RUTA POR EL VALLE VERZASCA (SUIZA)

Si hablamos del Valle Verzasca, quizá muchos no sepamos ubicarlo en el mapa. Si decimos que sale en Goldeneye, la película de James Bond, nos empieza a sonar una presa gigante… Pues bien, el Valle Verzasca es un precioso valle de la parte baja de los Alpes del Lago Mayor y el Tesino en Suiza. Se encuentra rodeado de escarpadas montañas y regado por numerosas cascadas que desembocan en el río que le da nombre. Sus aguas turquesas, dignas de las mejores fotos de Instagram, sus piscinas naturales y el entorno hacen de este valle un lugar muy interesante para disfrutar de un día en familia si estás visitando la zona. Sigue leyendo para conocer los detalles de la ruta que proponemos en lo que llaman «Las Maldivas de Milán«, eso sí, con el agua muuucho más fría.

EL INICIO – Ponte dei Salti

Comenzamos esta ruta desde el aparcamiento localizado junto a la carretera del Valle Verzasca en Lavertezzo, una pequeña comuna de montaña en el Valle Verzasca. Es importante reseñar que, a pesar de lo recóndito del lugar y de pagar la hora a precio de oro, el aparcamiento se completa de buena mañana, por lo que conviene llegar antes de las 11 en época estival o en fin de semana.

Tras abandonar el aparcamiento, caminaremos aguas abajo del río para llegar al Ponte dei Salti (Puente del Salto) que se encuentra a nuestra derecha. El Ponte dei Salti es un puente medieval de doble arco construido en piedra que muchos utilizan de trampolín para caer en las turquesas aguas del río Verzasca. Aunque este arco es sólo el comienzo de la ruta, y tendremos que atravesarlo para proseguir nuestro camino, merece la pena pararse a contemplar su belleza. El color de las aguas es tan atrayente que estaréis tentados de montar campamento junto al puente y nada más llegar a la zona; sin embargo, os recomendamos que desechéis esta idea; el puente es una zona con mucho ruido y muy transitada.

Recuperados de la hipnosis que causa el puente y las hazañas de los intrépidos saltarines, toca reanudar la marcha al otro lado del puente, en la parte más boscosa y aguas arriba del río (es decir, doblamos a la derecha del puente).

En este lado del río Verzasca, el arte se funde con la naturaleza ya que el recorrido está salpicado por las obras de arte de la exposición “Un Sentiero per l’Arte”. Traducido como Un sendero por el arte, incluye un total de 20 obras de artísticas suizos, italianos y alemanes.

RECORRIENDO EL BOSQUE

Esta parte del recorrido comienza con un pequeño desnivel del terreno. Dado que el camino transcurre entre árboles, la subida se salva con los escalones que se forman entre las rocas y las raíces de los árboles. Estos desniveles (poco pronunciados) se encuentran a lo largo de todo el camino, pero en algunos tramos hay que tener cuidado pues están cerca de la pendiente que desciende hacia el río.

Una vez alejados de la zona cercana al Ponte dei Salti, llegaréis a una zona más ancha del río en donde se forman pequeñas pozas de aguas más tranquilas. Esta zona se llama Spiaggetta dei Sassi, lo que traducido sería Playa de Guijarros. Aunque no es una zona muy amplia, hay espacio suficiente para poder hacer un picnic, darse un chapuzón y disfrutar el entorno. Mucho cuidado con salirse de la zona de las pozas ya que la corriente puede ser fuerte.

Siguiendo por el camino del bosque, pasaremos delante de unas construcciones en piedra totalmente derruidas. Incluso una de ellas se ha convertido en una curva al derruirse el techo y dejar una cavidad (ojo, ¡no pasar!, sólo asomarse desde fuera). Es increíble ver cómo la vida del bosque ha integrado perfectamente las construcciones y las piedras están llenas de musgo.

Pocos metros después de las construcciones derruidas, la frondosidad de los árboles queda interrumpida porque hay que cruzar un afluente del río. Para ello hay que trepar por las rocas y cruzar pequeños pasajes de metal que permiten salvar los saltos de agua. Tras atravesar el afluente, se abre de nuevo el camino por el bosque.

Al poco de coronar unas escaleras de madera, veremos al otro lado del río una agrupación de casas pertenecientes a la comuna de Brione en el Valle Verzasca. Es aquí donde se encuentra el puente de metal que nos indica que la ruta ha llegado a su fin y emprender el camino de vuelta. Pero si las fuerzas de los peques flaquean, un adulto puede regresar al aparcamiento de inicio caminando por la carretera (sería como hacer una ruta circular); mientras, el resto del grupo espera tomando algo en un bar cercano al puente. No recomendamos hacer la ruta circular con niños para evitar que éstos caminen por una carretera con muy poco arcén.

