El duende de los chupetes – Adiós al “tete”

Nuestra hija era muy dependiente del chupete, tanto que su paladar iba a empezar a deformarse, así que su pediatra nos dijo que había llegado el momento de decirle adiós a su “mejor amigo”.

Temiendo que iba a resultar algo muy traumático, preguntamos cómo podíamos hacerlo y fue entonces cuando conocimos a “El duende de los chupetes“.

Nos explicaron que le contásemos a nuestra hija que había llegado el momento de que su chupete se lo llevara el duende para que lo usaran los bebés. Según nos comentaron, de esta forma los niños asumen que ya son mayores. Además como no vuelven a  usarlo (pues se lo ha llevado el duende), los niños se olvidan de él rápidamente. Imagina que tienes una cosa y te la quitan, y luego te la vuelven a dar, y así sucesivamente…parece más doloroso y difícil de olvidar, ¿verdad?

Tras conocer esta táctica, decidimos llevarla a cabo:

Buscamos un fin de semana relajado, por eso de estar sin dormir toda la noche, y durante la semana anterior estuvimos contando la historia.

Llegado el momento, preparamos una carta con la foto de un duende y una cajita vacía. En la carta el duende decía que dejaría un regalo a cambio de los chupetes. Así que los metimos en la caja y disimuladamente cambiamos los chupetes por una pelota y un muñequito, regalos de intercambio que fueron recibimos con gran ilusión.

Pasamos el día sin problemas, eso si, la manteníamos muy distraída haciendo muchas actividades. Por la noche costó que cogiera el sueño pero a base de cuentos lo logramos.

Así estuvimos todo el fin de semana y superamos el adiós al chupete mucho mejor de lo esperado así que  recomendamos la historia de “El duende de los chupetes” por si os sirve de ayuda.

No obstante, existen otras formas (“echar a volar” a los chupetes con un globo de helio, “robo” por un águila, etc.) y cada uno elige lo que considera mejor.  De hecho, existen varios libros para ayudar a los niños en este cambio de hábito.  Estos son algunos títulos:

  • El chupete – Orianne Lallemand (Ed. Luis Vives-Edelvives)
  • Ya no quiero chupete – VV.AA. (Ed. Libsa)
  • ¡Adios al chupete! – Marta Munte (Ed. Planeta)
  • Los chupetes de Charlotte – Fanny joly (Ed. Ediciones SM)
  • El chupete de Tento –  Alain Finkielkraut (Ed. Luis Vives – Edelvives)
  • Rita ya no lleva chupete – VV. AA. (Ed. Beascoa)

Esperamos que este consejo os sirva de ayuda o al menos os dé ideas para retirar el chupete de la forma menos traumática posible y siempre respetando al niño dándole todo el cariño del mundo.

Aprender música jugando – Las notas

Según los proverbios de los músicos von Weber y León Giecola música es el verdadero lenguaje  universal“, “sin limites, sin fronteras, sin banderas“. De hecho,  incluso antes de nacer ya percibimos la música y sentimos lo que nos transmite.

Es por ello en Pequeños Planes queremos iniciar a los niños en la música de una forma fácil y divertida.

Uno de los primeros conceptos que aprenden los niños son los colores, por lo que vamos a asociarlos a las notas, de forma que cada una tenga siempre el mismo color  (el código se puede modificar al gusto, pero la clave es que siempre sea igual):

– Do – Morado
– Re – Verde oscuro
– Mi – Azul
– Fa – Verde claro
– Sol – Amarillo
– La – Naranja
– Si – Rosa

Para poder aprender jugando, hemos preparado un pentagrama de Goma Eva con las notas y su color correspondiente. Las notas están superpuestas sobre en pentagrama en blanco para poder cambiarlas de lugar.

Imagen2

De la misma forma, trasladaremos los colores al piano y para ello hemos utilizado trozos de Goma Eva de los colores de las notas para hacer nuestro piano de color.

20151120_190727

Las notas las podemos colocar sobre el piano de Goma Eva para asociar su posición en el pentagrama a la tecla correspondiente.

