Origami – Planes en casa

Esta semana los amigos del Arboreto Luis Ceballos nos proponían en sus redes hacer animales de Origami, y como ahora tenemos tanto tiempo con el confinamiento domiciliario de toda la población, nos hemos puesto manos a la obra. Tanto es así que como nos descuidemos, ¡montamos un zoológico en papel!

Aquí os contamos un poquito sobre el Origami y os damos recursos para que podáis practicarlo en casa.

EL ARTE DEL ORIGAMI

El Origami o Papiroflexia es el arte que consiste en hacer figuras de formas variedades mediante pliegues y sin utilizar ni papel ni pegamento. Partiendo de un trozo de papel (principalmente de un cuadrado) se pueden llegar a obtener figuras más o menos complejas.

¿Quién no ha hecho un barquito de papel? ¿Quién no ha echado a volar un avión de papel? Los barcos, los aviones, las pajaritas o las ranas saltarinas son las figuras de Origami más comunes y con las que más nos familiarizamos, pero el Origami va mucho más allá y se llegan a obtener verdaderas obras de arte en papel. Algunas pueden ser abstractas mientras otras representan elementos de la vida real como animales, plantas o objetos de nuestra vida cotidiana.

El Origami tiene su origen en Asia y es en Japón donde realmente es una tradición. Tanto es así que hay famosos maestros, los cuales también han incorporado a este arte las matemáticas, la informática y una calidad especial para el papel.

Además de ser un arte y un bonito pasatiempo, practicar Origami tiene muchos beneficios para pequeños y grandes:

  • mejora la psicomotricidad fina y la destreza manual
  • favorece la concentración y la paciencia,
  • incrementa la capacidad espacial y desarrolla la imaginación
  • aumenta la autoestima pues suponen un reto
  • enseñan autocontrol
hacer ORIGAMI EN CASA

Para hacer papiroflexia japonesa se recomienda utilizar el papel washi, un papel especial de textura muy fina. Sin embargo, podemos hacer Origami con los folios que tenemos en casa. Es posible que no nos queden unas figuras tan finas como a los expertos de este arte o que nos cueste un poco más hacer los pliegues, pero lo importante es pasarlo bien.

A pesar de tener en casa papel washi (nos la regaló una amiga que viajó a Japón), son tan bonitos que nos ha dado pena estropearlos y hemos usado los folios de colores que teníamos en casa. Tan sólo hay que recordarlos haciendo un cuadrado perfecto ¡y listo!

No es necesario más material que el papel. Si bien es cierto, al no utilizar el papel especial de Origami, es posible que tengáis que utilizar un poquito de pegamento para que la figura se mantenga en el tiempo. Sshhhh, nosotros hemos puesto un poquito en alguna figura, ¡no se lo digáis a nadie!

Para encontrar figuras chulas, Internet es el recurso infinito poniendo en el buscador origami. Sin embargo nosotros os recomendamos la página Origami Club ya que, aparte de tener una gran variedad de figuras y tenerlas clasificadas por tipologías y dificultad (se categoriza con estrellitas), cada figura cuenta con diagramas, animaciones y videos para su ejecución.

Os mostramos algunos de los animales que hemos hecho… ¿No están mal verdad? ¿Qué, os animáis vosotros?

¿Conocéis la historia de la Grulla de Origami? Aquí os la dejamos:

 

Yo me quedo en casa… con niños

Nos toca una temporada en casa… Las rutas, los planes en lugares cerrados y las quedadas con amigos se restringen por el bien de todos. Asi que, para hacer la situación un poco más llevadera, recopilamos algunas de nuestras actividades caseras para niños y en familia.

NOTA: Dado que no podemos ir a la tienda a comprar, tendremos que buscar alternativas a algunos de los materiales.

PREPARA TU PROPIA PLASTILINA

Con unos cuantos ingredientes básicos pueden crear tu propia plastilina. No sólo os divertiréis siguiendo la receta sino que podréis jugar con ella después.

EL CIRCO EN CASA

Si no vamos al circo, ¡el circo viene a casa! Fabrica zancos, cariocas, bolas de malabares y kendamas a tu gusto y compite a ver quién es el más ágil de la casa.

CREA-CUENTOS

Y si dejamos volar nuestra imaginación e inventamos historias? Aquí tenemos algunos instrumentos para crear cuentos.

FABRICA TUS PERSONAJES

¿Hacemos la historia realidad? Para interpretar los cuentos creados, nada mejor que hacerlo con unas marionetas. ¡Tu casa puede ser el mejor escenario!

EXPERIMENTOS CIENTIFICOS

Transforma tu casa en un laboratorio… Con pocos ingredientes la magia de la ciencia deja alucinados a grandes y pequeños con estos experimentos científicos.

¡COCINERO, COCINERO…!

