LIBROS PARA PEQUEÑOS LECTORES

¡Leer, leer y leer! Eso es lo recomendable para afianzar las letras, coger soltura, mejorar la comprensión lectora y ampliar vocabulario. La afición por la lectura ya viene después, aunque por supuesto se puede fomentar de pequeños leyéndoles cuentos y enseñándoles libros infantiles.

Crear un pequeño lector, bien sea por crear la afición o por exigencia educativa, es complicado, al menos, eso nos ocurre a nosotros en casa. Desde edad temprana, visitamos la biblioteca a menudo, cogemos libros en préstamo, acudidos a cuentacuentos y leemos en familia. Pero por mucho que hacemos, a la peque le cuesta ponerse a leer, y cuando lo hace, es más por obligación que por gusto. No obstante, si somos un poco empáticos, no es de extrañar que sea así. No hay más que pensar en aprender un nuevo idioma, difícil, ¿verdad? Pues a ellos les pasa más o menos lo mismo.

Para que coger soltura en la lectura no sea un suplicio, estamos transformando esa “obligación” en algo divertido porque leer es un placer, un hobby y además es imprescindible para nuestras vidas. Para ello, aparte de una temática que motive a la pequeña lectora, buscamos libros que vayan un poquito más allá. Estos son los tipos de libros que nosotros utilizamos para fomentar la lectura.

Libro-juegos para leer jugando

No hay nada como aprender jugando, así que los libros que convierten la lectura en juego son las más indicados para los primeros pinitos con la lectura (o al menos eso es lo que vemos en casa). Libros que hacen que los niños interactúen con la historia y quieran continuar leyendo para ver qué ocurre en la siguiente página.

Los libro-juegos se caracterizan por tener un texto corto que entremezcla un cuento o historia con una actividad a realizar con el libro. Cada actividad es un “reto” para el niño y algunos ponen a prueba alguna destreza, por lo que el logro motiva a continuar con la siguiente actividad y con ella, a leer de qué se trata.

Algunos libro-juegos están centrados en una actividad concreta como los libros de búsquedas. Otros proponen una combinación de actividades como búsquedas, laberintos, unión de parejas, etc.

El autor de libro-juegos por excelencia es Herve Tullet, un maestro capaz de cautivar a niños y adultos con dibujos sencillos y hacer que un punto en una página cobre vida. En nuestra publicación “Hervé Tullet, el autor de bestsellers para niños” comentamos más sobre este escritor y sus libros.

Lecturas cortas para mentes inquietas

Las primeras lecturas de los niños deben tener una duración muy limitada. 5 minutos puede resultar una eternidad si estás haciendo algo costoso y con pocas ganas. Por lo tanto, si elegís un libro o cuento de varias páginas, la lectura del niño deberá intercalarse con la del adulto. Veréis que con la lectura vuestras dotes de negociación también las pondréis en práctica (jajajaja) “yo leo este párrafo y tú este otro…”

Para evitar una lectura “por fascículos”, nosotros elegimos libros con lecturas cortas. Son perfectos los libros en los que cada página es un cuento como los de la colección 7 leguas de Kalandraka (tienen unos años, pero en casa son un éxito).

Otra forma de encontrar lecturas cortas son los libros de preguntas y respuestas. Los textos suelen ser cortos y sencillos e incluso ponen a prueba la curiosidad de los niños y su inquietud por aprender. Muchos de estos libros de preguntas y respuestas tienen unos dibujos muy llamativos e incluso fomentan la interacción de los niños con los libros a través de pestañas.

Unos libros que están a caballo entre los libro-juegos y los libros de lecturas cortas son los de adivinanzas. Cada adivinanza es un acertijo por descubrir, un reto por lograr. Además, las adivinanzas tienen textos muy divertidos y con rima, lo que divierte a los niños y además les introduce en la poesía.

poniendo en práctica lo que lees

La lectura es esencial en la vida. No hay ni un sólo día en el que nos vayamos a la cama sin haber leído algo, ya sea en un libro, en la televisión, en el móvil o incluso haciendo la compra. Para hacer entender a los niños la importancia de la lectura (no sólo es necesario para poder estudiar), nosotros utilizamos los libros de manualidades, de recetas o de experimentos.

Estos libros ilustran y especifican las instrucciones o pasos a seguir para lograr un fin, y para poder avanzar en lo que están haciendo es imprescindible seguir leyendo… «¿Y ahora qué Mamá?… Lee y sabrás qué hacer

Con estos libros, además de pasar un rato divertido en la cocina, ejerciendo de artistas o ilustres científicos, los niños van leyendo poco a poco y no relacionan la lectura con un esfuerzo o con algo obligatorio.

libros con «ayuda»

Toda ayuda es bienvenida en los comienzos de cualquier actividad, y la lectura no iba a ser menos.

