Ruta por el Bosque de la Herrería (El Escorial – Madrid)

¿Sabías que Felipe II supervisaba las obras de El Monasterio de el Escorial desde una roca del Bosque de la Herrería? Te proponemos una ruta con niños para visitar esta silla real en la sierra de Madrid. Un recorrido que permite disfrutar de la naturaleza entre robles y castaños con unas vistas inigualables. Y para darle más emoción al plan, alargamos la ruta para descubrir La Cueva del Oso, una oquedad de pequeño tamaño que despertará el interés de grandes y pequeños.

 Comenzando desde la Ermita de la Virgen de Gracia

A pesar de que se puede llegar a la Silla de Felipe II en coche, os proponemos iniciar esta ruta junto a la pequeña Ermita de la Virgen de Gracia. Para llegar hasta allí es necesario seguir la carretera M-505 y seguir las indicaciones hacia Silla de Felipe II. Nada más abandonar la M-505, se llega a la Ermita donde se puede aparcar.

Abandonado el vehículo, tenemos dos alternativas, llegar a la Silla de Felipe II por la carretera o campo a través. Nosotros, para evitar los posibles peligros de caminar por la carretera y para disfrutar aún más de la naturaleza, recomendamos ir campo a través. Al final de esta publicación incluimos un croquis con las distintas posibilidades de esta ruta.

Para adentrarse en el Bosque de la Herrería, será necesario orientarse un poquito para dirigirnos hacia la Silla.  El recorrido tiene una ligera inclinación ya que hay que salvar la pendiente de la montaña y atravesar la carretera en 4 ocasiones. Aunque puede parecer complicado, no tiene dificultad alguna ya que hay pequeños senderos que guían para abrirnos camino.

Una Piedra Real – La Silla de Felipe II

En la cuarta ocasión que se llega a la carretera, empezaremos a ver muchos coches aparcados a ambos lados de la misma, eso significa que estamos cerca de la Silla. Al final de la cuesta arriba continuando por la carretera, llegaremos a la gran piedra donde se encuentra La Silla de Felipe II. Se trata de una gran piedra de granito con escalones en cuya cima se encuentra horadado un asiento con unas vistas privilegiadas a El Monasterio de Piedra.

Aunque es probable que haya bastante gente, vale la pena esperar un poquito para poder hacerse una foto sentado en el trono real y disfrutar de la panorámica de El Bosque de la Herrería, El Monte Abantos y El Escorial.

Junto a la base de la Silla, además del gran árbol singular y el monolito, hay un bar donde poder tomar un refrigerio o un cafetito si el frío aprieta.

La meta de la ruta – La Cueva del Oso

Tras subir a la Silla de Felipe II emprendemos la ruta hacia La Cueva del Oso. Para ello, es necesario continuar la carretera asfaltada atravesando la barrera que da comienzo a la senda botánica. Se trata de una senda de poco más de 1 km con carteles explicativos de las especies arbóreas y arbustivas más relevantes y por la que no circulan los coches.

Más adelante la carretera asfaltada desciende ligeramente. Nada más llegar a la base de la cuesta encontramos el cartel de la Fuente de los Dos Hermanos a la derecha del camino. Siguiendo la flecha del cartel llegaremos a la fuente de piedra (ojo, ¡que no es agua potable!).

Al poco de dejar la fuente  atrás y continuando por el asfalto se llega a La Cueva del Oso. Es inevitable la tentación de entrar en esta pequeña oquedad y buscar pistas para averiguar si el oso existió o es sólo una leyenda. Habitase un oso o no, visitar esta cueva y su entorno merece la pena.

Si queréis hacer un salto en el camino, antes de emprender el camino de vuelta a la Silla y a la Ermita, podéis reponer fuerzas en el merendero de El Rincón de la Hiedra a pocos metros de La Cueva del Oso.

Aunque La Cueva del Oso es el destino final de la ruta que os proponemos, se puede alargar continuando por el sendero asfaltado… pero ese plan lo dejamos para otro día :).

Datos generales de la ruta por el Bosque de la Herrería

Para una mejor planificación de vuestro plan en familia, hemos preparado este croquis en el que mostramos las distintas alternativas de esta ruta (por carretera o campo a través) y los principales puntos de interés.

