PUZZLES O ROMPECABEZAS, ¡ELIGE TU FAVORITO!

Tras hacer limpia de armarios y cajones, hemos rescatado innumerables puzzles. Y es que siempre nos han encantado los rompecabezas. Recuerdo que yo de pequeña los hacía y deshacía una y otra vez…

Los puzzles o rompecabezas son un gran entretenimiento, para pequeños y grandes. Pero éstos no solo sirven para jugar y divertirse, sino que también aportan muchos beneficios, entre otros:

  • favorecen la concentración y la paciencia,
  • incrementan la capacidad espacial
  • mejorar la psicomotricidad fina y la memoria visual
  • aumentan la autoestima pues suponen un reto
  • enseñan autocontrol y trabajo en equipo (si se realiza en grupo)

Es por ello que, de toda la vida, los puzzles son uno de los juegos más habituales que se regalan a los niños. Antes de comprar un rompecabezas hay que tener en cuenta la edad de la persona que lo va a realizar y también el espacio que requiere. Asimismo es importante elegir el tipo de puzzle, ya que ahora hay mucha variedad. Incluso ahora existen puzzles en formato digital o videojuegos (¡quién no recuerda el pionero y famoso Tetris!). Dejando de lado las nuevas tecnologías, éstos son algunos de los tipos de puzzles físicos que encontramos en el mercado. ¿Cuál es tu favorito?

Puzzles o rompecabezas clásicos

Los clásicos son aquellos en los que hay que recomponer una imagen concreta juntando las piezas en las que está dividida. Normalmente el material de los puzzles clásicos es el cartón, papel prensado o incluso madera.

Uno de los factores principales que complican la realización del rompecabezas es el número de piezas. No obstante, la multitud de formas y los colores de la imagen también le suman dificultad a la búsqueda de la pieza concreta a colocar en el lugar adecuado. De hecho, existen algunos que son completamente blancos o negros, ¡para el nivel experto!

PUZZLES o rompecabezas CLáSICOS INFANTILES

Centrándonos en los dirigidos a los niños, aparte de tener imágenes más sencillas y con motivos infantiles, éstos tienen un número de piezas reducido.

Para los más pequeños y que aún no tienen capacidad para coger cosas de poco volumen, nos encontramos con los puzzles cúbicos, bien de plástico o de foam rodeados de tela. Más que para hacer puzzles, les sirve para cogerlos y soltarlos de golpe.

Encontramos puzzles de 2 o 3 piezas que además de fomentar los beneficios arriba indicados, trabajan las relaciones entre las imágenes. Por ejemplo, en la foto vemos que las relaciones a establecer son “qué come cada animal” o “cómo se obtienen los alimentos”.

Para ir aumentando la dificultad poco a poco, en el mercado existen puzzles evolutivos que van incrementando el número de piezas. En la foto encontramos imágenes de 4 hasta 9 piezas.

Dado que los rompecabezas son un reto para los pequeños, existen puzzles con ayuda “extra”. De modo que algunos de estos juegos incorporan un póster de las mismas dimensiones del puzzle para ayudarles a trasladar la imagen al tamaño real. Otros tienen sus piezas numeradas de forma que tan sólo se tiene que seguir la serie para encontrar la pieza siguiente.

Algunos puzzles dirigidos a niños de mayor edad, no sólo se centran en el rompezcabezas en sí sino que van un poco más allá de la propia conexión entre piezas incluyendo juegos de búsqueda. Estos puzzles incluyen objetos escondidos dentro de la imagen global, los cuales deben ser localizados. Incluso algunos tienen escrito por el lado trasero de la pieza el nombre del objeto en otro idioma. Otro tipo de puzzles de búsqueda son los que incluyen varias imágenes y para distinguir qué pieza corresponde a cada una es necesario agrupar las piezas previamente. Para ello es necesario distinguir el patrón que incluye la pieza en la parte trasera (suelen ser rayas, círculos o lisos).

