RUTA CON NIÑOS A CANTOCOCHINO (LA PEDRIZA – MADRID)

La Pedriza, situada en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama de Madrid, es uno de los lugares más frecuentados en familia por aquellos que amamos la naturaleza, ya que es un espectáculo natural con mil y un rincones por explorar. De hecho, ésta no es la primera vez que proponemos planes con niños en La Pedriza, ya que lo hicimos cuando visitamos el Castillo de Manzanares y el Embalse de Santillana. En esta ocasión, vamos a caminar entre sus rocas para descubrirla a través de una ruta para hacer en familia fácil y, como siempre, pensada para todos los públicos. Si estáis buscando un plan de fin de semana con niños en la naturaleza, continuad leyendo sobre esta excursión en familia que recorre este paseo desde El Tranco hasta Cantocochino.

COMIENZO DE LA RUTA – EL TRANCO

Para llegar hasta el comienzo de la ruta, debemos dirigirnos hacia el municipio madrileño Manzanares El Real. Por la M-608, se llega a la rotonda con la estatua de un senderista en el centro. En la rotonda, hay que tomar la salida hacia el centro del pueblo y nada más cruzar el puente, cogeremos el primer desvío hacia la izquierda que es comienzo de la Avenida de La Pedriza. Siguiendo esta avenida, pronto veremos un cartel que anuncia el Hostal El Tranco y a la izquierda una pequeña explanada de tierra donde podremos aparcar el coche.

Una vez abandonado el coche, debemos caminar hasta el final de la explanada de tierra donde se encuentra una barrera que impide el paso de vehículos. Cruzando la barrera, continuaremos por el camino de tierra, unos cuantos metros más adelante, el camino se abre hacia la izquierda para dejar a la vista una balsa del río donde hacer unas bonitas fotos y lanzar alguna “rana”.

Continuando por el camino llegaremos a una súper roca, que hace las veces de suelo y desde donde podremos contemplar cómo fluye el río. Nada más cruzar la placa de roca, llegaremos de nuevo al camino de tierra que nos recuerda que aún estamos en zona urbana, pues encontraremos coches aparcados y el muro de una casa. Seguiremos el camino hasta que éste se cruce con el asfalto de una zona de aparcamiento. Desde aquí nos dirigiremos a la izquierda, hacia el fondo de aparcamiento para comenzar de nuevo a andar sobre tierra. Tras abandonar la zona asfaltada, el resto de la ruta transcurre por el interior de La Pedriza, por lo que en todo nuestro camino estaremos acompañados de las grandes formaciones rocosas de este paraje.

FINAL DE LA RUTA – CANTOCOCHINO

Yendo en paralelo al río, el camino de tierra se transforma en una pequeña calle de granito que nos conducirá a la parte más elevada de la ruta. En este punto podremos contemplar una bonita vista del río con las montañas al fondo.

Desde aquí, comenzaremos el descenso hacia Cantocochino. Nada más empezar a bajar, el camino de tierra se intercala con granito por lo que en esta parte tendremos que tener cuidado por dónde pisamos, sobre todo con los más pequeños. Una vez volvemos a llegar abajo, casi a la altura del agua, de nuevo empezaremos a subir un poco en paralelo a grandes bloques de granito.

Cuando el terreno comienza a despejarse de rocas, llegaremos a La Foca, un chiringuito que ofrece bocadillos y refrescos, el lugar perfecto para un pequeño descanso. Aunque no siempre está abierto para servir comidas, su ubicación es perfecta a para hacer un alto en el camino y contemplar el río de cerca.

Al poco de pasar por delante de La Foca, llegaremos al puente de madera que cruza el río y que nos conducirá a una zona despejada de rocas y con un amplio camino de tierra hacia la izquierda.

Continuaremos por este camino hasta Cantocochino, el final de nuestra ruta. En este tramo del recorrido el río queda a nuestra derecha y está mucho más accesible que antes, os aconsejamos que os acerquéis al agua.

Sabremos que hemos llegado a nuestro destino cuando empecemos a ver la zona de aparcamiento que hay frente a los restaurantes de esta área recreativa de Cantocochino.

Antes de concluir la ruta, os recomendamos que hagáis un alto en el camino en el localizador de cimas de La Pedriza para identificar estos lugares de interés.

DATOS GENERALES DE LA RUTA

Para que resulte más sencillo hacer el seguimiento de la ruta, hemos preparado el siguiente croquis con el recorrido y los lugares de interés.