  • Distancia (ida y vuelta):
    • Por carretera hasta La Silla de Felipe II: 3 km
    • Por carretera hasta La Cueva del Oso: 4 km
    • Campo a través hasta La Silla de Felipe II: 2 km
    • Campo a través hasta La Cueva del Oso: 3 km
    • De La Cueva del Oso hasta El Rincón de la Hiedra (merendero): 500 metros
  • Tipo de ruta: Lineal con posibilidad de ser circular si se combinan ruta por carretera y campo a través
  • Dificultad: Fácil – Media (en pendiente)
  • Tiempo: 2 – 3 horas (según el paso de los niños)
  • Servicios:
    • Merendero
    • Aparcamiento
    • Bar (junto a La Silla de Felipe II)
  • Niños: Si (a partir de 5 años)
  • Carrito: Si (sólo siguiendo la carretera asfaltada)

MANUALIDADES – EL CIRCO EN CASA

Malabaristas, trapecistas, equilibristas, … El circo representa todo un ejemplo de esfuerzo y dedicación para lograr la agilidad y la destreza requerida de cada número. Todo ello acompañado de música, vestuario y ambientación que conforma un espectáculo perfecto para disfrutar en familia.

Nos encanta el circo. Desde las grandes y famosas producciones hasta los más familiares. Tanto es así, que hemos montamos el circo en casa creando nuestros propios materiales. Aquí os contamos todos los pasos para hacer manualidades de circo totalmente funcionales y con materiales reciclados. Con este plan casero, los niños se divertirán haciendo manualidades y jugando con ellas. Además, la práctica con estos juegos aporta distintos beneficios como, entre otros:

  • Fomenta la capacidad de concentración,
  • Incrementa la coordinación y el equilibrio
  • Ayuda a fomentar el espíritu de superación
  • Ayuda a saber gestionar la frustración.
Manualidades de circo – ZANCOS

Materiales:

  • 2 Latas grandes de conserva (a ser posible con tapa)
  • Pinturas y pinceles
  • Barniz (opcional)
  • Silicona caliente
  • Taladro o clavo y martillo
  • Cuerda

Paso a paso:

  1. Limpia y seca las latas de conserva.
  2. Con la ayuda de un adulto, cubre con silicona el borde de la abertura de la lata para evitar que corte.
  3. Con la ayuda de un adulto, haz un primer agujero a dos dedos de la base utilizando un taladro o un clavo y un martillo. Haz un segundo agujero en paralelo al primero.
  4. Decora el exterior de las latas utilizando pinturas y pinceles. ¡Ojo!, decora la lata de tal forma que su base quede arriba. Para poder sujetar la lata mientras la pintas, introduce la mano en su interior; de esta forma puedes girarla sin tocar la pintura fresca.
  5. Una vez la pintura está seca, introduce la cuerda por los agujeros (un extremo por cada agujero). Haz un nudo doble en cada extremo por dentro de la lata para que la cuerda no se salga. La longitud de la cuerda debe ser 2 veces la distancia cadera-pie de quien vaya a usar el zanco.
  6. Si tu lata tiene tapa, utilízala para cerrar la lata. De esta forma queda más protegido el zanco.
  7. Mantén en equilibrio sobre los zancos, ¿quién llegará más lejos sobre ellos?
Manualidades de circo – CARIOCAS

Materiales:

  • 1 Panty viejo (también puede ser 1 leotardo o 2 medias)
  • 2 pares de calcetines
  • Lazos (opcional)
  • Pegamento o aguja e hilo (opcional)

Paso a paso:

  1. Corta el panty a la altura de las ingles, de esta forma tendrás “2 piernas”. En el caso de usar medias, este paso no es necesario).
  2. Dobla cada par de calcetines de tal forma que parezcan una pelota.
  3. Introduce una bola de calcetines en cada pierna de panty ya cortada. Para que los calcetines lleguen al fondo (al pie de la pierna), coge el panty por el extremo opuesto al pie y gíralo en el aire con fuerza.
  4. Opcionalmente, puedes pegar o coser unos lazos en el pie del panty para decorar las cariocas. De esta forma, cuando las utilices el espectáculo es más vistoso.
  5. ¡Gira las cariocas en el aire!
Manualidades de circo – KENDAMA O BALERO

