Ruta por el Bosque de la Herrería (El Escorial – Madrid)

¿Sabías que Felipe II supervisaba las obras de El Monasterio de el Escorial desde una roca del Bosque de la Herrería? Te proponemos una ruta con niños para visitar esta silla real en la sierra de Madrid. Un recorrido que permite disfrutar de la naturaleza entre robles y castaños con unas vistas inigualables. Y para darle más emoción al plan, alargamos la ruta para descubrir La Cueva del Oso, una oquedad de pequeño tamaño que despertará el interés de grandes y pequeños.

 Comenzando desde la Ermita de la Virgen de Gracia

A pesar de que se puede llegar a la Silla de Felipe II en coche, os proponemos iniciar esta ruta junto a la pequeña Ermita de la Virgen de Gracia. Para llegar hasta allí es necesario seguir la carretera M-505 y seguir las indicaciones hacia Silla de Felipe II. Nada más abandonar la M-505, se llega a la Ermita donde se puede aparcar.

Abandonado el vehículo, tenemos dos alternativas, llegar a la Silla de Felipe II por la carretera o campo a través. Nosotros, para evitar los posibles peligros de caminar por la carretera y para disfrutar aún más de la naturaleza, recomendamos ir campo a través. Al final de esta publicación incluimos un croquis con las distintas posibilidades de esta ruta.

Para adentrarse en el Bosque de la Herrería, será necesario orientarse un poquito para dirigirnos hacia la Silla.  El recorrido tiene una ligera inclinación ya que hay que salvar la pendiente de la montaña y atravesar la carretera en 4 ocasiones. Aunque puede parecer complicado, no tiene dificultad alguna ya que hay pequeños senderos que guían para abrirnos camino.

Una Piedra Real – La Silla de Felipe II

En la cuarta ocasión que se llega a la carretera, empezaremos a ver muchos coches aparcados a ambos lados de la misma, eso significa que estamos cerca de la Silla. Al final de la cuesta arriba continuando por la carretera, llegaremos a la gran piedra donde se encuentra La Silla de Felipe II. Se trata de una gran piedra de granito con escalones en cuya cima se encuentra horadado un asiento con unas vistas privilegiadas a El Monasterio de Piedra.

Aunque es probable que haya bastante gente, vale la pena esperar un poquito para poder hacerse una foto sentado en el trono real y disfrutar de la panorámica de El Bosque de la Herrería, El Monte Abantos y El Escorial.

Junto a la base de la Silla, además del gran árbol singular y el monolito, hay un bar donde poder tomar un refrigerio o un cafetito si el frío aprieta.

La meta de la ruta – La Cueva del Oso

Tras subir a la Silla de Felipe II emprendemos la ruta hacia La Cueva del Oso. Para ello, es necesario continuar la carretera asfaltada atravesando la barrera que da comienzo a la senda botánica. Se trata de una senda de poco más de 1 km con carteles explicativos de las especies arbóreas y arbustivas más relevantes y por la que no circulan los coches.

Más adelante la carretera asfaltada desciende ligeramente. Nada más llegar a la base de la cuesta encontramos el cartel de la Fuente de los Dos Hermanos a la derecha del camino. Siguiendo la flecha del cartel llegaremos a la fuente de piedra (ojo, ¡que no es agua potable!).

Al poco de dejar la fuente  atrás y continuando por el asfalto se llega a La Cueva del Oso. Es inevitable la tentación de entrar en esta pequeña oquedad y buscar pistas para averiguar si el oso existió o es sólo una leyenda. Habitase un oso o no, visitar esta cueva y su entorno merece la pena.

Si queréis hacer un salto en el camino, antes de emprender el camino de vuelta a la Silla y a la Ermita, podéis reponer fuerzas en el merendero de El Rincón de la Hiedra a pocos metros de La Cueva del Oso.

Aunque La Cueva del Oso es el destino final de la ruta que os proponemos, se puede alargar continuando por el sendero asfaltado… pero ese plan lo dejamos para otro día :).

Datos generales de la ruta por el Bosque de la Herrería

Para una mejor planificación de vuestro plan en familia, hemos preparado este croquis en el que mostramos las distintas alternativas de esta ruta (por carretera o campo a través) y los principales puntos de interés.

  • Distancia (ida y vuelta):
    • Por carretera hasta La Silla de Felipe II: 3 km
    • Por carretera hasta La Cueva del Oso: 4 km
    • Campo a través hasta La Silla de Felipe II: 2 km
    • Campo a través hasta La Cueva del Oso: 3 km
    • De La Cueva del Oso hasta El Rincón de la Hiedra (merendero): 500 metros
  • Tipo de ruta: Lineal con posibilidad de ser circular si se combinan ruta por carretera y campo a través
  • Dificultad: Fácil – Media (en pendiente)
  • Tiempo: 2 – 3 horas (según el paso de los niños)
  • Servicios:
    • Merendero
    • Aparcamiento
    • Bar (junto a La Silla de Felipe II)
  • Niños: Si (a partir de 5 años)
  • Carrito: Si (sólo siguiendo la carretera asfaltada)

Buscando setas con niños

El otoño es época de setas así que aprovechemos los días de buen tiempo para hacer una excursión al campo para ir en su busca. El plan de buscar setas, además de tener una recompensa para el paladar, es la excusa perfecta para pasar un día en familia y en plena naturaleza. Ir a buscar setas también puede convertirse en toda una lección de biología en la que además se puede inculcar a los niños el respecto por el medio ambiente.