A continuación, incluimos los datos generales de la ruta:

  • Distancia: 5 km (ida y vuelta)
  • Tipo de ruta: Lineal
  • Dificultad: Media – debido que parte de la ruta transcurre por terreno rocoso
  • Tiempo: 2 – 3 horas ida y vuelta (según el paso de los niños)
  • Servicios:
    • Zonas de restauración al inicio y al final de la ruta
    • Refugio: La Foca.
  • Aparcamientos: En El Tranco (inicio de la ruta) y en Cantocochino (final de la ruta). Gratuito.
  • Niños: Si (a partir de 6 años)
  • Carrito: No
  • Atención:
    • No se permite el baño
    • Llevar buen calzado porque hay muchas rocas

 

 

Ruta por el Bosque de la Herrería (El Escorial – Madrid)

¿Sabías que Felipe II supervisaba las obras de El Monasterio de el Escorial desde una roca del Bosque de la Herrería? Te proponemos una ruta con niños para visitar esta silla real en la sierra de Madrid. Un recorrido que permite disfrutar de la naturaleza entre robles y castaños con unas vistas inigualables. Y para darle más emoción al plan, alargamos la ruta para descubrir La Cueva del Oso, una oquedad de pequeño tamaño que despertará el interés de grandes y pequeños.

 Comenzando desde la Ermita de la Virgen de Gracia

A pesar de que se puede llegar a la Silla de Felipe II en coche, os proponemos iniciar esta ruta junto a la pequeña Ermita de la Virgen de Gracia. Para llegar hasta allí es necesario seguir la carretera M-505 y seguir las indicaciones hacia Silla de Felipe II. Nada más abandonar la M-505, se llega a la Ermita donde se puede aparcar.

Abandonado el vehículo, tenemos dos alternativas, llegar a la Silla de Felipe II por la carretera o campo a través. Nosotros, para evitar los posibles peligros de caminar por la carretera y para disfrutar aún más de la naturaleza, recomendamos ir campo a través. Al final de esta publicación incluimos un croquis con las distintas posibilidades de esta ruta.

Para adentrarse en el Bosque de la Herrería, será necesario orientarse un poquito para dirigirnos hacia la Silla.  El recorrido tiene una ligera inclinación ya que hay que salvar la pendiente de la montaña y atravesar la carretera en 4 ocasiones. Aunque puede parecer complicado, no tiene dificultad alguna ya que hay pequeños senderos que guían para abrirnos camino.

Una Piedra Real – La Silla de Felipe II

En la cuarta ocasión que se llega a la carretera, empezaremos a ver muchos coches aparcados a ambos lados de la misma, eso significa que estamos cerca de la Silla. Al final de la cuesta arriba continuando por la carretera, llegaremos a la gran piedra donde se encuentra La Silla de Felipe II. Se trata de una gran piedra de granito con escalones en cuya cima se encuentra horadado un asiento con unas vistas privilegiadas a El Monasterio de Piedra.

Aunque es probable que haya bastante gente, vale la pena esperar un poquito para poder hacerse una foto sentado en el trono real y disfrutar de la panorámica de El Bosque de la Herrería, El Monte Abantos y El Escorial.

Junto a la base de la Silla, además del gran árbol singular y el monolito, hay un bar donde poder tomar un refrigerio o un cafetito si el frío aprieta.

La meta de la ruta – La Cueva del Oso

Tras subir a la Silla de Felipe II emprendemos la ruta hacia La Cueva del Oso. Para ello, es necesario continuar la carretera asfaltada atravesando la barrera que da comienzo a la senda botánica. Se trata de una senda de poco más de 1 km con carteles explicativos de las especies arbóreas y arbustivas más relevantes y por la que no circulan los coches.

Más adelante la carretera asfaltada desciende ligeramente. Nada más llegar a la base de la cuesta encontramos el cartel de la Fuente de los Dos Hermanos a la derecha del camino. Siguiendo la flecha del cartel llegaremos a la fuente de piedra (ojo, ¡que no es agua potable!).

Al poco de dejar la fuente  atrás y continuando por el asfalto se llega a La Cueva del Oso. Es inevitable la tentación de entrar en esta pequeña oquedad y buscar pistas para averiguar si el oso existió o es sólo una leyenda. Habitase un oso o no, visitar esta cueva y su entorno merece la pena.

Si queréis hacer un salto en el camino, antes de emprender el camino de vuelta a la Silla y a la Ermita, podéis reponer fuerzas en el merendero de El Rincón de la Hiedra a pocos metros de La Cueva del Oso.

Aunque La Cueva del Oso es el destino final de la ruta que os proponemos, se puede alargar continuando por el sendero asfaltado… pero ese plan lo dejamos para otro día :).

Datos generales de la ruta por el Bosque de la Herrería

Para una mejor planificación de vuestro plan en familia, hemos preparado este croquis en el que mostramos las distintas alternativas de esta ruta (por carretera o campo a través) y los principales puntos de interés.