Materiales:

  • Botella de plástico con tapón
  • Tijeras
  • Lana
  • Silicona caliente
  • Bola de ping-pong
  • Aguja pequeña para lana
  • Pinturas y pinceles

Paso a paso:

  1. Corta la botella de plástico unos 8-10 cm desde el tapón.
  2. Con la ayuda de un adulto, cubre con silicona el borde de la botella para que no corte. Una alternativa a la silicona es colocar (sin presionar mucho) el borde de la botella en la plancha caliente.
  3. Decora la botella al gusto y déjala secar.
  4. Corta un trozo de lana de un 20 cm.
  5. Perfora la pelota de pingpong con la aguja de lana e introduce por ella el trozo de lana. Los agujeros de entrada y salida de la aguja deben estar paralelos.
  6. Perfora el tapón justo en el centro e introduce el otro extremo de la lana.
  7. Haz un nudo doble en cada uno de los extremos de la lana (en la pelota de ping-pong y en el tapón). De esta forma, pelota y tapón quedan unidos y al cerrar la botella la pelota queda colgando del tapón).
  8. Ya sólo queda que demuestres tu agilidad… ¡introduce la pelota en la botella con un golpe de muñeca!
  9. El otro extremo de la lana
Manualidades de circo – BOLAS DE MALABARES

Materiales:

  • Globos (mínimo 3 globos)
  • Arroz
  • Tijera
  • Botella de plástico
  • Celo

Paso a paso:

  1. Introduce el arroz en la botella.
  2. Infla el globo y mete la boquilla de la botella en el globo y gira la botella para que el arroz caiga dentro del globo.
  3. Separa el globo de la botella y “masajea” para que el arroz se apelmace y pueda entrar más arroz en el globo.
  4. Repite los pasos 2 y 3 2 o 3 veces hasta no entre más arroz en el globo y conforme una bola bastante dura.
  5. Corta el reborde de la boquilla del globo, dobla la boquilla y pégala con celo al globo.
  6. Corta la boquilla completa de otro globo e introduce el globo con arroz en el globo vacío.
  7. Repite la operación 6 para que quede bien cerrado y no se escape ningún grano.
  8. Repite los pasos del 1 al 7 para cada bola de malabares que vayas a hacer.
  9. ¿Cuántas bolas eres capaz de girar en el aire sin que se caigan?

Viaje en Teleférico y Ruta por la Casa de Campo (Madrid)

¿Quieres recorrer Madrid por las alturas y además pasear por el pulmón de la ciudad? Si es así, te proponemos el siguiente plan: un viaje en Teleférico y una ruta a pie por la Casa de Campo de Madrid. ¿Te apuntas? A continuación, te damos toda la información para que prepares tu plan para toda la familia.

UN PASEO POR LAS NUBES – TELEFÉRICO DE MADRID

El plan que proponemos comienza con el viaje en Teleférico partiendo de la estación de telecabina ubicada en la calle Pintor Rosales. Para llegar hasta allí, se puede ir en transporte público ( Metro – Argüelles) o en coche (aparcamiento cercano en zona azul).

El recorrido en telecabina es de casi 2.500 metros y a una altura de 40 metros, lo que permite disfrutar de unas vistas inigualables de la Casa de Campo, el Palacio de Oriente y la Catedral de la Almudena. La duración de cada trayecto es de unos 11 minutos, por lo que el viaje ida y vuelta es de unos 25 minutos, tiempo suficiente para disfrutar de la experiencia y contemplar Madrid desde el cielo.

Para organizar este plan, es necesario tener en cuenta lo siguiente:

  • Condiciones climáticas: Dado que la telecabina circula por un cable, el Teleférico puede suspender el servicio en caso de viento racheado o tormenta eléctrica. Aunque el servicio funciona con normalidad con lluvia o con nieve, recomendamos que este plan se realice en un día despejado  para disfrutar de la panorámica.
  • Horarios de apertura y cierre: Es importante consultar los horarios de apertura y cierre para evitar largas esperas en la estación para subir a la telecabina y para poder programar el viaje de vuelta.

Toda la información de horarios y tarifas está disponible en la web del Teleférico de Madrid.