Nosotros, como amantes de la naturaleza, queremos animaros a que disfrutéis de una jornada buscando setas con los más pequeños de la casa. Por ello, queremos compartir con vosotros una serie recomendaciones o puntos a tener en cuenta para disfrutar completamente con este plan.

CONSEJOS PARA LOS PEQUEÑOS BUSCADORES DE SETAS
  • Respeta las normas y señalizaciones

Antes de salir al campo, infórmate sobre dónde vas a hacer tu búsqueda. En algunas zonas es necesario disponer de permisos, licencias o pagar unas tasas para poder ir a recoger setas. Asimismo, no entres en lugares o zonas con acceso restringido o prohibido ni en fincas privadas.

  • Equípate

Como en toda salida al campo, asegúrate de llevar el equipo necesario y teniendo en cuenta la meteorología. Adicionalmente al equipo de campo habitual (botas, agua, etc.), para coger setas es necesario disponer de una pequeña navaja y de una cesta o red para poder transportar los ejemplares recolectados (nunca utilices bolsas de plástico).

Equípate con una cesta y una navajita

  • Sólo coge setas comestibles

Si no estás seguro que una seta sea comestible, no la cojas ni la toques. En la naturaleza existen hongos muy tóxicos que pueden poner en riesgo nuestra salud por lo que en caso de mínima duda, mejor quedarnos con las ganas.

  • Respeta todos los ejemplares

No pises ni arranques ejemplares de setas o champiñones, incluso si son tóxicos o no comestibles. Todos los elementos de la naturaleza tienen una función en el ecosistema y alterarlo puede tener consecuencias en el entorno.

  • Utiliza la navaja

Nunca arranques una seta. Siempre utiliza la navaja para cortar su base. Haciéndolo de esta forma, saldrán más ejemplares en la siguiente temporada.

  • No recolectes todas las setas comestibles

Las setas son seres vivos y para que puedan reproducirse es necesario que liberen esporas. Para ello, no recolectes todos los ejemplares que encuentres. De esta forma, las que se queden en el campo podrán dispersar las esporas para que la temporada siguiente siga habiendo setas.

Setas no comestibles

 

  • No dañes el entorno

Es una práctica habitual, a la par que dañina, la de rastrillar o revolver la hojarasca en busca de setas. No lo hagas. Siempre busca con precaución y respectando el entorno pues es la morada de muchos seres vivos.¿Te gustaría que destrozasen tu casa? A ellos tampoco.

  • No te enfades si vuelves a casa con las manos vacías

En ocasiones es difícil encontrar setas, bien porque la temporada no ha sido buena en cuestión climatológica y han salido pocas o bien porque los ejemplares ya hayan sido recolectados por otras personas. Sea como sea, lo importante es disfrutar de la naturaleza, respirar aire puro y la compañía. Y si quieres comer setas, siempre podemos comprarlas en el supermercado.

MÁS ALLÁ DE LA JORNADA DE CAMPO

Ir a buscar setas puede dar juego para hacer actividades con niños y disfrutar en familia más allá de la excursión al campo. Aquí os mostramos unas ideas:

  • Cocina en familia:

Las setas además de estar riquísimas son alimentos muy sanas por ser fuente de proteínas, vitaminas y minerales así que, ¿por qué no hacer una receta con las setas que hemos recolectado?

Busca alguna receta en internet o simplemente saltéalas en la sartén con ajo y perejil y por supuesto, pide a los peques de la casa que colaboren en la elaboración limpiando y cortando las setas. Seguro que lo pasaréis en grande.

Más actividades relacionadas con las setas

  • Juega a identificar setas:

¿Sabes qué setas has recogido? ¿Cómo se llama? ¿Cuáles son sus características? En las librerías y bibliotecas hay muchas guías para identificar y conocer más sobre el reino de los hongos. Hazte con una y aprende sobre ellas. Incluso, en la próxima visita al supermercado, pon en práctica tus conocimientos sobre las setas e impresiona al frutero.

Ruta con niños por el Arroyo de Valgrande (Majadahonda)

Para aquellos que conocen el Monte del Pilar es bien sabido que es un parque forestal que ofrece infinidad de posibilidades para realizar actividades al aire libre y así os lo contamos en nuestra publicación «El Monte del Pilar, un monte para toda la familia». 

