Juegos para niños con pasta de modelar

A los niños les encanta jugar con la pasta de modelar pues es muy divertido estrujarla y hacer figuras con ella. Además es un material muy utilizado en educación ya que favorece la motricidad fina, fortalece las manos y fomenta la creatividad y concentración.

La plastilina es la pasta de modelar más utilizada pero no permite la mezcla de colores ni el endurecimiento de las figuras es por eso que si queremos inmortalizar las creaciones de los pequeños (y mayores) es mejor usar pasta de modelar que se endurezca con el tiempo o con el calor.

Una de las marcas de plastilina para horno o arcilla polimérica es el FIMO que puede encontrarse fácilmente en el mercado (tiendas de manualidades, papelerías y bazares). Existen infinidad de colores, efectos y durezas así como la posibilidad de utilizar el microondas para el endurecimiento o incluso a temperatura ambiente.

Otra marca similar más destinada a niños y que se vende en jugueterías es PATAREV que se seca a temperatura ambiente.

En Pequeños Planes solemos utilizar FIMO Soft que es blandita para los niños y que de enduce a los 30 minutos de horno a 130°C. Aunque no es tóxico siempre es recomendable que el FIMO se utilice con la presencia de un adulto y por supuesto, mantened a los niños lejos del horno y de las figuras recién endurecidas para evitar quemaduras

Una vez que ya conocemos la pasta de modelar al horno, ¿qué os parece el plan para niños de jugar con la pasta de modelar para hacer otros juegos?

Hoy os proponemos 2 juegos:

  • Tres en raya:

Para preparar este juego, solo vamos a necesitar la pasta de modelar para las fichas y Goma EVA para el tablero.

Nuestras propuesta incluye pingüinos y ballenas pero podéis crear vuestras fichas como queráis…más elaboradas o sencillas en función de vuestra destreza o imaginación.

  • Vamos de pesca:

Para este juego se necesitan más materiales aparte de la pasta de modelar: imanes, un palillo chino, pegamento y cuerda o trapillo.

A los peces ya endurecidos les pagaremos imanes al igual que a uno de los extremos de la cuerda. Mucho cuidado, los imanes de los peces deben pegarse de tal forma que se atraigan con el imán unido a la cuerda.

El otro extremo de la cuerda (sin imán) lo pegaremos al palillo chino para terminar la caña de pescar.

De esta forma ya tendremos los peces y la caña, por lo que podremos jugar a pescarlos uniendo los imanes.

¿Qué os parecen estos materiales? Como veis, podéis dar rienda suelta a vuestra imaginación y de un juego crear otro.

Algarroba, la legumbre para niños con sabor a chocolate

Ayer escuché una noticia sobre el consumo de legumbres y es que resulta que, a pesar de ser uno de los alimentos principales de la pirámide alimenticia, su consumo en España es muy escaso y más aún ahora en verano. Con el calor, pensar en unas lentejas o garbanzos da mucha pereza y más a los niños…, por lo que debemos hacer es buscar alternativas en los menús infantiles a las recetas comunes con legumbres, por ejemplo, en ensaladas de verano.

A raíz de esta noticia, me acordé de la algarroba, una legumbre con sabor a chocolate que seguro fomenta el consumo de semillas (al menos en harina), ya que raro es que a los niños (y no tan niños) no les guste el chocolate.

Las semillas de algarroba, que provienen del algarrobo, son ricas en hidratos de carbono asemejándose a los valores de los cereales, con un alto valor proteico como algunas carnes y diversos oligoelementos. Estas propiedades la hacen ser considerada como una legumbre muy nutritiva. Asimismo, son sabidas sus propiedades antiinflamatorias para los sistemas respiratorio y digestivo, siendo un buen regulador del tránsito intestinal.

En los últimos tiempos, la algarroba está siendo considerada, por algunos nutricionistas, como el sustituto al chocolate, ya que su aspecto color y textura son bastante similares. La ausencia de estimulantes, así como un 50% menos de calorías en comparación con el oro maya, ha fomentado su consumo entre los naturistas y movimientos ecológicos.

