Cápsula del tiempo 1 - Pequeños Planes

¿Cómo hacer una cápsula del tiempo para niños?

Os gustaría volver al pasado y revivir momentos increíbles con vuestros hijos? Podéis hacerlo con una cápsula del tiempo. Aquí os contamos cómo.

Que es una cápsula del tiempo

Una cápsula del tiempo es un recipiente que encierra objetos del momento de su creación y que es escondido a la espera de ser abierto en el futuro.

Las cápsulas del tiempo pueden ser físicas, si guardan objetos, o virtuales si guardan archivos multimedia. Pueden ser escondidas durante un periodo de tiempo concreto o hasta ser encontradas.

Las cápsulas del tiempo son muy populares, se han encontrado algunas a lo largo de la historia mundial, han sido protagonistas de películas e incluso se han escíncido en los cimientos de edificios emblemáticos. Hasta hay empresas que venden cápsulas del tiempo para momentos especiales como el nacimiento de un hijo o de recién casados.

Sin embargo, os proponemos que hagáis vuestra propia cápsula del tiempo para luego revivir momentos únicos del pasado y encontrar los recuerdos de la infancia de vuestros hijos.

Como hacer vuestra propia cápsula del tiempo

Elegid una caja de metal, de madera o de cartón no muy grande. Lo ideal es que tenga el tamaño de una cuartilla.

Escoged junto a tus hijos aquellos objetos que sean especiales para ellos como un peluche o pequeños juguetes.

Incluid fotos vuestras que os recuerden momentos especiales como unas vacaciones en familia o en alguna fiesta.

Comprad el periódico del día en el que enterreis vuestra cápsula del tiempo para que cuando la habrais sepáis que noticias fueron relevantes en ese momento.

Cuando tengáis todos los objetos que queréis guardar en la caja, cierra la bien y guarda la en una bolsa para congelados con cierre zip. De esta forma estará mejor aislada del agua y la tierra.

Buscad un lugar donde enterrar vuestra cápsula. Puede ser en el monte, en el parque o en vuestro jardín. Allí donde elijais, cavad un hoyo profundo para que esté buen protegida y no se encuentre fácilmente. Introducid la cápsula en el hoyo y tapadla muy bien para que solo pueda ser descubierta cuando vosotros decidais.

Nuestra cápsula del tiempo

 

En 2015, junto con muertos amigos de la urbanización, preparamos una cápsula del tiempo. Guardamos pequeños juguetes y fotos de las tres familias juntas. Asimismo preparamos una carta para que, si fuese encontrada por alguien, supiera qué era y nos la devolviera.

Una vez preparadas y de noche, fuimos todos juntos a enterrarla al fondo de la urbanización. Fue toda una experiencia para nuestros hijos y para nosotros fue increíble ver sus caras de emoción.

Hicimos fotos del momento y cuando pasamos junto al lugar recordamos aquel dia y cuanfo llega septiembre hacemos cálculos de la cuenta atrás para desenterrarla. ¡¡Ya queda poco pues dijimos que esperaríamos 10 años!!

Algodón 100% - Pequeños Planes

Piel atópica: En busca de ropa 100% algodón

Antes que nada, queremos dejar claro que no somos ningún experto en dermatitis atópica, ni pretendemos serlo. Eso se lo dejamos a los profesionales médicos y sanitarios. Tan sólo escribimos estas palabras para compartir nuestra experiencia y, si cabe, convertir nuestra necesidad personal en una solicitud pública.

Y dicho esto, comienzamos.

LA PIEL ATÓPICA

Nuestra hija tiene la piel atópica desde los 2 meses que empezó a descamarse y a salirle ronchones rojos. La dermatitis atópica es una enfermedad dérmica que últimamente se está convirtiendo en una enfermedad bastante extendida. Seguro que habréis oído hablar de ella e incluso es muy probable que conozcas a alguien que la padezca. Pero para que sepáis de qué hablamos, en pocas palabras y tomando las palabras de la Adea, la dermatitis atópica es:

una dolencia crónica muy común que, sin ser grave, supone una serie de trastornos muy molestos para el paciente: prurito, problemas de sueño, alteraciones psicológicas e, incluso, en los casos severos se puede llegar a la incapacidad laboral“.

