Aprendiendo sobre la Naturaleza

Una salida al campo es una de las actividades más habituales y divertidas para hacer con niños.  A los niños les encanta ya que tienen libertad de movimiento y un mundo entero por descubrir. Además de ser una buena ocasión para pasar un rato divertido, una excursión al aire libre puede ser una oportunidad para enseñarles sobre nuestro entorno y que aprendan a respetar la naturaleza. Para ello, no es necesario subir a la montaña, basta con un paseo por el monte o incluso en un parque cercano a casa.

Aquí os contamos qué enseñar a los niños sobre nuestra naturaleza y cómo hacerlo de una forma divertida… porque aprender jugando es la mejor forma de aprender.

¿QUÉ APRENDER DE LA NATURALEZA?

No hace falta tener un gran conocimiento del medio para poder enseñar a los niños sobre la naturaleza. Todos tenemos nociones acerca de los animales, las plantas, las estaciones del año y sabemos cuáles son los hábitos responsables para preservar y respetar el medio ambiente. Sin embargo,  siempre es interesante disponer de alguna guía o libro de apoyo para poder ilustrar las explicaciones. Asi que, antes de realizar la excursión, os recomendamos que visitéis una biblioteca pública para coger algún libro interesante y que investiguéis en internet sobre la zona que vais a visitar.

La Naturaleza es tan interesante que se pueden tratar numerosos temas sobre ella siendo los animales quienes más interés despiertan en los pequeños. Sin embargo, los animales se mueven y son difíciles de ver, por lo que te recomendamos que sobre todo os centréis en las plantas y en los árboles. Aquí os damos unas cuantas ideas sobre qué enseñar a los niños durante una salida al campo y siempre tened en cuenta la edad de los niños para que entiendan sin dificultad vuestras explicaciones.

  • Las partes de las plantas y flores
  • Tipos de árboles: diferencias entre hojas y frutos
  • Las estaciones del año y cómo afecta a la Naturaleza
  • El efecto de la contaminación y acción del hombre

Una vez introducidos los conceptos, puedes proponer juegos como pequeñas gymkanas de búsqueda de hojas y frutos, que digan los nombres de los árboles que encontráis en el camino o diferenciar sobre si es una acción es respetuosa o no con el medio ambiente. No sólo aprenderán ellos de los adultos sino que los adultos también aprenderán de los niños y te sorprenderán sus razonamientos.

Y recuerda, no es necesario hacer una clase magistral, tan sólo tenemos que despertar su curiosidad y sorprenderles, pero esto no resultará difícil ya que la naturaleza es sorprendente en sí misma y seguro que en el camino encontraréis cosas interesantes como hongos, líquenes, pequeños animales y rocas que os darán mucho de qué hablar.

MANUALIDAD PARA NIÑOS – IDENTIFICADOR DE ÁRBOLES Y ARBUSTOS

Tomando la idea de nuestro amigos del Arboreto Luis Ceballos de El Escorial, hemos preparado un identificador de árboles y arbustos para que podáis llevarlo a las excursiones y aprender a diferenciarlos por sus formas, hojas y frutos.

Descarga el Identificador de arboles y arbustos aquí

Una vez lo tengáis impreso en dos páginas separadas (si quieres un identificador de bolsillo, podéis imprimir dos páginas en una):

  • Recortad la primera página por las líneas discontinuas y doblad por la línea continua enfrentando las caras blancas y dejando los dibujos por arriba y por debajo de la doblez.
  • Recortad los dos listados de nombres de la segunda página por la línea continua y pegadlos enfrentados por la parte sin nombre. De esta forma estarán los nombres por delate y por detrás como si fuese una hoja. Para facilitar su uso, pega entre ambos listados de hojas un lazo o trozo de papel en la parte baja (como en la foto).
  • Introducid la hoja de nombres en la hoja de dibujos y llevadla al extremo de la doblez.
  • Pegad los dos extremos del identificador para cerrarlo y dejar en su interior el listado de nombres.
  • Dejadlo secad y ya tendréis vuestro identificador. Tira del lazo para arrastrar el listado de nombre y que la flecha señale el árbol cuyo nombre aparece en la ventanita del identificador.