Puzzles no clásicos

Como todo en esta vida, el juego de puzzle clásico también ha evolucionado con el tiempo de modo que, aparte de los clásicos, encontramos en el mercado otros tipos. Estos “rompecabezas especiales” también están dirigidos a distintas edades en función de su dificultad.

Para los niños de menor edad están los puzzles con piezas imantadas y de gran formato. Los puzzles que conocemos de este tipo están relacionados con los mapas, el cuerpo humano o el universo de forma que aparte de ser un juego son un recurso educativo.

Uno de los rompecabezas de “nueva generación” (aunque llevan unos años en circulación) son los puzzles 3D que normalmente están relacionados con los monumentos más relevantes del mundo o personajes de ficción famosos. Las piezas de estos puzzles son de un material especial que permite que se doblen y encajen para dar volumen a la figura. Normalmente, las piezas de los puzzles en 3D están numeradas y al juego le acompaña un manual de instrucciones para su construcción.

Dentro de los puzzles no clásicos nos encontramos con algunos que son célebres, como el Coco-Crash que causó furor en los años 80 (foto tomada de la página Aquella Maravillosa Infancia). Se trata de un rompecabezas de foam o espuma cuyas piezas encajan para dar lugar a un cubo. Había puzzles-cubos de distintos colores (rojo, verde, azul y amarillo) pero podían también encajarse entre sí para dar lugar a un cubo más grande u otras formas geométricas.. Por cierto, este juego sigue estando a la venta pero con otros nombres.

coco crash happy cube

Otro rompecabezas célebre es el Cubo de Rubic, que no necesita presentación ¿Quién no ha jugado nunca con él? Dichoso cubo con lados de colores… ¡se me resiste!

Luego nos encontramos con los puzzles o rompecabezas cuyas piezas tienen unas formas especiales como figuras geométricas (el famoso Tangram) o los novedosos puzzles con piezas formadas con esferas interconectadas. Estos puzzles se acompañan de fichas que establecen la imagen-reto a conseguir.

 El último tipo del que vamos a hablar (que no el ultimo que hay en el mercado), son los puzzles deslizantes. Sus piezas están embebidas en un tablero sobre el que se desplazan únicamente con movimientos verticales u horizontales hasta conformar la imagen. Este tipo de juego también está tomando mucha entidad en formato digital e incorpora el reto de liberar el objeto que se encuentra “atrapado” entre las piezas.

Sin duda, éstos son sólo alguno de los puzzles que encontramos en el mercado, pero hay mucho más… ¿Cuáles nos hemos dejado en el tintero? Comparte con nosotros otros tipos de rompecabezas para ir completando esta publicación.

Juegos para viajar con niños

Culturales, de naturaleza y aventura, de relax,… Sea como sea, cualquier viaje es enriquecedor para adultos y niños. No obstante, si planificamos un viaje con niños es importante tener en cuenta que ellos necesitan un tiempo de juego y por ello es recomendable llevar algún juguete en la maleta.

En su día, ya hablamos de algunos aspectos a considerar a la hora de elegir los juegos para viajar así como algunos juegos recomendados. Hoy ampliamos esa lista con otros 3 juegos para viajar con niños.

Juegos para viajar – TRIPOLO (Lúdilo)

¿Quién no ha jugado 3 en raya? Es el clásico de los clásicos. Es tan sencillo a la par que divertido que nosotros hasta hemos hecho nuestro propio tablero y fichas. Pues bien, Tripolo es el 3 en raya con una vuelta de tuerca pues cambia las fichas por 64 cartas las cuales tienen un dibujo en una de sus caras: letras, colores o imágenes.

El objetivo del juego es ser el primero en deshacerse de todas las cartas emparejando el mismo elemento en las tres en línea.

Como este juego no tiene tablero, se juega sobre una mesa o el suelo directamente colocando nueve cartas boca arriba como en la imagen y se reparten el resto de cartas entre los participantes.

