Ruta con niños por el Arroyo de Valgrande (Majadahonda)

Para aquellos que conocen el Monte del Pilar es bien sabido que es un parque forestal que ofrece infinidad de posibilidades para realizar actividades al aire libre y así os lo contamos en nuestra publicación “El Monte del Pilar, un monte para toda la familia”. 

En esta ocasión volvemos a hablar de este espacio natural público para compartir con vosotros la Senda Botánica del Arroyo de Valgrande que transcurre por el interior del Monte del Pilar. Esta ruta es perfecta para hacer con niños, no sólo por su baja dificultad y su corta distancia, sino también por su contenido educativo ya que todo el recorrido está salpicado de paneles informativos y fichas botánicas sobre la flora y fauna de la zona.

Fichas botánicas

Fichas botánicas de la Senda Botánica del Arroyo de Valgrande

A continuación os damos todos los detalles de esta ruta, ¡esperamos que os guste!

CÓMO LLEGAR A LA SENDA BOTÁNICA del ARROYO de VALGRANDE

El Monte del Pilar, ubicado entre los municipios de Madrid, Pozuelo de Alarcón y Majadahonda, dispone de varias puertas de acceso y desde todas ellas se puede llegar a la Senda Botánica del Arroyo de Valgrande. Sin embargo, para hacer esta ruta con niños y que la distancia sea asumible por ellos, recomendamos entrar por la puerta de acceso de la Calle Troya ubicada en la Urbanización Pinar del Plantío de Majadahonda.

A este acceso se puede llegar con el coche y aparcar en la explanada de arena que hay junto al mismo. Este acceso cuenta con dos puertas pero para llegar a la Senda es necesario entrar por la de la izquierda según se mira hacia el Monte del Pilar. Nada más entrar por dicha puerta, aparecen los primeros paneles informativos del Monte del Pilar que son el punto de inicio de esta ruta (que no de la Senda Botánica que empieza un poco más adelante).

Inicio Senda Botánica

Inicio de la ruta hacia la Senda Botánica del Arroyo de Valgrande (Majadahonda).

 RECORRIDO IDA por la senda botánica del arroyo de valgrande

Tras cruzar la puerta de entrada y pasar frente a los carteles informativos que se ven en la foto anterior, la ruta transcurre siguiendo por el camino de tierra que lleva hasta el arroyo.  Antes de llegar al cauce (con más caudal o menos en función de la época del año), el camino de tierra se bifurca justo en una bajada. Aunque se pueden tomar ambos lados del camino, recomendamos seguir el tramo de la derecha.

Continuando por el camino, se llega al Arroyo de Valgrande y a uno de los paneles informativos de la Senda Botánica, concretamente al que trata sobre el Bosque de Ribera y que explica las especies singulares que acompañan las márgenes de los ríos.

Siguiendo el camino hacia la derecha (dejando el arroyo a nuestra izquierda), pronto se llega a un puente de madera. Aunque a lo largo de la Senda Botánica hay varios puentes de madera, éste es el más característico por estar junto a un árbol cuyas raíces quedan al aire. A la altura de este puente se encuentra otro panel informativo que describe la Senda Botánica al completo con un pequeño croquis de la misma y la ubicación de los distintos elementos informativos.

Para seguir esta ruta con niños, recomendamos cruzar por el puente del árbol pero sin variar el sentido la marcha (señalado como tal en el plano que hemos elaborado para un mejor seguimiento del recorrido y que hemos incluido al final de esta publicación).

Puente del Árbol por el que cruzar el Arroyo de Valgrande

Después de atravesar el puente del árbol, se continua en el mismo sentido de la marcha. Siguiendo el camino de tierra, se pasará por delante de  varias fichas botánicas como la del alcornoque y la jara pringosa.

El recorrido de la Senda Botánica termina junto a un puente de madera cercano a la ficha botánica del pino piñonero y por el cual se cruza para llegar al otro margen del arroyo (marcado en el mapa como puente final). No obstante, también se puede continuar andando unos 50 metros más hasta llegar a una calzada asfaltada que también permite cruzar al margen contrario del arroyo (marcado en el mapa como asfalto).

Puente final del recorrido de ida por la Senda Botánica

recorrido de vuelta por la senda botánica del arroyo de valgrande

Una vez en el margen contrario del arroyo (bien por el puente final o por el asfalto), se debe continuar por el camino de arena que es paralelo al recorrido de ida. Es importante remarcar que el recorrido de vuelta que recomendamos linda con la zona de reserva natural del Monte del Pilar, por lo tanto hay que respetar los límites marcados por las balizas y nunca rebasarlos.

El camino de vuelta pasará de nuevo por el puente del árbol y un poco más allá (es decir, camino ya andado en el recorrido de ida), cruzaremos de nuevo al margen contrario del arroyo por un pequeño cruce de madera junto al cual, nada más atravesarlo, hay un panel informativo sobre el papel del bosque como protector de animales y el ecosistema en general.

Siguiendo el sentido del recorrido de vuelta, se llega a un puente de madera desde el cual se puede ver otro puente de madera, tal y como se muestra en la siguiente foto. Para volver al punto de partida y dar por concluida la ruta es necesario atravesar ambos puentes y seguir el camino de arena en paralelo al arroyo.

Finalmente se alcanza el punto que nos une al recorrido de ida por lo que sólo queda subir la cuesta por la que bajamos al principio y llegar hasta la puerta de entrada al Monte del Pilar y la explanada de aparcamiento, siendo el punto final de esta ruta por la Senda Botánica del Arroyo de Valgrande.

DATOS GENERALES DE LA RUTA
  • Distancia: 3.5 km (ida y vuelta)
  • Tipo de ruta: Circular o lineal en 8. El recorrido de ida y el de vuelta van en paralelo cruzándose en varios puntos. Para mejor comprensión, ver el mapa de la ruta.
  • Dificultad: Nula
  • Tiempo: 1 -2 horas (según el paso de los niños)
  • Servicios: Fuera del recinto perimetral del Monte del Pilar y por otras puertas de acceso:
    • Zona infantil
    • Aparcamiento
    • Bar-restaurantes
    • Tiendas y Centro Comercial
    • Alquiler de bicicletas municipales
  • Niños: Si (a partir de 4-5 años)
  • Carrito: Si, aunque existen piedras que a veces impiden que las ruedas giren perfectamente.

 

Deja un comentario