IMG_20160717_113147 bueno

Asimismo, sobre el teclado o piano real, podemos pegar gomets de los colores de las notas para reproducir la música escrita y transformarla en sonido.

12246688_569547366529643_5059628697555845706_n

Una flautista española decia que la música entra por el oído y llega al corazón…toquemos música y enseñemos a nuestros niños a amarla.

¿Qué os parece esta forma de enseñar música?

Las nuevas actividades extraescolares

Ya sea por necesitar alargar la jornada escolar o por aprender alguna nueva disciplina, las actividades extraescolares se han convertido en un imprescindible en las vidas de nuestros niños. Además les ayuda a establecer una rutina y ocupar las largas tardes de invierno cuando anochece muy temprano.

Las actividades extraescolares por excelencia son los deportes, los idiomas y las artes. Sin embargo, en los últimos tiempos, han quedado de lado el fútbol, el inglés y la música para dar paso a nuevas actividades extraescolares (dentro de las mismas disciplinas) menos difundidas y practicadas, que son muy atractivas tanto para los niños como para los padres. Aquí os ponemos algunos ejemplos:

20160916_175046

  • Chino:

Aunque aún queda mucho por recoger con el inglés, su incorporación en el currículum escolar  y el fomento del bilingüismo han hecho que este idioma pase a un segundo plano pasando a ser el chino el tercer idioma preferido por los padres como actividad extraescolar.

El atractivo de aprender chino es que abre la puerta hacia una cultura emergente y la posibilidad de relacionarse con millones de personas diferentes.

Dado que la mejor forma de aprender un nuevo idioma es desde pequeños, existen muchas entidades cuyas metodologías están basadas en juegos, canciones y actividades dirigidas para niños a partir de 3 años.

20160916_180748

  • Cocina:

El fomento de los programas de televisión orientados a las artes culinarias han hecho que la cocina que convierta también en una actividad para niños. Y es que cocinar no sólo es divertido sino que además sirve para aprender, experimentar y dar rienda suelta a la imaginación mezclando alimentos, texturas, colores, etc.

Asimismo jugando entre fogones los niños aprenderán a emplear los utensilios de cocina y buenos hábitos saludables creando platos para una dieta equilibrada.

  • Deportes minoritarios:

A pesar de tener no tener un gran número de practicantes en España, el béisbol o el rugby van tomando nuevos adeptos cada año debido a los grandes beneficios de estos deportes.

Al tratarse de deportes de grupo, fomenta en los niños los valores de la amistad, el compañerismo, el respeto y el trabajo en equipo. Además, al jugarse en terrenos de juego amplios, los niños están al aire libre y hacen mucho ejercicio.

20160916_183400Por otra parte, también se está incrementando el número de seguidores y practicantes de deportes individuales como el patinaje  que favorece el sentido del equilibrio (bien con patines (rollers) o monopatines (skate)) o el esgrima que agudiza la habilidad e la inteligencia para adelantarte a los movimientos de los contrincantes.

Elegir la mejor actividad extraescolar para nuestros hijos es una ardua tarea que dependerá de la edad, la personalidad y las necesidades del niño, por lo que no debemos tomar la decisión a la ligera. Antes, deberemos sopesar los pros y los contras, tanto de las nuevas tendencias como de las tradicionales y siempre pensando en cuáles son los gustos del niño en cuestión.

Por último cabe destacar, sea la actividad que sea:

  • Nunca deberemos forzar a los niños a realizar una actividad que nos les interese y/o entretenga.
  • No debemos sobrecargar de actividades a los niños dejándoles tiempo libre para jugar a sus anchas e incluso para que se aburran y agudicen su ingenio y creatividad.

Pediculosis: vuelven los piojos y las liendres…

Vuelven los piojos y las liendres, aunque más bien nunca se fueron pues saltan de cabeza en cabeza durante los 365 días del año. No obstante, es cierto que determinadas épocas del año están más activos y ésta es durante el verano.

La vuelta al cole también se caracteriza por el regreso de estos parásitos tan indeseados y esto se debe a que todavía hace calor lo que favorece su reproducción y diseminación entre los cabellos de nuestros niños. Los colegios, los parques, las piscinas, las actividades en grupo, los campamentos, entre otros, son lugares donde pueden producirse los contagios ya que los niños pasan tiempo juntos pudiendo darse un mayor contacto entre cabezas sanas e infestada.