Una vez repartidas las cartas y el “tablero” preparado, ya sólo queda dar el pistoletazo de salida para comenzar a juntar tres cartas del mismo elemento en línea, bien en vertical, horizontal o diagonal y ¡sin esperar turno!

Tripolo es un juego de lógica y velocidad que pone favorece la capacidad de observación y la toma de decisiones. Este juego está dirigido a niños de más de 6 años al que pueden jugar de 2 a 4 jugadores. Además, las 64 cartas se guardan en una cajita metálica así que es un juego de bolsillo perfecto para viajar.

JUEGOs para viajar – MIKADO (CAYRO THE GAMEs)

Otro clásico que también se cuela en las maletas es el Mikado o, para los amigos, los palillos chinos. Este juego, compuesto por 26 palos, comienza con el “lanzamiento” de los mismos sobre una mesa. Para ello un jugador toma los palos con una sola mano apoyando una de las puntas sobre la mesa y los deja caer quedando revueltos.  El jugador debe retirarlos de la mesa de uno en uno y sin mover ninguno de los otros palillos… si se mueve, ¡se pierde el turno!

En función de la edad de los niños, se puede jugar a ver quién retira más palillos o por puntos ya que cada palillo, en función de sus colores, tiene una puntuación.

Este juego está recomendado para niños a partir de 6 años y 2 jugadores (incluso se puede jugar a modo de solitario) y, además de ser divertido, aporta una serie de beneficios como mejora de la habilidad motriz, la concentración y la estrategia.

juegos para viajar – LA PATATA CALIENTE SALPICADORA (LANARD)

Muchos de los viajes que hacemos con niños son en verano, así que los juegos de agua también son una buena opción para llevar en la maleta… Los globos de agua ocupan el menor espacio posible pero aquí os proponemos darle un poquito más de emoción con la incorporación de La Patata Caliente Salpicadora.

Este juego consiste en introducir un globo lleno de agua en la patata, poner en marcha el temporizador que lleva incorporado y pasar la patata entre los distintos jugadores lo más rápidamente posible para evitar que te explote en las manos y acabar empapado de pies a cabeza.

Este juego está recomendado para niños mayores de 3 años por los globos y fomenta la coordinación ojo-mano y la habilidad motora.

JUEGOS DE VIAJE PARA NIÑOS

Viajar es un placer. Eso está claro. Viajar con niños también lo es, pero a veces es necesario incorporar a la maleta algunos juegos para distraerlos… Ya sabéis que la paciencia es algo que los niños carecen y que se va educando con el tiempo, por ello, a veces, los niños la pierden cuando estamos de viaje. Los largos viajes hasta el destino, las largas esperas para entrar en determinados sitios, las sobremesas eternas…. o incluso tanta excursión para arriba y para abajo, les agota. De modo que, recurrir al juego es una forma para ayudarles a escapar en esos momentos y entretenerles un rato.

¿Cómo elegir los juegos de viaje?

A la hora de elegir los juegos que nos acompañarán en el viaje hay que tener en cuenta entre otros, los siguientes puntos:

  • Edad:

Este factor es obvio pues los juegos están dirigidos a determinadas edades. Si los niños que viajan en el grupo tienen la misma edad, será fácil encontrar un juego adaptado para ellos. Pero si las edad de los niños son dispares, existen dos opciones:

  1. Llevar un juego para cada niño: Esta opción a veces no es posible por tema de espacio. Tampoco es lo más adecuado si no se trata de un juego para jugar individualmente ya que entonces… ¡Mamá siempre juegas con él y no conmigo!
  2. Llevar un juego de edad intermedia: De esta forma todos los niños pueden jugar al mismo juego. Eso sí, nunca podrá tratarse de un juego al que únicamente se pueda jugar de forma individual ya que entonces sería origen de conflictos.
  • Número de jugadores:

No es lo mismo que viaje un niño sólo, a que viajen dos a que viajen 4, por lo que el número de jugadores del juego en cuestión debe cubrir el número total de participantes.