Unos libros que ayudan mucho a agilizar la fluidez de la lectura así como a estimular la atención y la imaginación de los niños, son los libros con pictogramas. Se trata de libros en los que se sustituyen algunas palabras por imágenes que significan lo mismo.

Además de leer este tipo de cuentos, también podéis crearlos vosotros mismos en casa con pegatinas o incluso haciendo pequeños dibujos.

También podemos clasificar como libros con «ayuda» a aquellos escritos exclusivamente con mayúsculas o minúsculas, ya que permiten que los niños puedan entender bien las letras y así desarrollar su habilidad lectora.

Las nuevas tecnologías también pueden hacer su labor en el fomento de la lectura. Existen muchas apps con audiolibros que permiten escuchar el texto a la vez que éste aparece en la pantalla. Incluso algunos disponen de una función para establecer la velocidad de lectura. Respecto a las nuevas tecnologías siempre tenemos que recordar que no debemos abusar de ellas ni hacerlas sustitutas de otros recursos educativos, sino que deben ser un complemento.

 

El gato yogui y el bosque que meditaba. Yoga y meditación para niños

Libro – El gato yogui y el bosque que meditaba. Lectura recomendada sobre meditación y yoga para niños

Nuestro mundo gira muy deprisa. Y no nos referimos al movimiento de rotación sino al ritmo frenético de nuestra vida familiar. Casa, trabajo, redes sociales, extra-escolares de los niños, actividades de ocio, … Vivir a toda velocidad hace que nos olvidemos de las cosas que realmente importan y  a veces dejamos de lado o no prestamos toda la atención a nuestro mundo interior.

Esta situación no sólo es propia de los adultos sino que también los niños están metidos en esta rueda. Les llevamos corriendo a todas partes, llenamos de actividades su tiempo de ocio y enlazamos una actividad con otra. Incluso, con las nuevas tecnologías y la televisión, su cerebro está captando nueva información en todo momento. Invadimos su vida de cosas materiales pero ¿cómo son sus emociones? ¿cuáles son sus pensamientos? ¿son esas cosas las que realmente necesitan?

Éste es precisamente el análisis de trasfondo del libro para niños “El gato yogui y el bosque que meditaba. Yoga y meditación para niños” de Violeta Arribas. Un libro que, de una forma muy sencilla y lúdica, trata de acercar a los niños las claves para lidiar con las emociones y cuidar su “yo interior”. Les abre los ojos para apreciar las cosas importantes de la vida y también les enseña a amar el entorno natural en el que vivimos.

EL LIBRO: una historia de aventuras, un manual para la vida

 “El gato yogui y el bosque que meditaba. Yoga y meditación para niños” narra la historia de 4 amigos que van de excursión a un bosque. Sin embargo, lo que parecía un simple día en el campo, se transforma en una gran aventura, ya que el bosque cobra vida más allá de lo conocido.

Los 4 exploradores de Pequeños Planes

Cada capítulo es un paso hacia el interior de este bosque tan misterioso y mágico en donde tienen lugar encuentros con los distintos habitantes del medio natural, los cuales les ofrecen unos pergaminos con las claves y herramientas para disfrutar de la vida de una forma satisfactoria y afrontar sus emociones, sus miedos y preocupaciones de manera positiva.

Así, en su camino se encuentran con:

  • Un gato, que les introduce el  yoga como el medio para mejorar la conexión con su interior y el mejor antídoto para el aburrimiento.
  • Un ciervo, el Señor del Bosque, que les explica la necesidad de mantener un equilibrio en la vida para poder disfrutarla de forma saludable física y mentalmente.
  • Un zorro, que les habla de los beneficios de cultivar la atención como ingrediente esencial de la inteligencia.
  • Una ardilla, que les enseña a adiestrar la gratitud para estar contentos por dentro y por fuera.
  • Un lobo, que les explica cuáles son las mejores armas para trabajar el valor y la confianza y así vencer al miedo.
  • Un río, que les hace conscientes de la importancia de respetar a la madre naturaleza.
  • Un haya que les habla del amor y su poder mágico para hacernos sentir bien.

El Zorro de "El gato yogui y el bosque que meditaba. Yoga y meditación para niños"Estos “maestros del bosque”, aparte de guiar a los niños en un viaje hacia el conocimiento de su interior, comparten con ellos sus problemas y amenazas dentro de mundo dominado por el hombre. Por ello, “El gato yogui y el bosque que meditaba. Yoga y meditación para niños” también es una guía sobre educación ambiental que enseña a los niños a amar y respetar  la naturaleza, la que tanto nos da sin pedir nada a cambio.