RUTA A PIE POR LA CASA DE CAMPO

La ruta a pie que proponemos comienza desde la estación del Teleférico ubicada en la Casa de Campo, tras el viaje de ida por el cielo de Madrid.

Al pie de la estación de telecabina encontramos un parque infantil y un mirador con paneles informativos desde donde se pueden ver los lugares más representativos de la ciudad. Tras el mirador, la ruta continua por el camino de arena en dirección a la Catedral de la Almudena.

Un poco más adelante, el camino se dificulta ya que empieza a tomar pendiente y hay surcos en la arena. Para llegar hasta el Lago, es necesario bajar la cuesta… ¡cuidado con los niños que es bastante prenunciada! Eso sí, las vistas son espectaculares.

Al final de la cuesta, tan sólo hay que continuar por el camino de arena en la misma dirección que llevábamos (hacia la Almudena). Este camino nos llevará hasta una carretera asfaltada que hay que atravesar (¡cuidado al cruzar!). Continuando en paralelo a la carretera, llegaremos al parque infantil y al aparcamiento que hay frente al Lago de la Casa de Campo.

Una vez junto al Lago, se puede hacer un alto en el camino para reponer fuerzas en alguno de los restaurantes de la zona o simplemente hacer una parada para contemplar el Lago y dar de comer a los patos.

Bordeando el Lago pasaremos junto al embarcadero desde donde se puede tomar una barca para un paseo por el Lago (recomendamos visitar horarios y tarifas) y al centro de educación ambiental de la Casa de Campo.

Una vez recorrido el Lago, podremos comenzar el camino de vuelta hasta llegar a la estación del Teleférico para poder regresar a la estación de la calle Pintor Rosales desde donde empezamos el plan.

alternativas a la ruta a pie

Para facilitar la realización de este plan en familia, hemos preparado este croquis incluyendo el recorrido del Teleférico, la ruta a pie y los puntos de mayor interés.

Croquis del recorrido en Teleférico, ruta a pie y principales puntos de interés

Esta misma ruta se puede realizar sin necesidad de hacer el viaje en Teleférico. Si es así, el inicio y el final de la ruta sería el aparcamiento de la Casa de Campo. Puedes llegar hasta allí en transporte público (Metro – Lago) o en coche (se puede aparcar en el mismo aparcamiento).

Si quieres hacer una ruta más corta, no recorras el perímetro del Lago de la Casa de Campo. De esta forma, la ruta (ida y vuelta) tiene unos 2,5 km.

DATOS PRÁCTICOS DE LA RUTA A PIE
  • Distancia: 4 km (ruta completa ida y vuelta) o 2,5 km (ruta ida y vuelta sin recorrer el Lago)
  • Tipo de ruta: Lineal
  • Dificultad: Media (por la zona en pendiente)
  • Tiempo: 2 – 3 horas (según el paso de los niños)
  • Servicios:
    • Merendero
    • Parque infantil
    • Aparcamiento
    • Embarcadero – paseo en barcas
    • Centro de Educación Ambiental de la Casa de Campo
    • Restaurantes
  • Niños: Si (a partir de 5 años)
  • Carrito: Si (sólo por la zona del Lago)

Espectáculo musical – EL MARAVILLOSO MUNDO DE DRILO

Drilo, el cocodrilo más famoso de YouTube, y toda su pandilla estrenan en el Teatro Reina Victoria de Madrid su nuevo espectáculo musical «El Maravilloso Mundo de Drilo«, dirigido a niños desde los 6 meses hasta los 6 años.

EL ESPECTÁCULO

«Toda la pandilla tenía previsto actuar esa tarde, pero no aparece nadie ¿Qué ha pasado?, ¿Se habrán equivocado de día? ¡Ohhhh! ¡Mira esa máquina!, ¡Parece mágica! Uno de los actores la enciende y… ¡Comienza el espectáculo!»

Conoce «El Maravilloso Mundo de Drilo» en el que se entremezclan tramas divertidas y 15 temas musicales completamente nuevos y originales con la puesta en escena de actores, muñecos de gran formato y proyecciones audiovisuales que llenan de magia el escenario durante los 70 minutos que dura la función.

