Manualidades – Bolas de Navidad transparentes para hacer con niños

El espíritu navideño empieza a inundar nuestras casas. No hay más que mirar a nuestro alrededor y fijarse en la decoración… belenes, coronas, luces,… Pues bien, como venimos haciendo cada año (y no podía ser de otra forma), os invitamos a que decoréis la casa con motivos caseros hechos con los niños.

En años anteriores os dimos algunas ideas para hacer originales Árboles de Navidad o Bolas de Navidad con distintos materiales. Hoy traemos unas ideas para decorar bolas de Navidad transparentes, de esas que se abren por la mitad. Son perfectas para dar rienda suelta a la creatividad y decorar el árbol de una forma diferente y muy vistosa.

Bolas de Navidad transparentes decoradas con purpurina

Decorar una bola de Navidad transparente con purpurina puede hacerse de 2 formas, con la purpurina por fuera o por dentro. Tan sólo hace falta poner cola blanca sobre la zona de la bola que queramos decorar, espolvorear la purpurina y dejar secar.

Usando un pincel, se pueden dibujar con la cola distintos motivos como rayas, círculos o puntitos, de forma que, tras echar la purpurina y secar, dejarán la bola decorada.

En esta ocasión, hemos decorado las bolas de Navidad transparentes con la purpurina por dentro ya que deja un efecto muy curioso. Además, para complicarlo un poquito más, hemos representado personajes de dibujos animados, concretamente Mickey Mouse y Mike de Monstruos, S. A. Otros personajes para hacer con la misma técnica podrían ser Minions, Olaf, Stich o Pocoyó.

Os dejamos los pasos en las fotos para que podáis hacerlas en casa.

Bolas de Navidad transparentes decoradas con ceras

Con las ceras de colores se pueden crear unas bolas de Navidad transparentes muy coloridas. En función del acabado que le queramos dar a la bola, podemos utilizar las ceras de dos formas:

  • Salpicaduras de colores: Sacamos punta a las ceras e introducimos las virutas en la bola transparente. Con un secador de pelo, aplicamos calor para que las virutas se fijen a las paredes interiores de la bola. Para que las virutas queden bien esparcidas por las paredes, es necesario agitar la bola mientras la calentamos.
  • Ondas de colores: Cortamos pequeños trocitos de cera con un cuchillo y los introducimos en la bola transparente. Con un secador de pelo, aplicamos calor y vamos girando suavemente la bola para que los trocitos de cera vayan resbalando por las paredes. Mientras se van derritiendo, se irán creando ondas de color en el interior de las paredes.

Recordad que las ceras deben ser un poco oleosas, de lo contrario no se derretirán. Y dado que se aplica calor, ¡mucho cuidado con quemarse!, recomendamos sujetar las bola con una toalla para que el aire no queme la mano.

Bolas de Navidad transparentes rellenas

Una forma muy sencilla a la par que muy vistosa de decorar el árbol con bolas de Navidad transparentes es simplemente rellenándolas con distintos elementos. Son muy diversos los materiales que podéis usar para el relleno. Por ejemplo: pompones de colores, legumbres, granos de café, cuentas de colores como Hama Beads, lentejuelas, bolitas de papel de periódico, etc.

Las bolas rellenas con los elementos anteriores quedan muy bonitas, pero aquí os dejamos unas que nos han encantado, las de nuestra amiga Judith de @naturart79 (Instagram). Están rellenas con elementos de la naturaleza como piñas, plumas o semillas que los niños pueden recoger en las salidas al campo. En estas fotos podéis apreciar lo bien que quedan. Un toque muy elegante y natural para el árbol de Navidad.

Pegando un muñeco a una bola y con un poco de nieve decorativa (o incluso sal), también podemos tener unas bolas de Navidad transparentes rellenas con un toque muy divertido.

Bolas de Navidad transparentes con foto

¿Qué os parece decorar el árbol con las fotos de la familia? Así tendréis presentes a los seres queridos durante toda la Navidad.

Para decorar las bolas transparentes con fotos, tan sólo es necesario recortar la foto haciendo un círculo del mismo tamaño que el diámetro de la bola. Para ello, utiliza uno de los lados de la bola para dibujar el contorno sobre la foto y luego recorta. Una vez recortada la foto, tan sólo queda colocarla en la bola en vertical y cerrarla. Recomendamos colocar 2 fotos por bola (enfrentadas por la parte de atrás) para que si ésta gira, no se vea la parte de detrás en blanco. También podéis espolvorear un poquito de purpurina sobre la bola antes de cerrarla para darle un poco de brillo.

Recordad que las fotos pueden dar mucho juego ya que puedes elegir las imágenes (de la familia o de algún lugar que te guste) y también puedes dar efectos a tus fotos bien con color o en blanco y negro.

 

MANUALIDADES CON NIÑOS: DECO-HALLOWEEN

Como cada Octubre, lleva el momento de preparar la casa para Halloween, la noche más embrujada del año. Y para que para los más pequeños pierdan el miedo, qué mejor manera que hacerles partícipes en la decoración de la casa. Es por ello que hoy os traemos unas manualidades Deco-Halloween para hacer con niños que dejarán vuestra casa con un toque divertido y muy, muy terrorífico.