Tras cada capítulo de esta lectura de aventuras para niños se incluyen los pergaminos de los habitantes del bosque, los cuales conforman un auténtico manual de yoga y meditación. En este sentido, a través de cuidadas fotografías, se muestran las posturas y respiraciones de yoga más apropiadas para favorecer la concentración, el contento interior, incrementar la fuerza y la autoconfianza así como para vencer el estrés. Además, estos preciados pergaminos incluyen actividades en la naturaleza y recomiendan libros y películas para disfrutar en familia.

Este libro, a pesar de estar dirigido a niños entre 8 y 12 años, ofrece una lectura muy interesante también para los padres. Nos hace conscientes de una serie de aspectos de la vida que nos permitirán afrontarla de otra manera o tomando una perspectiva diferente y también a ayudar a nuestros hijos a buscar su propio camino vital.

En definitiva, una lectura recomendada para compartir con los pequeños de la casa y de paso, introducirles de manera práctica y divertida en la meditación y el yoga.

MANUALIDADES CREA-CUENTOS

Como supongo que a todos los niños,  a mi hija le encantan los cuentos. Cada noche tenemos la rutina de leer uno o al menos un trocito. Al principio, le contábamos de memoria los cuentos clásicos, pero pronto se nos terminó el repertorio (más bien nuestra memoria no daba para más) así que recurrimos a librerías y bibliotecas.

Tanto le gustan los cuentos que decidimos apuntarnos a un taller de cuentacuentos y fue allí donde aprendimos la importancia de leer cuentos a los niños. Entre otros, los cuentos fomentan su creatividad y también les ayudan a identificarse con los personajes, a empatizar, a aprender vocabulario favoreciendo también la escucha y mejorando la concentración.

Todos los libros tienen un encanto especial (y mas los infantiles que son una preciosidad) pero los cuentos también pueden ser inventados. Aunque los niños tienen una imaginación desbordante, a veces es necesario (incluso divertido por las historias locas que se crean) tener una «ayudita». Así que a continuación compartimos una serie de recursos crea-cuentos para inventarlos con y para vuestros hijos. Además si colaboran con vosotros en preparar estos recursos también reforzareis la lectura y la escritura (en la fotos que mostramos veréis que la peque de la casa está haciendo sus primeros pinitos).

Crea-cuentos con cubos de cartulina

En Piccoli Centro Infantil aprendimos este vistoso recurso para inventar cuentos. ¿Cómo hacerlo? Muy sencillo. Sobre una cartulina del color deseado se dibuja o imprime el molde de un cubo (se puede usar cualquiera de internet, como referencia éste es el modelo que usamos nosotros). Después se dobla la cartulina por las líneas discontinuas y se unen con pegamento las pequeñas solapas. Paralelamente, se imprimen varios dibujos para colorear. En hay miles de dibujos, así que hay que escoger temas variados que incluyan personajes, lugares, objetos, etc. Antes de imprimir las imágenes para que luego los peques las coloreen, se debe tener en cuenta el tamaño de las mismas pues tienen que entrar en las caras del cubo. En nuestro caso, nos entraron imágenes de 5cm x 5cm. Una vez coloreados, se pega un dibujo en cada lado del cubo y, ¡voilà! el crea-cuentos ya está preparado.

Usarlo también es muy fácil. Se puede empezar a contar un cuento y lanzar el cubo a modo de dado para incorporar variaciones al juego. O también se puede empezar el cuento desde cero lanzando el dado y poco a poco incorporar los elementos del cubo a la historia. Se puede utilizar un cubo o varios para que sea más divertido.

Crea-cuentos con palitos de helado

Este crea-cuentos consiste en inventar una historia utilizando los elementos que están escritos en los palitos de helado (o los palitos de los pediatras). El color del palo representa un elemento de la historia. En nuestro crea-cuentos, los objetos son de color azul, los lugares de color verde y los personajes de color rojo. De modo que cada historia combina al azar 3 palos: uno rojo, uno verde y uno azul.

La combinación que tenemos en la foto (donde sólo hemos incluimos unos cuantos de nuestras decenas de palitos) es: «duende», «río» y «puré». La historia podría ser: «Érase una vez un duende que caminando por el bosque llegó a un río de pure de calabacín donde…» y el resto lo dejamos a vuestra imaginación.

Como veis, este crea-cuentos es muy fácil de hacer. Tan sólo hay que escribir sobre los palos de helado. Estos palitos se pueden comprar en las tiendas de manualidades o en bazares. Existen algunos que ya vienen coloreados, pero nosotros los compramos en color neutro para pintarlos de los colores deseados.