  • Distancia (ida y vuelta):
    • Por carretera hasta La Silla de Felipe II: 3 km
    • Por carretera hasta La Cueva del Oso: 4 km
    • Campo a través hasta La Silla de Felipe II: 2 km
    • Campo a través hasta La Cueva del Oso: 3 km
    • De La Cueva del Oso hasta El Rincón de la Hiedra (merendero): 500 metros
  • Tipo de ruta: Lineal con posibilidad de ser circular si se combinan ruta por carretera y campo a través
  • Dificultad: Fácil – Media (en pendiente)
  • Tiempo: 2 – 3 horas (según el paso de los niños)
  • Servicios:
    • Merendero
    • Aparcamiento
    • Bar (junto a La Silla de Felipe II)
  • Niños: Si (a partir de 5 años)
  • Carrito: Si (sólo siguiendo la carretera asfaltada)

Viaje en Teleférico y Ruta por la Casa de Campo (Madrid)

¿Quieres recorrer Madrid por las alturas y además pasear por el pulmón de la ciudad? Si es así, te proponemos el siguiente plan: un viaje en Teleférico y una ruta a pie por la Casa de Campo de Madrid. ¿Te apuntas? A continuación, te damos toda la información para que prepares tu plan para toda la familia.

UN PASEO POR LAS NUBES – TELEFÉRICO DE MADRID

El plan que proponemos comienza con el viaje en Teleférico partiendo de la estación de telecabina ubicada en la calle Pintor Rosales. Para llegar hasta allí, se puede ir en transporte público ( Metro – Argüelles) o en coche (aparcamiento cercano en zona azul).

El recorrido en telecabina es de casi 2.500 metros y a una altura de 40 metros, lo que permite disfrutar de unas vistas inigualables de la Casa de Campo, el Palacio de Oriente y la Catedral de la Almudena. La duración de cada trayecto es de unos 11 minutos, por lo que el viaje ida y vuelta es de unos 25 minutos, tiempo suficiente para disfrutar de la experiencia y contemplar Madrid desde el cielo.

Para organizar este plan, es necesario tener en cuenta lo siguiente:

  • Condiciones climáticas: Dado que la telecabina circula por un cable, el Teleférico puede suspender el servicio en caso de viento racheado o tormenta eléctrica. Aunque el servicio funciona con normalidad con lluvia o con nieve, recomendamos que este plan se realice en un día despejado  para disfrutar de la panorámica.
  • Horarios de apertura y cierre: Es importante consultar los horarios de apertura y cierre para evitar largas esperas en la estación para subir a la telecabina y para poder programar el viaje de vuelta.

Toda la información de horarios y tarifas está disponible en la web del Teleférico de Madrid.

RUTA A PIE POR LA CASA DE CAMPO

La ruta a pie que proponemos comienza desde la estación del Teleférico ubicada en la Casa de Campo, tras el viaje de ida por el cielo de Madrid.

Al pie de la estación de telecabina encontramos un parque infantil y un mirador con paneles informativos desde donde se pueden ver los lugares más representativos de la ciudad. Tras el mirador, la ruta continua por el camino de arena en dirección a la Catedral de la Almudena.

Un poco más adelante, el camino se dificulta ya que empieza a tomar pendiente y hay surcos en la arena. Para llegar hasta el Lago, es necesario bajar la cuesta… ¡cuidado con los niños que es bastante prenunciada! Eso sí, las vistas son espectaculares.

Al final de la cuesta, tan sólo hay que continuar por el camino de arena en la misma dirección que llevábamos (hacia la Almudena). Este camino nos llevará hasta una carretera asfaltada que hay que atravesar (¡cuidado al cruzar!). Continuando en paralelo a la carretera, llegaremos al parque infantil y al aparcamiento que hay frente al Lago de la Casa de Campo.

Una vez junto al Lago, se puede hacer un alto en el camino para reponer fuerzas en alguno de los restaurantes de la zona o simplemente hacer una parada para contemplar el Lago y dar de comer a los patos.

Bordeando el Lago pasaremos junto al embarcadero desde donde se puede tomar una barca para un paseo por el Lago (recomendamos visitar horarios y tarifas) y al centro de educación ambiental de la Casa de Campo.

Una vez recorrido el Lago, podremos comenzar el camino de vuelta hasta llegar a la estación del Teleférico para poder regresar a la estación de la calle Pintor Rosales desde donde empezamos el plan.

alternativas a la ruta a pie

Para facilitar la realización de este plan en familia, hemos preparado este croquis incluyendo el recorrido del Teleférico, la ruta a pie y los puntos de mayor interés.