DECO-HALLOWEEN – ARAÑAS trepadoras

Materiales:

  • Palosde helado
  • Pinturas (si los palillos son neutros) y pinceles
  • Pompones de colores
  • Lana blanca
  • Pegamento
  • Ojitos decorativos

Preparación paso a paso:

  1. Pinta 4 palos de helado del color deseado por una sola cara y deja que se sequen.
  2. Una vez la pintura está seca, colócalos en forma de asterisco y pégalos entre sí por el centro.
  3. Cuando el pegamento esté seco y ya tengas formado el asterisco de palos de helado, coge el extremo de la lana y, por detrás (lado no pintado), haz un pequeño nudo doble que rodee el centro del asterisco . Deja un poco de lana en el extremo del nudo.
  4. Con la lana, desde el centro del asterisco, ve rodeando uno a uno cada uno de los palos con una vuelta simple y pasa al siguiente.
  5. Cuando cierres el primer “círculo” con la lana, pasa al siguiente palo del asterisco pero un poco más alejado del centro y comienza un segundo “círculo”.
  6. Continúa cerrando “círculos” hasta cubrir los palos de helado. Cuanto más largos sean los palos de helado, más “círculos” de lana podrás hacer. A nosotros, como puede verse en la foto, nos han salido unos 4 o 5 “círculos”.
  7. Cuando ya tengas todos los “círculos”, haz un nudo doble final con la lana junto con el extremo del nudo inicial del centro del asterisco. Recuerda que los nudos debes hacerlos por la parte de atrás (lado no pintado) para que no se vean.
  8. Pega a un pompón 2 ojitos decorativos y luego, por el lado contrario a los nudos, pega  el pompón encima de uno de los palos de la tela de araña que has preparado.
  9. Para que parezca que son arañas trepadoras, anuda un trozo de lana a uno de los palos y cuelga el conjunto en la pared.
DECO-HALLOWEEN – SOMBRAS SINIESTRAS

Materiales:

  • Cartulina negra
  • Papel
  • Tijeras
  • Lápiz
  • Pegamento o celo
  • Palos de brocheta
  • Linterna

Preparación paso a paso:

  1. Escoge la figura terrorífica sobre la que quieras proyectar su sombra. En el siguiente enlace puedes encontrar los Moldes Halloween – Sombras Siniestras que hemos preparado nosotros, pero en internet puedes encontrar muchos otros modelos.
  2. Si eliges una de nuestras figuras, imprímela en tamaño A4 y recórtala para utilizarla de molde.
  3. Coloca la figura elegida sobre una cartulina negra y dibuja el contorno.
  4. Recorta la figura elegida en negro.
  5. Pega un palo de brocheta con pegamento o celo para que haga las veces de mango.
  6. Ahora sólo queda apagar la luz y con una linterna enfoca a la figura para que su sombra se proyecte sobre la pared… ¡verás unas sombras muy siniestras!
DECO-HALLOWEEN – MOMIAS TERRORÍFICAS

Materiales:

  • Cartulina negra
  • Papel
  • Tijeras
  • Lápiz
  • Lana blanca
  • Ojitos decorativos o papel
  • Pegamento

Preparación paso a paso:

  1.  En el siguiente enlace puedes encontrar el Molde Halloween – Momia Terrorífica que hemos preparado nosotros, pero en internet puedes encontrar muchos otros modelos.
  2. Si eliges nuestra momia, imprímela en tamaño A4 y recórtala para utilizarla de molde.
  3. Coloca el molde de la momia sobre una cartulina negra y dibuja el contorno.
  4. Recorta la momia en negro y haz cortes pequeñitos con las tijeras por todo el contorno de la figura (distancia entre cortes de 1 cm aprox.)
  5. Pega los ojos decorativos.
  6. Rodea el cuello de la momia con la lana blanca y haz un nudo doble por la parte de atrás (la que no tiene los ojos decorativos).
  7. Comienza a enrollar la lana alrededor de toda la figura de cartulina. Si la lana queda suelta, introdúcela por los cortes que has realizado, así la lana queda enganchada y no resbala por la cartulina.
  8. Cuando ya has cubierto todo el cuerpo de la momia con la lana, haz un nudo doble con el extremo del nudo inicial que está a la altura del cuello por la parte de atrás (la que no tiene los ojos decorativos).
  9. Y, ¡tachán!, tendrás una momia venida del más lejano Egipto! 🙂
DECO-HALLOWEEN – LOS PLATOS DEL TERROR

Materiales:

  • Platos desechables de papel
  • Pinturas y pinceles
  • Ojitos decorativos
  • Cartulina negra
  • Pegamento

Preparación paso a paso:

  1. Pinta un plato de papel del color del personaje de terror que quieras representar. No utilices mucha pintura para que el plato no se barquee.
  2. Cuando se seque la pintura, si el plato se ha barqueado, coloca peso sobre el plato (con libros, por ejemplo) y espera a que se quede más liso. Otra forma para evitar el abarquillamiento es darle la vuelta al plato, es decir, saca hacia delante el fondo del plato; para ello sujeta el plato por los lados con las dos manos y con los pulgares, presiona el centro del plato hasta que quede liso.
  3. Ahora ya sólo queda poner los complementos que identifican al personaje, por ejemplo:- el pelo y los tornillos del cuello de Frankenstein- las alas de los murciélagos- las hojas de la calabaza
  4. No olvides poner ojitos decorativos a los personajes, aunque es una decoración para la noche del miedo, siempre es divertido darle un toque gracioso a la Deco-Halloween.

Receta con niños – Cookies americanas

Que levante la mano a quien le gustan las cookies americanas. ¡Madre mía, qué de manos veo! Es que estas galletas son ideales para el desayuno, la merienda o un temtempié entre comidas y… ¡están deliciosas! En el mercado hay muchas marcas de cookies americanas, pero las caseras están el doble de ricas y además no tienen ni colorantes ni conservantes. Así que,  para que puedas disfrutar de unas auténticas cookies americanas “home made”, compartimos esta sencilla receta.  Aunque ésta es una receta de Thermomix, los pasos pueden realizarse perfectamente con una batidora de vaso o de mano (estilo Minipimer)

Ingredientes
  • 140 g de chocolate fondant  (blanco o negro)
  • 130 g de mantequilla
  • 100 g de azúcar blanco
  • 100 g azúcar moreno
  • 1 huevo
  • 2 cucharaditas de azúcar de vainilla
  • 180 g de harina
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • ½ cucharadita de levadura en polvo
  • 1 pellizquito de sal
PREPARACIÓN PASO A PASO – cookies americanas
  1. Pon el horno a precalentar a 180ºC. Ojo con los niños para que no se quemen.
  2. Trocea el chocolate en onzas e introdúcelo en el recipiente para batir.
  3. Tritura el chocolate 3 seg a velocidad 6 hasta que quede como pepitas de chocolate.
  4. Saca las pepitas del recipiente para batir y déjalas en un bol aparte.
  5. Mezcla la mantequilla, todo el azúcar y el huevo en el recipiente y bate todo junto durante 2 minutos a velocidad 3.
  6. Añade a la mezcla anterior la harina, el bicarbonato, la levadura y la sal y bate todo junto durante 40 segundos a velocidad 4.
  7. Agrega las pepitas de chocolate apartadas en el bol y remueve 30 segundos a velocidad 2.
  8. El resultado de los pasos anteriores es una masa pastosa salpicada de trocitos de chocolate.
  9. Forma pequeñas bolitas sin amasar del tamaño de una cuchara de sopa y colócalas sobre una bandeja de horno con papel para hornear. Si no te quieres “pringar” mucho, utiliza 2 cucharas para hacer las bolas. Distribuye las bolas sobre la bandeja bien separadas unas de otras para que no se peguen durante en horneado.
  10. Hornea a 180ºC durante 10-12 minutos dependiendo del horno. La señal perfecta de que las cookies americanas están hechas es que estén un poquito doradas.
  11. Sácalas y ponlas sobre una rejilla para que se enfríen.
  12. Y, voilà, ¡listas para comer!

Con esta receta salen bastantes galletas (unas 20-25 galletas), así que consérvalas en un bote de cristal cerrado y verás que aguantan perfectamente hasta 1 mes después de cocinadas.

Con la misma preparación pero cambiando algunos ingredientes se pueden hacer distintas variedades de cookies americanas, por ejemplo, incluyendo nueces y pasas en lugar de chocolate.

Si queréis pasar un buen rato en la cocina con los niños, aquí os dejamos algunos de los enlaces a las recetas que hemos hecho en casa:

Experimento científicos caseros para niños

“Mamá, ¿hacemos pociones? Un poquito de gel, también espuma de afeitar, una pizquita de ajo y perejil y (como no) mucha purpurina”. Y así, mezclando, mezclando, nos podemos pasar las tardes enteras… Aprovechando que a los niños les gusta la cocina química, en lugar de pociones podemos hacer experimentos científicos caseros. De esta forma, juegan a hacer ciencia y aprenden un poquito sobre conceptos de física y química. Por supuesto, la idea no es hacer una disertación científica pero sí introducir poco a poco conceptos sencillos.

Existen multitud de experimentos científicos caseros, pero hay que tener mucho cuidado al elegirlos. Entre otros, los puntos más importantes a tener en cuenta son la edad de los niños y que los productos a utilizar no sean perjudiciales.

Aquí os proponemos una serie de experimentos científicos caseros muy divertidos e inofensivos con los que los niños aprenden los “milagros” de la ciencia. Todos ellos son muy fáciles de realizar y de entender ya que son sensoriales y los resultados se detectan con la vista y el tacto.

OBRAS DE ARTE EN LECHE – PROPIEDADES DE LAS GRASAS Y TENSIÓN SUPERFICIAL

Materiales:

  • Plato hondo
  • Leche
  • Colorante alimentario líquido (no sirve colorante en pasta)
  • Jabón líquido lava-platos
  • Torunda (bastoncillo para los oídos)

Preparación:

  1. En un plato hondo vierte un poco de leche fría
  2. Echa unas gotas de colorante de distintos colores.
  3. Moja una torunda en el jabón líquido. No hace falta que esté totalmente impregnada.
  4. Posa suavemente la torunda en la leche y…
  5. ¡TACHÁN! El colorante se dispersa formando dibujos increíbles
  6. Continúa posando la torunda en distintas partes del plato
  7. Cuando ya prácticamente no hay colorante en la superficie del plato y están todos los colores mezclados, es momento de limpiar y, si quieres… ¡volver a empezar!

Fundamento científico:

La leche tiene moléculas de grasa y el jabón, que es un come-grasas, las “atrapa” corriendo tras ellas (introducir los conceptos de liposoluble e hidrosoluble del jabón puede ser un poco demasiado… 😊) . El colorante, al ser menos denso que la leche, se queda disperso sobre la superficie de la leche y por ello también sale corriendo al paso de las grasas y el jabón que recorren todo el plato en la persecución.

Por otra parte, en este experimento también se introduce la tensión superficial, que es la propiedad del agua que hace que se forme una capa invisible en su superficie que permite que algo con poco peso no se hunda (como una mosca sobre el agua). Al echar las gotas de colorante líquido, éstos se quedan en la superficie por la tensión superficial, pero al entrar el jabón en escena ésta se rompe y los colores se empiezan a mezclar con el agua.

Más diversión:

Según vayas haciendo dibujos al posar la torunda en la leche, coloca una cartulina blanca sobre la leche coloreada hasta que absorba un poco el líquido. Retira a un lado hasta que se seque… y, ¡TACHÁN! tu cuadro ya está listo para enmarcar.

LAGO DE NENÚFARES – CAPILARIDAD

Materiales:

  • Recipiente
  • Tijeras
  • Folios (mejor si son de colores)
  • Agua
  • Colorantes alimentarios (opcional)
  • Rotulador

Preparación:

  1. Coloca agua en un recipiente.
  2. Echa unas gotas de colorante azul o verde para dar el aspecto del agua de un estanque (opcional).
  3. Sobre una hoja dibuja varias flores con un rotulador y recórtalas con las tijeras
  4. Para cada flor, dobla sus pétalos hacia el centro.
  5. Coloca las flores con los pétalos doblados hacia arriba en el agua del “estanque”
  6. Poco a poco los pétalos se abrirán como si estuvieran floreciendo.

Fundamento científico:

Las moléculas que componen el papel se comportan como pequeñas pajitas (capilares) que, al absorber el agua, se hinchan y enderezan. Por ello los pétalos se van abriendo conforme los vasos capilares del papel van llenándose de agua.

Más diversión:

Coloca varios nenúfares en un extremo del recipiente… ¿cuál es el más rápido? ¿cuál llega más lejos?

¿SÓLIDO O LÍQUIDO? – FLUIDO NO NEWTONIANO

Materiales:

  • Recipiente
  • Agua
  • Maizena
  • Cuchara

Preparación:

  1. Coloca 2-3 cucharadas de Maizena en el recipiente
  2. Muy poco a poco añade agua sobre la harina y remueve suavemente
  3. Cuando la mezcla comience a verse entre sólido y líquido, comienza a presionarla con los dedos.
  4. Cuando ya está lista la mezcla, juega a ver cómo se comporta:
    1. Presiona sobre ella con las manos y verás que es sólida
    2. Cógela entre los dedos y verás que es líquida

Fundamento científico:

La materia se encuentra en estado sólido, líquido o gaseoso y puede cambiar de un estado a otro en función de unas condiciones (como el agua con la temperatura). Pero hay fluidos que se comportan de una forma u otra en función de la presión que se les aplique. Los fluidos no newtonianos son aquellos que no tienen una viscosidad constante y que se comportan como líquidos o como sólidos en función de la presión que se les aplique. En nuestro experimento se debe a que las moléculas de Maizena no atrapan del todo el agua y con la presión son capaces de expulsarla quedándose sólidas.

Más diversión:

Se puede añadir un poco de colorante al fluido no newtoniano para obtener los colores secundarios (verde, morado y naranja) a partir de los colores básicos (rojo, amarillo y azul).

ARCO IRIS – COMPOSICIÓN DE LOS COLORES

Materiales:

  • Colorantes alimentarios
  • Vasos (plástico o cristal)
  • Cuchara (opcional)
  • Agua

Preparación:

  1. Llena hasta la mitad 6 vasos con agua.
  2. Colócalos en fila
  3. En cada vaso, echa 2 gotas de colorante siguiendo este orden:
    • Vaso 1: 2 gotas de colorante azul
    • Vaso 2: 1 gota de colorante azul y 1 gota de colorante amarillo
    • Vaso 3: 2 gotas de colorante amarillo
    • Vaso 4: 1 gota de colorante amarillo y 1 gota de colorante rojo
    • Vaso 5: 2 gotas de colorante rojo
    • Vaso 6: 1 gota de colorante rojo y 1 gota de colorante azul
  4. Con una cuchara o tu propio dedo, agita el agua con los colorantes y se formarán los distintos colores del arco iris.

Fundamento científico:

Los colores primarios son aquellos que no se pueden obtener mediante la mezcla con otros por lo que son únicos. Son el rojo, amarillo y el azul. Sin embargo, estos colores, mezclándose entre ellos, pueden dar lugar a otros:

  • Los colores secundarios son los que se obtienen mezclando los primarios en partes iguales (en el experimento 1 gota de cada uno). Son el verde, el naranja y el morado.
  • Los colores intermedios son los que se obtienen mezclando los secundarios con más cantidad de primarios.
  • Los colores terciarios y cuaternarios se obtienen mezclando entre colores primarios los obtenidos con las mezclas.

Más diversión:

Coloca papel de cocina entre vaso y vaso para que el papel absorba el líquido y éste se coloree. De esta forma también se introduce el concepto de absorción y capilaridad del experimento científico casero anterior.

 

Manualidades con Niños – Cespinos

Una manualidad, un muñeco y una planta, ¿qué es? ¡Un cespino! Aquí te contamos toda la información necesaria para hacer un muñeco crece-pelo, una fácil y divertida actividad 3 en 1 para hacer con niños. ¡Comenzamos!

Materiales:

Para elaborar un cespino se necesitan los siguientes materiales y utensilios:

  • Calcetines / Medias
  • Serrín o virutas de madera
  • Semillas de alpiste
  • Material para decorar al gusto como ojitos, Goma EVA, pompones, etc.
  • Pegamento
  • Gomas de plástico (opcional)
  • Vasitos de yogur (de cristal, barro o plástico)
  • Cuenco para el serrín
  • Cuchara sopera
  • Tijeras
  • Vaso grande (a ser posible de plástico para evitar riesgo de accidentes)
Elaboración de un cespino paso a paso:
  1. Corta con unas tijeras la puntera de la media. Esta parte de la media tiene un hilado más fuerte para proteger el tejido del roce de las uñas; si no cortamos esta parte, el césped tiene dificultades para crecer y atravesar el tejido.
  2. Haz un nudo en el extremo cortado para que haga de tope y no se nos escapen las semillas y el serrín.
  3. Da la vuelta a la media, es decir, que el nudo quede por el interior del calcetín.
  4. Introduce el calcetín en el vaso de plástico de modo que el nudo quede en el fondo del vaso. Para sujetar el calcetín al vaso, “enfúndalo”  con la pernera del calcetín.
  5. Una vez el calcetín está colocado en el vaso, pon una cucharada de semillas en el fondo, así el sobrante del nudo quedará entre las semillas y no se verá.
  6. Después de las semillas, rellena el calcetín con serrín. Ayúdate de la cuchara para apretar el serrín hacia el fondo del vaso para que quede bien prensado.
  7. Aconsejamos que, para el primer cespino que hagas, saques de vez en cuando el calcetín del vaso para ver el tamaño y también para comprobar que el serrín y las semillas están bien prensados al fondo del calcetín. Si el tamaño no es el que quieres, vuelve a meterlo en el vaso y continua rellenando de serrín. Si no está bien prensado o el serrín no está al fondo junto al nudo, mete la mano en el calcetín y empuja hacia el nudo.
  8. Cuando tu cespino tenga el tamaño deseado, sácalo del vaso y haz un nudo justo donde termina el serrín, de esta forma el relleno no se saldrá y ya tendremos el cuerpo de nuestro muñeco crece-pelo.
  9. Corta el sobrante del calcetín por debajo del nudo, ni muy corto ni muy largo.
  10. Ahora toca decorar tu cespino al gusto. Utiliza cualquier tipo de material como pompones, pajitas de colores, Goma EVA, rotuladores, pegatinas… A la hora de decorar el cespino, recuerda que las semillas quedan arriba y el nudo final en la parte de abajo.
  11. Una vez terminado, sólo queda ponerlo sobre su soporte. Nosotros hemos utilizado vasitos de yogur de cristal que hemos decorado con rotuladores.
  12. Y para que el cespino tenga pelo, hay que regar la parte de las semillas diariamente y dejarlo en una zona soleada. Cuando el pelo haya crecido, podéis cortarlo, hacer coletas o decorarlo a vuestro gusto.
MÁS QUE UNA MANUALIDAD

Estos muñecos crece-pelo aparte de ser una actividad divertida conlleva una serie de beneficios para los niños:

  • Desarrollan su creatividad: Al tratarse de una manualidad que puede decorarse al gusto, los niños pueden dar rienda suelta a su imaginación fomentando así su creatividad.
  • Descubren los secretos de la naturaleza: Con el crecimiento del pelo del cespino los niños aprenden cómo se produce la germinación de las semillas y la importancia del agua para la vida.
  • Aprenden responsabilidades: Para que el cespino tenga pelo y que éste se mantenga, es necesario regarlo y mantenerlo adecuadamente. Este riego y mantenimiento es una tarea que deben hacer los niños aprendiendo así a responsabilizarse del cuidado de la planta.

Esperamos que te haya gustado esta manualidad y que pronto la pongas en práctica con los peques de la casa. Nosotros hemos hecho muuuuuchos cespinos, ¡aquí la prueba! ¿Cómo te quedó el tuyo?

MANUALIDADES CREA-CUENTOS

Como supongo que a todos los niños,  a mi hija le encantan los cuentos. Cada noche tenemos la rutina de leer uno o al menos un trocito. Al principio, le contábamos de memoria los cuentos clásicos, pero pronto se nos terminó el repertorio (más bien nuestra memoria no daba para más) así que recurrimos a librerías y bibliotecas.

Tanto le gustan los cuentos que decidimos apuntarnos a un taller de cuentacuentos y fue allí donde aprendimos la importancia de leer cuentos a los niños. Entre otros, los cuentos fomentan su creatividad y también les ayudan a identificarse con los personajes, a empatizar, a aprender vocabulario favoreciendo también la escucha y mejorando la concentración.

Todos los libros tienen un encanto especial (y mas los infantiles que son una preciosidad) pero los cuentos también pueden ser inventados. Aunque los niños tienen una imaginación desbordante, a veces es necesario (incluso divertido por las historias locas que se crean) tener una “ayudita”. Así que a continuación compartimos una serie de recursos crea-cuentos para inventarlos con y para vuestros hijos. Además si colaboran con vosotros en preparar estos recursos también reforzareis la lectura y la escritura (en la fotos que mostramos veréis que la peque de la casa está haciendo sus primeros pinitos).

Crea-cuentos con cubos de cartulina

En Piccoli Centro Infantil aprendimos este vistoso recurso para inventar cuentos. ¿Cómo hacerlo? Muy sencillo. Sobre una cartulina del color deseado se dibuja o imprime el molde de un cubo (se puede usar cualquiera de internet, como referencia éste es el modelo que usamos nosotros). Después se dobla la cartulina por las líneas discontinuas y se unen con pegamento las pequeñas solapas. Paralelamente, se imprimen varios dibujos para colorear. En hay miles de dibujos, así que hay que escoger temas variados que incluyan personajes, lugares, objetos, etc. Antes de imprimir las imágenes para que luego los peques las coloreen, se debe tener en cuenta el tamaño de las mismas pues tienen que entrar en las caras del cubo. En nuestro caso, nos entraron imágenes de 5cm x 5cm. Una vez coloreados, se pega un dibujo en cada lado del cubo y, ¡voilà! el crea-cuentos ya está preparado.

Usarlo también es muy fácil. Se puede empezar a contar un cuento y lanzar el cubo a modo de dado para incorporar variaciones al juego. O también se puede empezar el cuento desde cero lanzando el dado y poco a poco incorporar los elementos del cubo a la historia. Se puede utilizar un cubo o varios para que sea más divertido.

Crea-cuentos con palitos de helado

Este crea-cuentos consiste en inventar una historia utilizando los elementos que están escritos en los palitos de helado (o los palitos de los pediatras). El color del palo representa un elemento de la historia. En nuestro crea-cuentos, los objetos son de color azul, los lugares de color verde y los personajes de color rojo. De modo que cada historia combina al azar 3 palos: uno rojo, uno verde y uno azul.

La combinación que tenemos en la foto (donde sólo hemos incluimos unos cuantos de nuestras decenas de palitos) es: “duende”, “río” y “puré”. La historia podría ser: “Érase una vez un duende que caminando por el bosque llegó a un río de pure de calabacín donde…” y el resto lo dejamos a vuestra imaginación.

Como veis, este crea-cuentos es muy fácil de hacer. Tan sólo hay que escribir sobre los palos de helado. Estos palitos se pueden comprar en las tiendas de manualidades o en bazares. Existen algunos que ya vienen coloreados, pero nosotros los compramos en color neutro para pintarlos de los colores deseados.

 Crea-cuentos con ruletas de cartulina

Este crea-cuentos consiste en  inventar una historia utilizando un elemento de cada círculo, los cuales se combinan al azar mediante el giro de cada uno, siendo en nuestro crea-cuento los objetos en azul, los protagonistas en rojo, los verbos en amarillo y los lugares en verde.

Para hacer este crea-cuentos se necesitan cartulinas de 4 colores distintos, un compás y un encuadernador pequeño. Para los que no sepáis dónde tenéis guardado el compás, podéis utilizar cacerolas, cuencos de cereales y vasos (como fue nuestro caso :)).

Antes de empezar a escribir los elementos del cuento en cada círculo, es necesario unir todos entre sí y dejarlos ordenador de menor a mayor. Para ello hay que hacer un pequeño agujero en el centro de cada círculo por el cual se introduce el encuadernador.

Una vez unidos, se dibujan líneas que pasan por el punto central de los círculos. Para que todos las casillas tengan más o menos el mismo tamaño, recomendamos que dibujéis las líneas como si estuvierais cortando una pizza, es decir, primero se dibujan las lineas perpendiculares que cortan en cuatro los círculos y luego se va dividiendo cada cuarto en partes iguales.

Con los círculos unidos y divididos en “porciones”, ya sólo queda escribir en cada casilla los elementos que formarán parte de las distintas historias que pueden inventar.

A modo de ejemplo y utilizando la imagen superior tenemos en la misma línea “flauta”, “monstruo”, “comer” y “en el bosque”, nuestra historia podría ser así: “Érase una vez un monstruo que vivía en un bosque. Un día, en el tronco de un árbol hueco se encontró una flauta. Al principio, pensaba que se podía comer, pero pronto se dio cuenta que esa flauta servía para…” Y la continuación de esta historia, dependerá de vuestra fantasía.

Crea-cuentos con un cuaderno

Este crea-cuentos está pensado para formar oraciones completas con elementos de la frase previamente establecidos, pero que al combinarse generan historias muy divertidas (incluso totalmente rocambolescas).

Para hacer este crea-cuentos tan sólo es necesario dividir horizontalmente en 4 las hojas de un cuaderno. Nosotros hemos utilizado hojas de colores que luego hemos encuadernado para darle un toque más vistoso y ayudar a entender mejor cada elemento de una oración.

En nuestro cuaderno, el color verde es el sujeto, el amarillo incluye el verbo, el azul el objeto directo (así se llamaba en mi época de estudiante) y el rosa el lugar.

Para hacer las combinaciones de colores, se puede hacer al azar, tirando un dado (o varios) o incluso diciendo números al azar para elegir cada color. Por ejemplo, si se eligen los números 7, 10, 21 y 3, por lo tanto se pasan 7 páginas del color verde, 10 del amarillo, 21 del azul y 3 del rosa. ¿Qué historia loca habrá salido?

Esperamos que estas ideas para crear vuestros propios cuentos os resulten interesantes y divertidas y que con ellas inculquéis a vuestros hijos el amor por la lectura y también les animéis a mejorar sus dotes como escribanos y literatos, e incluso que los utilicéis para aprender y reforzar otros idiomas.

Damos las gracias a nuestras amigas de Pintamonas por el lettering “Érase una vez” de la cabecera.

Manualidades con niños – Bolas de Navidad

Hay Bolas de Navidad en casa, en el colegio, en los escaparates…¡hasta en los coches! Y es que cuando llegan estas fechas la decoración navideña está por todas partes. Sin embargo, a nosotros nos gusta ser originales y dejar de lado las típicas bolas rojas con efecto espejo. Por eso os traemos algunas ideas para que, junto a los niños de la casa, diseñéis vuestras propias Bolas de Navidad.

Bolas de Navidad con Goma EVA

En forma de círculo, cuadrado,… Con pegatinas, gomets u ojos adhesivos,… Rojas, verdes, amarillas… La Goma EVA es como los spaguettis, aguanta todo, es muy fácil de trabajar y le gusta a todo el mundo :).

Dale a un niño unas tijeras, pegamento y Goma EVA de colores y te hará un diseño súper original y divertido. Luego le hacéis un pequeño agujerito con un cuchillo para poner la cuerda y ¡tachán! Una Bola de Navidad única en el mundo mundial.

BOLAS DE NAVIDAD CON HAMA BEADS

Nos encanta hacer manualidades con las pequeñas cuentas de Hama Beads ya que son muy versátiles y permiten multitud de diseños. Por lo tanto no podíamos dejar de lado este material para hacer nuestras Bolas de Navidad.

Elige el motivo que más os guste: un diseño clásico, uno invernal o incluso un estilo libre. Dependiendo de vuestros gustos y de la edad de los niños, podéis elegir un diseño complicado o simplemente que coloquen las cuentas en la plantilla libremente sin seguir ningún tipo de patrón.

Bolas de Navidad con POMPONES

Sobre una bola de porexpán se pueden pegar o colocar multitud de materiales como pegatinas, papel de periódico,  chinchetas, lentejuelas, macarrones, etc.

Con estas bolas blancas que se pueden comprar en las tiendas de manualidades o en los bazares, hemos decidido utilizar dos materiales, pompones y tela. Os contamos un poquito:

  • Con pompones

    Tan sólo es necesario pegar los pompones a la bola de porexpan. Lo podéis hacer con silicona caliente (poco recomendado con niños), silicona fría o cola blanca. Si utilizáis estos dos últimos adhesivos, tened en cuenta que tiene que secarse bien, por lo que recomendamos envolver la bola con los pompones pegados con papel transparente y dejar reposar 24 horas antes de desenvolver.

  • Con tela (tipo patchwork y sin aguja):

Para hacer estas Bolas de Navidad, quizá las más difíciles de todas las que proponemos y por ello serán las que podrán hacer los niños de mayor edad, es necesario seguir varios pasos:

  1. Escoge retales o reutiliza la tela de vestidos o camisas viejas para decorar vuestra Bola de Navidad y recorta cuadrados de 5 x 5 centímetros (ojo, el tamaño depende del de la bola de porexpan).
  2. Dibuja la circunferencia del ecuador de la bola de porexpan con un bolígrafo.
  3. Haz otra circunferencia pasando por los polos de la bola.
  4. Dibuja una tercera circunferencia completamente perpendicular a la segunda y también pasando por los polos. De esta forma la bola queda dividida en 8 partes.
  5. Sobre un papel dibuja tu motivo navideño (en nuestro caso un árbol) y luego úsalo como molde para pintarlo en la bola.
  6. Dibuja el contorno del motivo sobre la bola justo en las intersecciones de las dos circunferencias dibujadas, dejando el extremo de arriba y el de abajo sin motivo.
  7. Con un cuchillo de postre o  un punzón, recorre todos los trazos del bolígrafo sobre la bola.
  8. Coloca el retal sobre la bola  de porexpan y fíjalo con alfileres para que no se mueva.
  9. Introduce la tela por los surcos que se quedaron en la bola al seguir las líneas del bolígrafo. Utiliza el cuchillo de postre o el punzón para meter la tela por los surcos.
  10. Ve cubriendo parte a parte la bola de porexpan con distintos retales de distintos colores y motivos. Nosotros hemos utilizado 8 trozos de iguales de tela con motivos florales para cubrir las 8 secciones y 4 trozos iguales de tela dorada para cubrir los árboles.
  11. Una vez cubierta toda la bola de porexpan con tela, puedes retirar los alfileres.

Bolas de navidad con cuerda o lana

Con el mismo método que utilizamos en la decoración de Halloween para crear un nidos de arañas, podemos realizar Bolas de Navidad:

  1. Recubre con lana o cuerda un globo inflado del tamaño un poco mayor a un puño. Para fijar los extremos de la cuerda, haz un nudo alrededor de la boquilla del globo.
  2. Cuando lo tengas bien cubierto, introduce el globo junto a la cuerda en un recipiente con cola blanca diluida.
  3. Gira el globo para que toda la cuerda quede empapada en cola.
  4. Deja que la cola se seque durante 24 horas y así la cuela se endurezca. Para ello, cuelga el globo de modo que quede suspendido en el aire. Pon un papel en el suelo bajo el globo porque gotea.
  5. Una vez seco, explota el globo y extráelo por una de los agujeros entre la cuerda.

Esperamos que estas ideas os sirvan de ayuda para pasar un buen rato con los niños y sobre todo una bonita forma (y económica) de decorar la casa en familia.

Se te ocurren otras ideas para decorar Bolas de Navidad, ¡compártelas con nosotros! y sobre todo: ¡¡¡FELICES FIESTAS!!!

Aprendiendo sobre la Naturaleza

Una salida al campo es una de las actividades más habituales y divertidas para hacer con niños.  A los niños les encanta ya que tienen libertad de movimiento y un mundo entero por descubrir. Además de ser una buena ocasión para pasar un rato divertido, una excursión al aire libre puede ser una oportunidad para enseñarles sobre nuestro entorno y que aprendan a respetar la naturaleza. Para ello, no es necesario subir a la montaña, basta con un paseo por el monte o incluso en un parque cercano a casa.

Aquí os contamos qué enseñar a los niños sobre nuestra naturaleza y cómo hacerlo de una forma divertida… porque aprender jugando es la mejor forma de aprender.

¿QUÉ APRENDER DE LA NATURALEZA?

No hace falta tener un gran conocimiento del medio para poder enseñar a los niños sobre la naturaleza. Todos tenemos nociones acerca de los animales, las plantas, las estaciones del año y sabemos cuáles son los hábitos responsables para preservar y respetar el medio ambiente. Sin embargo,  siempre es interesante disponer de alguna guía o libro de apoyo para poder ilustrar las explicaciones. Asi que, antes de realizar la excursión, os recomendamos que visitéis una biblioteca pública para coger algún libro interesante y que investiguéis en internet sobre la zona que vais a visitar.

La Naturaleza es tan interesante que se pueden tratar numerosos temas sobre ella siendo los animales quienes más interés despiertan en los pequeños. Sin embargo, los animales se mueven y son difíciles de ver, por lo que te recomendamos que sobre todo os centréis en las plantas y en los árboles. Aquí os damos unas cuantas ideas sobre qué enseñar a los niños durante una salida al campo y siempre tened en cuenta la edad de los niños para que entiendan sin dificultad vuestras explicaciones.

  • Las partes de las plantas y flores
  • Tipos de árboles: diferencias entre hojas y frutos
  • Las estaciones del año y cómo afecta a la Naturaleza
  • El efecto de la contaminación y acción del hombre

Una vez introducidos los conceptos, puedes proponer juegos como pequeñas gymkanas de búsqueda de hojas y frutos, que digan los nombres de los árboles que encontráis en el camino o diferenciar sobre si es una acción es respetuosa o no con el medio ambiente. No sólo aprenderán ellos de los adultos sino que los adultos también aprenderán de los niños y te sorprenderán sus razonamientos.

Y recuerda, no es necesario hacer una clase magistral, tan sólo tenemos que despertar su curiosidad y sorprenderles, pero esto no resultará difícil ya que la naturaleza es sorprendente en sí misma y seguro que en el camino encontraréis cosas interesantes como hongos, líquenes, pequeños animales y rocas que os darán mucho de qué hablar.

MANUALIDAD PARA NIÑOS – IDENTIFICADOR DE ÁRBOLES Y ARBUSTOS

Tomando la idea de nuestro amigos del Arboreto Luis Ceballos de El Escorial, hemos preparado un identificador de árboles y arbustos para que podáis llevarlo a las excursiones y aprender a diferenciarlos por sus formas, hojas y frutos.

Descarga el Identificador de arboles y arbustos aquí

Una vez lo tengáis impreso en dos páginas separadas (si quieres un identificador de bolsillo, podéis imprimir dos páginas en una):

  • Recortad la primera página por las líneas discontinuas y doblad por la línea continua enfrentando las caras blancas y dejando los dibujos por arriba y por debajo de la doblez.
  • Recortad los dos listados de nombres de la segunda página por la línea continua y pegadlos enfrentados por la parte sin nombre. De esta forma estarán los nombres por delate y por detrás como si fuese una hoja. Para facilitar su uso, pega entre ambos listados de hojas un lazo o trozo de papel en la parte baja (como en la foto).
  • Introducid la hoja de nombres en la hoja de dibujos y llevadla al extremo de la doblez.
  • Pegad los dos extremos del identificador para cerrarlo y dejar en su interior el listado de nombres.
  • Dejadlo secad y ya tendréis vuestro identificador. Tira del lazo para arrastrar el listado de nombre y que la flecha señale el árbol cuyo nombre aparece en la ventanita del identificador.

Esperamos que aprendáis mucho con este identificador y que  vuestras salidas al campo sean más que un paseo por el aire libre.