 Crea-cuentos con ruletas de cartulina

Este crea-cuentos consiste en  inventar una historia utilizando un elemento de cada círculo, los cuales se combinan al azar mediante el giro de cada uno, siendo en nuestro crea-cuento los objetos en azul, los protagonistas en rojo, los verbos en amarillo y los lugares en verde.

Para hacer este crea-cuentos se necesitan cartulinas de 4 colores distintos, un compás y un encuadernador pequeño. Para los que no sepáis dónde tenéis guardado el compás, podéis utilizar cacerolas, cuencos de cereales y vasos (como fue nuestro caso :)).

Antes de empezar a escribir los elementos del cuento en cada círculo, es necesario unir todos entre sí y dejarlos ordenador de menor a mayor. Para ello hay que hacer un pequeño agujero en el centro de cada círculo por el cual se introduce el encuadernador.

Una vez unidos, se dibujan líneas que pasan por el punto central de los círculos. Para que todos las casillas tengan más o menos el mismo tamaño, recomendamos que dibujéis las líneas como si estuvierais cortando una pizza, es decir, primero se dibujan las lineas perpendiculares que cortan en cuatro los círculos y luego se va dividiendo cada cuarto en partes iguales.

Con los círculos unidos y divididos en «porciones», ya sólo queda escribir en cada casilla los elementos que formarán parte de las distintas historias que pueden inventar.

A modo de ejemplo y utilizando la imagen superior tenemos en la misma línea «flauta», «monstruo», «comer» y «en el bosque», nuestra historia podría ser así: «Érase una vez un monstruo que vivía en un bosque. Un día, en el tronco de un árbol hueco se encontró una flauta. Al principio, pensaba que se podía comer, pero pronto se dio cuenta que esa flauta servía para…» Y la continuación de esta historia, dependerá de vuestra fantasía.

Crea-cuentos con un cuaderno

Este crea-cuentos está pensado para formar oraciones completas con elementos de la frase previamente establecidos, pero que al combinarse generan historias muy divertidas (incluso totalmente rocambolescas).

Para hacer este crea-cuentos tan sólo es necesario dividir horizontalmente en 4 las hojas de un cuaderno. Nosotros hemos utilizado hojas de colores que luego hemos encuadernado para darle un toque más vistoso y ayudar a entender mejor cada elemento de una oración.

En nuestro cuaderno, el color verde es el sujeto, el amarillo incluye el verbo, el azul el objeto directo (así se llamaba en mi época de estudiante) y el rosa el lugar.

Para hacer las combinaciones de colores, se puede hacer al azar, tirando un dado (o varios) o incluso diciendo números al azar para elegir cada color. Por ejemplo, si se eligen los números 7, 10, 21 y 3, por lo tanto se pasan 7 páginas del color verde, 10 del amarillo, 21 del azul y 3 del rosa. ¿Qué historia loca habrá salido?

Esperamos que estas ideas para crear vuestros propios cuentos os resulten interesantes y divertidas y que con ellas inculquéis a vuestros hijos el amor por la lectura y también les animéis a mejorar sus dotes como escribanos y literatos, e incluso que los utilicéis para aprender y reforzar otros idiomas.

Damos las gracias a nuestras amigas de Pintamonas por el lettering «Érase una vez» de la cabecera.

Hervé Tullet, el autor de bestsellers para niños

¿Conocéis a Hervé Tullet? Más que a él, a sus libros. Nosotros le conocimos hace relativamente poco y desde entonces siempre tenemos como obra de cabecera algún libro suyo que leemos antes de dormir. Bueno, voy al grano que me voy por las ramas…

Hervé Tullet es un ilustrador francés con infinidad de obras dirigidas a los niños. No se trata de libros al uso sino que son libros para que los niños interactúen con cada una de sus páginas. De esos hay muchos en el mercado – pensaréis -, pero los de Tullet sorprenden por su sencillez y lo rápido que cautiva a los niños (bueno, también a los mayores que leemos con los niños).

¿Como es posible que con tan sólo unos puntos y los colores primarios los niños no quieran perderse ni una sola página? Eso lo que ocurrió con «Un libro» (Ed. Kókinos) la primera obra del francés que pasó por nuestras manos. Cuando «Un libro» llegó a casa (nos lo recomendaron) mi hija hacia sus primeros pinitos con la lectura. Por aquel entonces odiaba leer pues se frustraba mucho al no recordar lo que leía sílaba a sílaba. Sin embargo, con «Un libro» cambió todo, quería seguir leyendo y ver qué pasaba en la página siguiente. Decía que era fascinante (ojiplática me quedé con la palabrita en cuestión). Tullet había conseguido que mi hija quisiera leer así que no tardé en buscar por las bibliotecas de la zona otros títulos del autor.