Con este show, Drilo enseña a los niños a respetar la naturaleza, ahorrando agua, reciclando y cuidando a las plantas y animales.  Asimismo, a través de sus canciones de letras sencillas y melodías muy pegadizas, La Pandilla de Drilo abordará otros temas como el fomento de las prácticas deportivas en familia o el espacio.

Para el espectáculo no termine en el teatro, Drilo ofrece para todas las familias descargas gratuitas, tanto de karaokes y letras de las canciones, como de fichas para colorear de todos los personajes de la pandilla. Además en Spotify están disponibles más de 70 temas, y en Youtube se pueden disfrutar más de 100 vídeos. Visita su web oficial y su canal YouTube para disfrutar de La Pandilla de Drilo en cualquier lugar.

La Pandilla de Drilo es un proyecto creado por el profesor y compositor de canciones infantiles Andrés Meseguer quien, junto a pedagogos de diferentes disciplinas, ha creado un universo divertido y didáctico que fascina a los niños y les enseña a hacer posible un mundo mejor. Drilo y sus amigos (Guau, Peligre, Huga, Rafa , Era y Pom-pom) cuentan con más de 15 años de trayectoria, más de 16 millones de visualizaciones en YouTube, campañas escolares y giras con más de 1 millón de espectadores.

datos prácticos
  • DÓNDE: Teatro Reina Victoria. Madrid centro. Carrera de San Jerónimo, 24
  • CUÁNDO: Sábados de Febrero: 9, 16 y 23
  • HORARIO: 12.00 h.
  • PRECIOS:
    • Adulto: 12€-14€
    • Menores hasta 16 años: 10€-12€
    • Menores de 0 a 3 años que se sienten con sus padres (que no ocupen asiento): ¡GRATIS!
  • VENTA DE ENTRADAS:

 

Un domingo en Burrolandia

Si buscas una actividad para hacer con niños cerca de Madrid, Burrolandia es el plan perfecto. Un lugar donde los burros son los protagonistas y los niños disfrutan al aire libre descubriendo a este cariñoso animal. Aquí os contamos todos los detalles para que organicéis vuestra visita y que disfrutéis al máximo de este plan en familia.

CóMO LLEGAR A BURROLANDIA

En Tres Cantos, a pocos kilómetros de Madrid capital, se encuentran las instalaciones de Burrolandia. Para llegar hasta allí hay que seguir las indicaciones hacia el Castillo del Soto de Viñuelas. Cuando el destino ya está cerca, os encontraréis un cartel de Burrolandia y tras abandonar la carretera asfaltada llegarás a una explanada de tierra donde poder aparcar. Dado que el lugar está ubicado fuera de la zona urbana, es recomendable utilizar el GPS con la dirección exacta.

Burrolandia está integrada en un prado con cerramientos vallados sin techar en el perímetro donde se encuentran la mayoría de los burros. Sin embargo, por el prado también hay burritos que campan a sus anchas entre los visitantes. Nada más cruzar la puerta os daréis cuenta que el nombre de este lugar no es casual. Realmente es la “tierra de los burros” ya que el número de ejemplares llama la atención. Sin esforzarnos mucho llegamos a contar más de 50 burritos.

QUÉ HACER EN BURROLANDIA

Podrás ver a los animales, acariciarles y cepillarles. Ya verás, te enamorarás de los burros nada más verlos. Son suaves como peluches e inspiran mucha ternura. También se les puede dar de comer, para ello es necesario comprar un cubo alimento por unos 2-3 euros en las propias instalaciones de Burrolandia. No se puede llevar comida de fuera pues es necesario tener controlado lo que comen estos amigos peludos.

Los burros son los animales que atraen la atención de todos los visitantes, pero no son los únicos habitantes de Burrolandia. Con los burros conviven, aunque en mejor número, cabras, gallinas, patos, cerdos vietnamitas, y por supuesto, los primos hermanos de los burros, caballos.

Aparte de descubrir a los animales, en Burrolandia podrás aprender sobre las herramientas de labranza ya que tienen expuestos los aperos a lo largo del prado. Además hay un pequeño bar con terraza en el que poder retomar fuerzas entre burro y burro.