Cómo prevenir los piojos y liendres:

Se deben realizar revisiones periódicas del cabello y para ello hay que desenredar bien el cabello y después pasar la lendrera por todo el pelo. Con cada mechón, sacudir la lendrera sobre una superficie blanca y comprobar que no cae ninguno de nuestros “amigos”. Recordad que la zona del cuello y detrás de las orejas son las zonas preferidas de los piojos.

Aparte de las revisiones, evitaremos la pediculosis utilizado productos repelentes especializados de tal forma que los piojos no invadirán las cabezas de nuestros hijos.

También existen remedios caseros para mantener alejados a los piojos como los aceites de plantas como el del árbol de té. Unas pocas gotas de este aceite en el champú habitual, hace que el pelo de los niños sea poco atractivo para estos parásitos.

Cómo actuar contra los piojos:

Cuando los piojos ya se han adueñado de las cabezas de vuestros hijos, lo primero que se debe hacer es comenzar inmediatamente un tratamiento específico para evitar irritaciones e incluso la inflamación del cuero cabelludo por rascarse continuamente. Asimismo, deberá lavarse  la ropa y peluches del niño afectado a una temperatura de 60ºC. A ser posible juguetes y objetos como peines, cepillos, horquillas, diademas, deben sumergirse en agua hirviendo o guardarse en bolsas de plástico herméticas durante 48 horas para que los piojos mueran por asfixia.

No ha pasado ni una semana del comienzo de las clases y ya nos están informando sobre la prevención de la pediculosis…asi que ya estoy lendrera en mano en busca de bichitos, porque más vale prevenir que curar.

Actividades para niños: Poniclub La Plaza (Villanueva de la Cañada)

post

Como es sabido, los niños y los animales tienen una conexión especial y eso es lo que fomentan aquí, un club pensado para crear la afición por el mundo del poni y el caballo desde edades tempranas siendo la edad de inicio a partir de los 5 años.

Centrados en la interacción de los niños con los ponis, las jóvenes profesoras de este club demuestran un gran entusiasmo por los ponis y se lo transmiten a los niños durante la enseñanza tanto de la técnica de la monta, como los cuidados y respeto hacia estos animales.

Las clases, de 45 minutos de duración, pueden ser de lunes a viernes de 17 horas a 20 horas o de fin de semana por la mañana. Asimismo existe la posibilidad de adquirir bonos de clases a precios bastante asequibles, incluso disponen de precios especiales para colegios, asociaciones y familias numerosas.

post2

                                                                                      En el Poniclub se pueden organizar cumpleaños y otros eventos familiares gracias a las instalaciones y espacios polivalentes con los que cuenta, conviertiéndose en un lugar ideal para pasar en familia y disfrutar de un día en contacto con los ponis y caballos.

Pequeños Planes estuvo en la Jornada de Puertas Abiertas del Poniclub La Plaza y pudimos ver como los niños disfrutaban acariciando, peinando y dando de comer a los ponis así como montándolos y haciendo juegos por parejas.

Sin duda es un plan perfecto para los niños que se acercan al mundo de la hípica y la equitación de una forma sana y respetuosa.

Para más información: Poni Club La Plaza

Food trucks, un plan con niños

En algunos países la cocina sobre ruedas forma parte de la vida cotidiana, pero en España estos fogones itinerantes están asociados al tiempo libre y ocio. Los vemos en mercadillos, festivales y otros eventos.

Y en toda buena convocatoria, no hay que olvidarse de las familias, y más concretamente de los niños, por lo que siempre en este tipo de evento encontramos actividades infantiles como pintacaras, castillos inflables, cuentacuentos, talleres, ludotecas,  etc.

Estos eventos de food street se han convertido en los nuevos planes en familia por la variedad de cocinas internacionales, el ambiente divertido y las actividades que los amenizan.