En esta ocasión volvemos a hablar de este espacio natural público para compartir con vosotros la Senda Botánica del Arroyo de Valgrande que transcurre por el interior del Monte del Pilar. Esta ruta es perfecta para hacer con niños, no sólo por su baja dificultad y su corta distancia, sino también por su contenido educativo ya que todo el recorrido está salpicado de paneles informativos y fichas botánicas sobre la flora y fauna de la zona.

Fichas botánicas

Fichas botánicas de la Senda Botánica del Arroyo de Valgrande

A continuación os damos todos los detalles de esta ruta, ¡esperamos que os guste!

CÓMO LLEGAR A LA SENDA BOTÁNICA del ARROYO de VALGRANDE

El Monte del Pilar, ubicado entre los municipios de Madrid, Pozuelo de Alarcón y Majadahonda, dispone de varias puertas de acceso y desde todas ellas se puede llegar a la Senda Botánica del Arroyo de Valgrande. Sin embargo, para hacer esta ruta con niños y que la distancia sea asumible por ellos, recomendamos entrar por la puerta de acceso de la Calle Troya ubicada en la Urbanización Pinar del Plantío de Majadahonda.

A este acceso se puede llegar con el coche y aparcar en la explanada de arena que hay junto al mismo. Este acceso cuenta con dos puertas pero para llegar a la Senda es necesario entrar por la de la izquierda según se mira hacia el Monte del Pilar. Nada más entrar por dicha puerta, aparecen los primeros paneles informativos del Monte del Pilar que son el punto de inicio de esta ruta (que no de la Senda Botánica que empieza un poco más adelante).

Inicio Senda Botánica

Inicio de la ruta hacia la Senda Botánica del Arroyo de Valgrande (Majadahonda).

 RECORRIDO IDA por la senda botánica del arroyo de valgrande

Tras cruzar la puerta de entrada y pasar frente a los carteles informativos que se ven en la foto anterior, la ruta transcurre siguiendo por el camino de tierra que lleva hasta el arroyo.  Antes de llegar al cauce (con más caudal o menos en función de la época del año), el camino de tierra se bifurca justo en una bajada. Aunque se pueden tomar ambos lados del camino, recomendamos seguir el tramo de la derecha.

Continuando por el camino, se llega al Arroyo de Valgrande y a uno de los paneles informativos de la Senda Botánica, concretamente al que trata sobre el Bosque de Ribera y que explica las especies singulares que acompañan las márgenes de los ríos.

Siguiendo el camino hacia la derecha (dejando el arroyo a nuestra izquierda), pronto se llega a un puente de madera. Aunque a lo largo de la Senda Botánica hay varios puentes de madera, éste es el más característico por estar junto a un árbol cuyas raíces quedan al aire. A la altura de este puente se encuentra otro panel informativo que describe la Senda Botánica al completo con un pequeño croquis de la misma y la ubicación de los distintos elementos informativos.

Para seguir esta ruta con niños, recomendamos cruzar por el puente del árbol pero sin variar el sentido la marcha (señalado como tal en el plano que hemos elaborado para un mejor seguimiento del recorrido y que hemos incluido al final de esta publicación).

Puente del Árbol por el que cruzar el Arroyo de Valgrande

Después de atravesar el puente del árbol, se continua en el mismo sentido de la marcha. Siguiendo el camino de tierra, se pasará por delante de  varias fichas botánicas como la del alcornoque y la jara pringosa.

El recorrido de la Senda Botánica termina junto a un puente de madera cercano a la ficha botánica del pino piñonero y por el cual se cruza para llegar al otro margen del arroyo (marcado en el mapa como puente final). No obstante, también se puede continuar andando unos 50 metros más hasta llegar a una calzada asfaltada que también permite cruzar al margen contrario del arroyo (marcado en el mapa como asfalto).

Puente final del recorrido de ida por la Senda Botánica

recorrido de vuelta por la senda botánica del arroyo de valgrande

Una vez en el margen contrario del arroyo (bien por el puente final o por el asfalto), se debe continuar por el camino de arena que es paralelo al recorrido de ida. Es importante remarcar que el recorrido de vuelta que recomendamos linda con la zona de reserva natural del Monte del Pilar, por lo tanto hay que respetar los límites marcados por las balizas y nunca rebasarlos.

El camino de vuelta pasará de nuevo por el puente del árbol y un poco más allá (es decir, camino ya andado en el recorrido de ida), cruzaremos de nuevo al margen contrario del arroyo por un pequeño cruce de madera junto al cual, nada más atravesarlo, hay un panel informativo sobre el papel del bosque como protector de animales y el ecosistema en general.

Siguiendo el sentido del recorrido de vuelta, se llega a un puente de madera desde el cual se puede ver otro puente de madera, tal y como se muestra en la siguiente foto. Para volver al punto de partida y dar por concluida la ruta es necesario atravesar ambos puentes y seguir el camino de arena en paralelo al arroyo.