TULLET PARA PREESCOLARES

A Tullet le nombraron el “príncipe de los libros para preescolares” y es que tiene numerosas obras dirigidas a los niños de edad temprana. Estos libros despiertan el interés de los niños por descubrir y fomentan su imaginación mediante la sorpresa.

Los libros para los más pequeños tienen un formato muy cómodo. Son pequeños y de cartón pensados para ser manipulados por sus pequeñas manitas. Prácticamente todos los libros para preescolares se centran en un único concepto que se repite en las distintas páginas. Algunos de ellos tienen pequeños textos y otros carecen de letra alguna, pero aún así crean una magia que atrapa. Así encontramos, por ejemplo:

  • Juego de formas (Ed. Kókinos):  A través de hojas de distinto color y troqueladas con  distintas formas los niños van conociendo el cuadrado, rectángulo, rombo,… Una forma lleva a otra por lo que permite mirar a través, manipular la forma y también descubrir todo un mundo de colores.
  • Juego de dedos (Ed. Kókinos): Algo tan simple como un dedo con una carita pintada permite crear unos personajes que cobran vida y todo un mundo de aventuras. Los protagonistas de esta historia son los Gusidedos que aparecen por el agujero central del libro.
  • Juego de construcción (Ed. Kókinos): Gracias a  que cada hoja está dividida en dos partes, (arriba y debajo) las imágenes se combinan para crear situaciones tan variopintas como que un pequeño hombrecito levante un elefante o que una montaña se sostenga por un sólo dedo.
  • ¿Pequeño o grande? (Ed. Patio): Los conceptos de grande y pequeño son captados por los niños siguiendo a un pequeño pez se va alimentando página a página, creando sorpresas a medida que va creciendo.

Todos estos libros están pensados para que un adulto ejerza de mediador entre el niño y el libro. De esta forma, cada libro será más o menos mágico o atrayente dependiendo de la imaginación de los distintos interlocutores y de cómo se produzca la interacción.

TULLET PARA NIÑOS DE PRIMARIA Y SECUNDARIA

Este autor no se olvida de ningún niño y ha escrito e ilustrado para todas las edades y gustos. Sus obras se pueden encontrar en distintas secciones como en bebés, narrativa y arte, pero independientemente de la edad y la sección, todos tienen un denominador común: cautivan.

A medida que la edad de los niños aumenta, el cartón da paso al papel y, a su vez, Tullet reduce la necesidad de un mediador externo y hace que sea el propio lector quien interaccione con la obra. Los libros se dirigen a los niños introduciéndoles en la historia y animándoles a realizar determinadas acciones.

  • Un libro (Ed. Kókinos): Una mancha amarilla que invita a ser presionada es el arranque de este título. A través de distintas acciones como presionar o agitar el libro la mancha va cambiado o multiplicándose. La intriga de saber qué pasa en la siguiente página hace que el niño quiera descubrir y continuar la lectura. Además de entretener, se introduce el concepto causa-efecto.
  • ¡Oh! Un libro con sonidos (Ed. Kókinos): Curiosamente este libro no emite ningún sonido sino que es el lector quien modulando su voz genera las onomatopeyas que dan sonido al ¡OH! Un forma divertida de hacer los primeros pinitos en la música.
  • Cinco Sentidos (Ed. Kókinos): Vista, oído, tacto y olfato se presentan en este libro a través de imágenes que hacen que el cerebro reproduzca el estímulo. Por ejemplo, el dibujo de una flor nos trae a la memoria su olor. Algunas figuras tienen relieve por lo que este libro se presta a ser tocado y manipulado. También introduce juegos y acertijos que desafían a los más pequeños… ¿habrá un sexto sentido?
  • Las Vacaciones de Turlututu: Tullet crea un personaje imposible, un ojo gigante llamado Turtulutú que introduce al niño historias mágicas y juegos que incluyen dibujos para colorear y pegatinas.
TULLET Y LA CREATIVIDAD

Como ilustrador que es, Tullet acerca el arte a los más pequeños y con sus libros invita a los niños a experimentar con su creatividad e imaginación. Tanto es así que incluso realiza talleres de arte para niños alrededor del mundo. De hecho, varios libros del francés se encuentran en la sección de arte o manualidades de las bibliotecas y librerías con títulos tan sugerentes como “ A garabatear” o “Batalla de Colores” que  dan incitan al niño a dibujar con libertad y a crear sus propias obras de arte.