20160702_205319.jpg

Busca el evento más próximo a tu familia en: http://www.sigaelfoodtruck.com/proximos-eventos-food-truck/ y http://www.foodtruckya.com. Comparte tu experiencia!!!

Actividad para niños: Huerto urbano de invierno

Septiembre, el final del verano y las vacaciones, la vuelta al cole y a la rutina y…¡¡¡preparación del huerto de invierno!!!

A pesar de que la época más favorable para plantar un huerto es primavera, existen plantas cuyo ciclo de vida permiten su siembra al final del verano o principios de otoño o incluso en cualquier época del año, pudiendo obtener hortalizas el resto del año.

Aquí os dejamos un calendario de siembra para que decidáis qué plantar dependiendo del mes en el que elijáis crear vuestro huerto.

calendario-abril-alegria_phixr_phixr

Fuente: lloof.eu

Aunque vivamos lejos del campo, siempre podemos ejercer de hortelanos de ciudad, una actividad que divertirá a los niños tanto en la preparación de huerto, jugando con la tierra, como en cuidado de las plantas, regándolas, trasplantándolas y recolectando los frutos.

Tener un huerto en casa, además de ser una actividad para disfrutar en familia, implica que los niños aprenderán a respetar el medio ambiente, asumirán responsabilidades al tener que cuidar las plantas y aprenderán experimentando, tocando la tierra, regando, oliendo, viendo el crecimiento.

Para preparar un huerto urbano tan sólo son necesarios los siguientes materiales:

  • Un cajón de madera, lijada y barnizada o una jardinera
  • Varios semilleros o mini-macetas
  • Varios tipos de semillas de las plantas apropiadas para la época del año. Para septiembre, se recomiendan plantas que necesitan poca luz y son resistentes al frío.
  • Tierra y sustrato
  • Funda de plástico
  • Una pala
  • Un rastrillo
  • Una regadera
  • Agua
  • Guantes
  • Grapadora grande

Con todos los materiales y una vez elegido el lugar luminoso dónde colocar el huerto, y siempre con la ayuda de un adulto, ya se puede empezar con los pasos de la preparación:

  1. Colocar en el interior del cajón de madera la funda de plástico y fijarla al fondo con grapas.
  2. Hacer unos pequeños agujeritos en la parte del fondo del plástico para que salga el agua sobrante.
  3. Rellenar el fondo del cajón llegando a media altura
  4. Plantar las semillas haciendo pequeños surcos en la tierra. En función de la planta, en cada surco se introducirá una semilla (si son grandes) o varias (si son pequeñas).
  5. Cubrir las semillas con una capa fina de tierra.
  6. Regar abundantemente con agua, a ser posible pulverizada para no hacer surcos en el agua y que las semillas se desentierren.

20160904_111543

Alternativamente, y más recomendable si las semillas son pequeñas, se puede hacer la siembra en semilleros, de tal forma que las semillas se colocarían a la altura de las tres cuartas partes de las mini-macetas.

Tras plantar las semillas, tanto en semilleros como en el cajón directamente, éstas deben regarse diariamente y con mayor o menor cantidad de agua en función de la planta que se trate.

Si la siembra se ha realizado en semilleros, tras la germinación y cuando las plantas tengan una altura de 5-7 dedos, éstas deberán trasplantarse al cajón-huerto.

20160904_121032

Poco a poco las plantas irán creciendo y empezarán a salir flores y con suerte, los primeros frutos. Los niños se emocionarán mucho al ver que todo el trabajo realizado tiene su recompensa y estarán impacientes en realizar la cosecha.

En Pequeños Planes preparamos nuestro huerto urbano como habéis podido comprobar en las fotos y tuvimos cosecha de rábanitos y calabacines… con las lechugas no tuvimos suerte, pero lo intentaremos la próxima vez porque nos lo pasamos muy bien siendo hortelanos de ciudad.

20160904_121905

Cuadros de premios y recompensa para niños

Con el final del verano, llega la vuelta al cole y también la vuelta a la rutina y a retomar los hábitos adquiridos como levantarse temprano, hacer los deberes, hacer la cama, recoger la mesa, etc. Y aprovechando el regreso a la “normalidad”, podemos empezar a inculcar nuevas costumbres o pequeñas responsabilidades para forjar su aprendizaje e independencia.