  • Forma de juego:

Existen distintas formas de jugar dependiendo del juego que se trate. Si por ejemplo el juego tiene un tablero, será necesaria una mesa. Si el juego es para jugar al aire libre, se requerirá espacio. Si el juego se juego se juega sobre el suelo con un tapete, nunca se podrá jugar en el trayecto.

Siempre pensad en cómo debe jugar y cuándo vais a poder hacerlo. De esta forma, evitaréis llevar un bulto en la maleta que no vais a poder usar.

  • Tamaño del juego:

Algo que siempre escasea cuando vamos de viaje, aparte del tiempo y el dinero, es el espacio en el equipaje. por lo tanto, elegid un juego que abulte poco y sea ligero. Cuanto menos ocupe mejor para si poder llevarlo en la mochila cuando hagáis excursiones.

3 juegos de viaje recomendados

Como en Pequeños Planes nos gusta viajar (aunque lo hacemos menos de lo que nos gustaría), vamos a comentaros cuáles son los juegos que últimamente se cuelan en nuestra maleta.

Este juego consiste en buscar que animal se repite entre dos cartas. Cada carta muestra 6 animales distintos y solo hay un animal idéntico entre dos cartas. cuantas mas parejas se encuentren, ¡mejor! Cada vez que se encuentre una pareja, hay que decir en voz alta el nombre del animal es cuestión: mariquita, oso, pez, camello… hay mas de 30 animales distintos.

Ademas, Dobble Kids puede jugarse de distintas formas en función de las cartas que se reparten y como se colocan (boca arriba o boca abajo), incluso de forma de establecer el ganador es distinta en cada mini juego. Los 5 mini juegos que ofrece Dobble Kids tienen distinta dificultad por lo que en función de la habilidad y reflejos de los niños, se puede elegir uno u otro mini juego.

Este juego está dirigido a niños de 4 a 8 años al que pueden jugar de 2 a 5 jugadores, potencia la memoria, la agudeza visual y rapidez mental.

Las 30 cartas se guardan en una cajita metálica de pequeño tamaño, ¡perfecto hasta para llevar en el bolso!

Este juego consiste en encontrar el equilibrio de la balanza incluyendo las pequeñas judías que se encuentran en tríos, parejas y de forma individual.

Balance Beans establece retos gracias a las cartas que tienen hasta tres niveles de dificultad. Cada carta muestra en su parte delantera, como deben distribuirse en la balanza las judías rojas (que no pueden moverse) y con que combinación de judías se debe alcanzar el equilibrio. En la parte trasera de cada carta aparece la solución.

Conforme los niños vayan resolviendo las cartas, tendrán mas destreza para encontrar el equilibrio y realizarán menos prueba-error.

Este juego individual, dirigido a niños a partir de 5 años, introduce conceptos matemáticos y fomenta el pensamiento lógico de los niños.

El juego contiene una bolsa de tela que sirve para jugar todos los elementos y poder transportarlo cómodamente.

  • Dominó:

¿Quién no ha jugado alguna vez al dominó? Éste es un juego clásico de toda la vida que no pasa de moda. Consiste en seguir la serie con las fichas que tiene cada jugador y si no se puede continuar se «roba» del montón de fichas sobrantes.

En el mercado muchas tipos de dominós y que se dirigen a distintas edades: con números (el clásico), con animales, con letras, de forma triangular, etc. ¡Hasta nosotros hicimos nuestro dominó reciclando tapones!

Generalmente al dominó se juega de 2 a 4 jugadores aunque también se puede jugar de individualmente.

Además también se pueden variar las reglas en caso de no tener fichas para continuar la serie, bien robando hasta poder continuar o bien solo robando una ficha y saltando turno si no se puede continuar la serie.

Los dominós normalmente tienen una cajita o una bolsita de tela donde guardar las fichas y poder transportarlas siendo un juego de viaje muy recomendado.