DATOS PRÁCTICOS DE LA RUTA
  • Tipo de ruta: Lineal. Se puede hacer circular pasando por un tramo largo de carretera (no recomendable para hacer con niños).
  • Distancia: 3.5 km (ida). Si se hace circular son 6 km (no recomendado para niños pues hay un tramo de 2,5 km por carretera).
  • Tiempo: 3-4 horas (parando para comer y chapuzón)
  • Dificultad: Media. No hay mucho desnivel pero el sendero discurre entre rocas y las raíces de los árboles. Además la zona de agua puede ser peligrosa con niños muy pequeños. Recomendable a partir de 4 años.
  • Servicios en la zona de inicio-fin de ruta:
    • Aparcamiento (de pago: 2€/h por un máximo de 5h)
    • Restaurantes y bares en los pueblos de la zona
    • Zona de baño pública
    • Exposición “Un Sentiero per l’Arte” (esta ruta lo recorre parcialmente)
  • Carrito: No.

Este es un croquis de la ruta en el que se incluye el recorrido y los lugares de interés así como la alternativa para hacerla circular:

Si quieres conocer más sobre Suiza, sigue el siguiente enlaces:

Ideas para una Fiesta de Halloween

¿Todo preparado para Halloween? Vamos a ver… Los disfraces de Halloween y los caramelos son los imprescindibles, pero si quieres organizar una fiesta de Halloween en condiciones, no puedes olvidarte de ningún aspecto. Aquí te damos unas ideas para una Fiesta de Halloween perfecta. Triunfarás con la decoración, la comida y los juegos. ¡Sigue leyendo!

DECORACIÓN PARA FIESTA DE HALLOWEEN

No hay fiesta de Halloween que se precie sin una buena decoración. En el mercado puedes comprar un sinfín de elementos decorativos, pero apelamos a tu originalidad y creatividad y te invitamos a que elabores tu propia decoración. Aquí te damos unas ideas…

Con tal sólo pintura roja, puedes hacer una decoración de Halloween impactante. Pinta la palma de tu mano y deja la impresión en la parte interior de la taza del inodoro. Para rematar, escribe frases de miedo usando tu dedo índice como pincel. ¡Ir al baño estremecerá a todos tus invitados!

Transforma tu casa en un auténtico cementerio. Para ello, sobre una plancha de poliespán, dibuja con un lápiz el contorno de la lápida y el letrero o dibujo escogido. Para darle un toque más siniestro, dibuja unas grietas por los extremos de la lápida. Con un cuchillo o cutter corta el contorno de la lápida. Asimismo, con el cuchillo realiza surcos para eliminar el poliespán siguiendo el trazo del lápiz. Pinta los surcos de negro usando pintura y pincel. Una vez seco, pinta el resto del poliespán (normalmente gris para hacer el tono de la piedra).

Aprovecha las puertas de las estancias de la casa o los huecos de las escaleras para crear un ambiente terrorífico. Prepara un cartel con avisos disuasorios con letreros de “Peligro”, “No entrar”, etc. Puedes decorarlo al gusto. Acompáñalo con unas telarañas y para rematar, pon una calabaza típica de Halloween bajo el cartel. ¿Quién se atreverá a pasar?

Si quieres más ideas para decorar tu fiesta de Halloween, échale un ojo a estos enlaces:

RECETAS TERRORÍFICAS PARA FIESTA DE HALLOWEEN

En toda fiesta hay comida, así que mimetiza los platos con la temática de miedo y prepara una fiesta de Halloween con cotod detalle.

Prepara unos huesitos salados de hojaldre para el aperitivo, ¡son facilísimos de hacer! Corta la masa de hojaldre con forma de hueso (no hace falta que queden perfectos). Espolvorea sobre ellos queso rallado, orégano y un poquito de sal. Colócalos sobre una bandeja con papel de horno y mételos a calentar. Mira el tiempo y la temperatura que aconseja la marca de la masa de hojaldre. Tras el tiempo, sácalos del horno, deja enfriar y listos para comer. Eso sí, colócalos en una bandeja de forma que se vea que son huesos…

Recrea un cementerio en tu plato, eso sí, ¡para chuparse los dedos! Prepara un bizcocho de Brownie. Una vez preparado, córtalo en pequeños rectángulos y colócalos sobre una bandeja o plato grande (deja separación entre rectángulos). Unta un poco de crema de chocolate (tipo Nocilla o Nutella) sobre los rectángulos. Espolvorea virutas de chocolate sobre la pasta de chocolate. Coloca una galleta ovaladas en el extremo de cada rectángulo (los speculoos o galletas caramelizadas de algunas marcas tienen esa forma). ¡Tachán!, ya tienes un cementerio comestible… ¡esas lápidas están de muerte!.