Croquis del recorrido en Teleférico, ruta a pie y principales puntos de interés

Esta misma ruta se puede realizar sin necesidad de hacer el viaje en Teleférico. Si es así, el inicio y el final de la ruta sería el aparcamiento de la Casa de Campo. Puedes llegar hasta allí en transporte público (Metro – Lago) o en coche (se puede aparcar en el mismo aparcamiento).

Si quieres hacer una ruta más corta, no recorras el perímetro del Lago de la Casa de Campo. De esta forma, la ruta (ida y vuelta) tiene unos 2,5 km.

DATOS PRÁCTICOS DE LA RUTA A PIE
  • Distancia: 4 km (ruta completa ida y vuelta) o 2,5 km (ruta ida y vuelta sin recorrer el Lago)
  • Tipo de ruta: Lineal
  • Dificultad: Media (por la zona en pendiente)
  • Tiempo: 2 – 3 horas (según el paso de los niños)
  • Servicios:
    • Merendero
    • Parque infantil
    • Aparcamiento
    • Embarcadero – paseo en barcas
    • Centro de Educación Ambiental de la Casa de Campo
    • Restaurantes
  • Niños: Si (a partir de 5 años)
  • Carrito: Si (sólo por la zona del Lago)

Todo el ocio en Juvenalia 2018

Comienza Diciembre con la cita anual con el ocio infantil y juvenil, JUVENALIA 2018. Como cada año, este Salón llega al IFEMA de Madrid con la mejor oferta de actividades de educación, cultura, naturaleza, música y deporte del 5 al 9 de diciembre. Sigue leyendo y descubre este plan perfecto para toda la familia.

NOVEDADES JUVENALIA 2018

Como no podía ser de otra forma, cada edición supera a la anterior con un montón de novedades. A continuación, desvelamos algunas de ellas:

  • Rincón del Lector: Con la participación de 25 editoriales, este Salón cuenta con una biblioteca con más de 300 volúmenes entre cuentos, comics, libros y revistas que fomentarán la lectura entre los más pequeños. Además en este espacio, tendrán lugar actividades como cuentacuentos y talleres de ilustración que  buscan despertar el gusto de los niños por la literatura.
  • La Pandilla de Drilo: Este famoso cocodrilo llega a Juvenalia junto a todos sus amigos para enseñar y divertir a los niños. A través de 7 talleres en distintos rincones, Drilo fomentará el ahorro de agua, el consumo de frutas, el reciclaje y el cuidado de los animales entre otros. Todo ello con mucha música y diversión.

  • Speed Zone: Quad eléctricos y jumpings con cámaras de aire pondrán a prueba la destreza de los más intrépidos y a los amantes del riesgo seguro.
  • Liga Nacional de Robótica y Paramount Pictures: Estas dos organizaciones ponen la semilla tecnológica en Juvenalia. La creación de robots y la competición entre ellos sorprenderá a niños y adultos.

REPITEN EN JUVENALIA 2018

Aparte de las nuevas actividades, en Juvenalia 2018 no pueden faltar las actividades de los expositores fieles a la cita que tantas pasiones despertaron en los niños durante las ediciones anteriores. Éstos son algunos de ellos:

  • Cuerpo Nacional de Policía: Un clásico de Juvenalia son las actividades de estos cuerpos de seguridad. Tirolinas, puentes y un montón de actividades donde mostrar la destreza de los más pequeños. Además, los guías caninos nos mostrarán una exhibición de su trabajo y se imparten consejos de seguridad para todos los públicos.
  • Federación de Golf de Madrid: El deporte también está presente en Juvenalia 2018. Practica tu swing en el campo de mini-golf y afina tu puntería en las dianas hinchables.

  • Circo Diverso: Los niños podrán montar todo un espectáculo circense aprendiendo a usar todos los instrumentos de circo que se pueden utilizar en este espacio mediante el préstamo gratuito. Cariocas, discos chinos, bolas de malabares, diábolos, monociclos y mucho más podrán a prueba las habilidades de todos.
  • Apadrina la ciencia: Ser científico por un día es posible en este espacio donde la ciencia se acerca a los niños. Los peques de la casa podrán hacer experimentos y descubrirán la magia de las reacciones químicas.
  • Escenario Baby Radio: La marcha de Juvenalia viene de la mano de Baby Radio y de su escenario por donde desfilarán los músicos infantiles y juveniles del momento como Raúl Charlo, Twinkle Rock, La Pandilla Drilo y la Banda Mocosa entre otros. Déjate llevar por la música y mueve ese cuerpo al ritmo de canciones de hoy y de siempre.

JUVENALIA 2018, PARA TODOS

Este Salón de Ocio infantil y Juvenil piensa en todos los participantes y por ello cuenta con una serie de puntos que hacen de Juvenalia un planazo para toda la familia.