MANUALIDADES – OBSEQUIOS DE CUMPLEAÑOS

Las chuches o chocolatinas son los típicos obsequios de cumpleaños que los niños reparten a los compañeros de clase. En otras ocasiones, los obsequios de cumpleaños son pequeñas cajas de lapices o figuritas que se encuentran en bazares.

Sin embargo, en Pequeños Planes nos encanta preparar nuestros propios obsequios de cumpleaños. Así, somos un poco más originales y, dado que nos encantan las manualidades, mientras los hacemos pasamos un buen rato en familia.

Aquí os mostramos los últimos obsequios de cumpleaños que hemos entregado en clase y os explicamos como los hemos preparado.

Obsequio de cumpleaños – Horquillas con FIMO

Para hacer las horquillas, hemos elegido una mariposa y una margarita ya que pueden hacerse fácilmente con pequeñas bolitas de FIMO unidas unas con otras.
Como alternativa al FIMO, los detalles de la mariquita (ojos y puntos del cuerpo) pueden pintarse con rotulador. Para hacer los surcos de los pétalos de la margarita, hemos utilizado el extremo de un tenedor.
Una vez las figuras han pasado por el horno y están duras, se pegan en el extremo de la horquilla con silicona o pegamento de contacto (mucho cuidado con estos materiales y los más pequeños).


Obsequio de cumpleaños – Tres en raya de Hama Beads

El juego «Tres en raya» es un clásico que no pasa de moda así que es un regalo perfecto.
Sobre una placa cuadrada, hacemos 3 cuadrados de 6 x 6 perlas de Hama Beads separados por un espacio. El hueco permite colocar una perla de otro color alrededor de todo el contorno de los cuadrados obteniendo las casillas del tablero.
En paralelo a estos cuadrados, se hacen otros 3 cuadrados y en paralelo a éstos, otros 3 más. Resultando un cuadrado grande con 9 casillas.
Para las fichas, 3 para cada jugador (6 en total), se utiliza una placa redonda. Justo en el centro de la placa, colocamos los Hama Beads para hacer una pequeña flor.

Obsequio de cumpleaños – Llavero con inicial en fieltro

¿Qué mejor llavero que la inicial del nombre en fieltro?
Se dibuja sobre el fieltro la letra utilizando el molde en papel que previamente habremos dibujado y cortado. Se recortan dos letras identificas en fieltro.
Ambas letras se cosen por los bordes dejando una apertura para meter entre ellas relleno de almohadas o miraguano. Una vez rellenas, se cose la apertura metiendo antes la arandela del llavero.

Obsequio de cumpleaños – Imanes de piedra

¿Qué os parecen estos monstruitos de piedra?
Con témpera o pintura acrílica, se pintan las piedras del color deseado (es posible que sean necesarias varias capas de pintura).
Cuando la pintura está seca, con un rotulador muy fino (o con pincel para los más artistas) se pinta la boca. Dejad volar la imaginación para dibujar distintos tipos de bocas y expresiones: abiertas, con dientes, asustadas,…
Tras secarse la boca, se pinta toda la piedra con barniz o akyl y se coloca el o los ojos al gusto.
Una vez la capa transparente se ha secado, por detrás se pega con silicona un imán.


Obsequio de cumpleaños – Insignia Patrulla Canina de FIMO

En papel se dibujan y recortan las distintas partes de la insignia para luego usarlos como molde.

Con ayuda de una botella se alisa un poco de FIMO rojo por un lado y azul por otro. Sobre la pasta ya alisada, se pone el molde de papel correspondiente a cada parte del escudo  y se corta el contorno del papel sobre el FIMO con un cuchillo de postre (para que no corte).

Para hacer la huella, se utilizan bolitas de FIMO blanco que se aplasta entre los dedos. Una vez todas las partes están preparadas, se ponen unas sobre otras conforme al dibujo del escudo. una vez endurecido en el horno, por detrás se pega con silicona o pegamento de contacto un cierre de pin o imperdible.