Según hemos leído en distintas webs médicas y la información que nos han proporcionado los dermatólogos a los que hemos acudido, el origen de esta enfermedad no está totalmente identificado. Tampoco tiene una cura, por lo que los tratamientos están enfocados a mitigar los síntomas de los brotes, el picor y el enrojecimiento.

Aparte de los tratamientos médicos, existen una serie de recomendaciones y consejos para ayudar a evitar o espaciar los brotes y hacerlos más llevaderos. Entre otros, se recomienda no abusar de la calefacción ni el aire acondicionado para no resecar la piel, evitar los baños largos a altas temperaturas para evitar irritaciones, cortar bien las uñas para evitar daños cuando se rascan, etc. Todos estos consejos son mas o menos alcanzables y dependen de nuestros hábitos y rutinas.

Una de las recomendaciones más importantes y más repetida en los “decálogos” contra la dermatitis atópica es la de utilizar prendas de algodón. Cuanto más algodón, mejor. Sin embargo, encontrar este tipo de ropa no está completamente en nuestra mano y de ahí la queja que queremos transmitir.

¿100% algodón?

¿Os habéis fijado en la composición de la ropa que compráis? ¿Sabéis lo difícil que es encontrar prendas con un alto contenido en algodón, y mucho más difícil, algodón 100%?

Nosotros sí. Por propia experiencia podemos decir que la composición de la ropa en fibras naturales es más bien escasa. Abundan las fibras sintéticas y las mezclas contienen muy poco algodón.

Con el inicio de una nueva temporada, ahora la vuelta al cole, comienza nuestra búsqueda y caza de prendas con composición 100% algodón. Y como es harto difícil encontrarlas, en muchas ocasiones, nos conformamos con un 60%.

Cuando vamos a una tienda y pedimos ayuda para localizar este tipo de prendas, inicialmente los dependientes dicen que disponen de varios modelos. Sin embargo, después de mirar todas y cada una de las etiquetas de la ropa, ellos mismos se sorprenden de las pocas prendas con estas características.

Aparte de solicitar más prendas 100% algodón o un % muy alto, sería interesante que la información de la composición de la ropa esté mas accesible. No sólo en la etiqueta sino en las paginas web de las marcas.

¿Como es posible que después de tener unas etiquetas que parecen la declaración de la renta, la información de la composición sea tan difícil de localizar o leer?

¿Por qué no existe un filtro relacionado con la composición en los buscadores web de la mayoría de las marcas? Hay filtros para las familias de prendas, las tallas, los colores, los precios, pero generalmente no hay un filtro sobre la composición.

Un futuro mejor

Si se pusiera en el mercado más ropa con alto contenido en algodón y la información de la composición estuviera más accesible, muchas familias lo agradecerían. No sólo las que tienen problemas con la dermatitis atópica sino también aquellas con otro tipo de problemas médicos.

Nos ayudaría a ahorrar tiempo en la búsqueda de una ropa adecuada, a no consideramos unos extraños por mirar cada etiqueta, a poder vestir a nuestros hijos a su gusto, pudiendo ellos elegir su propia ropa… Además, a ellos les ayudaría a no considerarse unos bichos raros por tener una piel especial.

Es cierto que no es fácil implantar estas medidas y que poco a poco las marcas van incorporando el algodón orgánico en sus catálogos… Pero aún queda mucho por recorrer, estas palabras son sólo un granito de arena.

Vuelta al cole 3 - Pequeños Planes

Consejos para la vuelta al cole

Llega septiembre y con él, la vuelta al cole para los niños y a la rutina para los mayores. Y es que la vuelta al cole representa el regreso a la normalidad, el “reseteo” de todo, incluso más que el comienzo del año nuevo. Tanto es así, que los informativos incluyen la vuelta al cole en su escaleta de noticias como las más destacadas del mes.

La vuelta a los horarios y a las clases, normalmente, es muy bienvenida por los padres. Se terminaron los tetris con los hijos, colocándolos entre abuelos, primos, vecinos y campamentos. Incluso es bien acogida por muchos niños porque vuelven a ver a sus amigos y retoman sus actividades extraescolares y por otro lado están los peques no quieren ni oír hablar de la vuelta al cole.