En Espacio Entre Mamás y la Bebeteca, las madres, padres y familias con bebés podrán disfrutar de distintos espacios donde poder compartir experiencias, relajarse y utilizar juguetes de estimulación adaptados a la edad y necesidades de los más pequeños.  Además, en Juvenalia tendrán lugar talleres a modo de escuela para padres donde se tratarán temas como la lactancia y el sueño infantil.

Y en todo lugar donde hay bebés y niños, no puede faltar una zona de lactancia tranquila y reservada así como un zona de pic-nic donde poder reponer fuerzas con comida traída de casa o adquirida en las distintas zonas de restauración de IFEMA.

Juvenalia 2018 también se preocupa por la integración de los jóvenes discapacitados por lo que a implantado la iniciativa “la pulsera amiga” con la que los minusválidos con acreditación oficial podrán tener acceso directo a las actividades sin tener que esperar cola.

Pero esto no es todo, Juvenalia 2018 ofrece mucha más diversión en sus 2 pabellones del IFEMA asi que, no pierdas más tiempo y compra las entradas para toda tu familia en Juvenalia – Entradas.

Nosotros estamos contando los días que quedan para la cita. Como cada año, os iremos contando la experiencia desde allí a través de nuestras redes sociales, ¡no os lo perdáis!.

Ruta con niños por el Arroyo de Valgrande (Majadahonda)

Para aquellos que conocen el Monte del Pilar es bien sabido que es un parque forestal que ofrece infinidad de posibilidades para realizar actividades al aire libre y así os lo contamos en nuestra publicación «El Monte del Pilar, un monte para toda la familia». 

En esta ocasión volvemos a hablar de este espacio natural público para compartir con vosotros la Senda Botánica del Arroyo de Valgrande que transcurre por el interior del Monte del Pilar. Esta ruta es perfecta para hacer con niños, no sólo por su baja dificultad y su corta distancia, sino también por su contenido educativo ya que todo el recorrido está salpicado de paneles informativos y fichas botánicas sobre la flora y fauna de la zona.

Fichas botánicas

Fichas botánicas de la Senda Botánica del Arroyo de Valgrande

A continuación os damos todos los detalles de esta ruta, ¡esperamos que os guste!

CÓMO LLEGAR A LA SENDA BOTÁNICA del ARROYO de VALGRANDE

El Monte del Pilar, ubicado entre los municipios de Madrid, Pozuelo de Alarcón y Majadahonda, dispone de varias puertas de acceso y desde todas ellas se puede llegar a la Senda Botánica del Arroyo de Valgrande. Sin embargo, para hacer esta ruta con niños y que la distancia sea asumible por ellos, recomendamos entrar por la puerta de acceso de la Calle Troya ubicada en la Urbanización Pinar del Plantío de Majadahonda.

A este acceso se puede llegar con el coche y aparcar en la explanada de arena que hay junto al mismo. Este acceso cuenta con dos puertas pero para llegar a la Senda es necesario entrar por la de la izquierda según se mira hacia el Monte del Pilar. Nada más entrar por dicha puerta, aparecen los primeros paneles informativos del Monte del Pilar que son el punto de inicio de esta ruta (que no de la Senda Botánica que empieza un poco más adelante).

Inicio Senda Botánica

Inicio de la ruta hacia la Senda Botánica del Arroyo de Valgrande (Majadahonda).

 RECORRIDO IDA por la senda botánica del arroyo de valgrande

Tras cruzar la puerta de entrada y pasar frente a los carteles informativos que se ven en la foto anterior, la ruta transcurre siguiendo por el camino de tierra que lleva hasta el arroyo.  Antes de llegar al cauce (con más caudal o menos en función de la época del año), el camino de tierra se bifurca justo en una bajada. Aunque se pueden tomar ambos lados del camino, recomendamos seguir el tramo de la derecha.

Continuando por el camino, se llega al Arroyo de Valgrande y a uno de los paneles informativos de la Senda Botánica, concretamente al que trata sobre el Bosque de Ribera y que explica las especies singulares que acompañan las márgenes de los ríos.

Siguiendo el camino hacia la derecha (dejando el arroyo a nuestra izquierda), pronto se llega a un puente de madera. Aunque a lo largo de la Senda Botánica hay varios puentes de madera, éste es el más característico por estar junto a un árbol cuyas raíces quedan al aire. A la altura de este puente se encuentra otro panel informativo que describe la Senda Botánica al completo con un pequeño croquis de la misma y la ubicación de los distintos elementos informativos.

Para seguir esta ruta con niños, recomendamos cruzar por el puente del árbol pero sin variar el sentido la marcha (señalado como tal en el plano que hemos elaborado para un mejor seguimiento del recorrido y que hemos incluido al final de esta publicación).