Finalmente se alcanza el punto que nos une al recorrido de ida por lo que sólo queda subir la cuesta por la que bajamos al principio y llegar hasta la puerta de entrada al Monte del Pilar y la explanada de aparcamiento, siendo el punto final de esta ruta por la Senda Botánica del Arroyo de Valgrande.

DATOS GENERALES DE LA RUTA
  • Distancia: 3.5 km (ida y vuelta)
  • Tipo de ruta: Circular o lineal en 8. El recorrido de ida y el de vuelta van en paralelo cruzándose en varios puntos. Para mejor comprensión, ver el mapa de la ruta.
  • Dificultad: Nula
  • Tiempo: 1 -2 horas (según el paso de los niños)
  • Servicios: Fuera del recinto perimetral del Monte del Pilar y por otras puertas de acceso:
    • Zona infantil
    • Aparcamiento
    • Bar-restaurantes
    • Tiendas y Centro Comercial
    • Alquiler de bicicletas municipales
  • Niños: Si (a partir de 4-5 años)
  • Carrito: Si, aunque existen piedras que a veces impiden que las ruedas giren perfectamente.

 

Ruta por el Río de Santa Eularia des Riu (Ibiza)

Hace un tiempo os hablamos de la Ruta por el Río de Santa Eularia des Riu como plan dentro de un viaje a Ibiza en familia, así que aquí os describimos la excursión que os recomendamos, que es una variante de la ruta que propone el Ayuntamiento (ruta 4) para adaptarla  niños.

Puig de Misa – inicio de la ruta

Esta ruta lineal por el Río de Santa Eularia des Riu comienza en Puig de Misa, la iglesia católica del siglo SXVI que corona el municipio reconocido por UNICEF  como Ciudad Amiga de la Infancia. Las vistas desde este punto son privilegiadas, de ahí que Puig de Misa fuera también un lugar estratégico para la defensa de la isla.

Llegar a Puig de Misa puede hacerse a pie desde el centro del municipio (siguiendo la ruta completa «oficialmente» recomendada) pero teniendo en cuenta que es una ruta con niños, recomendamos llegar a este punto en coche.

Tras recorrer las inmediaciones de Puig de Misa y visitar su interior (si está abierto), nos dirigimos hacia Can Planetes a través de unas escaleras empedradas que comienzan junto al hito de la ruta 4.

Estas escaleras son un pequeño impedimento para recorrer esta ruta en carrito, si bien es cierto, superadas éstas y unos pocos escalones más adelante, la hacen perfecta incluso para ir «motorizados» 🙂

Can Planetes

Siguiendo un camino de tierra tras las escaleras de Puig de Misa, llegamos a Can Planetes, el Centro de Interpretación del Río.

Se trata de una casa payesa, típica  de Ibiza, que muestra la historia del río y su importancia cultural y natural ya que es el único río de la isla. En el interior de Can Planetes se encuentra el Molí de Dalt, un molino harinero de agua que en la época era clave para la vida del municipio.

Tras visitar el Centro  con todos los utensilios de labranza, descubrir el funcionamiento del molino y también moler un poco de harina manualmente, nos dirigimos hacia el cauce del río. Para ello hay que recorrer el camino junto al muro de la acequia que atraviesa parcelas y huertas donde pueden verse algunos animales de granja como cabras que divertirán a los niños.

el río y sus puentes

Siguiendo por el camino se pasa bajo en Pont Nou o Puente Nuevo, sobre el que circulan los coches,  y luego se llega al Pont Vell o Puente Viejo, un precioso puente de uso peatonal y cuya construcción está llena de leyendas. Dicen los ancianos del lugar que lo levantó el fameliar  (un duende de la isla)  o incluso el mismísimo diablo. Aquí volvemos a encontrar unos poquitos escalones fácilmente salvables.

En la poza que se crea junto a los arcos del río siempre se pueden ver patos y otras aves acuáticas asi que recordad llevad siempre un poco de pan para dar de comer a estos animales.

A partir de este punto comienza un paseo bien enlosado que transcurre junto al río de Santa Eularia, con bastante sombra y bancos para hacer, si es necesario, un alto en el camino. Como el río suele tener bastante caudal, se pueden observar los peces que viven en él… eso sí, mucho cuidado con los niños porque no hay valla de protección.

Más adelante y siguiendo el paseo junto al río, encontramos un puente más moderno y que conduce a un parque infantil con columpios.

Playa del Rio y Playa de Santa Eularia

Siguiendo por el paseo del río se llega a su desembocadura en la Playa del Río, a 18 kilómetros de distancia desde su nacimiento.

Esta playa es perfecta para ir con niños ya que es muy amplia, tiene mucha tierra para jugar y hay mucho recorrido dentro del agua hasta que llega a cubrir.

Esta playa se une a la Playa de Santa Eularia y al Paseo Marítimo, una zona llena de vida con restaurantes y tiendas.

Nuestra ruta por el Río de Santa Eularia termina en la Playa del Río pues, después de la caminata, bien se agradece un baño.

