REGLETAS DE CUISENAIRE – APRENDIENDO LOS NÚMEROS

¿Habéis oído hablar sobre las Regletas de Cuisenaire? Yo no las conocía hasta que nos las regaló Papa Noél. Sin embargo, mi hija las identificó nada mas abrir la caja, «son las regletas de clase». Al ver que mostraba interés por ellas, buceé buscando información y me sorprendió lo versátiles que son para el aprendizaje de las matemáticas.

Las Regletas de Cuisenaire son barras o prismas de madera de distintos colores y longitudes que representan los números, siendo:

  • uno – blanco – 1 cm
  • dos – rojo – 2 cm
  • tres – verde claro – 3 cm
  • cuatro – rosa – 4 cm
  • cinco – amarillo – 5 cm
  • seis – vede oscuro – 6 cm
  • siete – negro – 7 cm
  • ocho – marrón – 8 cm
  • nueve – azul – 9 cm
  • diez – naranja – 10 cm

Con las Regletas de Cuisenaire los niños aprenden a asociar los colores  y el tamaño de las Regletas con los números. Con este recurso pedagógico los niños aprenden el concepto de número y las primeras operaciones matemáticas. Asimismo se desarrolla entre otros la memoria, la lógica, el cálculo mental, la creatividad y la experimentación.

Cómo usar las Regletas de Cuisenaire

Las Regletas pueden empezar a utilizarse a partir de los 3 años, siempre y cuando los niños ya no se lleven las cosas a la boca. El primer contacto con las Regletas consiste en familiarizarse con ellas a través de su manipulación. Los niños las tocarán y las podrán agrupar por colores, hacer series por colores e incluso pueden jugar a hacer construcciones con ellas.

A medida que se acostumbran a las Regletas de Cuisenaire, se pueden empezar a trabajar los conceptos de tamaño y cantidades a través de distintos juegos como por ejemplo:

– ordenándolas de mayor a menor o viceversa.
– adivinando cuál es más grande con los ojos cerrados y mediante el tacto.
– poniendo grupos con distintas cantidades y contando en cual hay más o menos Regletas.
– haciendo series por tamaño – color.

Cuando los niños ya están iniciados con los números, se puede hacer la representación de los mismos descomponiéndolos a la unidad o en las distintas combinaciones numéricas.

Una vez los conceptos de los números están aprendidos y los niños identifican qué numero corresponde a cada Regleta, podremos empezar a explicarles las operaciones más sencillas comenzando por las sumas y las restas.

Para niños de mayor edad, pueden ser utilizadas para el aprendizaje de las multiplicaciones, divisiones y otras operaciones.

Debemos tener en cuenta que las Regletas de Cuisenaire son una herramienta para ayudar a la comprensión de las matemáticas mediante la representación de los números y la demostración de operaciones. Una vez afianzados los conceptos deben retirarse poco a poco para el fomento del cálculo mental.

Como veis la Regletas de Cuisenaire son un recurso perfecto para aprender jugando desde temprana edad. ¿Ya tenéis las vuestras en casa?

Libros para niños – Libros sensoriales

Tocar, colocar, atar, mover y otras muchas más actividades son las que se pueden hacer con los llamados libros sensoriales, libros de actividades, libros tranquilos o, en inglés, quiet books.

Cada una de las paginas de los libros sensoriales incluye una actividad relacionada con un tema concreto (colores, letras, números, acciones, etc.), de tal forma que los niños interaccionan con el libro a la par que aprenden y se divierten. Asimismo fomentan la psicomotricidad, concentración, lógica y creatividad dependiendo de la actividad a realizar y de la edad a la que esta destinado el libro.

Estos libros están pensados para que los niños descubran y experimenten de forma relajada, no obstante algunos de ellos pueden requerir el apoyo del adulto.

Los quiet books pueden comprarse en el librerías y online, sin embargo en Pequeños Planes os animamos a que elaboréis vuestro propio libro sensorial único e irrepetible destinado a vuestros niños. Para hacerlo, podréis encontrar infinidad de paginas con ideas, tutoriales y otros recursos como plantillas que os ayudaran en la creación.

Normalmente los libros sensoriales están hechos con fieltro o tela, pero pueden hacerse con otros materiales como el que os mostramos aquí cuya base es Goma EVA y los distintos elementos están pegados o unidos a través de velcro adhesivo de doble cara.

Estas son algunas de las páginas de nuestro libro sensorial:

Texturas. A través del tacto, el niño identificará y conocerá distintas texturas como esponja, papel de aluminio, fieltro, algodón, papel de burbuja, etc.

20160917_214608

Formas. Levantando el fieltro, el niño descubrirá las distintas formas escondidas tras las ventanas: cuadrado, triángulo, círculo, rombo, etc.

20160920_214226

Números. La actividad a realizar consiste en despegar los números y descolocarlos, de tal forma que el niño tenga que volverlos a colocar en su lugar contando los puntos que acompañan a los números.

20160917_214724
Vocales. Siguiendo la idea que en los números, los niños deberán colocar las vocales correspondientes a las iniciales de los objetos: A-árbol, E-elefante, I-isla, O-oso y U-uvas.

20160917_214628

Colores. Sacando los distintos lápices de colores colocados tras la nube, los niños simularán que colorean el arco iris, de esta forma conocerán los siguientes 7 colores: rojo, naranja, amarillo, verde, azul, morado y rosa.