DATOS GENERALES PARA LA VISITA

Aunque la visita a Burrolandia es gratuita, al tratarse de una protectora de animales sin ánimo de lucro, las donaciones siempre son bienvenidas o incluso puedes colaborar como voluntario. También puedes colaborar comprando algún objeto relacionado con los burros que allí mismo puedes adquirir.

Burrolandia puede visitarse todos los domingos de 10 .00h a 14.30h sin necesidad de realizar reserva. Eso sí, asegúrate de que el tiempo acompaña ya que todas las instalaciones están al aire libre. También ten en cuenta que la afluencia de público los días soleados es bastante elevada.

Para disfrutar completamente de la visita, enlazamos la lista de recomendaciones de su página web.

Burrolandia no es sólo una atracción o actividad de ocio. Desde aquí agradecemos la gran labor de Burrolandia de esta protectora de animales por rescatar, proteger e intentar preservar esta especie así como todas las labores culturales, educativas y de ocio que plantea, siempre alrededor del burro y con mucho respeto hacia este animal.

Cerramos esta publicación con la última recomendación: «Disfruta del domingo en Burrolandia y también házselo disfrutar a los animales».

Manualidades con niños: tu hucha casera

Comienza un nuevo año y con él, aparte de la cuesta de enero, llegan los buenos propósitos. Ir al gimnasio, ahorrar para algún viajecito o capricho, dejar de fumar… Algunos de estos propósitos están asociados al ahorro así que, para motivarnos un poquito más, os proponemos estas manualidades para hacer con los niños vuestra propia hucha casera. De esta forma, aparte de pasar un rato en familia, les enseñamos qué es ahorrar.

Hucha con marcos de fotos

Materiales:

  • Marco de fotos con fondo (modelo Ribba en Ikea)
  • Taladro con broca de madera
  • Cartulina
  • Lápices, rotuladores o ceras
  • Lija o lima
  • Rotulador permanente (opcional)

Elaboración:

  1. Dibuja sobre la cartulina un cuadro del tamaño de la tapa del marco (utiliza la tapa como molde).
  2. Recorta la cartulina y decórala al gusto utilizando lápices, rotuladores o ceras.
  3. Sobre uno de los cantos del marco, dibuja en el centro con lápiz un rectángulo de unos 3×1 centímetros. Ese rectángulo será la ranura de por dónde introducir las monedas.
  4. Con la ayuda de un adulto, taladra sobre el dibujo de la ranura. Mucho cuidado al taladrar para no estropear la madera. Los agujeros tienen que atravesar totalmente el canto del marco. Son necesarios 4 o 5 taladros para cubrir el dibujo de la ranura.
  5. Utiliza la lija o lima para pulir la zona de la ranura, tanto por fuera como por dentro del marco.
  6. Opcionalmente, puedes escribir alguna frase sobre el “cristal” del marco. Para ello utiliza un rotulador permanente a ser posible que sea especial para escribir sobre plástico, cristal o cerámica. Para que salgan unas letras bonitas, escribe tu frase en papel y luego cálcala en el “cristal”. Nosotros hemos utilizado la tipografía Playlist Script de la aplicación Canva.
  7. Ya sólo queda colocar el dibujo en el fondo del marco y taparlo.

 

NOTA: 3×1 centímetros es el tamaño de ranura al que nos refiramos en todas las manualidades de hucha casera de esta publicación.

Hucha con Hama Beads

Materiales:

  • Cuentas Hama Beads
  • Rejilla para Hama Beads
  • Plancha
  • Papel de horno
  • Silicona caliente

Elaboración:

  1. Prepara con Hama Beads 4 cuadrados del mismo tamaño con los motivos que más te gusten. Para hacer estos cuadrados puedes seguir nuestro tutorial de Hama Beads. Estos 4 cuadrados serán los lados de la hucha.
  2. Prepara con Hama Beads 1 cuadrado un poco más grande que los otros cuadrados (1 o 2 cuentas más). Este cuadrado será la tapa de abajo de la hucha.
  3. Prepara con Hama Beads 1 cuadrado del mismo tamaño que el anterior pero dejando una línea vacía de Hama Beads (unas 6 cuentas). Este cuadrado será la tapa de arriba de la hucha y la línea vacía será la ranura para introducir las monedas.
  4. Una vez endurecidos los 6 cuadrados de Hama Beads, pégalos entre sí con silicona caliente. Para ello, con la ayuda de un adulto pega a la tapa de abajo uno de los cuadrados de los lados y así hasta pegar todos los lados a la tapa. Luego sólo queda pegar la tapa de arriba y así se cierra la hucha quedando en forma de cubo.