Estos son algunos de estos libros enfocados en la creatividad:

  • Colores (Ed. Kókinos): Siguiendo el mismo concepto que «Un Libro», Tullet juega con los colores, mezclándolos entre sí y experimentando con ellos. Este libro se presta a que, en paralelo, se juegue con los colores para generar la paleta de colores que se muestra en esta obra.
  • ¡A garabatear! (El Aleph Editores): ¿Quien a dicho que un garabato no es arte? A través de líneas, juego y borrones, el niño deja volar su imaginación y puede pintar las páginas de este libro con total libertad. Incluso muchos de sus dibujos ya están enmarcados antes de ser dibujados. Porque el arte está en cualquier parte, tan sólo hay que dejarlo fluir y este es el propósito de este libro.
  • Diviértete. Talleres de Arte con Hervé Tullet (Ed. Phaidon): Con este libro el francés crea distintas actividades para que pueden ser desarrolladas en casa, en clase o incluso en museos. Autenticas clases de arte dirigidas a los niños para que den rienda suelta a los artistas que llevan dentro. El libro está dividido en talleres que incluyen los materiales a utilizar y las instrucciones a seguir.

Aquí os hemos dado unas pinceladas sobre este genio de los libros a través de la ilustración pero Hervé Tullet tiene publicados decenas de obras para niños.  Os recomendamos tener algún Tullet en vuestra biblioteca infantil, sin duda, descubriréis todo un universo de diversión y aprendizaje con vuestros hijos.

Ajedrez para niños 2 - Pequeños Planes

El ajedrez, mucho más que un juego

Existe una pequeña polémica sobre si el ajedrez es un juego o un deporte, sin embargo, no hay duda alguna sobre sus múltiples beneficios para todos aquellos que lo practica. Es por ello que desde hace años se viene ofreciendo el ajedrez como actividad extraescolar e incluso algunos colegios lo han incorporado en los currículos educativos.

Entre otros beneficios, la práctica del ajedrez potencia las siguientes habilidades y capacidades de los niños:

  • fomenta la creatividad  y la originalidad mediante la creación de estrategias de juego
  • refuerza la empatía, la paciencia y el respecto al contrario.
  • ayuda a afrontar situaciones inesperadas y a resolver problemas
  • enseña a planificar, a prevenir y a tomar decisiones
  • mejora la concentración y la disciplina

Desde edades muy tempranas algunos centros de enseñanza infantil comienzan a introducir el ajedrez a través de la identificación de cada figura a través de fichas e incluso piezas de gran tamaño. A medida que el niño las identifica correctamente, se incorporan los movimientos de cada figura. Una vez consolidada la correspondencia figura-movimiento, se empieza a practicar sobre un tablero con todas las piezas y si explican los objetivos del juego.

Hace tiempo una amiga inscribió a su hijo a las clases extraescolares de ajedrez que le ofrecían en el colegio. En su momento, le apunto por comodidad de horarios, sin embargo, dos años después, su hijo es más organizado y piensa antes de actuar pues es capaz de pensar en las consecuencias.

Es interesante que los niños aprendan este juego no sólo por sus beneficios (sino porque es una actividad que pueden practicar en cualquier época del año y lugar e incluso incrementa las relaciones interpersonales.

libros para introducir el ajedrez a los niños

No sé vosotros, pero yo ya he comprado un pequeño tableros con sus piezas para practicar en casa. Si queréis probar, aquí os recomendamos algunos libros para introducir este juego-deporte a los niños:

  • Juega al ajedrez: De una forma sencilla este libro explica paso a paso los trucos y consejos para comenzar a jugar al ajedrez. Dirigido a niños a partir de 8 años. Incluye un tablero y piezas magnéticas. Editorial Edebé. Autor Jon Tremaine.
  • Ajedrez para niños. Juegos, estrategias y trucos: A través de juegos y puzzles los niños conocen todos los secretos de este juego. Dirigido a niños a partir de 6 años. Editorial Blume. Autor Sabrina Chevannes.
  • Ajedrez para niños: Como de si una batalla medieval se tratara, este libro introduce los elementos, reglas y jugadas estratégicas necesarias para ser un auténtico ajedrecista. Dirigido a niños de 7 años en adelante. Editorial Susaeta.
  • Mi primer ajedrez: De una forma fácil y divertida este libro explica los movimientos básicos y todas las claves para ser todo un campeón de este juego. Incluye tablero y piezas. Editorial Beascoa. Autor Patricia Geis Conti.

Si queréis conocer otros recursos educativos de ocio, aquí te mostramos algunos:

LIBROS PARA NIÑOS – LIBROS VIAJEROS

Si le preguntas a un niño qué son los libros viajeros, ellos lo saben perfectamente, ¡libros que viajan! 🙂 Así que, para que sepáis a qué se refieren cuando llegan a casa diciendo que en el colegio están trabajando en uno, os hablamos sobre ellos en este post.