IMG_20160726_200128Es por ello que en Pequeños Planes como “adictos al chocolate” nos lanzamos a conocer a la algarroba y efectivamente, su aspecto tanto en polvo como en pasta es muy parecido al chocolate (si los pones uno junto al otro, sí se ven pequeñas diferencias), y su sabor y olor difieren un poco del chocolate. No obstante, los paladares poco chocolateros pueden llegar a creer que realmente se trata de éste último.

Dado que el chocolate nos encanta, a los niños más, y la algarroba puede ser un producto en sí mismo, sin tener que ejercer como sustituto (y si no que se lo digan a muchos cocineros de renombre que actualmente han incluido la legumbre en sus recetas de repostería), seguiremos consumiendo ambos productos y podemos experimentar en la cocina con la algarroba incluyéndola en los menús para niños, saliendo un poco de la monotonía.

Hay muchas recetas sencillas en la red y para toda la familia (flanes, bizcochos, galletas, etc.), ¡incluso para cocinar con los pequeños!, seguro que es un buen plan para hacer con niños. Si os ponéis manos a la masa, podréis encontrar la algarroba tanto en pasta (como crema con avellanas) como en polvo en herbolarios y en la zona de dietética de los grandes almacenes. También podéis encontrar harina a granel en tiendas especializadas.

¿Os atrevéis a probar? ¡¡¡Contadnos vuestra experiencia!!!

Viaje escapada con niños – Playa de Bolonia y Ciudad de Cádiz

De vacaciones por la costa del sol (Estepona – Málaga), decidimos hacer una escapada rápida a la ciudad histórica conocida como la Tacita de Plata, Cádiz.

Aunque nuestro destino estaba a menos de 2 horas en coche, planificamos una parada a medio camino para disfrutar del Caribe español, en la Playa de Bolonia.

20160721_120013pano

De camino, pasado Algeciras por la carretera de la costa N-340 y tras pasar el desvío a Tarifa, nos encontraremos un cartel a la izquierda que nos indica el camino a la playa. A partir de ese momento nos esperan 7 kilómetros de carretera “mala” como diría mi madre (carretera estrecha con curvas). Afortunadamente el trayecto está amenizado con el avistamiento de vacas, burros, caballos y toros hasta llegar frente a la playa.

Aparcar muy cerca de la playa es posible pero siempre es recomendable llegar antes de las 11 horas, ya que después comienzan las búsquedas interminables para encontrar un hueco. Normalmente hay jóvenes de la zona que te indican los huecos y a los que hay que dar “la voluntad”.

Una vez en la playa podréis disfrutar de una arena finita y blanca con kilómetros hacia un lado y otro. Al fondo a la derecha según se mira al mar, podréis visitar la duna, una lengua de arena increíble a la que se puede subir pero es recomendable para niños con buen aguante. Y si tenéis tiempo también podréis visitar gratuitamente las ruinas romanas de Baelio Claudia y una zona de barros para la piel.

La playa es perfecta para jugar y nadar con los niños, ya que tiene una gran extensión de arena cuando baja la marea y puedes andar muchos metros para adentro del agua sin que cubra. Recomendable llevar sombrilla con buena sujección, ya que suele hacer mucho viento y mucha protección solar ya que la arena es blanca.

Para comer hay varios “chinguiritos” como dice ni pequeña, así que hay donde elegir. Nosotros comimos en el Chiringuito La Duna a base de pescaito frito pues estando Cádiz es lo que toca. Para evitar largas esperas es recomendable comer tempranito, horario “guiri”, que además los niños hasta lo agradecen y así no están en la playa a las horas “malas” de sol.

20160721_142057

Después de comer y echar un ojo a los puestecillos hippies, retomamos nuestro viaje hacia Cádiz, pues nos esperaba otra horita de camino, así que buena siestecita para la pequeña de la casa.