NOTA: Es muy díficil hacer un cubo perfecto ya que depende mucho de la presión que se dé al planchar los Hama Beads, por ello recomendamos hacer 2 cuadrados más grandes (tapa de arriba y de abajo). De esta forma aseguramos que queda bien cerrada la hucha y los posibles descuadres por tamaños distintos no impiden tener nuestra hucha.

Hucha con botes de conservas

Materiales:

  • Bote vacío con tapa de plástico (puede ser bote de cristal, de plástico o metálico)
  • Pinturas
  • Pinceles
  • Muñeco (opcional)
  • Pegamento, silicona fría o caliente
  • Cutter

Elaboración:

  1. Pinta el bote a tu gusto usando las pinturas y los pinceles. Es posible que necesites aplicar varias capas de pintura para cubrir bien el bote.
  2. Corta con el cutter una ranura en la tapa para poder introducir las monedas. Si vas a decorar la tapa con una figurita, no hagas la ranura justo en el centro de la tapa, hazla hacia un lado para que la figura no tape la ranura.
  3. Cuando la pintura está seca, coloca la tapa en el bote para cerrar la hucha.
  4. Pega el muñeco u objeto elegido en la tapa sin que tape la ranura y deja secar.

Hucha con rollos de papel

Materiales:

  • Rollo de papel (de cocina o higiénico)
  • Pinturas
  • Pinceles
  • Goma EVA
  • Pegamento, silicona fría o caliente
  • Tijeras
  • Cutter

Elaboración:

  1. Pinta el rollo de papel a tu gusto usando las pinturas y los pinceles. Es posible que necesites aplicar varias capas de pintura para cubrir bien el rollo.
  2. Recorta 2 círculos de Goma EVA un poco más grandes que el diámetro del rollo de papel higiénico.
  3. Corta con el cutter una ranura en uno de los círculos para poder introducir las monedas.
  4. Cuando la pintura esté seca, pega un círculo en cada uno de los lados del rollo para que el tubo quede cerrado y deja secar. Si has hecho un dibujo con una posición concreta, ten en cuenta en qué lado del rollo debes colocar el círculo con la ranura para que al poner la hucha de pie, el dibujo se vea correctamente.

Los mejores Pequeños Planes del 2018

Como decía Mecano en su canción, “ya pasó uno más…

En breve daremos la bienvenida al 2019, pero no sin antes decir adiós al 2018. 365 días que dieron para mucho. Y para recordar los grandes momentos disfrutados, hemos hecho una recopilación de los mejores Pequeños Planes del 2018. No podemos incluir todos, ¡2 minutos se nos quedan cortos!, así que el resto los guardamos en la retina y en el corazón.

Aprovechamos el cierre del año para agradeceros todo vuestro apoyo. Cada like, retweet, corazoncito o comentario nos da fuerzas para que Pequeños Planes siga adelante y que mantengamos la ilusión del primer día. Gracias también a todos aquellos que habéis querido colaborar con nosotros y que nos habéis ayudado a crear planes para compartirlos con el mundo.

Ahora tenemos por delante otros 12 meses más para llenarlos de ocio y diversión, pero lo más importante, para disfrutarlos en familia.

¡Os deseamos Feliz 2019 y que vuestros pequeños planes se conviertan en planazos!

Inculcando Solidaridad

Con la llegada de la Navidad, todos nos volvemos más solidarios y pensamos en los más necesitados. Aunque este valor humano debe estar presente todo el año, la época navideña es una buena ocasión para inculcárselo los niños. La solidaridad es ayudar a los demás sin recibir nada a cambio y quizá en Navidad es más fácil de explicar con ejemplos y de esta forma los niños aprenden con la empatía, poniéndose en el lugar del otro.

Existen multitud de posibilidades para enseñar a los niños qué es la solidaridad y ponerla en práctica, no sólo aportando dinero sino también tiempo y dedicación. Éstos son sólo unos ejemplos, elige cuál es la forma que más se adapta a vuestra familia y cuál es la causa con la que queréis colaborar.