DATOS GENERALES DE LA RUTA POR EL RIO DE SANTA EULÁRIA DES RIU
  • Distancia: 1,5 – 2 km
  • Tipo de ruta: Lineal. Recomendamos sólo la ruta de ida desde el Puig de Misa a la Playa del Río.
  • Dificultad: Nula
  • Tiempo: 2 horas (según el paso de los niños)
  • Servicios:
    • Can Planetes:
      • Baño
      • Centro de Interpretacion
    • Playa del Río:
      • Zona infantil
      • Restaurantes
      • Tiendas
  • Niños: Si (a partir de 3-4 años)
  • Carrito: Sólo hay dos puntos en los que hay escaleras pero son fácilmente salvables.

 

 

 

 

 

Fin de semana con niños – Cabañas entre la naturaleza de Avila (Paraíso del Tietar)

¿Planeas una escapada de fin de semana con niños? Pues sigue leyendo… Hemos visitado el Paraíso del Tietar, un conjunto turístico de cabañas de madera ubicado en pleno Valle del Tietar, en la sierra de Ávila, el lugar perfecto para una escapada en familia. El nombre de este lugar no es al azar, ya que es un auténtico paraíso para disfrutar de la naturaleza y de unos días de relax y ocio. Cuando descubrimos su existencia, no dudamos en mirar la agenda y reservar nuestra estancia durante todo un fin de semana. Aquí te contamos nuestra experiencia y el porqué nuestra visita no será la última.

BIENVENIDOS AL PARAíSO EN AVILA

Tras una horita escasa en coche desde Madrid, llegamos a La Adrada donde se encuentra El Paraíso del Tietar. Nada más cruzar la puerta del recinto nos dimos cuenta que allí disfrutaríamos de una estancia ideal para niños, empezando por olvidarnos de los coches. Por el Paraíso no se puede circular, pero eso no significa que tengas que cargar con las maletas, para ello disponen de un buggy eléctrico (¡¡fuera ruidos!!) que hace las veces de «botones de hotel».

Tras pasar por recepción y descargar todos los bártulos, llegamos a  nuestra humilde morada, una cabaña de madera para 4 personas de dos plantas con un baño, un aseo, una habitación abuhardillada y una cocina integrada al salón. Las cabañas están muy limpias y bien equipadas, aunque preferiríamos disponer de más menaje de cocina, está bastante justo… por eso de no estar fregando :). Para aquellos que vayáis con niños es recomendable que elijáis los modelos de cabaña sin escaleras con el fin de evitar posibles peligros.

ACTIVIDADES Y OCIO EN EL PARAÍSO DEL TIETAR

Aunque no hay nada mejor que disfrutar de la tranquilidad de la zona dando un paseo  o leer un libro en pleno pinar, dentro del recinto de El Paraíso del Tietar se pueden realizar multitud de actividades tanto para niños como para adultos y todas ellas gratuitas (a excepción del préstamo de material deportivo como bicis y raquetas de paddle).

Un servicio a destacar por los padres es que prácticamente a todas horas tienen planificadas actividades de animación para niños con monitores como busca-tesoros, manualidades, juegos de mesa o incluso cine. Esto no sólo hace que los niños se diviertan con otros de su edad, sino que también deja libertad a los adultos para poder practicar algún deporte o simplemente tener un poco de tiempo libre.

En este mismo sentido, la joya de la corona que más gusta a los niños es la piscina climatizada. No se trata de una piscina al uso sino que es un mini-parque de atracciones acuático pensado para y por los peques de la casa… ¡No había forma de sacarles de allí! Se trata de una piscina que no cubre más allá de medio metro (o incluso menos) con una seta ducha central, pistolas de agua, un pequeño tobogán y un saltamontes gigante que lanza cubos de agua… y todo ello con el agua y el recinto calentitos para poder disfrutar durante todo el año. Los niños y los mayores la disfrutan mucho.

Otro de los atractivos más concurridos y que más veces visitamos durante nuestra estancia es la granja. Aunque es chiquitita y no hay muchos animales (gallinas, conejos, ocas, patos y ovejas) les encanta a los niños. Normalmente no se puede acceder al recinto de los animales, sin embargo, dentro de la programación de animación está la visita a la Granja de modo que los niños pueden ver de cerca, tocar y dar de comer a los animalitos.

En este recinto de ocio, no podía faltar un parque infantil, así que frente al pequeño restaurante de El Paraíso del Tietar, los peques pueden jugar a sus anchas en los columpios y en la casita del árbol. Si bien es cierto, la equipación del parque y zonas infantiles es un poco antigua y le hace falta una renovación, pues algunos columpios ya tienen sus años… (son de metal, como los de nuestra época) y se hecha en falta alguna barandilla en las escaleras y pasarelas de acceso. Sin embargo, eso no es impedimento para el disfrute de los enanos.