Cuando llegamos a Cádiz lo primero que hicimos fue dejar el coche cerca del apartamento que habíamos alquilado y así olvidarnos de él durante nuestra toda nuestra estancia pues es una ciudad para patearla. Aparcamos el coche en el parking de Santa Catalina que son 14,40€ todo el día (en comparación con Madrid, ¡toda una ganga!).

En Cádiz hay multitud de opciones para alojars,e pero nosotros preferimos alquilar un apartamento a un hotel, pues hay mas espacio y dispones de las mismas comodidades que en casa (lavadora, cocina, etc.). Nuestro apartamento, cómodo y acogedor, fue el  Blue Soul de la Casa de la Alameda, a tan sólo dos calles de la Playa de la Caleta, localizado estratégicamente en pleno Barrio de la Viña . Desde aquí saludamos a Víctor y Carmen por su buena acogida y recomendaciones sobre la ciudad.

 Una vez instalados, nos preparamos para visitar la ciudad, armados con el plano, agua y varios tentempiés para la merienda.

 Cádiz es una ciudad muy abarcable a pie, con muchas zonas peatonales, pero hay que destacar que está completamente adoquinada por lo que dificulta el uso del carrito. No es imposible usarlo (de hecho nosotros lo hicimos con uno de ruedas pequeñas), pero hay que armarse de paciencia y ejercitar bien los bíceps.

Desde el apartamento, nuestro primer destino fue el Parque Genovés, un jardín botánico gratuito con cascada, cueva  y dinosaurios incluidos. A nuestra niña le encantó, no paramos de hacer fotos a las flores y correr por los “laberintos” entre los arbustos.

 Siguiendo la costa, llegamos al Parque de la Alameda con árboles milenarios que impresionan y pescadores de urta que charlan con los niños que curiosean en los cubos de agua para ver la faena del día.

20160721_191147Una vez recorrido el parque nos adentramos hacia el centro de la ciudad para ver la Plaza de la Mina y la Plaza de San Antonio. De esta última plaza sale una calle muy bonita y peatonal que es la calle Ancha con varias tiendas para hacer shopping y recorriéndola un poco más, llegamos a la la Plaza Topete, para luego llegar a la Catedral de Santa Cruz. Escuchar el toque de las campanas sorprenderá a los pequeños que podrán correr libremente por la plaza, ya que es peatonal y jugaran a subir y bajar los escalones.  Justo a la izquierda de la Catedral está el Arco de la Rosa que atravesaremos  para callejear por el Barrio del Pópulo, el más antiguo de Cádiz.

 Volviendo a la Catedral, nos dirijiremos hacia la Plaza de las Flores para ver el Edificio de Correos y el Mercado Central con sus exposiciones de pintura en el exterior. Aquí se puede tomar un pescaito frito o alguna tapita.

 En funcion del tiempo disponible y del aguante de los niños, podreis ir a cenar o continuar callejeando previo paso por el campo del Sur para ver la Catedral y la “Habana de Cadiz“.

20160721_194422

En nuestro caso, el hambre hacia mella así que fuimos a cenar a la Plaza del Tío de la Tiza al Bar Pájaro Tinto (Taberna “El Tío de la Tiza”) donde tomamos unas raciones espectaculares y típicas de la zona (huevas fritas, tortillitas de camarones, chicharrones, etc.). Lo bueno de este restaurante, aparte de lo pintoresco de la plaza y la buena comida,  es que está junto a otra plaza con un parque infantil muy grande que simula el Gran Teatro Falla donde los niños podrán jugar a sus anchas.

20160721_205713

Después de cenar, fuimos a ver la puesta de sol entre el Castillo de San Sebastián y el Castillo de Santa Catalina en la Playa de la Caleta… y allí despedimos nuestro día de playa y visita cultural.

20160721_220339

 Al día siguiente y con las pilas cargadas, desayunamos en el Bar El Periquito cercano al apartamento, donde los molletes y los churros recién hechos estaban de vicio.

 De nuevo pasamos por la Playa de la Caleta para dirigirnos hacia el Castillo de San Sebastián para lo cual cruzamos el Arco de la Caleta y “caminamos” sobre el atlántico hasta llegar al castillo y el faro.