Recogida de alimentos, ropa y juguetes

Durante los días previos a las navidades se realizan las recogidas de alimentos más importantes del año como la del Banco de Alimentos o la de Cáritas.

La forma más sencilla de colaborar es aportando comida no perecedera como legumbres, pasta, conservas y aceite. Sin embargo os animamos a que hagáis un poco más allá actuando como voluntarios.

También son muy comunes las recogidas de ropa y juguetes. Además de ser una forma de colaborar con los más necesitados, es una buena ocasión para sacar de casa lo que ya no utilizamos. Eso sí, aquello que donemos debe estar en buen estado para que puede ser utilizado por otras personas.

Nuestros amigos de Mammaproof han creado un mapa para marcar los puntos de recogida en Madrid. Busca el más cercano y dona juguetes. Asimismo y para alimentar el mapa, puedes indicar aquellos puntos de recogida que conozcas.

Deportes solidarios

Tanto si sois una familia deportista como si solo practicáis deporte ocasionalmente, anímate a pasar un día en familia saludable y muy solidario.

Son muchas las iniciativas deportivas con fines solidarios: carreras, caminatas, torneos en distintas disciplinas como fútbol, baloncesto, tennis o golf. ¡Elige tu deporte favorito y colabora!

Por estas fechas nosotros solemos participar en la carrera solidaria de nuestro municipio. Aún recuerdo la primera vez que «corrimos» empujando el carrito. Llegamos las últimas pero lo importante no es ganar sino participar y además hacerlo por una buena causa.

Carrera Solidaria de Majadahonda (2017)

Mercadillos solidarios

En Navidad hacemos muchas compras y nos pasamos media vida buscando posibles regalos. Si huyes de los regalos típicos, en los mercadillos podemos encontrar multitud de ideas originales procedentes de pequeños comerciantes. Si además los mercadillos son solidarios, aparte de ayudar a impulsar los pequeños negocios, estaremos colaborando con un fin social o una causa concreta a favor de un sector necesitado.

Existen mercadillos solidarios de distinta índole, desde aquellos multitudinarios impulsados por ONGs de renombre hasta mercadillos más modestos de pequeñas asociaciones con gran espíritu solidario.  Toda colaboración es importante.

La forma de colaborar en los mercadillos puede ser desde la asistencia como comprador, como voluntario en la organización o incluso con un pequeño puesto. Nosotros acudimos todos los años al Mercadillo Solidario del colegio de la peque. El año que viene quiere colaborar de una forma más activa junto a sus amigas… ¡quizá pongamos un puesto con las manualidades que hacemos en casa! Nos sentimos muy orgullosos con que quiera poner su granito de arena para ayudar a los demás.

Mercadillo Solidario del Colegio Europeo de Madrid a favor de la Fundación Carpio-Pérez (2018)

OTRAS INICIATIVAS DE SOLIDARIDAD EN NAVIDAD
Las costumbres navideñas también se unen a la solidaridad. Aquí incluimos algunas iniciativas relacionadas con la solidaridad y la Navidad:
 
  • Tarjetas de navidad solidarios: Algunas ONGs lanzan tarjetas navideñas por lo que podemos aportar nuestro granito de arena enviando Christmas a la familia y amigos.
  • Belenes solidarios: Algunas exposiciones de belenes destinan parte de su recaudación a causas solidarias.

  • Calendarios solidarios: Con la Navidad llega también un nuevo año así que es un buen momento para comprar un calendario y que ese dinero colabore con los más necesitados.
  • Juguetes solidarios: Existen artículos creados específicamente como solidarios (como es el caso de la campaña «Un juguete – Una ilusión») o juguetes convencionales con un porcentaje de su precio dirigido a ONGs. En los catálogos de juguetes puedes encontrar información al respecto.
  • Roscones solidarios: La compra de este dulce típico de Reyes, bien por porciones en macro roscones o por unidades en algunas pastelerías, está destinada a colaborar con un fin social.

No importa cuál sea la causa y la forma en la que se colabore. Todo esfuerzo es válido para ayudar a los demás y cada granito de arena suma. Juntos podemos lograr mucho.