 

lOS ALREDEDORES DEL PARAISO DEL TIETAR

Aparte de todas las actividades que se ofrecen dentro del recinto de El Paraíso del Tietar, la zona del Valle del Tietar ofrece muchas posibilidades de ocio, desde actividades tranquilas como visitar los pueblos de los alrededores o hacer rutas de senderismo, como actividades con más adrenalina como las de multiaventura. En la recepción de El Paraíso del Tietar informan sobre toda la oferta cultural y de ocio de la zona.

Según nos comentaron asiduos del lugar, dado que El Paraíso del Tietar no tiene piscina convencional (de agua fría y que cubra), en verano los residentes de las cabañas pueden utilizar la piscina municipal que se encuentra enfrente y a la que se accede con tan sólo cruzar la carretera.

Nosotros, como era un fin de semana de relax con niños pequeños, sólo hicimos una rutilla por los alrededores (ya os lo contaremos en otra ocasión) y disfrutamos de la gastronomía de la zona. El resto de actividades las hemos apuntado en la lista de deseos nuestra próxima visita a este paraíso.

 

En resumen, si buscáis un buen plan con niños cerca de Madrid para un fin de semana o puente en familia, ésta es una buena opción para desconectar en contacto con la naturaleza y hacer múltiples actividades de ocio.

El Monte del Pilar, un monte para toda la familia

El Monte del Pilar es un parque forestal de dominio público ubicado entre los municipios de Madrid, Pozuelo de Alarcón y Majadahonda. Este monte, aparte de ser un pulmón verde (y un joya natural sobre todo para los que vivimos cerca), ofrece infinidad de posibilidades para realizar actividades al aire libre, siendo unos de los lugares más frecuentados para el ocio en familia.

Os contamos cómo disfrutar de este espacio natural en plena ciudad y cómo sacarle todo el jugo si lo visitamos con niños.

Un monte para deportistas

Miles de personas consideran el Monte del Pilar el mejor “gimnasio” para practicar su deporte favorito como el running, ciclismo o senderismo. Este parque forestal cuenta con senderos y caminos habilitados para el tránsito de bicicletas y peatones tanto por la zona exterior al cerramiento perimetral (la zona más urbana) como en el interior del mismo. Es por ello que el Monte del Pilar es testigo de varios eventos deportivos a lo largo del año como carreras populares, competiciones de orientación y marchas nórdicas.

Para los que nos gusta el campo, el Monte del Pilar es un entorno privilegiado para dar un paseo, respirar aire limpio, recargar pilas e incluso aprender sobre la naturaleza con los peques de la casa.

Os dejamos el enlace a la foto aérea del Monte del Pilar para que podáis preparar vuestras rutas y disfrutar de parque de pino piñonero.

un monte para «piratas»

¿Sabíais que en el Monte del Pilar hay tesoros escondidos? Pues sí y además algunos de ellos son para niños ya que tienen objetos intercambiables. ¿Qué no sabéis de lo que hablamos? Os lo contamos brevemente. A través de la aplicación gratuita Geocaching, algunas personas esconden tesoros (caches) y los geolocalizan para que otras personas los encuentren. Estos tesoros deben permanecer en su lugar para que pueda ser encontrados por múltiples exploradores. Algunos de los tesoros escondidos son grandes contenedores que incluyen pequeños objetos como juguetes que pueden ser intercambiables y por ello muy atrayentes para los niños.

En el Monte del Pilar hay unos cuantos tesoros y al menos dos de ellos son para niños, así que, ya sabéis qué hacer, ¡poneos el sombrero de pirata y preparar un mapa!

Aquí os damos más información sobre el geocaching.

Además en la zona exterior del cerramiento, junto al carril bici del Ayuntamiento y frente a la altura del Centro Comercial Monte del Pilar se encuentra el Parque Urbano Felipe VI. Este parque está dividido en dos zonas de recreo para niños «piratas» con columpios y parques infantiles orientados a distintas edades. Asimismo, entre ambos parques infantiles existe un circuito de salud y entrenamiento.

el refugio de la fauna autóctona

Dentro del recinto del Monte del Pilar, accediendo por la vía asfaltada desde la estación de RENFE, se encuentra el Hospital y Centro de Recuperación de fauna salvaje de GREFA (Grupo de Rehabilitación de Fauna Autóctona). Se trata de una organización no gubernamental sin ánimo de lucre cuyo objetivo es el estudio y la conservación de la naturaleza.

Además de la atención y cuidados necesarios de los animales que ingresan en el hospital para su posterior liberación, GREFA trabaja en su objetivo de conservar la fauna salvaje a través de la educación y sensibilización social. Es por ello, que GREFA organiza actividades de educación ambiental para todas las edades que persiguen.

Una de las actividades de educación ambiental es la visita a su centro donde conviven buitres, águilas, lechuzas, perdices, galápagos y otros animales autóctonos en unas instalaciones que recrean sus hábitats naturales. A través de un recorrido guiado y al aire libre, GREFA da a conocer su labor de rehabilitación y enseña todas las características de los animales que alberga (tanto desde el aspecto biológico como curiosidades y anécdotas).