Pensando en aquellos niños para los que la vuelta al cole no es bien recibida, contamos con los consejos de la psicóloga Ana Gamo, colaboradora de Pequeños Planes, que con sus recomendaciones hará que niños y mayores comiencen la nueva temporada con mejores ánimos.

CREA ILUSIÓN

Una de las cosas más importantes en la vuelta al cole, es generar en los niños ilusión. Normalmente esto es sencillo con los niños mayores, porque tienen ganas de reencontrarse con sus compañeros y amigos; además, regresan a un sitio que para ellos es familiar, un entorno que por lo general para ellos es seguro, conocen las rutinas y saben a lo que van.

Sin embargo, con los niños pequeños puede que aparezcan ciertas inseguridades, principalmente por separarse de papá y mamá. Estas inseguridades son más acentuadas con los cambios a un “colegio de mayores”, un lugar que desconocen. Por eso, es importante motivarles, y adelantarnos a esos posibles miedos para hacerles sentirse más seguros, más mayores y más importantes.

SÉ NATURAL

Otro aspecto importante para ayudar a los niños con la vuelta al cole es que los adultos vivamos este momento con la mayor naturalidad posible y transmitírselo de a ellos.

No es necesario hacer una fiesta porque por fin empieza el colegio (“por fin vuelve la rutina”), ni tampoco irnos al otro extremo y dramatizar (ay mi niño que va a estar 8 horas fuera de casa”) y sobretodo no hay que utilizarlo como amenaza (“ya verás cuando empiece el cole”).

Debe considerarse como lo que es, un momento más de la vida, igual que papá y mamá tienen sus obligaciones y sus trabajos, los niños van al cole. Pero con muchos puntos positivos, es un sitio divertido, en el que van a aprender un montón de cosas (a leer, a escribir, etc.) y podrán jugar con los amigos.

SÉ COMPRENSIVO

Sea como sea, la vuelta al cole supone un cambio en la rutina “actual” de los niños, sobretodo de los más pequeños. Por eso debemos de ser comprensivos con las diferentes reacciones que puedan tener, como llorar, estar nerviosos, que les cueste dormir, que estén más introvertidos,..

Al final, los niños no dejan de ser personas, y al igual que los adultos también tienen que tener un periodo de adaptación a las nuevas rutinas, ellos necesitan su tiempo. Recordar por un momento vuestro primer día en un trabajo nuevo, o la vuelta al trabajo después de las vacaciones, tampoco es fácil ¿verdad? Pues a ellos les pasa exactamente lo mismo.

HAZLES PARTÍCIPES

Antes de empezar el cole, es importante que participen en la preparación que conlleva para que vayan siendo más conscientes. Acciones como forrar los libros, comprar una mochila nueva, probarse el uniforme, elegir el material escolar, etc. son cosas que además también ayudan a generar esa ilusión de la que hablábamos al principio.

ADAPTACIÓN PREVIA

Por otro lado, el tema de los horarios también es algo a tener en cuenta, y es que es conveniente que las semanas previas al primer día de colegio, vayamos teniendo en casa ciertas rutinas en los horarios: la hora del baño, la hora de la cena, la hora del cuento antes de dormir, etc. De esta forma, se van adaptando poco a poco a retomar los horarios y no les cueste tanto madrugar ni estén tan cansados.

NO ALARGUES EL MOMENTO

Los primeros días de colegio, si se queda llorando y/o insiste en que no quiere quedarse allí, no alargues el momento. Despídete de tu peque y márchate lo antes posible diciéndole que volverás a recogerle por la tarde (incluso indícale en qué momento si aún no tiene una buena percepción del tiempo, por ejemplo, después de la merienda).

Confía en el centro escolar y en los profesores, ellos saben cómo actuar en estas situaciones y cómo ayudar al niño en la adaptación.

Ten en cuenta que el lloro es una forma de expresarse como cualquier otra. Llorando muestran la inseguridad que les genera el cambio. Poco a poco se irán adaptando y para eso nuestra propia actitud de confianza y tranquilidad, ayudará a que ellos se sienten más tranquilos y confiados.