Puedes dar a tus platos un toque de Halloween sin apenas cocinar pero jugando con alimentos, su color, su disposición. Por ejemplo:

  • utiliza un vaso, guacamole y cartulina negra para hacer un vaso Frankenstein. Y con queso crema puedes hacer un fantasma muy simpático.
  • pela mandarinas sin separar sus gajos y coloca un poco de la zona verde del apio en el centro de la mandarina. Tendrás unas mini calabazas muy divertidas.
  • corta pequeñas tiritas de aceituna negra y colócalas rodeando la mitad de una aceituna negra (4 tiras a cada lado). Ahhhh….¡son arañas!

JUEGOS PARA FIESTA DE HALLOWEEN CON NIÑOS

Los disfraces, la decoración, la comida… todo está invadido por la noche de Halloween, pero ¿y si rematamos la fiesta con unos juegos pensados para la ocasión?

Puedes echar una partida de bolos fantasma. Tan sólo tienes que hacer óvalos y círculos en cartulina negra y pegarlos a rollos de papel higiénico. Construye una pirámide colocando unos encina de otros. Y como bola, ¡una mini-calabaza!

¿Recordáis el juego de desplazar un huevo con una cuchara en la boca? Pues podéis jugar a ver quién lleva más “ojos de momia” de un lado a otro de la habitación usando sólo una cuchara y llevando ésta en la boca. Para hacer los “ojos de momia” hacen falta pelotas de pingpong y decorarlas con rotuladores.

¿Se te ocurren más ideas? Compártelas con nosotros. Nos morimos de curiosidad…

Espectáculo musical – EL MARAVILLOSO MUNDO DE DRILO

Drilo, el cocodrilo más famoso de YouTube, y toda su pandilla vuelven a Madrid con su espectáculo musical «El Maravilloso Mundo de Drilo«, dirigido a niños desde los 6 meses hasta los 6 años.

EL ESPECTÁCULO

Dos traviesas niñas consiguen entrar en el Maravilloso mundo de Drilo a través de una APP mágica de su tablet. Allí vivirán aventuras y conocerán al famoso cocodrilo y a todos los personajes de la pandilla con quienes cantarán y bailarán.

Conoce «El Maravilloso Mundo de Drilo» en el que se entremezclan tramas divertidas y 15 temas musicales originales con la puesta en escena de actores, muñecos de gran formato y proyecciones audiovisuales que llenan de magia el escenario durante los 70 minutos que dura la función.

Para el espectáculo no termine en el teatro, Drilo ofrece para todas las familias descargas gratuitas, tanto de karaokes y letras de las canciones, como de fichas para colorear de todos los personajes de la pandilla. Además en Spotify están disponibles más de 70 temas, y en Youtube se pueden disfrutar más de 100 vídeos. Visita su web oficial y su canal YouTube para disfrutar de La Pandilla de Drilo en cualquier lugar.

La Pandilla de Drilo es un proyecto creado por el profesor y compositor de canciones infantiles Andrés Meseguer quien, junto a pedagogos de diferentes disciplinas, ha creado un universo divertido y didáctico que fascina a los niños y les enseña a hacer posible un mundo mejor. Drilo y sus amigos cuentan con más de 15 años de trayectoria, más de 16 millones de visualizaciones en YouTube, campañas escolares y giras con más de 1 millón de espectadores. Incluso grandes artistas de la talla de Ruth Lorenzo, Blas Cantó y Angy Fernández han colaborado en sus espectáculos.

datos prácticos
  • DÓNDE:  Soho Club, Plaza de España 6
  • CUÁNDO:
    • Octubre: 5, 12, 19, 20, 26 y 27
    • Noviembre: 2, 3, 9, 10, 16, 17, 23, 24 y 30
  • HORARIO: 11:00 h.
  • PRECIOS:
    • Entrada general: 12€ (hay algunas butacas por 10€ en Atrápalo).
    • Menores de 0 a 2 años que se sienten con sus padres (que no ocupen asiento): ¡GRATIS!
  • VENTA DE ENTRADAS:

 

Ruta del Agua – Embalse de La Jarosa (Madrid)

El Embalse de la Jarosa, ubicado en el municipio de Guadarrama, es el más pequeño de la Sierra de Madrid, aunque no por ello falto de belleza. Comprendido dentro del Parque Nacional de Guadarrama, el embalse y su entorno permiten la práctica de actividades en plena naturaleza siempre dejando aparte las actividades náuticas y de baño que están prohibidas.