Las visitas son los sábados, domingos y festivos a las 11:30h y previa inscripción teléfonica o por mail. La tarifa-donativo es de 5€ por persona a partir de los 4 años, por lo que además de ser un plan con niños perfecto (aprenden, juegan y disfrutan del entorno), estamos colaborando en la labor de GREFA para conservar la fauna.

Aparte de la fauna propia de la zona y los habitantes de GREFA, el Monte del Pilar cuenta con unos habitantes muy especiales que hacen las delicias de los más pequeños, las ovejas del pastor Antonio Robledo. El rebaño de nuestro amigo Antonio puede verse accediendo al interior del pinar por el segundo acceso desde la Estación de Renfe. Si miráis el mapa forestal nos al claro de pinos. Este centenar de ovejas no sólo hace disfrutar a los niños y las familias que lo visitan sino que contribuye a conservar el Monte del Pilar limpio de maleza y reducir el riesgo de incendios.

Como veis el Monte del Pilar ofrece muchas actividades para hacer en familia y con niños, si lo visitáis, ¡seguro que os encantará! Y recordad, dejad el monte como te gustaría encontrarlo.

Ruta con Niños – Embalse de Santillana (Manzanares El Real – Madrid)

A los pies de La Pedriza se encuentra el Embalse de Santillana cuya lámina de agua que se extiende por los municipios madrileños de Manzanares El Real y Soto del Real. Aunque existen varias rutas por la zona (de distintas distancias y dificultades), por el margen derecho del embalse comienza una vía pecuaria que se convierte en el lugar perfecto para hacer una ruta con niños, bien a pie o en bicicleta. Os contamos más detalles de esta ruta que discurre por el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares con unas vistas increíbles a la Sierra de Guadarrama a unos 50 kilómetros de Madrid Capital.

INICIOS DE LA RUTA DEL EMBALSE DE SANTILLANA

Esta ruta lineal por el Embalse de Santillana de aproximadamente 3-4 kilómetros de distancia (ida y vuelta) puede comenzarse desde dos lugares de la Calle de la Paz de Manzanares El Real:

  • Desde el Cementerio de Manzanares El Real – ruta larga (4 km ida y vuelta)
  • Desde el Descansadero del Espinajero (al final de la Calle de la Paz) – ruta corta (3 km ida y vuelta)

A ambos lugares de inicio se puede acceder en coche ya que existen zonas de aparcamiento, si bien es cierto hay mucho más espacio para aparcar en el Descansadero.

Es importante destacar que el trayecto desde el Cementerio hasta la vía pecuaria, ubicada junto al Descansadero del Espinajero, está transitado por vehículos por lo que hay que extremar la precaución con los peques de la casa, sobre todo en el tramo del puente dado que se estrecha la carretera.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA DEL EMBALSE DE SANTILLANA POR LA VÍA PECUARIA

Al final de la Calle de la Paz, nada más atravesar el puente, se encuentra el Descansadero del Espinarejo, una explanada de tierra que hace de aparcamiento y desde donde comienza la vía pecuaria al borde del Embalse de Santillana. En este mismo lugar se encuentra un mirador desde el que contemplar el Embalse, el Castillo de Mendoza, las magníficas vistas a La Pedriza y el impresionante Yelmo.

Al tratarse de una vía pecuaria, no hay tránsito de motos o coches, lo que permite circular a pie libremente. Además, al estar asfaltada, esta ruta puede realizarse en bicicleta, patinete o patines.

Toda la ruta transcurre por el lado derecho del Embalse de Santillana pudiendo acceder a él por las distintas entradas de pescadores. Mucha precaución al acercarse a la orilla por su los niños se meten en el barro. Dependiendo del nivel del agua, pueden verse algunos animales como vacas pastando por el Embalse e incluso puede cruzarse el Embalse hasta la otra orilla (no recomendable si se va con niños).En algunas zonas del recorrido es posible adentrarse en el campo entre el asfalto y la orilla del embalse, pudiendo andar entre la vegetación de ribera.

Esta ruta concluye al llegar a la puerta de acceso a la Finca de El Espinarejo desde donde se emprende el camino de vuelta hasta el punto de inicio.

Para no repetir la ruta y cambiar un poco el paraje, se puede realizar el camino de vuelta junto a la orilla del Embalse de Santillana, eso sí, deberá recorrerse a pie pues el suelo no es tan firme como para ir sobre la bicicleta u otro tipo de ruedas.