 

 

 

San Vicente de la Barquera 1 - Pequeños Planes

Fin de semana en familia en San Vicente de la Barquera (Cantabria)

Nos encanta San Vicente de la Barquera en Cantabria. Todos los veranos pasamos unos días en familia por estas tierras del Norte de España y nunca deja de sorprendernos. En cada visita a encontramos nuevas actividades y lugares muy interesantes tanto para niños como para adultos.

Alojamiento en los apartamentos EL CARDEO

En esta ocasión hemos cambiado de alojamiento, ya que nos recomendaron los Apartamentos El Cardeo. Todo un acierto. Os explico por qué.

Están localizados en La Revilla, entre la Playa de Merón y la Playa de Oyambre. A 4 km del centro de San Vicente de la Barquera y a 8 km de Comillas, en pleno Parque Natural de Oyambre.

Se trata de unos apartamentos funcionales y cómodos, perfectos para ir en familia, ya que tienen de todo lo que normalmente no cuentas en un hotel convencional: sofá cama, nevera, cocina, cafetera, tostadora, etc. Y sobre todo, más espacio para jugar. Como extra, cuentan con una pequeña zona infantil y una explanada a modo de pista de fútbol donde los niños pueden estar a sus anchas, jugar a la pelota, montar en bicicleta o patinete.

Junto a los apartamentos está la Taberna El Cardeo, con menú del día y unos platos de cocina tradicional pero actualizada. Estaban muy ricos y a buen precio, por lo que  también es un restaurante interesante para ir con niños.

Si además el golf es una de tus actividades de ocio en familia, el Campo de Santa Marina está muy cerca y un poco más alejado, el Campo de Oyambre.

Visita a la GRANJA CUDAÑA

En Labarces, a 10 km de San Vicente de la Barquera, se encuentra la Granja Cudaña, una granja de vacas lecheras, rodeada de campo y tranquilidad.

Gracias a Eloy, uno de sus dueños, los niños y mayores aprendimos muchas cosas sobre estos animales, sus cuidados y los productos lácteos que elaboran.

Tras descubrir muchas curiosidades del funcionamiento de una granja y sobre las vacas, llega el momento más deseado por los peques, dar el biberón a las terneras, un momento lleno de ternura que acerca a los niños a los animales.

Finalmente, la actividad en Granja Cudaña culmina con una degustación de sus productos: leche, quesos y quesadas acompañados de pan y sidra. Todos están deliciosos así que no te resistirás a comprar alguno para disfrutarlo en casa.

Por otro lado,  la granja cuenta con una tirolina para niños, un laberinto de alpacas (domo) y mucho espacio libre donde los pequeños disfrutarán desde el primer minuto. Por 10€/adulto y niños gratis pasamos una tarde muy entretenida que sin duda repetiremos. Tened en cuenta que normalmente hay dos turnos de visita guiada, así que antes de ir a la granja, contacta con ellos para reservar tu visita.

OTRAS ACTIVIDADES EN SAN VICENTE DE LA BARQUERA

Como hemos comentado, San Vicente de la Barquera es uno de nuestros destinos clásicos de verano, así que conocemos bien la zona. Este municipio tiene unas playas increíbles y si la temperatura acompaña (no sé si es suerte, pero nosotros siempre hemos tenido buen tiempo), merece la pena pasar un gran rato en la playa. Nuestra preferida en la Playa de Merón, de arena muy fina y con zonas de rocas en las que pasamos las horas muertas buscando cangrejos y pequeños peces.

Otras actividades típicas de nuestra estancia es pasear por el centro de San Vicente tomando un helado de Regma y recorrer la barra para ver cómo faenan los pescadores de la zona.

Para conocer más sobre estas actividades aquí dejamos el enlace a nuestra Escapada a San Vicente de la Barquera del año pasado. Esperamos que os guste y que os animéis a visitar con niños esta parte de Cantabria.

Bebidas refrescantes 2 - Pequeños Planes

Recetas de bebidas refrescantes para niños

Con el calor, es muy importante mantener una buena hidratación, sobre todo en los niños que sudan mucho mientras juegan y se olvidan de la sed. Y para que beber sea más atractivo, os traemos unas recetas para que preparéis unas bebidas refrescantes a la par que nutritivas para las meriendas de verano. Ya veréis, los niños se chuparán los dedos… ¡¡¡¡Y los adultos tampoco os podréis resistir!!!!