Obsequio de cumpleaños – Bombonero de Goma EVA

Para regalar de forma original unos bombones, caramelos o incluso otro obsequio, aquí os presentamos esta sencilla idea para hacer un bombonero de Goma EVA.
Sobre el color que más te guste., dibuja el patrón de la imagen sobre una lámina de Goma EVA.
Recorta la Goma EVA por la línea continua incluyendo las aperturas de los extremos que en la figura se muestran arriba y abajo. Dobla primero los extremos izquierdo y derecho por la línea de puntos y, a continuación dobla los otros dos extremos para poder introducir la parte redondeada por la apertura.
¡Antes de cerrar, no olvides meter el bombón o el regalito!

¿Qué os parecen estas ideas? Originales ¿verdad?

BLOQUES LÓGICOS – APRENDIENDO MATEMÁTICAS

¡Conocéis los bloques lógicos? Nosotros los tenemos desde hace unos años y aunque ha pasado el tiempo, seguimos jugando y aprendiendo con ellos. Aquí os contamos un poquito en qué consisten y cómo usarlos.

QUÉ SON LOS BLOQUES LÓGICOS

Los bloques lógicos son unas piezas de madera o plástico con 4 características distintas:

  • Color (3): Azul, Amarillo y Rojo
  • Forma (4): Cuadrado, Rectángulo, Círculo y Triángulo
  • Tamaño (2): Grande y Pequeño
  • Grosor (2): Grueso y Delgado

Teniendo en cuenta estas características y sus posibles valores, obtenemos un total de 48 piezas que se diferencian entre sí, bien en una sola de sus características o en varias.

Con los bloques lógicos, los niños aprenden los conceptos básicos de color, forma, tamaño y grosor. Asimismo, este recurso pedagógico favorece, entre otros, que los niños:

  • desarrollen la lógica para clasificar objetos en función de sus características principales,
  • aprendan a agrupar, a hacer conjuntos y a establecer semejanzas y diferencias de los distintos bloques y a hacer seriaciones
  • introduzcan el concepto de número
CÓMO USAR LOS BLOQUES LÓGICOS

Los  bloques lógicos pueden empezar a utilizarse a partir de los 2 o 3 años. El primer contacto con estas piezas consiste en familiarizarse con ellas a través de su manipulación. Los niños las tocarán y jugarán con ellas bien haciendo construcciones o figuras de nuestro entorno como trenes o casas.

Una vez que los niños ya están acostumbrados a los bloques lógicos, se comienzan a introducir y definir los conceptos de color, forma, tamaño y grosor. Para ello deben aislarse cada una de estas características, de modo que se utilizan sólo aquellos bloques que representan la característica en cuestión y se dejan de lado el resto de  bloques. Por ejemplo, si se va a introducir el triángulo, sólo se deben utilizar los bloques con esta forma.

Cuando los niños ya conocen cada una de las características y sus valores, ya se pueden hacer ejercicios o juegos de comparación entre bloques. con la ayuda de un adulto, se plantean preguntas: ¿qué bloque es éste? ¿estos bloques son iguales? ¿cuáles son sus diferencias?

Dominadas las características por separado y sabiendo identificarlas correctamente, se pueden realizar juegos de agrupación por características. Para ello, un adulto debe plantear el juego a realizar indicando a los niños qué tipos de grupos/características van a aislar, independientemente del resto de características.

  • Agrupación por colores:

  • Agrupación por formas:

  • Agrupación por tamaños:

  • Agrupación por grosor:

Los juegos pueden complicarse un poquito más a medida que se combinan varias características, forma y grosor, tamaño y forma, etc. Un ejemplo que combina las cuatro características sería: identifica cuadrados gruesos con sus distintos tamaños y colores.

Inicialmente es el adulto quien indica a los niños qué deben buscar y son los niños quienes van seleccionando los bloques en función de las «instrucciones» dadas. No obstante, los juegos pueden realizarse de otras formas:

  • que el adulto realice los grupos de bloques, siendo el niño quien debe identificar las características por las que están agrupados.
  • que sea el niño quien indique las instrucciones y sea el adulto quien realice los grupos. Si el adulto se equivoca, el niño debe ser quien lo corrija.