DATOS GENERALES DE LA RUTA – EMBALSE DE SANTILLANA
  • Distancia (ida y vuelta):
    • Desde el Cementerio de Manzanares El Real – 4 kilómetros
    • Desde el Descansadero del Espinarejo (aparcamiento) – 3 kilómetros
  • Tipo de ruta: Lineal.
  • Dificultad: Baja
  • Tiempo (ida y vuelta): 1,5 horas con niños
  • Servicios:
    • Zona de aparcamiento
    • Mirador
    • Contenedores de basura
  • Niños: Si, desde cualquier edad
  • Carrito: Si, por la zona de asfalto
  • Ruta alternativa: Esta misma ruta, comenzando desde el Descansadero del Espinarejo y a pie, puede realizarse por la orilla del embalse e incluso prolongarla hasta la presa.
OTRAS RUTAS CON NIÑOS

Si te gusta la naturaleza y quieres disfrutarla con tus hijos, aquí te indicamos algunas rutas recomendadas para niños:

Aprendiendo sobre la Naturaleza

Una salida al campo es una de las actividades más habituales y divertidas para hacer con niños.  A los niños les encanta ya que tienen libertad de movimiento y un mundo entero por descubrir. Además de ser una buena ocasión para pasar un rato divertido, una excursión al aire libre puede ser una oportunidad para enseñarles sobre nuestro entorno y que aprendan a respetar la naturaleza. Para ello, no es necesario subir a la montaña, basta con un paseo por el monte o incluso en un parque cercano a casa.

Aquí os contamos qué enseñar a los niños sobre nuestra naturaleza y cómo hacerlo de una forma divertida… porque aprender jugando es la mejor forma de aprender.

¿QUÉ APRENDER DE LA NATURALEZA?

No hace falta tener un gran conocimiento del medio para poder enseñar a los niños sobre la naturaleza. Todos tenemos nociones acerca de los animales, las plantas, las estaciones del año y sabemos cuáles son los hábitos responsables para preservar y respetar el medio ambiente. Sin embargo,  siempre es interesante disponer de alguna guía o libro de apoyo para poder ilustrar las explicaciones. Asi que, antes de realizar la excursión, os recomendamos que visitéis una biblioteca pública para coger algún libro interesante y que investiguéis en internet sobre la zona que vais a visitar.

La Naturaleza es tan interesante que se pueden tratar numerosos temas sobre ella siendo los animales quienes más interés despiertan en los pequeños. Sin embargo, los animales se mueven y son difíciles de ver, por lo que te recomendamos que sobre todo os centréis en las plantas y en los árboles. Aquí os damos unas cuantas ideas sobre qué enseñar a los niños durante una salida al campo y siempre tened en cuenta la edad de los niños para que entiendan sin dificultad vuestras explicaciones.

  • Las partes de las plantas y flores
  • Tipos de árboles: diferencias entre hojas y frutos
  • Las estaciones del año y cómo afecta a la Naturaleza
  • El efecto de la contaminación y acción del hombre

Una vez introducidos los conceptos, puedes proponer juegos como pequeñas gymkanas de búsqueda de hojas y frutos, que digan los nombres de los árboles que encontráis en el camino o diferenciar sobre si es una acción es respetuosa o no con el medio ambiente. No sólo aprenderán ellos de los adultos sino que los adultos también aprenderán de los niños y te sorprenderán sus razonamientos.

Y recuerda, no es necesario hacer una clase magistral, tan sólo tenemos que despertar su curiosidad y sorprenderles, pero esto no resultará difícil ya que la naturaleza es sorprendente en sí misma y seguro que en el camino encontraréis cosas interesantes como hongos, líquenes, pequeños animales y rocas que os darán mucho de qué hablar.

MANUALIDAD PARA NIÑOS – IDENTIFICADOR DE ÁRBOLES Y ARBUSTOS

Tomando la idea de nuestro amigos del Arboreto Luis Ceballos de El Escorial, hemos preparado un identificador de árboles y arbustos para que podáis llevarlo a las excursiones y aprender a diferenciarlos por sus formas, hojas y frutos.

Descarga el Identificador de arboles y arbustos aquí

Una vez lo tengáis impreso en dos páginas separadas (si quieres un identificador de bolsillo, podéis imprimir dos páginas en una):

  • Recortad la primera página por las líneas discontinuas y doblad por la línea continua enfrentando las caras blancas y dejando los dibujos por arriba y por debajo de la doblez.
  • Recortad los dos listados de nombres de la segunda página por la línea continua y pegadlos enfrentados por la parte sin nombre. De esta forma estarán los nombres por delate y por detrás como si fuese una hoja. Para facilitar su uso, pega entre ambos listados de hojas un lazo o trozo de papel en la parte baja (como en la foto).
  • Introducid la hoja de nombres en la hoja de dibujos y llevadla al extremo de la doblez.
  • Pegad los dos extremos del identificador para cerrarlo y dejar en su interior el listado de nombres.
  • Dejadlo secad y ya tendréis vuestro identificador. Tira del lazo para arrastrar el listado de nombre y que la flecha señale el árbol cuyo nombre aparece en la ventanita del identificador.

Esperamos que aprendáis mucho con este identificador y que  vuestras salidas al campo sean más que un paseo por el aire libre.