Un consejo para todas estas recetas: Para poder consumir estas bebidas lo antes posible y no tener que meterlas en la nevera para que estén fresquitas, utiliza los ingredientes muy fríos. De esta forma, bebiéndolas nada más prepararlas, como diría mi abuela: “no se van las vitaminas”.

Bebida refrescante – Limonada


En todo verano que se precie, no puede faltar una buena limonada. Tanto granizada como líquida, está deliciosa.

Ingredientes:

  • 2 o 3 limones
  • 100 g de azúcar (o edulcorante)
  • 1 l de agua

Preparación:

Lava muy bien los limones ya que se van a utilizar sin pelar. Córtalos en cuartos y quita las pepitas. Vierte todos los ingredientes en un recipiente bastante hondo (para que no salpique) y bate todo junto hasta que los limones se hayan triturado perfectamente.

La limonada ya está lista para tomar. Si no se va a tomar en el momento, incluye varios hielos y métela en la nevera.

Para darle un toque especial, incluye unas hojas de menta.

Bebida refrescante – ZUMO de kiwi

La vitamina C del kiwi ayudará a tener unas defensas fuertes para hacer frente a los tan comunes resfriados de verano.

Ingredientes:

  • 3 kiwis
  • 1 limón
  • 100 g azúcar
  • 500 ml de agua

Preparación:

Pela el limón quitando toda la piel amarilla y blanca. Trocéalo y quita las pepitas. Pela los kiwis y trocéalos. Vierte en un recipiente los kiwis y el limón troceado junto con el azúcar y el agua. Bate muy bien hasta que la fruta esté totalmente triturada.

Esta misma recete puede hacer con otras frutas como manzana o pera, incluso puede hacerse mezclando distintas frutas.

Bebida refrescante – Batido de fresas y plátano

A algunos niños les cuesta comer fruta, por lo que con esta receta a la vez que se refrescan obtendrán un cañonazo de vitaminas y fibras así como el calcio de la leche.

Ingredientes:

  • 150 g de fresas
  • 1 plátano
  • 50 g de azúcar (o edulcorante)
  • 200 g de leche
  • 3 cubitos de hielo

Preparación:

Lava muy bien las fresas, elimina las hojas verdes y trocéalas. Pela el plátano y trocéalo.

En un recipiente, vierte las fresas, el plátano, la leche y el azúcar y bate bien. En otro recipiente tritura el hielo hasta que quede granizado. Mezcla el hielo triturado con el resto de ingredientes. ¡Y listo para tomar!

Si ha quedado muy espeso, añade un poco más de leche hasta alcanzar la textura deseada.

Esta misma receta puede hacerse utilizando otros frutos del bosque como arándanos, frambuesas o moras.

Asimismo se puede sustituir la leche por 2 yogures naturales o por 1 bote pequeño de leche evaporada.

Las Perseidas 2 - Pequeños Planes

Plan con niños: Lluvia de estrellas – Las Perseidas

Como cada mes de Agosto, las Perseidas se dejaran ver en el cielo, por lo que es una buena ocasión para hacer un plan nocturno en familia. Conoce en qué consiste este fenómeno astronómico y cómo preparar este plan con niños.

¿Qué son Las Perseidas?

Las Perseidas son partículas de polvo que al entrar en contacto con la atmósfera se desintegran, dejando a su paso un destello de luz. Por eso parece que llueven estrellas.
Estas partículas de polvo fueron originadas por el cometa 109/Swift-Tuttle y “chocan” con nuestra atmósfera porque la Tierra cruza la órbita del cometa.

A pesar de haber otras lluvias de estrellas a lo largo del año, las Perseidas es una de las más famosas, ya que se produce en verano cuando el cielo está despejado y el tiempo acompaña para estar un rato a la intemperie.

¿Cuándo ver Las Perseidas?

Esta lluvia de estrellas cruza nuestro cielo desde el 17 de julio hasta el 24 de agosto. Sin embargo, las noches del 11, 12 y 13 de agosto son las más propicias para observar un mayor número de estrellas fugaces ya que caen con más frecuencia.