Esperamos que aprendáis mucho con este identificador y que  vuestras salidas al campo sean más que un paseo por el aire libre.

Embalse de Los Peñascales 2 - Pequeños Planes

Ruta con niños – Embalse de Los Peñascales (Madrid)

El Embalse de Los Peñascales, ubicado en el municipio de Torrelodones (Madrid). Y aunque es desconocido por muchos, está en un entorno perfecto para realizar una ruta con niños. Al tratarse de un embalse no destinado al abastecimiento humano, la lamina de agua es permanente y su perímetro es muy estable y llano. Además como el nivel de agua no sube y baja bruscamente, la vegetación de ribera es muy frondosa, por lo que el paraje es muy atractivo para una ruta en familia para aprender mas sobre árboles y arbustos. Y por supuesto, las vistas son muy bonitas.

INICIO DE LA RUTA DEL EMBALSE DE LOS PEÑASCALES

Esta ruta circular por el Embalse de Los Peñascales de aproximadamente 1-2 kilómetros de distancia comienza en la caseta de vigilancia de la urbanización frente al edificio de la estación depuradora y localizado en el cruce de la Avda del Lago con la Avda del Monte. Para llegar hasta este punto, es necesario tomar la salida 26 de la A-6 y seguir en dirección Los Peñascales. Junto a la caseta de vigilancia hay un pequeño aparcamiento donde poder dejar el coche y desde donde se inicia la ruta.

Siendo una ruta circular puede realizarse en dos sentidos:

  • en sentido contrario a las agujas del reloj, donde se encuentra el cartel informativo de la ruta y que continua con unas escaleras hacia arriba.

  • en sentido de las aguas del reloj a través del bosque junto al aparcamiento; éste es el sentido recomendado para ir con niños y es el que se describimos en este post.
DESCRIPCIÓN DE LA RUTA DEL EMBALSE DE LOS PEÑASCALES (CON NIÑOS)

Desde el aparcamiento comienza un pequeño sendero entre árboles que deja a la derecha el pequeño Arroyo de Trofas. Siguiendo el arroyo, se llega a la presa de Gabriel Enríquez de Laorden. El rostro de este ilustre está tallado en piedra y puede verse en el muro de la presa (hay que agacharse un poco entre los árboles para verlo).

Continuando el sendero de arena, la ruta transcurre entre zonas arboladas con mucha sobra y en ocasiones estrechas y zonas abiertas con solana y espacios amplios para que los niños puedan correr. Asimismo, durante el recorrido se atraviesan varios puentes. Algunos son simples traviesas de madera y otros son de cemento y con cierta altura o formados por rocas, por lo que se recomienda llevar a los niños de la mano cuando se crucen.

Durante toda la ruta, el Embalse de Los Peñascales queda a nuestra derecha y la lámina de agua es de fácil acceso, por lo que se debe extremar la precaución cuando los niños se acerquen al agua.

Cuando se llega al punto más lejano desde el comienzo de la ruta, el camino se estrecha bastante y transcurre entre la vegetación. Existen distintas zonas con escalones de piedra o madera para facilitar la subida., que si bien es cierto, no entraña ninguna dificultad.

Al final del recorrido se puede ver el perfil de la presa, cuyo acceso está cerrado al publico. Nada más superar la puerta de la presa, nos encontraremos con las escaleras que habíamos comentado al principio y que llevan al cartel informativo de la ruta del Embalse de Los Peñascales. Es importante extremar la precaución mientras se baja por estas escaleras ya que la erosión de las rocas crea una arena muy resbaladiza que puede originar caídas.

DATOS GENERALES DE LA RUTA
  • Distancia: 1,6 km
  • Tipo de ruta: Circular
  • Dificultad: Baja. Precaución en las zonas estrechas, puentes, escaleras y al acercarse al agua.
  • Tiempo: 1 hora
  • Servicios: Aparcamiento, contenedores de basura y cartel descriptivo de la ruta.
  • Niños: Si, a partir de 3-4 años
  • Carrito: No. Terreno irregular que alterna tierra y rocas.