20160922_181609

La hora. A través del movimiento de las agujas del reloj, se podrán señalar las distintas horas del día. El niño, guiado por un adulto, marcará las horas a la vez que se repite la lectura de la mismas.

20160917_214433

Lazada y árbol. Cada hoja tiene una actividad distinta. En una se muestran las partes del árbol: Flor, fruto, hoja y rama. gracias al velcro, estas partes se podrán colocar en los lugares correspondientes así como las palabra de dichas partes. En la otra página los niños podrán aprender a atarse los cordones de las zapatillas.

20160922_181901

Emociones. Mediante el movimiento de cejas, ojos y boca, se podrán mostrar las emociones principales: alegría, enfado, tristeza y miedo.

emosiciones
¿Qué os parecen los libros sensoriales? ¿Os animáis a hacer uno casero?

Contadnos vuestras ideas y mostrarnos vuestros propios quiet books.

Aprender música jugando – Las notas

Según los proverbios de los músicos von Weber y León Gieco «la música es el verdadero lenguaje  universal«, «sin limites, sin fronteras, sin banderas«. De hecho,  incluso antes de nacer ya percibimos la música y sentimos lo que nos transmite.

Es por ello en Pequeños Planes queremos iniciar a los niños en la música de una forma fácil y divertida.

Uno de los primeros conceptos que aprenden los niños son los colores, por lo que vamos a asociarlos a las notas, de forma que cada una tenga siempre el mismo color  (el código se puede modificar al gusto, pero la clave es que siempre sea igual):

– Do – Morado
– Re – Verde oscuro
– Mi – Azul
– Fa – Verde claro
– Sol – Amarillo
– La – Naranja
– Si – Rosa

Para poder aprender jugando, hemos preparado un pentagrama de Goma Eva con las notas y su color correspondiente. Las notas están superpuestas sobre en pentagrama en blanco para poder cambiarlas de lugar.

Imagen2

De la misma forma, trasladaremos los colores al piano y para ello hemos utilizado trozos de Goma Eva de los colores de las notas para hacer nuestro piano de color.

20151120_190727

Las notas las podemos colocar sobre el piano de Goma Eva para asociar su posición en el pentagrama a la tecla correspondiente.

IMG_20160717_113147 bueno

Asimismo, sobre el teclado o piano real, podemos pegar gomets de los colores de las notas para reproducir la música escrita y transformarla en sonido.

12246688_569547366529643_5059628697555845706_n

Una flautista española decia que la música entra por el oído y llega al corazón…toquemos música y enseñemos a nuestros niños a amarla.

¿Qué os parece esta forma de enseñar música?

Tutorial básico sobre Hama Beads

Hace tiempo que en Pequeños Planes hacemos manualidades con Hama Beads pero dado que aun nos preguntan qué son, hemos decidido compartir este post introductorio. Pronto entendereis porqué nos encantan…se pueden crear diferentes imágenes dándoles la forma y el tamaño que queramos e incluso se pueden hacer objetos en 3D y demás fomenta la creatividad y mejora la psicomotricidad fina de los pequeños

Que son:

Los Hama Beads son unas pequeñas cuentas de plástico de colores, como mini-tubitos, que al aplicarles calor se funden entre si dando como resultado bonitas imágenes y objetos. Se pueden comprar en las tiendas de juguetes (como www.dideco.es y www.juguettos.com), grandes almacenes, tiendas de manualidades, páginas web especilizadas (como www.tiendadehamabeads.com o www.hamabeads.es) o incluso en los bazares.

Existen varias marcas y pueden comprarse por colores (para los mas avanzados en la técnica) o en un mix (recomendado para los que se inician).  También es importante remarcar que existen 3 tamaños diferentes:

  • maxi de 10mm de diámetro para los niños de 3 a 5 años.
  • midi de 5mm de diámetro para niños a partir de los 5 años.
  • mini de 2.5mm de diametro para niños a partir de 10 años.

 

Para los más pequeños, podemos usar el juego MAXI STICKS ideado para la motricidad.

Materiales:

IMG_20160708_181005Para trabajar con ellos, necesitaremos placas de plástico. Existen varias formas (cuadrado, círculo, estrella, corazón, etc) y tamaños. Si el trabajo que se va a realizar es muy grande, se recomiendan placas interconectables.

También es necesario papel de horno, el que usamos en la cocina, y  una plancha para aplicar calor al diseño y poder fundir las cuentas entre sí. Para los niños mayores y adultos, opcionalmente se pueden utilizar pinzas para colocar los Hama Beads en las placas.

Como se usan:

IMG_20160708_181122Una vez con todos los materiales, tan sólo nos queda elegir el diseño y empezar a colocar los Hama Beads en la placa según el patrón elegido.

Una vez terminado el dibujo, cuidadosamente colocaremos encima el papel de horno y aplicaremos calor con la plancha (a temperatura media-alta).

Cuando el papel y el plástico comiencen a pegarse y de forma homogénea en todo el dibujo, levantaremos el papel para darle la vuelta al diseño.

Si queremos darle mucha consistencia al trabajo realizado, podemos planchar por ambos lados y presionar con la plancha para que el fundido sea mayor.

Si el trabajo es grande, recomendamos ponerlo entre libros mientras está caliente para que no se curve.

Os dejamos unos ejemplos de nuestros trabajos y que están decorando la habitación de la pequeña de la casa.

IMG_20160708_164742

¿Os animáis a hacer vuestros diseños?