Los libros viajeros son una de las actividades que proponen en las escuelas infantiles y colegios como tarea para hacer en casa y con la familia. Se trata de libros, normalmente de gran tamaño, cuyas páginas están en blanco. En dichos libros se debe desarrollar e ilustrar una historia. El libro se convierte en viajero porque pasa  de familia en familia hasta completar todas las familias de los alumnos de la clase.

Una vez que el libro vuelve a clase, los niños trabajan en clase con el libro, leen las historias y comparten su creación.

Los libros viajeros son una buena herramienta para el desarrollo de la creatividad e imaginación de los niños, no sólo a la hora de inventar la historia sino también a la hora de ilustrarla. Además con los libros viajeros se pueden utilizar muchos materiales y técnicas para dibujarlos. Asimismo, trabajando en ellos, los niños pueden experimentar y descubrir.

TIPOS DE LIBROS VIAJEROS

Nosotros conocemos, porque hemos trabajado con ellos, dos tipos de libros viajeros:

  • Independientes: El tema está cerrado y es común para toda la clase de forma que cada familia habla sobre él independientemente. Por ejemplo, “¿Cuál es tu juguete favorito?” o “Presenta a tu familia”. Normalmente este tipo de libros viajeros se utilizan en los primeros años del niño con el fin de que los compañeros se conozcan mejor.
  • Enlazados: Estos libros tienen un comienzo y cada familia va incorporando ideas a la historia como si se tratase de un cuento. Por ejemplo, el libro puede empezar diciendo: “Tipi era un indio…” o «En un lugar lejano había un duende...». Este tipo de libros viajeros se suele utilizar cuando los niños ya tienen la creatividad más desarrollada para inventar sus propias historias. En ocasiones, el hilo conductor se rompe completamente (los niños tienen una imaginación desbordante) y por lo que los padres deben reconducir la historia. Según la edad de los pequeños la participación de los padres será mayor o menor.
EJEMPLOS DE LIBROS VIAJEROS

Vamos a compartir con vosotros los libros en los que hemos participado para que veáis algún ejemplo.

El primer libro viajero que llegó a nuestras manos nos permitió conocer a los compañeros de la clase de Manuela. Lo recibimos en casa en el Primer Ciclo de Educación Infantil y dada la corta edad de los niños, realmente quienes trabajamos en el libro fuimos los padres siendo la participación de los pequeños muy puntual. En este libro, dado que se trataba de una presentación de nuestra familia, utilizamos fotos que ilustraban nuestras actividades favoritas. Nosotros, los mayores, planteamos la idea e hicimos la composición. Manuela también participó, eligiendo las fotos, dibujando los animales con sus deditos (obviamente, con ayuda) y haciendo sus primeros pinitos con el trazo.

Durante el Segundo Ciclo de Educación Infantil hemos participado en 2 libros viajeros, ambos del tipo enlazado y además en inglés. En el primero, al ser aún pequeña, nuestra hija no participó mucho en la creación de la historia, pero sí se encargó de hacer los dibujos con sus dedos y pies.

En el segundo, ya con 4 años, quiso aportar su granito de arena en el cuento y en los dibujos. Además quiso utilizar purpurina, copos de maíz y trocitos de la flor artificial que teníamos por casa.

¿Qué os parecen nuestras «obras de arte literarias»? ¿Vuestra familia ha participado en la preparación de libros viajeros? Y los profes, ¿los utilizáis en clase? ¡Contadnos vuestra experiencia!

VIDEOCUENTOS EDUCATIVOS PERSONALIZADOS PARA NIÑOS, ¡UNA IDEA GENIAL!

¿Te gustan los cuentos para niños? ¿Ya no sabes que regalar y buscas algo económico y original? Pues queremos presentaros el último producto para los más pequeños que ha llegado a nuestras manos, un videocuento personalizado de tuvideocuento.com. Ellos y vosotros seréis los protagonistas reales dentro de historias animadas. ¡Les encantará!

Tal vez os estéis preguntando qué es un videocuento personalizado. La idea se basa en una historia animada en la que los protagonistas son el niño y sus familiares o amigos. Mediante el envío de dos fotos de cara comienza esta aventura, donde el niño o la niña se verán realmente dentro de la historia de dibujos, protagonizando divertidas y educativas situaciones moviéndose, jugando, riéndose e incluso… ¡llegando al espacio!