Esta ruta puede realizarse por libre o guiada por el educador ambiental del Ayuntamiento de Torrelodones. Las senda guiadas del Ayuntamiento se programan mensualmente y, aunque son gratuitas, requieren inscripción. Para más información sobre las sendas guiadas, consultar la página web.

OTRAS RUTAS CON NIÑOS

Si te gusta la naturaleza y quieres disfrutarla con tus hijos, aquí te indicamos algunas rutas recomendadas para niños:

De ruta con niños por Júzcar, el Pueblo Pitufo – Sierra de Ronda

En 2011, Júzcar  fue nombrado el primer Pueblo Pitufo del mundo y, desde entonces, sus blancas casas se tiñeron de azul. Así que, aprovechando unas vacaciones por Málaga (Andalucía), decidimos visitar Júzcar y hacer una pequeña ruta con los niños. Aquí os contamos nuestra experiencia.

JÚzcar, el pueblo pitufo

Para llegar a Júzcar, ubicado en plena Sierra de Ronda,  es necesario seguir la carretera A-397 desde Marbella. Dado que es una carretera con muchas curvas, recomendamos hacer altos en el camino a aquellos que se marean en coche. A nosotros la hora de camino se nos hizo un poco larga, así que paramos un poco antes de llegar a Júzcar, en el pueblo de Cartajima,  donde había una pequeña zona infantil a la entrada.

Nada más llegar a Júzcar, se pueden ver sus casitas azules perfectamente pintadas y un pitufo gigante junto a una seta de información que parece que da la bienvenida. ¡A los niños les encantará! En la caseta de información nos atendieron muy amablemente y nos proporcionaron un plano del pueblo indicando dónde están ubicadas las principales atracciones para niños. Dependiendo de la época del año habrá pintacaras, photocall, colchonetas, etc., no obstante tened en cuenta que estos servicios son de pago.

Tras recorrer las calles del pequeño pueblo pitufo (se completa andando en 15-30 minutos) y ver sus pitufos gigantes, decidimos realizar la realizar la Ruta de los Molinos, un camino recomendado para niños por ser circular y de corto recorrido.

Ruta de los Molinos

La Ruta de los Molinos es una ruta muy sencilla que transcurre junto al pueblo de Júzcar (Sierra de Ronda) y que permite disfrutar del entorno en el que se ubica este municipio pitufo.

Para comenzar la Ruta de los Molinos, debemos recorrer la calle principal del pueblo pitufo y llegar a la única casa del pueblo que no está pinta de azul… ¡es morada! A la altura de esta casa, a mano izquierda, comienza una pequeña calle donde se encuentra un cartel de madera que indica el inicio de la ruta.

Bajando por dicha calle, encontramos un hito que nos señala hacia dónde dirigirnos, de modo que abandonamos el asfalto para comenzar por un sendero de arena entre la vegetación que hará las delicias de los más pequeños.

Siguiendo el camino llegamos al río, que se atraviesa gracias a un pequeño puente árabe de un sólo arco. Junto al puente se pueden ver los molinos que antaño molían la harina y tramos de calzada romana. Conviene recordar que toda la ruta es  a la sombra, entre árboles, dato importante cuando realizamos estas rutas con niños.

El camino continua por el bosque hasta llegar a una pequeña roca la cual hay que «escalar» gracias a una cuerda. Este es el único tramo de la ruta que puede entrañar alguna dificultad para los niños, pero con un poco de ayuda, subirán sin problemas e incluso disfrutarán con la escalada.

Siguiendo el camino y respetando las balizas, llegamos al nacimiento de «Las Zuas», un manantial de agua cristalina que se puede contemplar desde un pequeño puente de madera.