La cocina también es lugar para niños. Aquí incluimos algunas de nuestras recetas…

Esperamos que estos días en casa los paséis lo mejor posible. Es por vuestra seguridad y nuestra seguridad. Aprovechamos y damos las gracias a todos los que estos días están trabajando para ayudar a los demás. ¡Ánimo!

Panticosa, destino para familias

Panticosa, a unos 450 km de Madrid, es un destino perfecto para una escapada familiar y no sólo por su famosa estación de esquí. Su situación, en pleno Valle del Tena, en el Pirineo Oscense, ofrece multitud de actividades para todas las edades. ¡Te lo contamos!

Panticosa, destino de nieve

La Estación de Panticosa es una de las más familiares del territorio nacional. Y esto se nota nada más tomar la telecabina que lleva a las pistas, ya que el público mayoritario son familias con niños. Otro de los aspectos que la hacen recomendable para familias es su tamaño. Sus 41 pistas, de dificulta media y baja en su mayoría, la hacen muy abarcable. Asimismo el ritmo de los esquiadores es tranquilo por lo que favorece el tránsito de aquellos que van con niños y/o no son expertos en estos deportes de montaña y/o quieren descender las pistas con tranquilidad y sin sobresaltos.

Es cierto que si en la familia estáis hechos unos «PRO» u os gustan pistas más complicadas, Panticosa se puede quedar pequeña. Lo bueno es que a no más de 10km se encuentra Formigal, una estación mucho más extensa, dinámica y con pistas de dificultad mayor.

La propuesta de Panticosa es fomentar el contacto con la nieve desde muy pequeños. Tanto es así que cuenta con una guardería a pie de pista, donde los niños pueden jugar con la nieve e incluso hacer sus primeros pinitos con las tablas.

También es interesante para las familias la zona de Petrosos Park (casi de visita obligada) Se trata de un espacio destinado a los niños donde pueden descender en trineo, deslizarse por la nieve con un donuts gigante o dar un paseo con raquetas de nieve.

Panticosa es una de las mejores propuestas para una escapada a la nieve en familia, tanto si ya sabes practicar esquí o snowboard, como si no,  ya que cuenta con escuela para niños y adultos. Las clases se pueden contratar a pie de pista, pero si visitáis Panticosa en días señalados, mejor hacerlo on-line.

Panticosa, más que nieve

Sin duda Panticosa es destino de nieve, pero ofrece muchas otras actividades de ocio familiar e incluso para cualquier época del año.

La naturaleza y el entorno del Valle del Tena bien merece ser descubierto a través de la gran propuesta de rutas a pie o en bicicleta de corto, medio y largo recorrido. Y por si fuera poco, a pocos kilómetros de Panticosa se encuentra el Parque Natural de Ordesa y Monte Perdido, otro espectáculo de naturaleza… pero esa es otra historia que contaremos en otra ocasión.

Lacuniacha es una de las visitas de éxito asegurado. Se trata de parque faunístico perfectamente integrado en la naturaleza, donde los animales viven en libertad y rodeados de un paisaje inigualable. Los niños disfrutarán de los lindo entre ciervos, renos, cabras montesas, jabalíes y otra fauna autóctona.

Y si prefieres recorrer el Valle del Tena de una forma menos activa, el Tren Turístico del Valle del Tena es una gran opción. De junio a octubre este tren está en funcionamiento y hace su recorrido por pistas forestales visitando los rincones más destacables del valle. Dado que es un tren abierto, recomendamos llevar algo de abrigo.

Callejear entre las casas de piedra y tejados de pizarra de los pueblos del Valle del Tena tiene un encanto muy especial. Sallent de Gállego, Lanuza, Tramacastilla de Tena, Hoz de Jaca (y un largo etcétera) tienen preciosos rincones, puentes de piedra, iglesias e incluso miradores que permiten disfrutar de las preciosas vistas que los rodean. Y no olvidemos la gastronomía… ¡espectacular!

Aprovechando la visita a Hoz de Jaca, no hay que desaprovechar la oportunidad de cruzar el Embalse de Búbal desde las alturas. Desde este pequeño pueblo al otro lado del embalse sale la Tirolina del Valle del Tena de casi 1 km de longitud y a casi 1300 metros de altitud. Una gran experiencia para los amantes de las emociones fuertes.

Y para relajarse de tanta actividad, siempre viene bien un circuito en el Balneario de Panticosa. Este Balneario permite la entrada a niños acompañados de adultos, por ello cuenta con una zona reservada para ellos con cascadas y tobogán. Los niños no pueden acceder a la zona de adultos y a la piscina exterior, sólo en determinados horarios.

También es un buen plan, incluso tras una jornada de esquí, relajarse en las instalaciones municipales de Panticosa full equipped, con piscina climatizada, jacuzzi, baño turco, gimnasio, rocódromo y pistas para deportes en equipo.

Si queréis conocer más sobre la zona, os invitamos a que visitéis CuentoGuía Valle del Tena, todos unos expertos en el Valle del Tena y en actividades para toda la familia.