hortalizas el resto del año.

Aquí os dejamos un calendario de siembra para que decidáis qué plantar dependiendo del mes en el que elijáis crear vuestro huerto.

calendario-abril-alegria_phixr_phixr

Fuente: lloof.eu

Aunque vivamos lejos del campo, siempre podemos ejercer de hortelanos de ciudad, una actividad que divertirá a los niños tanto en la preparación de huerto, jugando con la tierra, como en cuidado de las plantas, regándolas, trasplantándolas y recolectando los frutos.

Tener un huerto en casa, además de ser una actividad para disfrutar en familia, implica que los niños aprenderán a respetar el medio ambiente, asumirán responsabilidades al tener que cuidar las plantas y aprenderán experimentando, tocando la tierra, regando, oliendo, viendo el crecimiento.

PREPARA TU HUERTO URBANO

Para preparar un huerto urbano tan sólo son necesarios los siguientes materiales:

  • Un cajón de madera, lijada y barnizada o una jardinera
  • Varios semilleros o mini-macetas
  • Varios tipos de semillas de las plantas apropiadas para la época del año. Para septiembre, se recomiendan plantas que necesitan poca luz y son resistentes al frío.
  • Tierra y sustrato
  • Funda de plástico
  • Una pala
  • Un rastrillo
  • Una regadera
  • Agua
  • Guantes
  • Grapadora grande

Con todos los materiales y una vez elegido el lugar luminoso dónde colocar el huerto, y siempre con la ayuda de un adulto, ya se puede empezar con los pasos de la preparación:

  1. Colocar en el interior del cajón de madera la funda de plástico y fijarla al fondo con grapas.
  2. Hacer unos pequeños agujeritos en la parte del fondo del plástico para que salga el agua sobrante.
  3. Rellenar el fondo del cajón llegando a media altura
  4. Plantar las semillas haciendo pequeños surcos en la tierra. En función de la planta, en cada surco se introducirá una semilla (si son grandes) o varias (si son pequeñas).
  5. Cubrir las semillas con una capa fina de tierra.
  6. Regar abundantemente con agua, a ser posible pulverizada para no hacer surcos en el agua y que las semillas se desentierren.

20160904_111543

Alternativamente, y más recomendable si las semillas son pequeñas, se puede hacer la siembra en semilleros, de tal forma que las semillas se colocarían a la altura de las tres cuartas partes de las mini-macetas.

Tras plantar las semillas, tanto en semilleros como en el cajón directamente, éstas deben regarse diariamente y con mayor o menor cantidad de agua en función de la planta que se trate.

Si la siembra se ha realizado en semilleros, tras la germinación y cuando las plantas tengan una altura de 5-7 dedos, éstas deberán trasplantarse al cajón-huerto.

20160904_121032

Poco a poco las plantas irán creciendo y empezarán a salir flores y con suerte, los primeros frutos. Los niños se emocionarán mucho al ver que todo el trabajo realizado tiene su recompensa y estarán impacientes en realizar la cosecha.

En Pequeños Planes preparamos nuestro huerto urbano como habéis podido comprobar en las fotos y tuvimos cosecha de rábanitos y calabacines… con las lechugas no tuvimos suerte, pero lo intentaremos la próxima vez porque nos lo pasamos muy bien siendo hortelanos de ciudad.

20160904_121905

Si buscas otra actividad para otoño, mira en los siguientes enlaces:

Deja un comentario