Dejando el nacimiento de «Las Zuas» atrás, se llegará a la carretera que nos lleva de vuelta al punto de partida. Es una ruta circular, lo que le añade atractivo pues siempre pasas por lugares nuevos y no repites el mismo camino de ida y de vuelta.

Como comentamos, el pueblo Pitufo es bastante pequeño y  nuestra visita con los niños a Júzcar, incluyendo la ruta, duró una mañana. Tras la caminata y como no llevábamos comida, repusimos fuerzas en la terraza de uno de los pocos restaurantes que tiene el municipio, La Bodega del Bandolero.

En resumen, visita muy recomendable con niños a Júzcar, el pueblo pitufo de la Sierra de Ronda, en Málaga que se completa en una mañana y los más pequeños disfrutarán mucho.

Características de la ruta:

  • Recorrido: Circular
  • Distancia: 1,5 kilómetros
  • Tiempo: 45 minutos a 1 hora (dependiendo de la edad de los niños)
  • Edad recomendada: 4-5 años
  • Dificultad: Baja a excepción de la subida a una roca con una cuerda.
  • Servicios: No hay ni baños ni restaurantes durante el recorrido de la Ruta de los Molinos.

 

PROYECTO LIBERA: POR UNA NATURALEZA SIN BASURA

¿Cuántas veces has ido al campo y te has encontrado basura? A nosotros nos faltan dedos para contarlas… Ha llegado el momento de acabar con esta situación, o al menos poner nuestro granito de arena para ello, por la naturaleza, por todos: ¡¡LIBERA!!

LIBERA es el proyecto promovido por SEO/BirdLife y Ecoembes cuyo fin es limpiar de basura los entornos naturales, reciclarla y concienciar a toda la población sobre el respeto y cuidado a la naturaleza.

Cada día la naturaleza recibe grandes cantidades de basura debido a la actividad del hombre. Nosotros ensuciamos el medio ambiente pero, ¿quién lo limpia? Si no queremos basura en casa, ¿por qué la dejamos en el campo o en la playa? TODOS debemos actuar para que los residuos dejen de acumularse en los ecosistemas fomentando así su reciclado, la llamada economía circular.

Es por esto que LIBERA lanza la campaña «1m2 por la naturaleza», la primera gran recogida de basura colaborativa en España. ¿Te apuntas a cuidar la salud de nuestro planeta?

¿EN QUÉ CONSISTE LA CAMPAÑA DE LIBERA – 1M2 POR LA NATURALEZA?

El próximo 17 de junio se pone en marcha este encuentro nacional para recoger la basura depositada en los espacios naturales de nuestro país.

El objetivo de esta campaña es que, al menos, cada participante limpie 1m2. Con la colaboración de todos, lograríamos mucho por la naturaleza ya que, si cada persona que habita en España limpiara este espacio, conseguiríamos liberar de basura más de lo que miden algunos de los parques nacionales del país.

¿Cómo participar con libera – 1m2 por la naturaleza?

Formar parte de  «1m2 por la naturaleza» es muy fácil. Entra en la página web de LIBERA y selecciona cómo quieres participar:

  • ÚNETE: Apúntate a uno de los grupos de limpieza ya creados y diseminados por toda España. Rellena el formulario con tus datos y, el día 17 de junio , a la hora señalada, preséntate con las pilas cargadas y ponte manos a la obra para limpiar la naturaleza.
  • ORGANIZA: Crea tu grupo de limpieza con familiares y amigos en el lugar que desees. Rellena tus datos e indica la ubicación de tu batida de limpieza y posterior reciclado de desechos. Recuerda que al organizar un grupo, no sólo te comprometes a retirar basura sino que también deberás facilitar información a la organización
  • POR TU CUENTA: Si no puedes participar en «1m2 por la naturaleza» el 17 de junio, colabora con esta iniciativa en tu día a día.

Si te apuntas a un grupo de limpieza o si organizas uno, SEO/BirdLife enviará a la dirección de correo que facilites un pack compuesto por guantes y bolsas de basura (hasta acabar existencias) para que estés armado hasta los dientes contra la basura.