Puente del Árbol por el que cruzar el Arroyo de Valgrande

Después de atravesar el puente del árbol, se continua en el mismo sentido de la marcha. Siguiendo el camino de tierra, se pasará por delante de  varias fichas botánicas como la del alcornoque y la jara pringosa.

El recorrido de la Senda Botánica termina junto a un puente de madera cercano a la ficha botánica del pino piñonero y por el cual se cruza para llegar al otro margen del arroyo (marcado en el mapa como puente final). No obstante, también se puede continuar andando unos 50 metros más hasta llegar a una calzada asfaltada que también permite cruzar al margen contrario del arroyo (marcado en el mapa como asfalto).

Puente final del recorrido de ida por la Senda Botánica

recorrido de vuelta por la senda botánica del arroyo de valgrande

Una vez en el margen contrario del arroyo (bien por el puente final o por el asfalto), se debe continuar por el camino de arena que es paralelo al recorrido de ida. Es importante remarcar que el recorrido de vuelta que recomendamos linda con la zona de reserva natural del Monte del Pilar, por lo tanto hay que respetar los límites marcados por las balizas y nunca rebasarlos.

El camino de vuelta pasará de nuevo por el puente del árbol y un poco más allá (es decir, camino ya andado en el recorrido de ida), cruzaremos de nuevo al margen contrario del arroyo por un pequeño cruce de madera junto al cual, nada más atravesarlo, hay un panel informativo sobre el papel del bosque como protector de animales y el ecosistema en general.

Siguiendo el sentido del recorrido de vuelta, se llega a un puente de madera desde el cual se puede ver otro puente de madera, tal y como se muestra en la siguiente foto. Para volver al punto de partida y dar por concluida la ruta es necesario atravesar ambos puentes y seguir el camino de arena en paralelo al arroyo.

Finalmente se alcanza el punto que nos une al recorrido de ida por lo que sólo queda subir la cuesta por la que bajamos al principio y llegar hasta la puerta de entrada al Monte del Pilar y la explanada de aparcamiento, siendo el punto final de esta ruta por la Senda Botánica del Arroyo de Valgrande.

DATOS GENERALES DE LA RUTA
  • Distancia: 3.5 km (ida y vuelta)
  • Tipo de ruta: Circular o lineal en 8. El recorrido de ida y el de vuelta van en paralelo cruzándose en varios puntos. Para mejor comprensión, ver el mapa de la ruta.
  • Dificultad: Nula
  • Tiempo: 1 -2 horas (según el paso de los niños)
  • Servicios: Fuera del recinto perimetral del Monte del Pilar y por otras puertas de acceso:
    • Zona infantil
    • Aparcamiento
    • Bar-restaurantes
    • Tiendas y Centro Comercial
    • Alquiler de bicicletas municipales
  • Niños: Si (a partir de 4-5 años)
  • Carrito: Si, aunque existen piedras que a veces impiden que las ruedas giren perfectamente.

 

4 Museos para visitar con niños

¿Niños en un museo? ¡Claro que sí! Mucha gente se sorprende cuando proponemos visitar un museo como actividad para hacer con niños pues los asocian a lugares en silencio y para adultos. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Los museos son lugares donde descubrir y aprender de forma divertida infinidad de cosas, entre otras, el arte, la ciencia, la naturaleza, la historia y la tecnología. Además, los museos cada vez están más orientados a los niños incluyendo zonas o actividades dirigidas a sus edades por lo que cada vez son más bienvenidos.

Aquí os proponemos algunos de los museos que hemos visitado y disfrutado con niños.

Museo de las Ciencias de Castilla La Mancha – Cuenca

En pleno casco antiguo de Cuenca se encuentra este museo cuya propuesta es un recorrido interactivo por el planeta Tierra, por su pasado y su futuro, desde lo más profundo de su interior hasta alcanzar el cielo y descubrir el universo que nos rodea.

El Aire, el agua, las fuerzas de la naturaleza y la vida en general es lo que nos presenta el Museo de las Ciencias donde se permite tocar y experimentar. ¿Qué es el tiempo? ¿Cómo se aprovecha la energía eólica? Las respuestas a estas preguntas y muchas más son respondidas de forma didáctica y divertida para que niños y adultos aprendan sobre Ciencia.

Además, este museo cuenta con un planetario que recrea el cielo y en la que se realizan proyecciones para todas las edades.

Arboreto Luis Ceballos – El Escorial (Madrid)

Además de ser un Centro de Educación Ambiental, el Arboreto Luis Ceballos, dada su gran colección de árboles y arbustos es considerado como museo, un museo vivo de especies forestales.

En su recinto de casi 4 hectáreas se pueden descubrir casi 250 especies que muestran la gran diversidad forestal de nuestro país y todo ello en un entorno privilegiado, en plena Sierra de Guadarrama.

