San Vicente de la Barquera 1 - Pequeños Planes

Fin de semana en familia en San Vicente de la Barquera (Cantabria)

Nos encanta San Vicente de la Barquera en Cantabria. Todos los veranos pasamos unos días en familia por estas tierras del Norte de España y nunca deja de sorprendernos. En cada visita a encontramos nuevas actividades y lugares muy interesantes tanto para niños como para adultos.

Alojamiento en los apartamentos EL CARDEO

En esta ocasión hemos cambiado de alojamiento, ya que nos recomendaron los Apartamentos El Cardeo. Todo un acierto. Os explico por qué.

Están localizados en La Revilla, entre la Playa de Merón y la Playa de Oyambre. A 4 km del centro de San Vicente de la Barquera y a 8 km de Comillas, en pleno Parque Natural de Oyambre.

Se trata de unos apartamentos funcionales y cómodos, perfectos para ir en familia, ya que tienen de todo lo que normalmente no cuentas en un hotel convencional: sofá cama, nevera, cocina, cafetera, tostadora, etc. Y sobre todo, más espacio para jugar. Como extra, cuentan con una pequeña zona infantil y una explanada a modo de pista de fútbol donde los niños pueden estar a sus anchas, jugar a la pelota, montar en bicicleta o patinete.

Junto a los apartamentos está la Taberna El Cardeo, con menú del día y unos platos de cocina tradicional pero actualizada. Estaban muy ricos y a buen precio, por lo que  también es un restaurante interesante para ir con niños.

Si además el golf es una de tus actividades de ocio en familia, el Campo de Santa Marina está muy cerca y un poco más alejado, el Campo de Oyambre.

Visita a la GRANJA CUDAÑA

En Labarces, a 10 km de San Vicente de la Barquera, se encuentra la Granja Cudaña, una granja de vacas lecheras, rodeada de campo y tranquilidad.

Gracias a Eloy, uno de sus dueños, los niños y mayores aprendimos muchas cosas sobre estos animales, sus cuidados y los productos lácteos que elaboran.

Tras descubrir muchas curiosidades del funcionamiento de una granja y sobre las vacas, llega el momento más deseado por los peques, dar el biberón a las terneras, un momento lleno de ternura que acerca a los niños a los animales.

Finalmente, la actividad en Granja Cudaña culmina con una degustación de sus productos: leche, quesos y quesadas acompañados de pan y sidra. Todos están deliciosos así que no te resistirás a comprar alguno para disfrutarlo en casa.

Por otro lado,  la granja cuenta con una tirolina para niños, un laberinto de alpacas (domo) y mucho espacio libre donde los pequeños disfrutarán desde el primer minuto. Por 10€/adulto y niños gratis pasamos una tarde muy entretenida que sin duda repetiremos. Tened en cuenta que normalmente hay dos turnos de visita guiada, así que antes de ir a la granja, contacta con ellos para reservar tu visita.

OTRAS ACTIVIDADES EN SAN VICENTE DE LA BARQUERA

Como hemos comentado, San Vicente de la Barquera es uno de nuestros destinos clásicos de verano, así que conocemos bien la zona. Este municipio tiene unas playas increíbles y si la temperatura acompaña (no sé si es suerte, pero nosotros siempre hemos tenido buen tiempo), merece la pena pasar un gran rato en la playa. Nuestra preferida en la Playa de Merón, de arena muy fina y con zonas de rocas en las que pasamos las horas muertas buscando cangrejos y pequeños peces.

Otras actividades típicas de nuestra estancia es pasear por el centro de San Vicente tomando un helado de Regma y recorrer la barra para ver cómo faenan los pescadores de la zona.

Para conocer más sobre estas actividades aquí dejamos el enlace a nuestra Escapada a San Vicente de la Barquera del año pasado. Esperamos que os guste y que os animéis a visitar con niños esta parte de Cantabria.

Bebidas refrescantes 2 - Pequeños Planes

Recetas de bebidas refrescantes para niños

Con el calor, es muy importante mantener una buena hidratación, sobre todo en los niños que sudan mucho mientras juegan y se olvidan de la sed. Y para que beber sea más atractivo, os traemos unas recetas para que preparéis unas bebidas refrescantes a la par que nutritivas para las meriendas de verano. Ya veréis, los niños se chuparán los dedos… ¡¡¡¡Y los adultos tampoco os podréis resistir!!!!