Otra posibilidad de los bloques lógicos es la realización de juegos de series,de tal forma que se introduce un orden o secuencia de características que los niños deben continuar.

Estos bloques lógicos también permiten la introducción del concepto de número. por ejemplo,¿cuántos círculos rojos hay en este grupo? o identifica cuatro bloques de cada color y forma.

Como podéis ver, los bloques lógicos permiten infinidad de juegos con los que aprender y disfrutar. esperamos que os haya parecido interesante y que os animéis a jugar con ellos en casa o en clase.

 

REGLETAS DE CUISENAIRE – APRENDIENDO LOS NÚMEROS

¿Habéis oído hablar sobre las Regletas de Cuisenaire? Yo no las conocía hasta que nos las regaló Papa Noél. Sin embargo, mi hija las identificó nada mas abrir la caja, «son las regletas de clase». Al ver que mostraba interés por ellas, buceé buscando información y me sorprendió lo versátiles que son para el aprendizaje de las matemáticas.

Las Regletas de Cuisenaire son barras o prismas de madera de distintos colores y longitudes que representan los números, siendo:

  • uno – blanco – 1 cm
  • dos – rojo – 2 cm
  • tres – verde claro – 3 cm
  • cuatro – rosa – 4 cm
  • cinco – amarillo – 5 cm
  • seis – vede oscuro – 6 cm
  • siete – negro – 7 cm
  • ocho – marrón – 8 cm
  • nueve – azul – 9 cm
  • diez – naranja – 10 cm

Con las Regletas de Cuisenaire los niños aprenden a asociar los colores  y el tamaño de las Regletas con los números. Con este recurso pedagógico los niños aprenden el concepto de número y las primeras operaciones matemáticas. Asimismo se desarrolla entre otros la memoria, la lógica, el cálculo mental, la creatividad y la experimentación.

Cómo usar las Regletas de Cuisenaire

Las Regletas pueden empezar a utilizarse a partir de los 3 años, siempre y cuando los niños ya no se lleven las cosas a la boca. El primer contacto con las Regletas consiste en familiarizarse con ellas a través de su manipulación. Los niños las tocarán y las podrán agrupar por colores, hacer series por colores e incluso pueden jugar a hacer construcciones con ellas.

A medida que se acostumbran a las Regletas de Cuisenaire, se pueden empezar a trabajar los conceptos de tamaño y cantidades a través de distintos juegos como por ejemplo:

– ordenándolas de mayor a menor o viceversa.
– adivinando cuál es más grande con los ojos cerrados y mediante el tacto.
– poniendo grupos con distintas cantidades y contando en cual hay más o menos Regletas.
– haciendo series por tamaño – color.

Cuando los niños ya están iniciados con los números, se puede hacer la representación de los mismos descomponiéndolos a la unidad o en las distintas combinaciones numéricas.

Una vez los conceptos de los números están aprendidos y los niños identifican qué numero corresponde a cada Regleta, podremos empezar a explicarles las operaciones más sencillas comenzando por las sumas y las restas.

Para niños de mayor edad, pueden ser utilizadas para el aprendizaje de las multiplicaciones, divisiones y otras operaciones.

Debemos tener en cuenta que las Regletas de Cuisenaire son una herramienta para ayudar a la comprensión de las matemáticas mediante la representación de los números y la demostración de operaciones. Una vez afianzados los conceptos deben retirarse poco a poco para el fomento del cálculo mental.

Como veis la Regletas de Cuisenaire son un recurso perfecto para aprender jugando desde temprana edad. ¿Ya tenéis las vuestras en casa?

MANUALIDADES CON NIÑOS – HAMA BEADS COMO RECURSO EDUCATIVO

Como ya os explicamos hace un tiempo que jugar con Hama Beads favorece el desarrollo de aspectos como la psicomotricidad fina, el aprendizaje de los colores, la coordinación visual-motora, la organización espacial, la concentración y la creatividad. Los niños se pueden pasar horas jugando con este material, bien siguiendo patrones o inventando sus propios diseños, ya que es un material muy versátil con el que se pueden hacer muchas manualidades infantiles coloridas y originales.