Para disfrutar de la naturaleza y conocer esta zona, os recomendamos hacer una ruta en familia por el embalse, siendo La Ruta del Agua, la más apropiada para hacer con niños (dada su facilitad y corta distancia). No obstante, os dejamos el siguiente enlace en el que podréis encontrar otras rutas más complicadas en el entorno de La Jarosa.

A continuación os contamos todos los detalles necesarios para que organicéis vuestro plan con niños por el Embalse de La Jarosa en plena naturaleza y a pocos kilómetros de Madrid capital.

Ruta del Agua – Embalse de la Jarosa

Para llegar al Embalse de La Jarosa, a unos 60 kilómetros de Madrid, es necesario seguir la A-6 y luego tomar la M-614 en el kilómetro 47. En la primera rotonda debemos seguir dirección Guadarrama y en la segunda tomar el desvío a la calle Fuente del Espino. En las siguientes dos rotondas continuaremos todo recto hasta que la carretera se cruce con la calle San Macario, que habrá que tomarla a la izquierda. Esta calle desemboca en la Carretera de La Jarosa que nos llevará hasta el acceso al embalse, que está a la derecha y señalizado.

Una vez alcanzado el acceso al embalse, hay que continuar por la carretera que lo bordea y desviarse en la salida de La Jarosa II. Nada más tomar el desvío, podréis buscar sitio para aparcar.

Después de abandonar el coche, hay que volver hacia el desvío de la carretera para continuar por la pista de tierra que bordea el embalse de la Jarosa. Es aquí donde se encuentra el hito de madera que da comienzo a la Ruta del Agua.

Desde la pista de arena podremos acceder a la laguna de agua por las distintas puertas en el vallado. Merece la pena acercarse al agua de La Jarosa para contemplar las vistas y ver de frente la presa. Ojo con los peques que el acceso al agua es directo desde el interior del recinto vallado.

Siguiendo la pista de arena, llegaremos a un pequeño arroyuelo que habrá que atravesar (cuidado no os mojéis los pies), para luego pasar la puerta de metal que impide la entrada a vehículos.

Tras atravesar la puerta, continuaremos por la pista de arena desde donde se divisan unas preciosas vistas del embalse de la Jarosa ya que es una zona más elevada. Normalmente en esta zona suelen verse pacientes pescadores con sus cañas.

Al poco de cruzar la puerta, el camino empieza a alejarse de la lámina de agua para empezar a ir en paralelo al Arroyo Picazuelo e incluso ascendiendo un poco por una pequeña cuesta arriba.

Cuando el camino se ensancha, tomando la bifurcación a la izquierda se llega al cercado que limita el coto de caza del Palacio de El Escorial. En este momento de la ruta, tendréis que sopesar si visitar el cercado o si continuar la ruta, todo depende del cansancio de los peques, ya que la visita al cercado implica desviarse un poco y habría que retroceder sobre vuestros pasos para retomar la ruta.

Una vez de vuelta en la ruta, subiremos una cuesta pronunciada. Tras coronarla, veremos de frente, y tras otra cuesta al final de la red eléctrica, la Cruz del Valle de Los Caídos. Si los peques tienen fuerzas, os recomendamos que os acerquéis a verla. No obstante, tened en cuenta que para continuar la ruta es necesario retroceder sobre vuestros pasos.

Para finalizar la ruta desde este punto, tan sólo es necesario continuar de frente por la pista de arena y bajar hasta llegar al punto de inicio. Para llegar al mismo será necesario atravesar una barrera que impide el paso de vehículos.

Datos Prácticos de la ruta
  • Tipo de ruta: Circular
  • Distancia: 3.5 – 4 km
  • Duración: 2 horas
  • Dificultad: Baja, sólo unas pequeñas cuestas fáciles
  • Servicios en la zona de inicio-fin de ruta:
  • Carrito: No. Podría usarse un carrito de ruedas “todo-terreno” aunque en las cuestas hay algunas cárcavas que dificultarían el paso.

Para que planifiquéis vuestro día recorriendo la Ruta del Agua del Embalse de La Jarosa, aquí os dejamos un croquis con los lugares más destacables: