PREMIOS BLOG DEL BEBÉ 2019 – PEQUEÑOS PLANES

Compartimos con vosotros una buena noticia…¡Somos finalistas en la II Edición de los Premios Blog del Bebé! Whaaaattt? Sí, sí como lo oís. Pequeños Planes está entre los 5 finalistas al Mejor Blog de Ocio Familiar. Muchas gracias al Blog del Bebé por esta oportunidad que nos brindáis.

Los Premios Blog del Bebé reconocen la labor que hacemos los blogs relacionados con el mundo de la maternidad y la puericultura. Estos premios están divididos en 4 categorías:

  • Mejor Blog de Maternidad
  • Mejor Blog Revelación
  • Mejor Blog de Embarazo y Crianza
  • Mejor Blog de Ocio Familiar

Es un orgullo haber sido reconocidos como finalistas porque la selección está basada en criterios objetivos como calidad de contenidos, frecuencia de publicación, estética, usabilidad y diseño del blog, número de visitas mensuales y seguidores en redes sociales. Por lo tanto, nos reconforta y llena de alegría saber que el trabajo realizado y el tiempo dedicado a esta aventura de Pequeños Planes no sólo es reconocida por nuestros seguidores sino también por los compañeros.

finalista

Aunque ya nos sentimos ganadores por haber llegado hasta aquí, os animamos a votar y a que también conozcáis a otros blogs muy interesantes. Para votar no hace falta registrarse, tan sólo tenéis que seguir estos pasos:

  • Acceder a la web de votaciones: LINK PREMIOS
  • Elegir el Blog agraciado con vuestro voto (podéis votar en todas las categorías o sólo en una de ellas)
  • Pulsar en el círculo junto al nombre del Blog
  • Pulsar en el botón VOTO

Los ganadores serán elegidos por votación popular entre el 11 de noviembre y el 11 de diciembre a las 23:59h, por lo tanto, ¡pulgares arriba para darle al botón!

Por último, queremos agradecer de nuevo al Blog del Bebé por darnos este honor y también a los patrocinadores de los premios por hacer posible esta segunda edición: Rosaoazul , Bebitus , Emma y Tutete.

¡¡¡MUCHAS GRACIAS!!!

PUZZLES O ROMPECABEZAS, ¡ELIGE TU FAVORITO!

Tras hacer limpia de armarios y cajones, hemos rescatado innumerables puzzles. Y es que siempre nos han encantado los rompecabezas. Recuerdo que yo de pequeña los hacía y deshacía una y otra vez…

Los puzzles o rompecabezas son un gran entretenimiento, para pequeños y grandes. Pero éstos no solo sirven para jugar y divertirse, sino que también aportan muchos beneficios, entre otros:

  • favorecen la concentración y la paciencia,
  • incrementan la capacidad espacial
  • mejorar la psicomotricidad fina y la memoria visual
  • aumentan la autoestima pues suponen un reto
  • enseñan autocontrol y trabajo en equipo (si se realiza en grupo)

Es por ello que, de toda la vida, los puzzles son uno de los juegos más habituales que se regalan a los niños. Antes de comprar un rompecabezas hay que tener en cuenta la edad de la persona que lo va a realizar y también el espacio que requiere. Asimismo es importante elegir el tipo de puzzle, ya que ahora hay mucha variedad. Incluso ahora existen puzzles en formato digital o videojuegos (¡quién no recuerda el pionero y famoso Tetris!). Dejando de lado las nuevas tecnologías, éstos son algunos de los tipos de puzzles físicos que encontramos en el mercado. ¿Cuál es tu favorito?

Puzzles o rompecabezas clásicos

Los clásicos son aquellos en los que hay que recomponer una imagen concreta juntando las piezas en las que está dividida. Normalmente el material de los puzzles clásicos es el cartón, papel prensado o incluso madera.

Uno de los factores principales que complican la realización del rompecabezas es el número de piezas. No obstante, la multitud de formas y los colores de la imagen también le suman dificultad a la búsqueda de la pieza concreta a colocar en el lugar adecuado. De hecho, existen algunos que son completamente blancos o negros, ¡para el nivel experto!

PUZZLES o rompecabezas CLáSICOS INFANTILES

Centrándonos en los dirigidos a los niños, aparte de tener imágenes más sencillas y con motivos infantiles, éstos tienen un número de piezas reducido.

Para los más pequeños y que aún no tienen capacidad para coger cosas de poco volumen, nos encontramos con los puzzles cúbicos, bien de plástico o de foam rodeados de tela. Más que para hacer puzzles, les sirve para cogerlos y soltarlos de golpe.

Encontramos puzzles de 2 o 3 piezas que además de fomentar los beneficios arriba indicados, trabajan las relaciones entre las imágenes. Por ejemplo, en la foto vemos que las relaciones a establecer son “qué come cada animal” o “cómo se obtienen los alimentos”.

Para ir aumentando la dificultad poco a poco, en el mercado existen puzzles evolutivos que van incrementando el número de piezas. En la foto encontramos imágenes de 4 hasta 9 piezas.

Dado que los rompecabezas son un reto para los pequeños, existen puzzles con ayuda “extra”. De modo que algunos de estos juegos incorporan un póster de las mismas dimensiones del puzzle para ayudarles a trasladar la imagen al tamaño real. Otros tienen sus piezas numeradas de forma que tan sólo se tiene que seguir la serie para encontrar la pieza siguiente.

Algunos puzzles dirigidos a niños de mayor edad, no sólo se centran en el rompezcabezas en sí sino que van un poco más allá de la propia conexión entre piezas incluyendo juegos de búsqueda. Estos puzzles incluyen objetos escondidos dentro de la imagen global, los cuales deben ser localizados. Incluso algunos tienen escrito por el lado trasero de la pieza el nombre del objeto en otro idioma. Otro tipo de puzzles de búsqueda son los que incluyen varias imágenes y para distinguir qué pieza corresponde a cada una es necesario agrupar las piezas previamente. Para ello es necesario distinguir el patrón que incluye la pieza en la parte trasera (suelen ser rayas, círculos o lisos).

Puzzles no clásicos

Como todo en esta vida, el juego de puzzle clásico también ha evolucionado con el tiempo de modo que, aparte de los clásicos, encontramos en el mercado otros tipos. Estos “rompecabezas especiales” también están dirigidos a distintas edades en función de su dificultad.

Para los niños de menor edad están los puzzles con piezas imantadas y de gran formato. Los puzzles que conocemos de este tipo están relacionados con los mapas, el cuerpo humano o el universo de forma que aparte de ser un juego son un recurso educativo.

Uno de los rompecabezas de “nueva generación” (aunque llevan unos años en circulación) son los puzzles 3D que normalmente están relacionados con los monumentos más relevantes del mundo o personajes de ficción famosos. Las piezas de estos puzzles son de un material especial que permite que se doblen y encajen para dar volumen a la figura. Normalmente, las piezas de los puzzles en 3D están numeradas y al juego le acompaña un manual de instrucciones para su construcción.

Dentro de los puzzles no clásicos nos encontramos con algunos que son célebres, como el Coco-Crash que causó furor en los años 80 (foto tomada de la página Aquella Maravillosa Infancia). Se trata de un rompecabezas de foam o espuma cuyas piezas encajan para dar lugar a un cubo. Había puzzles-cubos de distintos colores (rojo, verde, azul y amarillo) pero podían también encajarse entre sí para dar lugar a un cubo más grande u otras formas geométricas.. Por cierto, este juego sigue estando a la venta pero con otros nombres.

coco crash happy cube

Otro rompecabezas célebre es el Cubo de Rubic, que no necesita presentación ¿Quién no ha jugado nunca con él? Dichoso cubo con lados de colores… ¡se me resiste!

Luego nos encontramos con los puzzles o rompecabezas cuyas piezas tienen unas formas especiales como figuras geométricas (el famoso Tangram) o los novedosos puzzles con piezas formadas con esferas interconectadas. Estos puzzles se acompañan de fichas que establecen la imagen-reto a conseguir.

 El último tipo del que vamos a hablar (que no el ultimo que hay en el mercado), son los puzzles deslizantes. Sus piezas están embebidas en un tablero sobre el que se desplazan únicamente con movimientos verticales u horizontales hasta conformar la imagen. Este tipo de juego también está tomando mucha entidad en formato digital e incorpora el reto de liberar el objeto que se encuentra “atrapado” entre las piezas.

Sin duda, éstos son sólo alguno de los puzzles que encontramos en el mercado, pero hay mucho más… ¿Cuáles nos hemos dejado en el tintero? Comparte con nosotros otros tipos de rompecabezas para ir completando esta publicación.

LIBROS PARA PEQUEÑOS LECTORES

¡Leer, leer y leer! Eso es lo recomendable para afianzar las letras, coger soltura, mejorar la comprensión lectora y ampliar vocabulario. La afición por la lectura ya viene después, aunque por supuesto se puede fomentar de pequeños leyéndoles cuentos y enseñándoles libros infantiles.

Crear un pequeño lector, bien sea por crear la afición o por exigencia educativa, es complicado, al menos, eso nos ocurre a nosotros en casa. Desde edad temprana, visitamos la biblioteca a menudo, cogemos libros en préstamo, acudidos a cuentacuentos y leemos en familia. Pero por mucho que hacemos, a la peque le cuesta ponerse a leer, y cuando lo hace, es más por obligación que por gusto. No obstante, si somos un poco empáticos, no es de extrañar que sea así. No hay más que pensar en aprender un nuevo idioma, difícil, ¿verdad? Pues a ellos les pasa más o menos lo mismo.

Para que coger soltura en la lectura no sea un suplicio, estamos transformando esa “obligación” en algo divertido porque leer es un placer, un hobby y además es imprescindible para nuestras vidas. Para ello, aparte de una temática que motive a la pequeña lectora, buscamos libros que vayan un poquito más allá. Estos son los tipos de libros que nosotros utilizamos para fomentar la lectura.

Libro-juegos para leer jugando

No hay nada como aprender jugando, así que los libros que convierten la lectura en juego son las más indicados para los primeros pinitos con la lectura (o al menos eso es lo que vemos en casa). Libros que hacen que los niños interactúen con la historia y quieran continuar leyendo para ver qué ocurre en la siguiente página.

Los libro-juegos se caracterizan por tener un texto corto que entremezcla un cuento o historia con una actividad a realizar con el libro. Cada actividad es un “reto” para el niño y algunos ponen a prueba alguna destreza, por lo que el logro motiva a continuar con la siguiente actividad y con ella, a leer de qué se trata.

Algunos libro-juegos están centrados en una actividad concreta como los libros de búsquedas. Otros proponen una combinación de actividades como búsquedas, laberintos, unión de parejas, etc.

El autor de libro-juegos por excelencia es Herve Tullet, un maestro capaz de cautivar a niños y adultos con dibujos sencillos y hacer que un punto en una página cobre vida. En nuestra publicación “Hervé Tullet, el autor de bestsellers para niños” comentamos más sobre este escritor y sus libros.

Lecturas cortas para mentes inquietas

Las primeras lecturas de los niños deben tener una duración muy limitada. 5 minutos puede resultar una eternidad si estás haciendo algo costoso y con pocas ganas. Por lo tanto, si elegís un libro o cuento de varias páginas, la lectura del niño deberá intercalarse con la del adulto. Veréis que con la lectura vuestras dotes de negociación también las pondréis en práctica (jajajaja) “yo leo este párrafo y tú este otro…”

Para evitar una lectura “por fascículos”, nosotros elegimos libros con lecturas cortas. Son perfectos los libros en los que cada página es un cuento como los de la colección 7 leguas de Kalandraka (tienen unos años, pero en casa son un éxito).

Otra forma de encontrar lecturas cortas son los libros de preguntas y respuestas. Los textos suelen ser cortos y sencillos e incluso ponen a prueba la curiosidad de los niños y su inquietud por aprender. Muchos de estos libros de preguntas y respuestas tienen unos dibujos muy llamativos e incluso fomentan la interacción de los niños con los libros a través de pestañas.

Unos libros que están a caballo entre los libro-juegos y los libros de lecturas cortas son los de adivinanzas. Cada adivinanza es un acertijo por descubrir, un reto por lograr. Además, las adivinanzas tienen textos muy divertidos y con rima, lo que divierte a los niños y además les introduce en la poesía.

poniendo en práctica lo que lees

La lectura es esencial en la vida. No hay ni un sólo día en el que nos vayamos a la cama sin haber leído algo, ya sea en un libro, en la televisión, en el móvil o incluso haciendo la compra. Para hacer entender a los niños la importancia de la lectura (no sólo es necesario para poder estudiar), nosotros utilizamos los libros de manualidades, de recetas o de experimentos.

Estos libros ilustran y especifican las instrucciones o pasos a seguir para lograr un fin, y para poder avanzar en lo que están haciendo es imprescindible seguir leyendo… «¿Y ahora qué Mamá?… Lee y sabrás qué hacer

Con estos libros, además de pasar un rato divertido en la cocina, ejerciendo de artistas o ilustres científicos, los niños van leyendo poco a poco y no relacionan la lectura con un esfuerzo o con algo obligatorio.

libros con «ayuda»

Toda ayuda es bienvenida en los comienzos de cualquier actividad, y la lectura no iba a ser menos.

Unos libros que ayudan mucho a agilizar la fluidez de la lectura así como a estimular la atención y la imaginación de los niños, son los libros con pictogramas. Se trata de libros en los que se sustituyen algunas palabras por imágenes que significan lo mismo.

Además de leer este tipo de cuentos, también podéis crearlos vosotros mismos en casa con pegatinas o incluso haciendo pequeños dibujos.

También podemos clasificar como libros con «ayuda» a aquellos escritos exclusivamente con mayúsculas o minúsculas, ya que permiten que los niños puedan entender bien las letras y así desarrollar su habilidad lectora.

Las nuevas tecnologías también pueden hacer su labor en el fomento de la lectura. Existen muchas apps con audiolibros que permiten escuchar el texto a la vez que éste aparece en la pantalla. Incluso algunos disponen de una función para establecer la velocidad de lectura. Respecto a las nuevas tecnologías siempre tenemos que recordar que no debemos abusar de ellas ni hacerlas sustitutas de otros recursos educativos, sino que deben ser un complemento.

 

Visitar un museo con niños

Aunque a algunos les pueda parecer extraño, visitar un museo con niños es un gran plan de ocio. Lejos de lo que a priori muchos piensan, los museos además de ser lugares relacionados con la educación, están llenos de sorpresas, y según planifiques la visita, llenos de diversión.

Aquí te contamos algunos puntos a tener en cuenta para disfrutar en familia de una visita a un museo.

QUÉ MUSEO ELEGIR

Existen multitud de tipos de museos y, a grandes rasgos, los podemos clasificar bien por su temática o por su tamaño.

Encontramos museos de temáticas generales como los museos de bellas artes, de naturaleza, de música, de ciencia y tecnología. Pero también hay museos con una temática muy concreta como el Museo del Ferrocarril o el Museo Fallero.

En cuanto al tamaño, existen algunos con colecciones muy grandes y salones inmensos, mientras que otros son más modestos en el número de objetos que exhiben y con salas más reducidas.

Cuando hablamos de museos, no sólo nos referimos a los grandes museos permanentes (como el Museo del Prado) sino también a exposiciones temporales con fines culturales y educativos.

Para elegir el museo o exposición a visitar, es más relevante fijarse en la temática que en el tamaño. Los objetos que muestra el museo debe despertar el interés de los niños, sorprenderles e invitarles a descubrir. Algunos museos disponen de elementos interactivos que despiertan la curiosidad lo que también fomenta el aprendizaje mediante la experimentación.

El tamaño, sin embargo, no es un punto importante a la hora de elegir museo, pero sí en la planificación de la visita.

PREPARA tu visita

A la hora de planificar tu visita al museo con niños, nunca olvides el factor tiempo: cúando visitarlo y cuánto estar allí.

  • Cuándo:

Elige un día en el que la afluencia de público no sea masiva, por ello evita días festivos, días de acceso gratuito o días de apertura o clausura de exposiciones temporales. De esta forma, al haber menos público será más sencillo tener controlados a los niños entre la gente. Además atenderán más la exposición y si es interactiva, podrán tocar y experimentar sin tener largas esperas.

Compra tu entrada con antelación para evitar colas y esperas con los niños…. ya sabéis que la paciencia no es su fuerte.

Muchos museos tienen planificadas actividades para niños, bien organizadas (con fecha, hora y plazas limitadas) o bien para hacer por libre (autoguías) y gymkanas en familia. Este tipo de actividades suelen estar muy bien organizadas y quienes las imparten saben transmitir muy bien a los niños.

  • Cuánto:

No pretendas visitar el museo entero ni pasar largas horas allí. Si se trata de un museo de gran tamaño, reduce tu visita a ciertas obras. Como mucho planifica tu visita para unas 2 horas (3 máximo).

Aparte del tiempo, es importante explicar a los niños qué es lo que van a ver en el museo.  Así que, antes de realizar la visita, créale expectativas y despierta su curiosidad con tus explicaciones.

Nosotros en casa, días antes de la visita, solemos preparar un taller sobre la exposición. Internet es una fuente ilimitada de recursos, busca, lee, imprime fotos, saca libros de la biblioteca y luego, explica todo de una forma divertida y didáctica.

La última exposición que vimos fue la de Van Gogh Alive así que en casa estudiamos la vida del pintor y los cuadros más relevantes. Tras la pequeña exposición (unos 20 minutos), los niños representaron sus obras favoritas a su forma y manera… ¡así sacan el artista que llevan dentro!

Si no te ves con fuerza para preparar un taller en casa, siempre puedes recurrir a empresas especializadas en talleres de arte para niños como Rz100arte y Mirarte.

VISITANDO EL MUSEO

¡Llegó el Día M! Antes de la visita motiva a los niños sobre el plan del día. Prepara una mochila con las cosas básicas: un poco de agua, algún tentempié, papel y pinturas (por si acaso hacéis alguna actividad o les llega la inspiración artística) y, si el museo tiene actividades imprimibles, lleva varias copias.

Si tienes reservadas actividades con el museo, acude a las mismas con tiempo suficiente para no llegar con prisas, pero tampoco con tiempo en exceso para evitar las esperar.

Durante el recorrido, recuerda a los niños lo aprendido antes de la visita. Formula preguntas que les motive a participar y a mostrar todo su conocimiento.

Si el museo dispone de actividades imprimibles, permite que los niños se tomen su tiempo para hacerlas. No es una carrera ni es una competición si no que se trata de disfrutar con la actividad.

Muy importante, es observar a los niños, son como libros abiertos. Comprueba qué les gusta más y qué despierta menos su interés. Su comportamiento te ayudará  guiar la visita e incluso para preparar las siguientes visitas a museos.

Y antes de que decaiga su interés, da por concluida la visita, así se quedará con un buen sabor de boca y querrá volver a visitar un museo.

Cualquier museo puede ser apropiado para visitar con niños pero aquí os dejamos unas recomendaciones basadas en nuestras visitas en familia:

 

 

Los mejores Pequeños Planes del 2018

Como decía Mecano en su canción, “ya pasó uno más…

En breve daremos la bienvenida al 2019, pero no sin antes decir adiós al 2018. 365 días que dieron para mucho. Y para recordar los grandes momentos disfrutados, hemos hecho una recopilación de los mejores Pequeños Planes del 2018. No podemos incluir todos, ¡2 minutos se nos quedan cortos!, así que el resto los guardamos en la retina y en el corazón.

Aprovechamos el cierre del año para agradeceros todo vuestro apoyo. Cada like, retweet, corazoncito o comentario nos da fuerzas para que Pequeños Planes siga adelante y que mantengamos la ilusión del primer día. Gracias también a todos aquellos que habéis querido colaborar con nosotros y que nos habéis ayudado a crear planes para compartirlos con el mundo.

Ahora tenemos por delante otros 12 meses más para llenarlos de ocio y diversión, pero lo más importante, para disfrutarlos en familia.

¡Os deseamos Feliz 2019 y que vuestros pequeños planes se conviertan en planazos!

Inculcando Solidaridad

Con la llegada de la Navidad, todos nos volvemos más solidarios y pensamos en los más necesitados. Aunque este valor humano debe estar presente todo el año, la época navideña es una buena ocasión para inculcárselo los niños. La solidaridad es ayudar a los demás sin recibir nada a cambio y quizá en Navidad es más fácil de explicar con ejemplos y de esta forma los niños aprenden con la empatía, poniéndose en el lugar del otro.

Existen multitud de posibilidades para enseñar a los niños qué es la solidaridad y ponerla en práctica, no sólo aportando dinero sino también tiempo y dedicación. Éstos son sólo unos ejemplos, elige cuál es la forma que más se adapta a vuestra familia y cuál es la causa con la que queréis colaborar.

Recogida de alimentos, ropa y juguetes

Durante los días previos a las navidades se realizan las recogidas de alimentos más importantes del año como la del Banco de Alimentos o la de Cáritas.

La forma más sencilla de colaborar es aportando comida no perecedera como legumbres, pasta, conservas y aceite. Sin embargo os animamos a que hagáis un poco más allá actuando como voluntarios.

También son muy comunes las recogidas de ropa y juguetes. Además de ser una forma de colaborar con los más necesitados, es una buena ocasión para sacar de casa lo que ya no utilizamos. Eso sí, aquello que donemos debe estar en buen estado para que puede ser utilizado por otras personas.

Nuestros amigos de Mammaproof han creado un mapa para marcar los puntos de recogida en Madrid. Busca el más cercano y dona juguetes. Asimismo y para alimentar el mapa, puedes indicar aquellos puntos de recogida que conozcas.

Deportes solidarios

Tanto si sois una familia deportista como si solo practicáis deporte ocasionalmente, anímate a pasar un día en familia saludable y muy solidario.

Son muchas las iniciativas deportivas con fines solidarios: carreras, caminatas, torneos en distintas disciplinas como fútbol, baloncesto, tennis o golf. ¡Elige tu deporte favorito y colabora!

Por estas fechas nosotros solemos participar en la carrera solidaria de nuestro municipio. Aún recuerdo la primera vez que «corrimos» empujando el carrito. Llegamos las últimas pero lo importante no es ganar sino participar y además hacerlo por una buena causa.

Carrera Solidaria de Majadahonda (2017)

Mercadillos solidarios

En Navidad hacemos muchas compras y nos pasamos media vida buscando posibles regalos. Si huyes de los regalos típicos, en los mercadillos podemos encontrar multitud de ideas originales procedentes de pequeños comerciantes. Si además los mercadillos son solidarios, aparte de ayudar a impulsar los pequeños negocios, estaremos colaborando con un fin social o una causa concreta a favor de un sector necesitado.

Existen mercadillos solidarios de distinta índole, desde aquellos multitudinarios impulsados por ONGs de renombre hasta mercadillos más modestos de pequeñas asociaciones con gran espíritu solidario.  Toda colaboración es importante.

La forma de colaborar en los mercadillos puede ser desde la asistencia como comprador, como voluntario en la organización o incluso con un pequeño puesto. Nosotros acudimos todos los años al Mercadillo Solidario del colegio de la peque. El año que viene quiere colaborar de una forma más activa junto a sus amigas… ¡quizá pongamos un puesto con las manualidades que hacemos en casa! Nos sentimos muy orgullosos con que quiera poner su granito de arena para ayudar a los demás.

Mercadillo Solidario del Colegio Europeo de Madrid a favor de la Fundación Carpio-Pérez (2018)

OTRAS INICIATIVAS DE SOLIDARIDAD EN NAVIDAD
Las costumbres navideñas también se unen a la solidaridad. Aquí incluimos algunas iniciativas relacionadas con la solidaridad y la Navidad:
 
  • Tarjetas de navidad solidarios: Algunas ONGs lanzan tarjetas navideñas por lo que podemos aportar nuestro granito de arena enviando Christmas a la familia y amigos.
  • Belenes solidarios: Algunas exposiciones de belenes destinan parte de su recaudación a causas solidarias.

  • Calendarios solidarios: Con la Navidad llega también un nuevo año así que es un buen momento para comprar un calendario y que ese dinero colabore con los más necesitados.
  • Juguetes solidarios: Existen artículos creados específicamente como solidarios (como es el caso de la campaña «Un juguete – Una ilusión») o juguetes convencionales con un porcentaje de su precio dirigido a ONGs. En los catálogos de juguetes puedes encontrar información al respecto.
  • Roscones solidarios: La compra de este dulce típico de Reyes, bien por porciones en macro roscones o por unidades en algunas pastelerías, está destinada a colaborar con un fin social.

No importa cuál sea la causa y la forma en la que se colabore. Todo esfuerzo es válido para ayudar a los demás y cada granito de arena suma. Juntos podemos lograr mucho.

Stikets: Regalos personalizados para estas Navidades

Con las Navidades a la vuelta de la esquina, llega el momento de preparar la lista de regalos y pensar en qué regalar a tus seres queridos. Si este año quieres huir de los típicos regalos, opta por personalizarlos, un bonito de detalle que hace que el regalo sea único. Por ello, de la mano de Stikets, aquí te traemos una serie de ideas para sorprender con los regalos navideños.  Además, este año pide tus productos Stikets envueltos para regalo y con etiquetas personalizadas con motivos navideños , ¡tu regalo encantará!

En Stikets, aparte de sus conocidos e indispensables packs de etiquetas para marcar la ropa y objetos de colegios y guarderías, nos ofrecen un montón de posibilidades para estas navidades. Además comprar en Stikets es muy sencillo, tan sólo tienes que elegir el producto, escoger la tipografía de letra, seleccionar un icono y validar tu pedido. ¿Podría ser más fácil?

VINILOS Y MEDIDORES PERSONALIZADOS

Los niños pasan mucho tiempo en su habitación jugando por lo que qué mejor regalo que un bonito vinilo decorativo para dar personalidad a su espacio. En Stikets encontrarás vinilos y medidores personalizados con el nombre que desees. Además, están fabricados en un material textil de alta calidad que los hace reposicionables. De esta forma los niños pueden jugar con ellos o puedes cambiarlos de sitio si quieres redecorar el espacio.

Personalmente, los medidores nos parecen una gran idea no sólo para decorar la habitación sino para guardar un recuerdo y registro del crecimiento del niño. Nosotros, cada 6 meses medimos a la peque de la casa en su medidor y marcamos su altura con un rotulador. ¡Le encanta ver cómo crece!

VINILOS DE PIZARRA

Para dibujar, escribir, hacer operaciones… Los vinilos de pizarra son un regalo muy bien acogido por los niños ya que en ellos pueden dar rienda suelta a su imaginación. Stikets cuenta con vinilos de pizarra con divertidas formas para escoger: una flor, un tren, una mariposa o una bonita casa. No ocupan espacio y se pueden colocar en cualquier superficie lisa. Se acabaron las paredes pintadas ya que con estos vinilos pizarra los niños siempre tendrán a mano un lienzo fácil de limpiar en el que expresar sus dotes artísticas.

PRODUCTOS NAVIDEÑOS

Y para que el espíritu de la Navidad esté presente, en Stikets han diseñado unos productos navideños especialmente para ayudar a decorar tu casa en estas fechas de la manera más fácil. Puedes ambientar tu hogar con los vinilos navideños y los calendarios de adviento. Puedes elegir entre un sinfín de diseños como muñecos de nieve, árboles de navidad, copos de nieve, Papá Noel, los Reyes Magos, etc. Con estos vinilos y pegatinas tus puertas, ventanas y paredes lucirán un bonito y acogedor estilo.

PACKS DE ETIQUETAS Y LOS Twinies®

El producto estrella de Stikets, los packs de etiquetas, también es una buena opción para regalar estas Navidades. Con ellos los niños se lo pasan en grande marcando sus cositas del cole y los juguetes. Además este año,  estrenan los ¡Nuevos Twinies®! Ahora puedes diseñar sus etiquetas con su propio icono. ¿Imaginas cuánto presumirían tus peques con etiquetas con su propia imagen? Stikets ofrece millones de posibilidades para crear tu icono.

 

Buscando setas con niños

El otoño es época de setas así que aprovechemos los días de buen tiempo para hacer una excursión al campo para ir en su busca. El plan de buscar setas, además de tener una recompensa para el paladar, es la excusa perfecta para pasar un día en familia y en plena naturaleza. Ir a buscar setas también puede convertirse en toda una lección de biología en la que además se puede inculcar a los niños el respecto por el medio ambiente.