Un consejo para todas estas recetas: Para poder consumir estas bebidas lo antes posible y no tener que meterlas en la nevera para que estén fresquitas, utiliza los ingredientes muy fríos. De esta forma, bebiéndolas nada más prepararlas, como diría mi abuela: “no se van las vitaminas”.

Bebida refrescante – Limonada


En todo verano que se precie, no puede faltar una buena limonada. Tanto granizada como líquida, está deliciosa.

Ingredientes:

  • 2 o 3 limones
  • 100 g de azúcar (o edulcorante)
  • 1 l de agua

Preparación:

Lava muy bien los limones ya que se van a utilizar sin pelar. Córtalos en cuartos y quita las pepitas. Vierte todos los ingredientes en un recipiente bastante hondo (para que no salpique) y bate todo junto hasta que los limones se hayan triturado perfectamente.

La limonada ya está lista para tomar. Si no se va a tomar en el momento, incluye varios hielos y métela en la nevera.

Para darle un toque especial, incluye unas hojas de menta.

Bebida refrescante – ZUMO de kiwi

La vitamina C del kiwi ayudará a tener unas defensas fuertes para hacer frente a los tan comunes resfriados de verano.

Ingredientes:

  • 3 kiwis
  • 1 limón
  • 100 g azúcar
  • 500 ml de agua

Preparación:

Pela el limón quitando toda la piel amarilla y blanca. Trocéalo y quita las pepitas. Pela los kiwis y trocéalos. Vierte en un recipiente los kiwis y el limón troceado junto con el azúcar y el agua. Bate muy bien hasta que la fruta esté totalmente triturada.

Esta misma recete puede hacer con otras frutas como manzana o pera, incluso puede hacerse mezclando distintas frutas.

Bebida refrescante – Batido de fresas y plátano

A algunos niños les cuesta comer fruta, por lo que con esta receta a la vez que se refrescan obtendrán un cañonazo de vitaminas y fibras así como el calcio de la leche.

Ingredientes:

  • 150 g de fresas
  • 1 plátano
  • 50 g de azúcar (o edulcorante)
  • 200 g de leche
  • 3 cubitos de hielo

Preparación:

Lava muy bien las fresas, elimina las hojas verdes y trocéalas. Pela el plátano y trocéalo.

En un recipiente, vierte las fresas, el plátano, la leche y el azúcar y bate bien. En otro recipiente tritura el hielo hasta que quede granizado. Mezcla el hielo triturado con el resto de ingredientes. ¡Y listo para tomar!

Si ha quedado muy espeso, añade un poco más de leche hasta alcanzar la textura deseada.

Esta misma receta puede hacerse utilizando otros frutos del bosque como arándanos, frambuesas o moras.

Asimismo se puede sustituir la leche por 2 yogures naturales o por 1 bote pequeño de leche evaporada.

Las Perseidas 2 - Pequeños Planes

Plan con niños: Lluvia de estrellas – Las Perseidas

Como cada mes de Agosto, las Perseidas se dejaran ver en el cielo, por lo que es una buena ocasión para hacer un plan nocturno en familia. Conoce en qué consiste este fenómeno astronómico y cómo preparar este plan con niños.

¿Qué son Las Perseidas?

Las Perseidas son partículas de polvo que al entrar en contacto con la atmósfera se desintegran, dejando a su paso un destello de luz. Por eso parece que llueven estrellas.
Estas partículas de polvo fueron originadas por el cometa 109/Swift-Tuttle y “chocan” con nuestra atmósfera porque la Tierra cruza la órbita del cometa.

A pesar de haber otras lluvias de estrellas a lo largo del año, las Perseidas es una de las más famosas, ya que se produce en verano cuando el cielo está despejado y el tiempo acompaña para estar un rato a la intemperie.

¿Cuándo ver Las Perseidas?

Esta lluvia de estrellas cruza nuestro cielo desde el 17 de julio hasta el 24 de agosto. Sin embargo, las noches del 11, 12 y 13 de agosto son las más propicias para observar un mayor número de estrellas fugaces ya que caen con más frecuencia.