Conciencia: No dejar huella a nuestro paso.

Colaborar en la limpieza del entorno no debe quedarse en un día tenemos que  concienciar a aquellos que dejan basura a su paso, dando ejemplo a la sociedad en general y, especialmente, a los niños.

Además debemos aprovechar la ocasión de «1m2 por la naturaleza» para enseñar a los pequeños de la casa a respetar el medio ambiente. Así podemos hacer reflexionar a los niños sobre qué pasaría si todo el mundo tirase la basura al campo y les motivamos a participar activamente en el cuidado, la mejora y la protección de la naturaleza.

Cualquier momento es bueno para  ayudar a conservar los espacios naturales: un paseo por el campo, una tarde en el parque del barrio, unas vacaciones en la playa o una excursión a la montaña. Lleva siempre guantes y una bolsa, recoge la basura que encuentres por el camino y deposítala en los contenedores correspondientes.

Únete a «1m2 por la naturaleza», ayuda a conservar los espacios naturales, deja tu entorno como te gustaría encontrarlo y enseña a tu hijo a amar y respetar la naturaleza.

 

 

ESCAPADA CON NIÑOS – VIAJE DE FIN DE SEMANA A CUENCA (ESPAÑA)

Cuenca es la ciudad perfecta para una escapada con niños en la que poder disfrutar tanto de la cultura, como del deporte y la naturaleza. Está tan cerca de Madrid (a tan sólo hora y media) que decidimos explorarla durante el pasado fin de semana.

En nuestra escapada, nos alojamos en las cabañas de madera del Camping Caravaning de Cuenca, localizado a unos 10km de el centro de la ciudad. Este camping tiene una ubicación idónea al estar cerca de la ciudad pero en plena naturaleza. Además, cuenta con unas instalaciones muy atractivas para ir con niños como piscina, zona infantil de recreo, mucho terreno para jugar y hasta una zona con animales de granja. Muy recomendable el Restaurante El Refugio, junto al camping, no solo por su comida y servicios, sino porque también piensan en los mas pequeños disponiendo de menú infantiles, sala de juegos y castillo inflable (cuando el tiempo acompaña).

LA CIUDAD ENCANTADA

Como amantes de la naturaleza, el primer día decidimos visitar la Ciudad Encantada, ubicada a unos 25-30 km de Cuenca. Se trata de un paraje natural donde las rocas cobran formas increíbles.  En una ruta circular de 3 kilómetros (aprox. 2 horas con niños) se pueden observar las formaciones naturales a las que se han dado nombres de animales y de objetos como el perro, la tortuga o el tobogán. La tarifa general es de 5€ para el adulto y gratis hasta los 7 años. Por un euro más, de puede disfrutar de una visita guiada. Como en nuestra visita nos acompañaban niñas de 6, 4 y 2 años, optamos por hacer el recorrido libre. Aunque la dificultad de la ruta es muy baja, no es recomendable realizarla con carrito (aunque no es imposible).

De vuelta a Cuenca desde La Ciudad Encantada hicimos un alto en el camino para visitar el Ventano del Diablo. Se trata de una cueva horadada en la roca desde donde se pueden contemplar unas increíbles vistas al Río Júcar. Mucho cuidado con los niños ya que el corto recorrido desde el coche hasta el mirador, aunque tiene valla, puede ser peligroso.

MUSEO DE LAS CIENCIAS DE CASTILLA LA MANCHA

Por la tarde, ya en Cuenca, visitamos el Museo de las Ciencias. Podemos decir que es una de las visitas imprescindibles yendo con niños ya que, al ser interactivo, los pequeños se lo pasarán en grande mientras aprenden. Está ubicado en plano casco antiguo de Cuenca muy cerca de la Plaza Mayor y la Catedral de modo que también aprovechamos para visitar esta parte de la ciudad.