Existen distintas formas de introducir esas nuevas costumbres o mejoras en el comportamiento y una de ellas es la de utilizar los cuadros de recompensa o cuadros de incentivos.

Desde Pequeños Planes os explicamos qué son, cómo se utilizan, cómo hacer vuestro cuadro de recompensas y cuál ha sido nuestra experiencia con una niña de 2-3 años.

¿Qué son?

Los cuadros de recompensa son unos paneles en los que se incluyen una serie de metas, normas, actividades o pautas de conducta para ser evaluadas respecto a su cumplimiento a lo largo de la semana.

A través de estos cuadros se realiza un refuerzo positivo respecto a los logros y metas alcanzadas del niño mediante el premio o incentivo evitando de esta manera castigar o regañar cuando se porte mal o no cumpla con la responsabilidad encomendada.

¿Cómo se utilizan?

Cada noche, antes de ir a la cama, padres e hijos se tienen que sentar frente al cuadro y repasar las acciones del día, para que el niño se autoevalúe acerca de si ha alcanzado o no las metas propuestas. Él mismo será quien determine cómo ha sido su comportamiento y quien establezca si se merece el premio/recompensa .

Para cada logro, el niño pegará como premio un gomet o pegatina dejando en blanco aquello que no haya alcanzado o cumplido.

La recompensa, previamente establecida mediante acuerdo entre las partes, se otorgará únicamente si se ha alcanzado la meta. Ésta puede ser: diaria, para los niños más pequeños ya que no recordarían el motivo de la recompensa, y semanal, para los más mayores.

¿Cómo hacer nuestro cuadro de recompensa?

Existen muchos tipos de cuadros bien descargables en internet o incluso en tiendas de juguetes, pero os proponemos que realicéis vuestro propio cuadro de recompensa adaptado a la edad de tu hijo y a las metas que se quieren introducir.

A continuación os indicamos cómo preparar un cuadro de recompensa casero de una forma muy sencilla:

  • Escoged de internet aquellas fotos que representen las metas a alcanzar como por ejemplo: hacer pis en el baño (para el adiós al pañal), dormir en su cama, recoger los juguetes, hacer los deberes, etc.
  • Pegad las imágenes en el lado izquierdo de una cartulina o lámina de Goma EVA de un tamaño DIN-A3. La cartulina puede sustituirse por fieltro y las imágenes se pegarían con velcro siendo así de quita y pon. También se pueden hacer en pizarras bien de tiza o pizarras blancas.
  • Dividid la parte restante de la cartulina (o del material de base utilizado) en 7 partes para poner en columnas los días de la semana.

Una vez tengáis establecido el sistema de premios, ya solo queda colgar el cuadro de recompensa en la habitación del niños o en una zona visible y que cada noche repaséis juntos las tareas o metas. Con pegatinas, fieltro con velcro o un rotulador marcaréis aquella meta alcanzada.

A modo de ejemplo os dejamos dos modelos:

Tan sólo hay una única regla a seguir con el cuadro de recompensas: aquello que se promete como premio, se debe otorgar si se logra el objetivo establecido.

¿Cuál ha sido nuestra experiencia?

Cuando nuestra hija se incorporó a la rutina de la guardería con 2 años y medio comenzamos a utilizar el cuadro de recompensas. Cada noche, antes de dormir, nuestra nos comentaba con su lengua de trapo cómo se había portado durante el día y se sentía muy orgullosa cuando ponía una pegatina.

Cuando le dábamos el premio le reforzábamos el mensaje explicándole que se lo merecía por haber hecho tal o cual y poco a poco esas actividades se convirtieron en rutinas sin necesidad de dar recompensa por hacerlas.

En nuestra opinión, el cuadro de recompensas es una herramienta muy útil para iniciar algunas actividades; no obstante,  creemos que tampoco se debe abusar mucho de ellos para que los niños no esperen un regalo siempre que hacen algo bien.

Esperamos que esta idea os resulte interesante y si la ponéis en práctica, compartid con nosotros vuestra experiencia.