De hecho, esta lluvia de estrellas se conoce como las Lágrimas de San Lorenzo por ser los días próximos a la festividad de este Santo (10 de agosto) cuando más y mejor se ven.

¿Cómo ver las Perseidas?

Para ver estas estrellas fugaces no es necesario ningún aparato de observación como prismáticos o telescopios ya que se ven a simple vista.

Para una mejor observación, hay que localizar un lugar con poca contaminación lumínica y bien abierto para que nuestros ojos abarquen mucho cielo. Recomendamos una excursión a la playa o al monte ya que son lugares apropiados para poder ver bien las estrellas.

Yendo con niños, recuerda llevar algo de abrigo, agua y algún tentempié para mantenerles distraídos y, sobretodo, toneladas de paciencia pues no pararán de preguntar dónde están las estrellas.

Aprovecha la ocasión para enseñarles un poquito sobre astronomía mostrándoles la Estrella Polar y la Osa Mayor.

Ya solo queda que busques un lugar apartado de las luces de la ciudad y prepárate para ver este espectáculo astronómico con los peques de la casa… ¡Y no olvides pedir un deseo por cada estrella fugaz que veas!

Manualidades de verano para niños

¿Aburridos en casa porque es mediodía y hay que resguardarse del sol? Para esas horas de más calor, os proponemos estas sencillas manualidades de verano con las que los niños se divertirán y así evitaremos que vean tanto la televisión.

Manualidades de verano – ANimales ACUÁTICOS con platos de cartón

Utilizando platos de cartón y pintura acrílica o témpera, los niños pueden crear sus propios animales acuáticos: ballenas, peces, cangrejos… Hay un sinfín de posibilidades recortando, pegando y coloreando los platos… ¡incluso pueden inventar especies imaginarias!

Para hacer los animales más divertidos, pueden pegarse distintos elementos o materiales como ojitos, gomets, tapones o trocitos de tela.

Manualidades de verano – Tortugas con botellas de plástico

En verano tiramos a la basura muchas botellas de plástico porque bebemos mucho líquido, así que os proponemos reciclarlas haciendo estas manualidades de verano.

Sobre un trozo de Goma EVA dibuja la silueta de una tortuga (puedes tomar algún ejemplo de internet) y recórtala. Decora al gusto con rotuladores o pintura acrílica/témpera.

En paralelo, recorta con mucho cuidado el fondo de una botella de plástico y decóralo al gusto. Ten en cuenta que si decoras la botella (el caparazón de la tortuga) no se verá la decoración del “cuerpo”.

Una vez que cuerpo y caparazón están decorados, pega ambas partes con silicona líquida. Para ello únelas y recorre con la silicona todo el borde de la botella sellando bien y no dejando ningún hueco entre botella y Goma EVA.

Cuando la silicona ya está seca, estas tortugas se pueden meter en el agua… ¡flotan!

Precaución: si se ha usado pintura acrílica o témpera, al meter la tortuga al agua puede desteñir.

Manualidades de verano – Abanicos de papel

Para paliar el calor del verano, ¿qué mejor idea que crear tus propios abanicos como manualidades de verano?

Pega con celo transparente dos folios por la parte ancha, bien folios de colores o en blanco, así tendras un “lienzo” alargado. Dibuja por delante o por ambos lados aquello que más te guste con colores vistosos (utiliza lápices de colores o ceras. Pueden ser dibujos repetitivos como flores o nubes, o un dibujo completo como un bosque, una carita, etc.

Con el dibujo acabado, dobla todo el papel como un acordeón, doblez hacia dentro y doblez hacia afuera. Cada doblez de un dedo de ancho aproximadamente.

Cuando ya está todo doblado, por la parte de abajo, pega un palo de helado por ambos lados del papel cubriendo unos 4-5 centímetros. Una vez seco el pegamento, cubre con una cuerda o lazo la parte del palo pegada al papel para que ambos palos no se separen.

Abre el acordeón de papel por el lado sin palos de helado y así podrás ver tu dibujo y abanicarte presumiendo de tu manualidades de verano.

Viaje en Familia con niños a Ibiza (España)

¿Es Ibiza un destino para ir con niños? Sin duda, la respuesta es un SÍ . Aunque la Ibiza es bien conocida por sus discotecas y su ocio nocturno, la isla es un paraíso para todos los públicos y edades. Y como para muestra un botón, aquí os contamos nuestra experiencia incluyendo todas las actividades que hicimos en nuestra estancia de 8 días.