El Museo está dividido en distintas temáticas y la que mas nos gustaron fueron:

  • el tiempo, con un reloj gigante y con multitud de péndulos con los que aprender sobre el ritmo,
  • la geología y paleontología con volcanes y fósiles,
  • el espacio y el sistema solar, con una recreación de una nave espacial y un planeta interactivo, y
  • el clima, donde pudimos crear distintos fenómenos climáticos con la ayuda de nuestra energía corporal.

Además, el Museo cuenta con un planetario en el que se proyectan programas de distintas temáticas y para diferentes edades. Desgraciadamente no nos dio tiempo a descubrirlo, así que nos queda  endiente para la próxima visita ya que nos han comentado que está muy chulo.
La entrada al Museo durante los fines de semana es gratuita para todos los visitantes. Entre semana, la tarifa general es de 3 euros para los adultos, siendo gratuito para los menores de edad. Sin duda, ¡diversión y educación al mejor precio!

LAS CASAS COLGADAS

Aprovechando que el tiempo mejoraba, el último día de nuestra escapada de fin de semana lo dedicamos a conocer uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad: las Casas Colgadas. Para ello dejamos el coche en el aparcamiento junto al Auditorio y subimos hacia el Puente de San Pablo. Aunque la cuesta resultó un poco «dura» para los niños, aprovechamos el camino para hacer muchas fotos, pues las vistas son increíbles. Una vez arriba junto al Parador, cruzamos el puente, lo que impresiona a grandes y pequeños.

Cruzado el puente, pudimos contemplar de cerca las Casas Colgadas y recorrimos las callejuelas del casco antiguo, transportándonos al pasado.

En esta escapada hemos podido conocer lo más destacable de la ciudad de Cuenca, pero son tantos atractivos, su oferta cultural, gastronómica y de actividades en la naturaleza (no solo de la ciudad sino de toda la provincia), que sin duda volveremos.

Esperamos contaros nuestra nueva escapada a Cuenca muy pronto.

EXCURSIÓN CON NIÑOS – EMBALSE DE LOS ARROYOS

Dentro del municipio de El Escorial se encuentra el Embalse de Los Arroyos, el hermano pequeño del Embalse de Valmayor, el segundo más grande de la Comunidad de Madrid.

El entorno del Embalse de Los Arroyos es el lugar perfecto para ir con niños, tanto para familias con niños pequeños, que buscan disfrutar de un rato relajado al aire libre, como para familias aventureras con niños mayores acostumbrados a hacer rutas a pie o en bicicleta.

Para llegar al Embalse de Los Arroyos, desde Madrid, se debe seguir la carretera M-505 dirección El Escorial y tomar la salida del kilómetro 22 para entraren la Urbanización Los Arroyos. Una vez en la urbanización se deben seguir las indicaciones al Club Náutico o Restaurante El Náutico donde se puede aparcar el coche y llegar a la presa.

Vista panorámica de la presa, el Restaurante El Náutico y el Club Náutico

Cruzando por el puente de la presa se pueden contemplar unas maravillosas vistas de la Sierra de Madrid, Los Siete Picos y La Bola del Mundo. Asimismo puede verse la extensión del Embalse de Valmayor.

Aves acuáticas

Dado que el entorno del Embalse de los Arroyos hace de refugio para aves acuáticas, como cormoranes y patos, los niños podrán divertirse observando su vuelo y viendo cómo pescan para alimentarse (aconsejamos llevar unos prismáticos).

Al llegar al lado del puente, hacia la derecha y entre los árboles, comienza un paseo sencillo y agradable que bordea el Embalse de Los Arroyos. Hacia la izquierda del puente se puede bajar al Embalse de Valmayor, donde se pueden hacer rutas a pie o en bicicleta cuya distancia puede adaptarse en función del tiempo disponible y las necesidades de cada familia. Hay que tener en cuenta que según el nivel del agua se podrá caminar más o menos cerca de la orilla.

Vista panorámica del Embalse de Valmayor

A pesar de tratarse de una laguna de agua de pequeño tamaño, el Embalse de Los Arroyos es un paraje muy bonito para pasar un día en familia, disfrutar del aire libre, hacer deporte e incluso aprender sobre la fauna y flora acuática y como funciona una presa.