20160722_110118

De nuevo en tierra, decidimos dirigirnos a la Torre Tavira pasando por el Gran Teatro Falla, sede del carnaval gaditanoy la Plaza san Felipe Neri. Al llegar a la Torre y mirar hacia arriba nos dio un poco de vértigo pensar en subir los 158 escalones con la niña, pues el ascensor, de momento, es sólo un proyecto en el que se está trabajando. Lástima no visitar Cádiz desde los aires y en 360 grados ni la cámara oscura que tanto nos han recomendado.

Después de seguir callejeando, el calor y el hambre empezaban a notarse por lo que decidimos dar un paseo en catamarán hasta llegar al Puerto de Santa María pues por menos de 3€ por pasajero y trayecto das un paseo de 30 minutos por la Bahía de Cadiz. Cuál fue nuestra sorpresa al ver los horarios del catamarán y ver que a mediodía no habia salida hacia el Puerto… lo que nos enseñó una cosa, ¡hay que comprobar los horarios con antelación!

Dado que ya era casi la hora de comer y la pequeña empezaba a cansarse, decidimos regresar a nuestro cuartel de Estepona, sin olvidar que queda pendiente para la próxima visita a la Tacita de Plata, la subida a la Torre Tavira y el paseo en barco por la Bahía de Cádiz y es que dicen, y es cierto, que Cádiz enamora.

Juego – Ludo Logic

Para los 4 años de la pequeña de la casa, nos regalaron Ludo Logic y ¡fue todo un acierto!

Arriba, abajo, delante, detrás, derecha o izquierda serán algunos de los conceptos que los niños podrán aprender y practicar con este juego de Djeco.

Ludo Logic está orientado para niños a partir de 4 años y consiste en la reproducción de las imágenes mediante la superposición de laminas transparentes.

Cada lamina contiene uno o varios animales u objetos por lo que para poder reproducir la imagen-modelo, el niño deberá escoger las láminas adecuadas y deberá colocarlas en el soporte de madera en el orden correspondiente.

20160607_211137

La combinación de láminas transparentes también permite la creación de nuevos diseños no incluidos en las imágenes-modelo del juego.

Ludo Logic es un juego muy completo, siendo utilizado en pedagogía, ya que favorece las siguientes destrezas:

  • la orientación espacial
  • la identificación de objetos,
  • el pensamiento lógico,
  • la planificación
  • la creatividad
  • la psicomotricidad fin

Es muy divertido crear nuevas imágenes incluso algunas posibles como la de un león dentro de una casa.

El mismo tipo de juego lo podemos encontrar en otras marcas como el Natural Ludo de Imaginarium.

El juego lo podréis encontrar en Dideco, Jugaia, Amazon  y otras jugueterías especializadas.

Cine con niños – Buscando a Dory

Hemos “buscado” a Nemo tantas veces que perdimos la cuenta cuantas veces hemos visto la película y es que les encanta a los más pequeños… por sus personajes entrañables, por los gráficos y colores de los animales y los fondos marinos y por la moraleja que contiene como buena película de Disney.

Es por eso que se nos hizo larga la espera del estreno de la segunda parte “Buscando a Dory“.

Por fin fuimos a verla la semana pasada y la película del binomio Disney-Pixar cumplió con las expectativas: nuevos personajes, bien representados conforme a su naturaleza, una historia que te mantiene entretenido y golpes de humor muy buenos y divertidos.

La película comienza con un día de colegio de Nemo siendo Dory la ayudante del maestro Raya que empieza a hablar de la vuelta a casa de los peces con la migración. Es en este momento que Dory se da cuenta que no sabe nada de sus orígenes y empieza a tener pequeños recuerdos por lo que decide ir a buscar a sus padres.

En un principio Nemo y Marlin la acompañan pero tras un incidente con un calamar gigante, el trio se separa y Dory termina en un Instituto de Vida Marina donde conoce a nuevos compañeros de aventuras, principalmente el pulpo Hank, la beluga Bailey y el Tiburón Ballena Destiny.