Cuando vimos por primera vez el videocuento protagonizado por la pequeña de la casa, ella se sorprendió muchísimo al verse dentro de la aventura. La sorpresa de nuestra hija fue mayor cuando comprobó que, aparte de estar ella en el cuento con su cara real y su nombre, otros miembros de la familia aparecían en la historia e interactuaban con ella. Además, el videocuento tiene una dedicatoria muy especial por lo que su cara de ilusión nos dejó sin palabras.

Nuestra pequeña está encantada con su videocuento pues le divierte mucho verse como protagonista. Pero además, para nosotros como padres, el videocuento de tuvideocuento.com es mucho más que una historia entretenida, ya que incluye mensajes positivos y educativos que ayudan a los niños en el aprendizaje de determinados valores como respectar a los animales y recoger sus juguetes, entre otros.

Los niños se pasan el día inventando historias y metiéndose en la piel de distintos personajes, por lo que verse realmente dentro del cuento les sorprende y divierte. Si estás pensando en hacer un regalo original, divertido y educativo para un niño/a, sin duda un videocuento personalizado es una gran opción. Además, es muy económico, ya que por aproximadamente 20 euros y con un plazo de entrega de sólo 24 horas, el niño podrá tener su regalo y disfrutarlo allá donde vaya pues no es necesario tener conexión para visualizarlo pudiendo verse en tablets y móviles. Toda la información la puedes encontrar en tuvideocuento.com.

¡Haz realidad el sueño de protagonizar junto a tu hijo su propia aventura!

Libros para niños – Libros sensoriales

Tocar, colocar, atar, mover y otras muchas más actividades son las que se pueden hacer con los llamados libros sensoriales, libros de actividades, libros tranquilos o, en inglés, quiet books.

Cada una de las paginas de los libros sensoriales incluye una actividad relacionada con un tema concreto (colores, letras, números, acciones, etc.), de tal forma que los niños interaccionan con el libro a la par que aprenden y se divierten. Asimismo fomentan la psicomotricidad, concentración, lógica y creatividad dependiendo de la actividad a realizar y de la edad a la que esta destinado el libro.

Estos libros están pensados para que los niños descubran y experimenten de forma relajada, no obstante algunos de ellos pueden requerir el apoyo del adulto.

Los quiet books pueden comprarse en el librerías y online, sin embargo en Pequeños Planes os animamos a que elaboréis vuestro propio libro sensorial único e irrepetible destinado a vuestros niños. Para hacerlo, podréis encontrar infinidad de paginas con ideas, tutoriales y otros recursos como plantillas que os ayudaran en la creación.

Normalmente los libros sensoriales están hechos con fieltro o tela, pero pueden hacerse con otros materiales como el que os mostramos aquí cuya base es Goma EVA y los distintos elementos están pegados o unidos a través de velcro adhesivo de doble cara.

Estas son algunas de las páginas de nuestro libro sensorial:

Texturas. A través del tacto, el niño identificará y conocerá distintas texturas como esponja, papel de aluminio, fieltro, algodón, papel de burbuja, etc.

20160917_214608

Formas. Levantando el fieltro, el niño descubrirá las distintas formas escondidas tras las ventanas: cuadrado, triángulo, círculo, rombo, etc.

20160920_214226

Números. La actividad a realizar consiste en despegar los números y descolocarlos, de tal forma que el niño tenga que volverlos a colocar en su lugar contando los puntos que acompañan a los números.

20160917_214724
Vocales. Siguiendo la idea que en los números, los niños deberán colocar las vocales correspondientes a las iniciales de los objetos: A-árbol, E-elefante, I-isla, O-oso y U-uvas.

20160917_214628

Colores. Sacando los distintos lápices de colores colocados tras la nube, los niños simularán que colorean el arco iris, de esta forma conocerán los siguientes 7 colores: rojo, naranja, amarillo, verde, azul, morado y rosa.

20160922_181609

La hora. A través del movimiento de las agujas del reloj, se podrán señalar las distintas horas del día. El niño, guiado por un adulto, marcará las horas a la vez que se repite la lectura de la mismas.

20160917_214433

Lazada y árbol. Cada hoja tiene una actividad distinta. En una se muestran las partes del árbol: Flor, fruto, hoja y rama. gracias al velcro, estas partes se podrán colocar en los lugares correspondientes así como las palabra de dichas partes. En la otra página los niños podrán aprender a atarse los cordones de las zapatillas.

20160922_181901

Emociones. Mediante el movimiento de cejas, ojos y boca, se podrán mostrar las emociones principales: alegría, enfado, tristeza y miedo.

emosiciones
¿Qué os parecen los libros sensoriales? ¿Os animáis a hacer uno casero?

Contadnos vuestras ideas y mostrarnos vuestros propios quiet books.