Lo primero que hicimos cuando elegimos Ibiza como destino vacacional, fue decidir dónde ubicar nuestro campamento base. Dado que todas las opiniones coincidían que Santa Eularia des Riu es la zona más tranquila y familiar de la isla, allí localizamos nuestro alojamiento. Y a toro pasado, podemos decir que fue todo un acierto que ya permite acceder a todas las zonas de la isla en 30-45 minutos en coche y tiene unas playas muy familiares y de fácil acceso.

De playa en playa

Como toda isla que se precie, Ibiza cuenta con multitud de playas y calas para ir con niños. Todas ellas preciosas y con un encanto especial. Si bien es cierto, algunas son de difícil acceso y por lo tanto recomendamos que se consulte antes de dirigirnos a ellas. Aquí podéis ver la lista de playas y calas en las que estuvimos en nuestro viaje, aunque por su supuesto se nos quedamos muchas en el tintero.

Las playas de Ibiza dan mucho juego si se va con niños pues pueden hacer muchas actividades desde remojarse en el agua y jugar con la arena como hacer alguna actividad acuática que pueda ofrecer la playa en cuestión. Además, las aguas cristalinas de Ibiza permiten una visibilidad increíble por lo que con unas gafas y un tubo los niños pueden hacer snorkel y disfrutar de los fondos marinos, por supuesto, siempre acompañados de un adulto.

Quedarse en las playas y calas de la parte oeste de la isla pitiusa hasta el atardecer puede resultar todo un espectáculo para grandes y pequeños, pues las puestas de sol son increíbles. Os recomendamos no perderos esta bonita postal, bien tomando algo en los clásicos Café del Mar o Kumharas o simplemente, sentados en la arena de la playa.

 

DE Paseo por los pueblos y ciudades de ibiza

Bien en la costa o en el interior, muchos son los municipios de la isla que merecen la pena ser visitados. En algunos de ellos la excursión será de varias horas, en otros, pocas pero interesantes.  Esta es nuestra recomendación.

Ibiza – Dalt Vila

Siendo la capital de la isla, Ibiza es el municipio de visita obligada. Perderse por las calles de Dalt Vila tiene mucho encanto y a los niños les sorprenderá cruzar las murallas (Patrimonio de la UNESCO) así como contemplar el gran puerto junto a los cañones del Baluarte de Santa Lucía.

Merece la pena llegar a la Catedral y ver los rincones del casco antiguo. Tened en cuenta si vais con niños que las calles son empinadas… los mas pequeños pedirán brazos. Por eso siempre es recomendable hacer la visita comiendo un helado (los de la heladería artesanal Gelato Ibiza están de muerte!).

Santa Eularia des Riu

Siendo Santa Eularia nuestro campamento base, realizamos varios paseos por sus calles. Conocimos bien el Paseo Marítimo y el Paseo del Puerto, tanto de día como de noche, sin olvidar las zonas infantiles públicas. Dado que Santa Eularia es Ciudad Amiga de la Infancia, cuenta con unas zonas infantiles con columpios muy bien equipadas y modernas.

De este municipio también cabe destacar también:

  • la ruta por el río, altamente recomendada para hacerla con los niños ya que podrán ver peces y aves acuáticas.
  • las playas familiares, que son de fácil acceso, vigiladas,  con aguas cristalinas y arena fina en las que hay que adentrarse mucho para que cubra.

Para aquellos que buscan emociones más fuertes, entre Santa Eularia y Es Canar hay un parque de aventuras en los árboles, el Acrobosc. Se trata de una pista americana con circuitos adaptados a distintas edades.

Santa Gertrudis de Fruitera y San Agustín

Estos pueblos del interior de la isla (en la parte centro y sur respectivamente) tienen un encanto especial. Se trata de pequeños municipios de casas bajas y blancas que conservan la esencia de la Ibiza tradicional.

Dado que cuentan con calles peatonales o la circulación de coches es mínima, podréis pasear tranquilamente con los niños. Además Santa Gertrudis tiene una pequeña zona infantil para que los peques descarguen energías.