Nosotros, como amantes de la naturaleza, queremos animaros a que disfrutéis de una jornada buscando setas con los más pequeños de la casa. Por ello, queremos compartir con vosotros una serie recomendaciones o puntos a tener en cuenta para disfrutar completamente con este plan.

CONSEJOS PARA LOS PEQUEÑOS BUSCADORES DE SETAS
  • Respeta las normas y señalizaciones

Antes de salir al campo, infórmate sobre dónde vas a hacer tu búsqueda. En algunas zonas es necesario disponer de permisos, licencias o pagar unas tasas para poder ir a recoger setas. Asimismo, no entres en lugares o zonas con acceso restringido o prohibido ni en fincas privadas.

  • Equípate

Como en toda salida al campo, asegúrate de llevar el equipo necesario y teniendo en cuenta la meteorología. Adicionalmente al equipo de campo habitual (botas, agua, etc.), para coger setas es necesario disponer de una pequeña navaja y de una cesta o red para poder transportar los ejemplares recolectados (nunca utilices bolsas de plástico).

Equípate con una cesta y una navajita

  • Sólo coge setas comestibles

Si no estás seguro que una seta sea comestible, no la cojas ni la toques. En la naturaleza existen hongos muy tóxicos que pueden poner en riesgo nuestra salud por lo que en caso de mínima duda, mejor quedarnos con las ganas.

  • Respeta todos los ejemplares

No pises ni arranques ejemplares de setas o champiñones, incluso si son tóxicos o no comestibles. Todos los elementos de la naturaleza tienen una función en el ecosistema y alterarlo puede tener consecuencias en el entorno.

  • Utiliza la navaja

Nunca arranques una seta. Siempre utiliza la navaja para cortar su base. Haciéndolo de esta forma, saldrán más ejemplares en la siguiente temporada.

  • No recolectes todas las setas comestibles

Las setas son seres vivos y para que puedan reproducirse es necesario que liberen esporas. Para ello, no recolectes todos los ejemplares que encuentres. De esta forma, las que se queden en el campo podrán dispersar las esporas para que la temporada siguiente siga habiendo setas.

Setas no comestibles

 

  • No dañes el entorno

Es una práctica habitual, a la par que dañina, la de rastrillar o revolver la hojarasca en busca de setas. No lo hagas. Siempre busca con precaución y respectando el entorno pues es la morada de muchos seres vivos.¿Te gustaría que destrozasen tu casa? A ellos tampoco.

  • No te enfades si vuelves a casa con las manos vacías

En ocasiones es difícil encontrar setas, bien porque la temporada no ha sido buena en cuestión climatológica y han salido pocas o bien porque los ejemplares ya hayan sido recolectados por otras personas. Sea como sea, lo importante es disfrutar de la naturaleza, respirar aire puro y la compañía. Y si quieres comer setas, siempre podemos comprarlas en el supermercado.

MÁS ALLÁ DE LA JORNADA DE CAMPO

Ir a buscar setas puede dar juego para hacer actividades con niños y disfrutar en familia más allá de la excursión al campo. Aquí os mostramos unas ideas:

  • Cocina en familia:

Las setas además de estar riquísimas son alimentos muy sanas por ser fuente de proteínas, vitaminas y minerales así que, ¿por qué no hacer una receta con las setas que hemos recolectado?

Busca alguna receta en internet o simplemente saltéalas en la sartén con ajo y perejil y por supuesto, pide a los peques de la casa que colaboren en la elaboración limpiando y cortando las setas. Seguro que lo pasaréis en grande.

Más actividades relacionadas con las setas

  • Juega a identificar setas:

¿Sabes qué setas has recogido? ¿Cómo se llama? ¿Cuáles son sus características? En las librerías y bibliotecas hay muchas guías para identificar y conocer más sobre el reino de los hongos. Hazte con una y aprende sobre ellas. Incluso, en la próxima visita al supermercado, pon en práctica tus conocimientos sobre las setas e impresiona al frutero.