ESCAPADA CON NIÑOS – SUIZA (CANTÓN DE ZUG)

Suiza es un destino perfecto para viajar con niños pues ofrece muchas actividades y servicios pensados para familias. Sin embargo, antes de comenzar el viaje hay que tener en cuenta que es un país caro, muy caro, a pesar de que los vuelos puedan ser relativamente económicos. Para hacernos una idea, de media, hay que multiplicar por tres los precios de España. Una vez mentalizados de este aspecto, ya sólo queda disfrutar de un país lleno de posibilidades muy interesantes, tanto para niños como para adultos.

En nuestra escapada de cuatro días al país de Heidi visitamos la casa que nuestros amigos José y Marta disfrutan junto a sus preciosas hijas en el cantón de Zug, en el centro de Suiza. Su cercanía a las ciudades de Lucerna y Zurich y la buena comunicación en transporte público entre las ciudades (tren y autobús), lo hacen muy atractivo como campamento base.

Llegar a Zug desde el aeropuerto internacional de Zurich es relativamente sencillo ya que existen trenes con bastante frecuencia. Además, si tomáis los trenes InterRegio de dos pisos, los niños disfrutarán del vagón infantil que además de estar decorado, cuenta con tobogán y otras atracciones para amenizar el trayecto.

Viajar con niños a países de frío puede dar mucho vértigo pero como dicen los de la zona, no hay tiempo malo sino ropa inadecuada. Es por ello que, a pesar de las bajas temperaturas, decidimos combinar las visitas culturales a las ciudades con actividades al aire libre. Para planificar el viaje con niños y buscar actividades, recomendamos la aplicación gratuita Family Trips.

En nuestro primer día visitamos Lucerna, considerada una de las ciudades más bonitas de Suiza, con su característico puente de madera cubierto Kapellbrücke. Recorrimos su casco antiguo y disfrutamos de sus casas pintadas con frescos. Además, como coincidimos con el Festival de Blues de la ciudad, el ambiente en las calles era increíble, a pesar de la lluvia había música y disfraces por todas partes. Antes de terminar la jornada en una chocolatería, (cuya visita es inevitable) visitamos el León Herido de Lucerna, un león gigante esculpido en la roca junto a un lago que nos impresionó a todos.

20161201_211431

Tras el día de visita cultural a Lucerna y una noche entera nevando, pasamos un precioso día en la montaña disfrutando de la nieve en Ratten. A pesar de no practicar ningún deporte, tirarse con el trineo, hacer guerras de bolas y dar vida a muñecos de nieve dio mucho de sí (más aún siendo la primera vez que los niños veían tanta nieve). Terminamos la jornada deportiva tomando un chocolate caliente en la típica cabaña-restaurante de montaña; aunque el chocolate lo pagamos a precio de oro, ocho euros por unidad, resultó reconfortante recargar fuerzas tras tanta actividad.

20161202_070624

Aprovechando que el tiempo nos daba una tregua, la mañana siguiente la pasamos haciendo una ruta en bicicleta. La bicicleta es un medio de transporte muy extendido en Suiza por lo que es sencillo encontrar tiendas de alquiler. Nuestro recorrido bordeando el Lago de Ägeri desde el pueblo de Unterägeri nos ofreció unas vistas impresionantes de la zona. En nuestro camino encontramos varias granjas, por lo que las paradas fueron frecuentes para ver a los animales de cerca. También pudimos visitar las tiendas de las granjas, unas pequeñas cabañas donde se puede adquirir leche, mantequilla, huevos y mermeladas producidos en las propias granjas.

20161201_210605

Después de la ruta junto al lago, hicimos una visita fugaz a la ciudad principal del cantón, Zug. El casco antiguo de la ciudad y las vistas al Lago de Zug son muy bonitas. Además, junto al lago los niños podrán divertirse viendo el Vogel Voliere, una pequeña exposición al aire libre de aves de los distintos lugares del mundo.