El Arboreto está dividido en 19 espacios temáticos divulgativos para conocer mejor los aspectos botánicos, forestales o culturales del bosque como la senda de los sentidos o la charca. Aparte de los recorridos por este museo vivo, el Arboreto organiza actividades de divulgación científica y educación ambiental para todos los públicos.

Museo Interactivo de la Música (MIMMA) – Málaga

¿Te imaginas un museo en el que hay carteles que indican “Se ruega tocar”? En el MIMMA de Málaga niños y adultos descubren todo lo relacionado con la música, desde el concepto de sonido hasta los instrumentos más curiosos.

Además, este museo cuenta con varias salas en las que podemos dejar salir al músico que llevamos dentro ya que están disponibles al público distintos instrumentos de cuerda y percusión.

InsectPark – El Escorial (Madrid)

Aunque prácticamente pasa inadvertida, a nuestro alrededor existe una microfauna llena color y formas sorprendentes. Sí, se trata de bichos pero muchos de ellos de gran belleza, auténticas maravillas de la naturaleza.

Este mundo desconocido y actividades relacionadas con él es lo que nos muestra InsectPark, un museo zoológico con una colección de ejemplares agrupados por temáticas y de todos los lugares del mundo.

Escarabajos, mariposas, arañas y mucho más es lo que recogen las vitrinas de este museo que deja boquiabiertos a todos los públicos. Pero en este museo no sólo hay animales conservados sino que también cuenta con salas de insectos vivos… ¿serás capaz de encontrar dónde están escondidos?

 

Planes familiares para 21 y 22 de abril- Noroeste Madrid

Parece que las lluvias nos dan una tregua y el sol empieza asomar, así que os traemos un fin de semana lleno de planes para toda la familia y al aire libre por la zona noroeste de Madrid… ¿Te los vas a perder?

II Feria de Actividades Ambientales (El Escorial) – 21 abril 2018

Dentro de la labor de concienciación y sensibilización ambiental que ofrecen los Centros de Educación Ambiental de la Comunidad de Madrid, el próximo fin de semana tendrá lugar la segunda edición de la Feria de Actividades Ambientales en el Arboreto Luis Ceballos.

Durante toda la mañana del sábado 21 de abril , el entorno privilegiado del Arboreto se transforma en una gran escuela de la naturaleza en la que tanto los más pequeños de la familia como los adultos podremos aprender a cuidar y respetar la naturaleza a través de talleres impartidos por los Centros de Educación Ambiental y otros colaboradores como InsectPark. Desde las 11:00 hasta las 13:30 podremos disfrutar de talleres de flora, fauna, reciclaje y pintacaras.

Aunque no hay límite de plazas, es necesario llamar al Centro para reservar así como para solicitar el permiso para el paso de vehículos por la pista forestal del Monte Abantos  (Tel. 91 898 21 32).

1ª Edición El Mercado de las Conchas (Torrelodones) – 22 abril 2018

En La Casa Verde de Torrelodones, a tan sólo 20 minutos de Madrid, tiene lugar la primera edición de El Mercado de las Conchas, la nueva referencia en productos de diseño, vintage, mobiliario, complementos y decoración.

Desde las 11h hasta las 19h, en un espacio único y de acceso gratuito, podrás disfrutar de una oferta de comercio diferente con productos exclusivos y artesanales además de una oferta cultural y de ocio con espacio gourmet y música en directo.

El plan de El Mercado de las Conchas está dirigido a todos los públicos ya que también ofrece  los siguientes talleres para los peques de la casa:

  • La Casa del Baobab impartirá talleres con la temática de la primavera y enfocados al desarrollo de la creatividad de los niños y la estimulación de todos los sentidos.
  • Cubitoys pondrá a disposición de los peques sus construcciones multimadera para que jueguen y experimenten creando mil y una formas… y además, ¡¡habrá sorteo de una caja de Cubis!!
  • Ludeteque nos retornará a pequeños y mayores al pasado, donde los juguetes y juegos más sencillos estaban llenos de diversión. El pañuelo, el yo-yó, las chapas, las canicas y muchos más juegos entretendrán de lo lindo a todo el público.
4º American SpRing Party 2018 (Las Rozas) – 22 abril 2018

Este es el cuarto año que la Academia de inglés Dreaming California traslada el espíritu americano al Recinto Ferial de Las Rozas con la American Spring Party. Desde las 11h hasta las 20h podremos convertirnos en auténticos americanos a través de distintas actividades gratuitas para todos los públicos:

  • Competiciones deportivas: No podían faltar en esta party deportes como el bésibol y el fútbol americano.  Si quieres formar parte de la competición de éstos y otros deportes, es necesario inscribirse desde la página del evento.
  • Competiciones de comida: Si te gusta la comida americana y siempre has querido enfrentarte a un reto de Crónicas Carnívoras, ¡esta es tu oportunidad! Come hasta la saciedad frente a rivales de tu misma categoría de edad.
  • Zona infantil: Circo, magia, pintacaras, juegos y mucha diversión será lo que los peques podrán disfrutar con Circografía.
  • Talleres y otras actividades: Montar en skate, decorar cupcakes, montar en poni y muchas otras actividades impartidas por empresas profesionales están programadas a lo largo del día para que disfruten desde los más pequeños hasta los adultos.