Gracias a sus nuevos amigos, Dory irá recordando y poco a poco se acercará a su familia, no sin pasar por miles de peripecias por el camino y recorriendo las distintas zonas del Instituto.

Por su parte, Nemo y Marlin también tendrán dificultades para encontrar a su amiga Dory pero harán imposibles para poder volver a su lado incluso ponen su vida en peligro.

Desde Pequeños Planes recomendamos 100% esta película que no dejará indiferentes ni a niños ni a adultos…y papás, ¡preparaos para verla mil veces cuando llegue a la televisión de casa!

Ruta con niños – Playa de Peyrefitte y Sendero Submarino (Banyuls – Sur de Francia)

Siguiendo la costa y entre los viñedos que unen los pueblos de Cerbère y Banyuls en Francia, cerca de la frontera este con España, encontramos esta ruta de dificultad media-baja para hacer con niños, que ofrece unas espléndidas vistas al mar Mediterraneo y los acantilados en plena Reserva Marina Natural.

Se trata de una ruta corta, tanto en distancia (2 kilómetros) como en tiempo (1 hora), pero con un desnivel muy pronunciado y pocas zonas de sombra por lo que está recomendada para niños a partir de 4-5 años y acostumbrados a caminar.

Para llegar al punto de partida, debemos tomar la carretera de la Costa Bermeja D-914 hasta llegar al Cabo Rederis, en cuya entrada encontramos una pequeña tienda de vinos llamada Cave Tambour. Junto a la tienda podremos aparcar el coche y prepararnos para comenzar nuestra ruta. Si la hacéis en verano, recordar llevar agua, crema solar y gorra para los niños pues hay pocas zonas de sombra.

20160708_025842

Vista desde el comienzo de la ruta

 

Siguiendo el sendero de tierra hacia la derecha según se mira al mar, llegaremos a un mirador con un panel informativo sobre el Cabo Rederis y el sendero litoral desde el que se podrá divisar las playas de Banyuls y los distintos cabos de la zona.

20160708_030346

Mirador con información sobre el Cabo Rederis

 

Tras el mirador, empezaremos a bajar por un camino con piedras sueltas hasta llegar a un pequeño puente de madera. A partir de este momento, el sendero comienza a subir con pequeños escalones de madera o de piedras.

Al coronar la subida, atravesaremos un puente de madera con unas magníficas vistas al mar desde el cual empezaremos a bajar. Al poco de dejar el puente, veremos al fondo la Playa de Peyrefitte, nuestro destino final.

20160708_032604 buena

Puente de madera

 

La bajada hacia la playa es complicada ya que es muy estrecha y con escalones de piedra, por lo que hay que tener cuidado con los resbalones de los niños. Al final de la baja, nos encontraremos con el cartel que nos indica el kilómetro y medio de nuestra ruta.

20160708_034311 bueno

Cartel informativo sobre las distancias de la ruta

20160708_034450 bueno

Sendero submarino visto desde la playa

Esta excursión con niños no sólo es atractiva en sí misma, sino que además la llegada a la playa tiene una recompensa, poder disfrutar del Sendero Submarino que la Reserva Marina Natural de Cerbère-Banyuls tiene en Peyrefitte.

Con tan sólo una máscara, un tubo y unas aletas de buceo podremos explorar, junto a los más pequeños, la belleza de los fondos rocosos y la riqueza de flora y fauna del lugar. El sendero marino tiene una longitud de 250 metros con 5 paneles informativos sumergidos y señalizados con bollas. Junto al sendero existe un punto de recepción donde poder obtener información así como para poder alquilar el equipo básico de buceo.