20161201_211603El último día en Suiza lo pasamos en Zurich. Estuvimos paseando por la avenida Banoffstrasse desde la estación de tren hasta el Lago Zürisee, la avenida con más joyerías por metro cuadrado. Al llegar al lago empezamos a callejear encontrándonos con pequeñas relojerías, joyerías y chocolaterías muy coquetas y llamativas. Antes de volver a la estación de tren para dirigirnos al aeropuerto, entramos en la impresionante juguetería Franz Carl Weber. Vimos unos juguetes tan chulos que salimos de la tienda con la carta a los Reyes Magos preparada.

Llegar 20161202_070832al aeropuerto desde Zurich nos llevó unos 15 minutos por lo que la espera para coger el vuelo la pasamos en la sala infantil del aeropuerto. La sala está perfectamente equipada para los niños y sus padres, lo que deja un buen sabor de boca de un país preparado para familias.

Sin duda nuestra escapada se quedó corta por lo que esperamos volver a Suiza y hacer las múltiples actividades que se nos han quedado en la lista de deseos. Quizá sea en verano para disfrutar del país desde otro punto de vista.

RUTA CON NIÑOS: EL PARDO RIBEREÑO

La ribera del Manzanares a la altura de El Pardo ofrece una ruta muy sencilla y agradable para todas las edades, incluso para los niños que vayan en carrito. Aunque nosotros realizamos la ruta en otoño y disfrutamos de los colores de esta estación, recomendamos realizar esta ruta en cualquier época del año

Para llegar al comienzo de la ruta, se debe tomar el desvío a la M-605 a la altura de Puerta de Hierro y seguir las indicaciones hacia al Cristo de El Pardo. Siguiendo esta carretera, a la altura del Asador Ricardo, hay un desvío a la izquierda donde se encuentra el Puente de los Capuchinos. Junto a este puente se puede aparcar el coche y continuar a pie por ambos lados del río, en función del tipo de ruta que queramos hacer.

El margen derecho del río, en dirección El Pardo, es un camino bastante urbanizado con baldosas y caminos de tierra, perfecto para los principiantes y niños en carrito (hasta la zona de columpios). Desde este camino también se puede acceder al río y dar de comer a los patos, lo que encantará a los más pequeños. Asimismo cuenta con bancos y columpios a lo largo del recorrido para descansar y amenizar el paseo.

20161102_211107

El margen izquierdo del río, en dirección Madrid, es un camino mucho más campestre que puede ser considerado como senda botánica ya que cuenta con carteles informativos sobre la flora de la zona. En paralelo al Monte del Pardo y al río encontraremos una valla de madera que nos lleva a una zona boscosa y con acceso al río. Sin embargo, este camino no es recomendable para realizarse con niños poco acostumbrados a andar por la dificultad de llevar carrito. Por este lado del río se pueden divisar algunos ciervos y gamos al otro lado de la valla que delimita el Monte.

20161116_070553

Por ambos márgenes, siguiendo el río se llega al Embalse de El Pardo desde donde se emprende el camino de vuelta.

 Al regreso al Puente de los Capuchinos y para terminar la jornada en el campo, recomendamos subir hasta el Restaurante El Torreón, donde tienen ver una mini-granja con cabritas, patos, ocas, faisanes, gallinas y pavos reales que harán disfrutar mucho a los niños.

20161116_071510

Datos generales de la ruta:

  • Distancia: 5 kilómetros
  • Tipo de ruta: Lineal. Puede ser circular cruzando la pasarela sobre el rio, pero poco recomendable con niños.
  • Dificultad: Baja
  • Tiempo: 2 horas (ida y vuelta)
  • Servicios:
    • Comienzo/final de la ruta:
      • Restaurante
      • Zona de aparcamiento
    • Margen derecho dirección El Pardo:
      • Bancos
      • Zona infantil a mitad del recorrido
  • Niños: Si, desde cualquier edad
  • Carrito: Si, por el margen derecho dirección El Pardo