La jornada estará acompañada por música, baile y una gastronomía al puro estilo americano. Y para completar la diversión, los distintos patrocinadores sortearán premios para disfrutar de actividades como pases a la pista de nieve de SnowZone, vuelos en el túnel de viento de MadridFly, partidas de bolos de Ilusiona,…

Si quieres vivir en América por un día, no te pierdas esta cita.

 

 

Visita al Castillo de Manzanares El Real

Si estás pensando en hacer un buen plan con niños para estos días, una buena opción puede ser visitar el Castillo de Manzanares El Real en pleno Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. A apenas 45 minutos de Madrid, se encuentra Manzanares El Real, un encantador pueblo de montaña entre el Embalse de Santillana y La Pedriza con uno de los castillos mejor conservados de toda España. ¿Te atreves a transportarte a la Edad Media? Continúa leyendo y diviértete con tus hijos viendo caballeros medievales y bonitos paisajes.

DESCUBRIENDO EL INTERIOR DEL CASTILLO

Tras acceder all recinto del Castillo, se llega a la entrada del mismo con su puerta impotente y las torretas que la flanquean. Nada más atravesarlas, se llega al pasillo que deja el antemuro defensivo donde están las almenas.

Un poco más adelante, está a la puerta que lleva al interior del Castillo, donde te reciben unas armaduras caballerescas y poco después, un pequeño túnel en la piedra (¡¡cuidado adultos con las cabezas!!) que lleva a una cámara en la cual se puede contemplar la profundidad de las torres que llevan a las mazmorras (o eso decía la peque de la casa toda emocionada :)).

El recorrido por el interior permite descubrir que este Castillo además de fortaleza es un palacio. Así se puede comtemplar el precioso patio con columnas en dos alturas, los grandes salones con tapices de la época, los dormitorios de los señores del Castillo (Los Mendoza) y los miradores con las espléndidas vistas, por un lado a la Pedriza y por el otro al Embalse de Santillana.

Y tras casi tocar el cielo desde la parte alta del Castillo, la visita al interior termina con una bajada (quizá un poco peligrosa, así que cuidado con los niños) por las estrechas escaleras de caracol en piedra que recorren la altura de la torreta que llevan de regreso al patio principal del Castillo.

UN PASEO POR LOS JARDINES DE PALACIO

Aparte de disfrutar de un interior perfectamente conservado, el Castillo de Manzanares El Real dispone de unos jardines muy amplios donde los niños pueden correr y jugar a sus anchas y que tratan de recrear como eran los de la época.

Desde la entra al recinto del Castillo, se inicia un pequeño sendero con arcos de madera y farolillos que conducen a los jardines. Salpicados por el camino, hay algunos bancos de madera donde poder sentarse y disfrutar de la tranquilidad de la zona y contemplar de las vistas al Castillo. Al final del sendero se encuentra un pequeño laberinto, dibujado en piedra en el suelo, donde los niños no pararán de correterar y jugar al pilla-pilla.

Un poco más adelante del laberinto, se encuentra el huerto con plantas medicinales, hortalizas y frutales que daban servicio a las cocinas del Castillo. Dado que cada plantación tiene su «cartelito», dependiendo de la época del año, podréis jugar con vuestros hijos a adivinar de qué planta se trata.

Este plan es para toda la familia, eso sí, tened en cuenta que al Castillo de Manzanares El Real y sus jardines no está acondicionado para el acceso con carrito, por lo que tendréis que dejarlo a la entrada junto a las taquillas (así lo hicimos nosotros).

La entrada al interior del Castillo de Manzanares El Real es bastante económica, existiendo tarifa reducida para niños menores de 14 años y siendo gratuita para niños menores de 3 años. Si no tenéis tiempo de entrar al Castillo, tened en cuenta que se puede acceder a la ronda que lo rodea por el antemuro y a sus jardines sin pagar entrada. Para disponer de toda la información sobre horarios y tarifas os dejamos el enlace a la página del Castillo de Manzanares El Real.

Este plan en Manzanares El Real lo podéis completar con una pequeña ruta por el Embalse de Santillana y/o con una comida familiar en el Restaurante La Reunión o en el Molino El Taller del Agua.