20160708_034525 buena

Punto de información sobre el sendero submarino

 Datos generales de la ruta:

  • Distancia: 2 kilómetros (4 km ida y vuelta)
  • Tipo de ruta: Lineal
  • Dificultad: Media
  • Tiempo: 1 hora (2 horas ida y vuelta)
  • Servicios:
    • Comienzo:
      • Bar Cave Tambour
    • En la Playa de Peyrefitte:
      • Baños
      • Bar-Restaurante
      • Punto de información
      • Alquiler equipo básico de buceo
      • Alquiler de kayak (Vermeille Kayak de Mer)
  • Niños: Si (a partir de 4-5 años)
  • Carrito: No

 Datos del sendero submarino:

  • Apertura: de 1 de julio a 31 de agosto
  • Presencia de vigilancia: de 10h a 18h durante la temporada

Libro infantil – Rescate animal

IMG_20160704_091417

Jaulas, acuarios y parques zoológicos son los lugares en los que los niños conocen a los animales, pero esos no son sus entornos naturales.

Con Rescate Animal y a través de transparencias, los niños rescatarán a osos, cocodrilos, perros, zorros y otros animales para devolverles a su hábitat.

Gracias a este libro los niños conocerán el origen de los animales y aprenderán a respetarlos.

  • Titulo: Rescate animal
  • Editorial: Editorial Juventud
  • Autor: Patrick George
  • Edad: A partir de 3 años

Tutorial básico sobre Hama Beads

Hace tiempo que en Pequeños Planes hacemos manualidades con Hama Beads pero dado que aun nos preguntan qué son, hemos decidido compartir este post introductorio. Pronto entendereis porqué nos encantan…se pueden crear diferentes imágenes dándoles la forma y el tamaño que queramos e incluso se pueden hacer objetos en 3D y demás fomenta la creatividad y mejora la psicomotricidad fina de los pequeños

Que son:

Los Hama Beads son unas pequeñas cuentas de plástico de colores, como mini-tubitos, que al aplicarles calor se funden entre si dando como resultado bonitas imágenes y objetos. Se pueden comprar en las tiendas de juguetes (como www.dideco.es y www.juguettos.com), grandes almacenes, tiendas de manualidades, páginas web especilizadas (como www.tiendadehamabeads.com o www.hamabeads.es) o incluso en los bazares.

Existen varias marcas y pueden comprarse por colores (para los mas avanzados en la técnica) o en un mix (recomendado para los que se inician).  También es importante remarcar que existen 3 tamaños diferentes:

  • maxi de 10mm de diámetro para los niños de 3 a 5 años.
  • midi de 5mm de diámetro para niños a partir de los 5 años.
  • mini de 2.5mm de diametro para niños a partir de 10 años.

 

Para los más pequeños, podemos usar el juego MAXI STICKS ideado para la motricidad.

Materiales:

IMG_20160708_181005Para trabajar con ellos, necesitaremos placas de plástico. Existen varias formas (cuadrado, círculo, estrella, corazón, etc) y tamaños. Si el trabajo que se va a realizar es muy grande, se recomiendan placas interconectables.

También es necesario papel de horno, el que usamos en la cocina, y  una plancha para aplicar calor al diseño y poder fundir las cuentas entre sí. Para los niños mayores y adultos, opcionalmente se pueden utilizar pinzas para colocar los Hama Beads en las placas.

Como se usan:

IMG_20160708_181122Una vez con todos los materiales, tan sólo nos queda elegir el diseño y empezar a colocar los Hama Beads en la placa según el patrón elegido.

Una vez terminado el dibujo, cuidadosamente colocaremos encima el papel de horno y aplicaremos calor con la plancha (a temperatura media-alta).

Cuando el papel y el plástico comiencen a pegarse y de forma homogénea en todo el dibujo, levantaremos el papel para darle la vuelta al diseño.

Si queremos darle mucha consistencia al trabajo realizado, podemos planchar por ambos lados y presionar con la plancha para que el fundido sea mayor.

Si el trabajo es grande, recomendamos ponerlo entre libros mientras está caliente para que no se curve.

Os dejamos unos ejemplos de nuestros trabajos y que están decorando la habitación de la pequeña de la casa.

IMG_20160708_164742

¿Os animáis a hacer vuestros diseños?