De hecho, esta lluvia de estrellas se conoce como las Lágrimas de San Lorenzo por ser los días próximos a la festividad de este Santo (10 de agosto) cuando más y mejor se ven.

¿Cómo ver las Perseidas?

Para ver estas estrellas fugaces no es necesario ningún aparato de observación como prismáticos o telescopios ya que se ven a simple vista.

Para una mejor observación, hay que localizar un lugar con poca contaminación lumínica y bien abierto para que nuestros ojos abarquen mucho cielo. Recomendamos una excursión a la playa o al monte ya que son lugares apropiados para poder ver bien las estrellas.

Yendo con niños, recuerda llevar algo de abrigo, agua y algún tentempié para mantenerles distraídos y, sobretodo, toneladas de paciencia pues no pararán de preguntar dónde están las estrellas.

Aprovecha la ocasión para enseñarles un poquito sobre astronomía mostrándoles la Estrella Polar y la Osa Mayor.

Ya solo queda que busques un lugar apartado de las luces de la ciudad y prepárate para ver este espectáculo astronómico con los peques de la casa… ¡Y no olvides pedir un deseo por cada estrella fugaz que veas!

Manualidades de verano para niños

¿Aburridos en casa porque es mediodía y hay que resguardarse del sol? Para esas horas de más calor, os proponemos estas sencillas manualidades de verano con las que los niños se divertirán y así evitaremos que vean tanto la televisión.

Manualidades de verano – ANimales ACUÁTICOS con platos de cartón

Utilizando platos de cartón y pintura acrílica o témpera, los niños pueden crear sus propios animales acuáticos: ballenas, peces, cangrejos… Hay un sinfín de posibilidades recortando, pegando y coloreando los platos… ¡incluso pueden inventar especies imaginarias!

Para hacer los animales más divertidos, pueden pegarse distintos elementos o materiales como ojitos, gomets, tapones o trocitos de tela.

Manualidades de verano – Tortugas con botellas de plástico

En verano tiramos a la basura muchas botellas de plástico porque bebemos mucho líquido, así que os proponemos reciclarlas haciendo estas manualidades de verano.

Sobre un trozo de Goma EVA dibuja la silueta de una tortuga (puedes tomar algún ejemplo de internet) y recórtala. Decora al gusto con rotuladores o pintura acrílica/témpera.

En paralelo, recorta con mucho cuidado el fondo de una botella de plástico y decóralo al gusto. Ten en cuenta que si decoras la botella (el caparazón de la tortuga) no se verá la decoración del “cuerpo”.

Una vez que cuerpo y caparazón están decorados, pega ambas partes con silicona líquida. Para ello únelas y recorre con la silicona todo el borde de la botella sellando bien y no dejando ningún hueco entre botella y Goma EVA.

Cuando la silicona ya está seca, estas tortugas se pueden meter en el agua… ¡flotan!

Precaución: si se ha usado pintura acrílica o témpera, al meter la tortuga al agua puede desteñir.

Manualidades de verano – Abanicos de papel

Para paliar el calor del verano, ¿qué mejor idea que crear tus propios abanicos como manualidades de verano?

Pega con celo transparente dos folios por la parte ancha, bien folios de colores o en blanco, así tendras un “lienzo” alargado. Dibuja por delante o por ambos lados aquello que más te guste con colores vistosos (utiliza lápices de colores o ceras. Pueden ser dibujos repetitivos como flores o nubes, o un dibujo completo como un bosque, una carita, etc.

Con el dibujo acabado, dobla todo el papel como un acordeón, doblez hacia dentro y doblez hacia afuera. Cada doblez de un dedo de ancho aproximadamente.

Cuando ya está todo doblado, por la parte de abajo, pega un palo de helado por ambos lados del papel cubriendo unos 4-5 centímetros. Una vez seco el pegamento, cubre con una cuerda o lazo la parte del palo pegada al papel para que ambos palos no se separen.

Abre el acordeón de papel por el lado sin palos de helado y así podrás ver tu dibujo y abanicarte presumiendo de tu manualidades de verano.