Sin embargo, en esta ocasión queremos enfocar el uso de los Hama Beads desde una perspectiva diferente y utilizarlos como recurso educativo para fomentar o reforzar el aprendizaje de los más pequeños de la casa en distintas materias como los números o las letras.

El Abedecario con Hama Beads

Con unos patrones de letras muy sencillos y la placa cuadrada se pueden obtener todas las letras del abecedario. Las letras se pueden hacer en mayúsculas o minúsculas, pero recomendamos que sean todas de un tipo u otro para facilitar la comprensión de los niños.

Una vez planchadas por ambas caras para darle más resistencia, se pueden utilizar para los siguientes fines:

  • Para la identificación y aprendizaje de las letras
  • Para conocer el orden de las letras en el abecedario
  • Para el inicio de la lectura formando sílabas en una fase inicial y formando letras en una fase más avanzada.

20161012_145455-1

Los números con Hama Beads

Creando los números del 0 al 9 con colores vistosos, los niños estarán encantados de jugar con ellos y mostrar al mundo entero lo bien que los saben reconocer.

Si además de los números también hacemos los símbolos matemáticos más básicos como la suma y la resta, se les puede iniciar en el cálculo de operaciones sencillas.

20161012_145151

Las formas con Hama Beads

Estrella, corazón, círculo,…Gracias a las múltiples formas de las placas de Hama Beads, se pueden crear multitud de formas, tanto básicas como complejas. Sin embargo, no es necesario disponer de tantas placas como formas ya que la placa cuadrada permite diseñar muchas  formas incluso circulares.

20161012_145547

Las emociones con hama Beads

¿Cómo te sientes hoy? Esto es lo primero que preguntan en las clases de educación infantil. Pues bien, con Hama Beads podemos crear nuestro «emociómetro» casero. De tal forma que los niños:

  • Aprendan a identificar las emociones
  • Aprendan a trasmitir cómo se sienten ante determinas situaciones
20161012_145922

Fuente: Noe Jose Martinez Prado

Aprender música jugando – Las notas

Según los proverbios de los músicos von Weber y León Gieco «la música es el verdadero lenguaje  universal«, «sin limites, sin fronteras, sin banderas«. De hecho,  incluso antes de nacer ya percibimos la música y sentimos lo que nos transmite.

Es por ello en Pequeños Planes queremos iniciar a los niños en la música de una forma fácil y divertida.

Uno de los primeros conceptos que aprenden los niños son los colores, por lo que vamos a asociarlos a las notas, de forma que cada una tenga siempre el mismo color  (el código se puede modificar al gusto, pero la clave es que siempre sea igual):

– Do – Morado
– Re – Verde oscuro
– Mi – Azul
– Fa – Verde claro
– Sol – Amarillo
– La – Naranja
– Si – Rosa

Para poder aprender jugando, hemos preparado un pentagrama de Goma Eva con las notas y su color correspondiente. Las notas están superpuestas sobre en pentagrama en blanco para poder cambiarlas de lugar.

Imagen2

De la misma forma, trasladaremos los colores al piano y para ello hemos utilizado trozos de Goma Eva de los colores de las notas para hacer nuestro piano de color.

20151120_190727

Las notas las podemos colocar sobre el piano de Goma Eva para asociar su posición en el pentagrama a la tecla correspondiente.

IMG_20160717_113147 bueno

Asimismo, sobre el teclado o piano real, podemos pegar gomets de los colores de las notas para reproducir la música escrita y transformarla en sonido.

12246688_569547366529643_5059628697555845706_n

Una flautista española decia que la música entra por el oído y llega al corazón…toquemos música y enseñemos a nuestros niños a amarla.

¿Qué os parece esta forma de enseñar música?