 También destacamos ambos pueblos por características gastronómicas:

  • en Santa Gertrudis no olvidéis pasar por el Bar Costa y degustar sus famosos bocatas de jamón en pan de mollete. Tanto tomándolos in situ como llevándolos para tomar en la playa, los disfrutaréis de lo lindo.
  • en San Agustín descubrimos la terraza-jardín del Bar Can Berri, un lugar ideal para las cenas de verano. Todos los platos están buenísimos (incluidos los postres que te presentan en la mesa).

explorando la naturaleza de la isla

En todo viaje en familia no pueden faltar las actividades relacionadas con la naturaleza. Estas son algunas de las que ofrece esta isla balear:

Aquarium Cap Blanc

Este acuario junto a la Cala Gració (San Antonio) está ubicado en una cueva natural y es una visita muy recomendada si viajas con niños.

A pesar de su pequeño tamaño, cuenta con varias especies interesantes como peces voladores, meros gigantes y rayas. Además, mientras los niños visitan el acuario, los adultos pueden tomar algo en el bar de la entrada y disfrutar de unas buenas vistas y la tranquilidad del entorno.

Cueva Can Marçá

Se trata de una cueva natural ubicada entre la playa Port de San Miquel y Benirras. Fue refugio de piratas y lugar secreto para esconder tesoros, lo que asombrará a los pequeños de la casa.

Tened en cuenta que para llegar a la entrada de la cueva, es necesario bajar por unas escaleras complicadas pero con unas vistas espectaculares. Tampoco se puede visitar la cueva con carrito.

Otro punto a considerar es el precio de la entrada, es un poco elevado a nuestro juicio, sin embargo a los niños les encantará esta aventura de unos 45 minutos de duración.

Parque Natural de Las Salinas

Este Parque Natural está ubicado en la parte sur de la isla y cuenta con un Centro de Interpretación en San Francesc. Allí os facilitaran toda la información sobre el parque. Este centro disponen de un servicio de préstamo de prismáticos para poner avistar aves desde los dos observatorios colindantes.

Otro atractivo de la zona de Las Salinas es la visita a las Torres Vigía, las montañas de sal y las calas de la zona.

de compras por los Mercadillos hippies de Ibiza

¿Ir de compras con niños? parece impensable, y es que los mercadillos de Ibiza son tan especiales que hasta cuentan con zonas infantiles como ludotecas o columpios. En Ibiza hay mercadillos prácticamente todos los días y en distintas zonas de la isla. Eligid el que más os guste y a disfrutar.

Las Dalias

Es el Mercadillo más famoso de la isla que sin duda no puedes olvidar visitar, tanto si compras, como si sólo quieres mirar….moda, complementos, decoración… cada puesto esconde tesoros sorprendentes.

Está ubizado entre Santa Eularia y San Carlos  y puede visitarse durante todo el día los sábados y de tarde-noche el resto de día. Ojo, repetimos, consultar los horarios. Junto al mercadillo hay una zona de aparcamiento donde poder dejar el coche por unos 3-4 euros.

Las Dalias también es lugar para tomar algo y disfrutar de la música ya que ofrece música en vivo en El Jardín. Nosotros tomamos unas porciones de pizza de Pizza Amor & Fantasía.

Hippy Market de Punta Arabí

Este mercadillo también es uno de la más conocidos de la isla y se celebra todos los miércoles de 10 de la mañana a 7 de la tarde. El Hippy Market es enorme (estimando a bulto, el doble que Las Dalias), y está ubicado en Es Canar. Junto al mercadillo, hay varias zonas de aparcamiento donde poder dejar el coche por unos 3-4 euros.

Sus puestos tienen una estética más similar a la de otros mercadillos al uso, pero también está lleno de artesanía elaborada en la isla.

Al igual que en Las Dalias, el Hippy Market también cuenta con varias zonas donde poder comer y beber así como disfrutar de música en directo.

 

Aunque estuvimos en la isla mas de una semana, no pudimos realizar todas actividades o visitas que teníamos en nuestra lista, como hacer recorridos con los trenes turísticos, paseos en barco y visitar la isla de Formentera. Así que, dejaremos que Ibiza nos sorprenda, en otra ocasión.