Algodón 100% - Pequeños Planes

Piel atópica: En busca de ropa 100% algodón

Antes que nada, queremos dejar claro que no somos ningún experto en dermatitis atópica, ni pretendemos serlo. Eso se lo dejamos a los profesionales médicos y sanitarios. Tan sólo escribimos estas palabras para compartir nuestra experiencia y, si cabe, convertir nuestra necesidad personal en una solicitud pública.

Y dicho esto, comienzamos.

LA PIEL ATÓPICA

Nuestra hija tiene la piel atópica desde los 2 meses que empezó a descamarse y a salirle ronchones rojos. La dermatitis atópica es una enfermedad dérmica que últimamente se está convirtiendo en una enfermedad bastante extendida. Seguro que habréis oído hablar de ella e incluso es muy probable que conozcas a alguien que la padezca. Pero para que sepáis de qué hablamos, en pocas palabras y tomando las palabras de la Adea, la dermatitis atópica es:

una dolencia crónica muy común que, sin ser grave, supone una serie de trastornos muy molestos para el paciente: prurito, problemas de sueño, alteraciones psicológicas e, incluso, en los casos severos se puede llegar a la incapacidad laboral“.

Según hemos leído en distintas webs médicas y la información que nos han proporcionado los dermatólogos a los que hemos acudido, el origen de esta enfermedad no está totalmente identificado. Tampoco tiene una cura, por lo que los tratamientos están enfocados a mitigar los síntomas de los brotes, el picor y el enrojecimiento.

Aparte de los tratamientos médicos, existen una serie de recomendaciones y consejos para ayudar a evitar o espaciar los brotes y hacerlos más llevaderos. Entre otros, se recomienda no abusar de la calefacción ni el aire acondicionado para no resecar la piel, evitar los baños largos a altas temperaturas para evitar irritaciones, cortar bien las uñas para evitar daños cuando se rascan, etc. Todos estos consejos son mas o menos alcanzables y dependen de nuestros hábitos y rutinas.

Una de las recomendaciones más importantes y más repetida en los “decálogos” contra la dermatitis atópica es la de utilizar prendas de algodón. Cuanto más algodón, mejor. Sin embargo, encontrar este tipo de ropa no está completamente en nuestra mano y de ahí la queja que queremos transmitir.

¿100% algodón?

¿Os habéis fijado en la composición de la ropa que compráis? ¿Sabéis lo difícil que es encontrar prendas con un alto contenido en algodón, y mucho más difícil, algodón 100%?

Nosotros sí. Por propia experiencia podemos decir que la composición de la ropa en fibras naturales es más bien escasa. Abundan las fibras sintéticas y las mezclas contienen muy poco algodón.

Con el inicio de una nueva temporada, ahora la vuelta al cole, comienza nuestra búsqueda y caza de prendas con composición 100% algodón. Y como es harto difícil encontrarlas, en muchas ocasiones, nos conformamos con un 60%.

Cuando vamos a una tienda y pedimos ayuda para localizar este tipo de prendas, inicialmente los dependientes dicen que disponen de varios modelos. Sin embargo, después de mirar todas y cada una de las etiquetas de la ropa, ellos mismos se sorprenden de las pocas prendas con estas características.

Aparte de solicitar más prendas 100% algodón o un % muy alto, sería interesante que la información de la composición de la ropa esté mas accesible. No sólo en la etiqueta sino en las paginas web de las marcas.

¿Como es posible que después de tener unas etiquetas que parecen la declaración de la renta, la información de la composición sea tan difícil de localizar o leer?

¿Por qué no existe un filtro relacionado con la composición en los buscadores web de la mayoría de las marcas? Hay filtros para las familias de prendas, las tallas, los colores, los precios, pero generalmente no hay un filtro sobre la composición.

Un futuro mejor

Si se pusiera en el mercado más ropa con alto contenido en algodón y la información de la composición estuviera más accesible, muchas familias lo agradecerían. No sólo las que tienen problemas con la dermatitis atópica sino también aquellas con otro tipo de problemas médicos.

Nos ayudaría a ahorrar tiempo en la búsqueda de una ropa adecuada, a no consideramos unos extraños por mirar cada etiqueta, a poder vestir a nuestros hijos a su gusto, pudiendo ellos elegir su propia ropa… Además, a ellos les ayudaría a no considerarse unos bichos raros por tener una piel especial.

Es cierto que no es fácil implantar estas medidas y que poco a poco las marcas van incorporando el algodón orgánico en sus catálogos… Pero aún queda mucho por recorrer, estas palabras son sólo un granito de arena.

Deja un comentario