MANUALIDADES – PLASTILINA CASERA

Si hay algo que les gusta a los niños es pringarse las manos, bien sea con el famoso slime, con masa de pastelería o con un poco de arena y agua. Hoy vamos a dejar de lado la cocina y el dichoso moco químico para hacer nuestra propia plastilina con ingredientes inocuos. Sigue leyendo y te contamos todo lo que necesitas y los pasos a dar para un rato de diversión en casa.

MATERIALES PARA LA PLASTILINA CASERA

  • 3 tazas de harina
  • 1 taza de sal fina
  • 1 taza de agua
  • 2 -4 cucharadas de aceite (puede ser más)
  • Colorante alimenticio
  • Recipiente
  • Cuchara sopera
  • Papel film transparente (para la conservación)
PREPARACIÓN PASO A PASO
  1. Sobre un recipiente vierte la harina haciendo una montañita.

2. Con la ayuda de una cuchara, abre un pocito en la montaña de harina para verter la taza de agua y la sal.

3. Añade las cucharadas de aceite.

4. Remueve bien con la cuchara para que se mezclen todos los ingredientes.

5. Cuando comiences a obtener una masa, espolvorea un poco de harina sobre una mesa y amasa con las manos.

6. Cuando obtengas una masa homogénea, divídela en 4 bolas.

7. Añade a cada bola unas gotas de colorante alimenticio. Si quieres un color más intenso, añade más gotas de colorante.

  1. Tras amasar unos pocos minutos, obtendrás una masa homogénea y con el color deseado… ¡tachán, ya tienes tu plastilina casera lista para jugar!

Conservación:

Para que tu plastilina dure unos días y puedas jugar con ella cómodamente, guárdala envuelta en papel film transparente y en un lugar protegido del sol.

Si tu plastilina se ha quedado un poco dura, añade un poco de agua/aceite y amásala bien hasta que queda más moldeable.

Y te has quedado con ganas de más manualidades, aquí te dejamos unos enlaces:

Juegos para niños con pasta de modelar

A los niños les encanta jugar con la pasta de modelar pues es muy divertido estrujarla y hacer figuras con ella. Además es un material muy utilizado en educación ya que favorece la motricidad fina, fortalece las manos y fomenta la creatividad y concentración.

La plastilina es la pasta de modelar más utilizada pero no permite la mezcla de colores ni el endurecimiento de las figuras es por eso que si queremos inmortalizar las creaciones de los pequeños (y mayores) es mejor usar pasta de modelar que se endurezca con el tiempo o con el calor.

Una de las marcas de plastilina para horno o arcilla polimérica es el FIMO que puede encontrarse fácilmente en el mercado (tiendas de manualidades, papelerías y bazares). Existen infinidad de colores, efectos y durezas así como la posibilidad de utilizar el microondas para el endurecimiento o incluso a temperatura ambiente.

Otra marca similar más destinada a niños y que se vende en jugueterías es PATAREV que se seca a temperatura ambiente.

En Pequeños Planes solemos utilizar FIMO Soft que es blandita para los niños y que de enduce a los 30 minutos de horno a 130°C. Aunque no es tóxico siempre es recomendable que el FIMO se utilice con la presencia de un adulto y por supuesto, mantened a los niños lejos del horno y de las figuras recién endurecidas para evitar quemaduras

Una vez que ya conocemos la pasta de modelar al horno, ¿qué os parece el plan para niños de jugar con la pasta de modelar para hacer otros juegos?

Hoy os proponemos 2 juegos:

TRES EN RAYA CON PASTA DE MODELAR

Para preparar este juego, solo vamos a necesitar la pasta de modelar para las fichas y Goma EVA para el tablero.

Nuestras propuesta incluye pingüinos y ballenas pero podéis crear vuestras fichas como queráis…más elaboradas o sencillas en función de vuestra destreza o imaginación.

JUEGO «Vamos de pesca» CON PASTA DE MODELAR

Para este juego se necesitan más materiales aparte de la pasta de modelar: imanes, un palillo chino, pegamento y cuerda o trapillo.

A los peces ya endurecidos les pagaremos imanes al igual que a uno de los extremos de la cuerda. Mucho cuidado, los imanes de los peces deben pegarse de tal forma que se atraigan con el imán unido a la cuerda.

El otro extremo de la cuerda (sin imán) lo pegaremos al palillo chino para terminar la caña de pescar.

De esta forma ya tendremos los peces y la caña, por lo que podremos jugar a pescarlos uniendo los imanes.

¿Qué os parecen estos materiales? Como veis, podéis dar rienda suelta a vuestra imaginación y de un juego crear otro.