Manualidades con Niños – Cespinos

Una manualidad, un muñeco y una planta, ¿qué es? ¡Un cespino! Aquí te contamos toda la información necesaria para hacer un muñeco crece-pelo, una fácil y divertida actividad 3 en 1 para hacer con niños. ¡Comenzamos!

Materiales:

Para elaborar un cespino se necesitan los siguientes materiales y utensilios:

  • Calcetines / Medias
  • Serrín o virutas de madera
  • Semillas de alpiste
  • Material para decorar al gusto como ojitos, Goma EVA, pompones, etc.
  • Pegamento
  • Gomas de plástico (opcional)
  • Vasitos de yogur (de cristal, barro o plástico)
  • Cuenco para el serrín
  • Cuchara sopera
  • Tijeras
  • Vaso grande (a ser posible de plástico para evitar riesgo de accidentes)
Elaboración de un cespino paso a paso:
  1. Corta con unas tijeras la puntera de la media. Esta parte de la media tiene un hilado más fuerte para proteger el tejido del roce de las uñas; si no cortamos esta parte, el césped tiene dificultades para crecer y atravesar el tejido.
  2. Haz un nudo en el extremo cortado para que haga de tope y no se nos escapen las semillas y el serrín.
  3. Da la vuelta a la media, es decir, que el nudo quede por el interior del calcetín.
  4. Introduce el calcetín en el vaso de plástico de modo que el nudo quede en el fondo del vaso. Para sujetar el calcetín al vaso, “enfúndalo”  con la pernera del calcetín.
  5. Una vez el calcetín está colocado en el vaso, pon una cucharada de semillas en el fondo, así el sobrante del nudo quedará entre las semillas y no se verá.
  6. Después de las semillas, rellena el calcetín con serrín. Ayúdate de la cuchara para apretar el serrín hacia el fondo del vaso para que quede bien prensado.
  7. Aconsejamos que, para el primer cespino que hagas, saques de vez en cuando el calcetín del vaso para ver el tamaño y también para comprobar que el serrín y las semillas están bien prensados al fondo del calcetín. Si el tamaño no es el que quieres, vuelve a meterlo en el vaso y continua rellenando de serrín. Si no está bien prensado o el serrín no está al fondo junto al nudo, mete la mano en el calcetín y empuja hacia el nudo.
  8. Cuando tu cespino tenga el tamaño deseado, sácalo del vaso y haz un nudo justo donde termina el serrín, de esta forma el relleno no se saldrá y ya tendremos el cuerpo de nuestro muñeco crece-pelo.
  9. Corta el sobrante del calcetín por debajo del nudo, ni muy corto ni muy largo.
  10. Ahora toca decorar tu cespino al gusto. Utiliza cualquier tipo de material como pompones, pajitas de colores, Goma EVA, rotuladores, pegatinas… A la hora de decorar el cespino, recuerda que las semillas quedan arriba y el nudo final en la parte de abajo.
  11. Una vez terminado, sólo queda ponerlo sobre su soporte. Nosotros hemos utilizado vasitos de yogur de cristal que hemos decorado con rotuladores.
  12. Y para que el cespino tenga pelo, hay que regar la parte de las semillas diariamente y dejarlo en una zona soleada. Cuando el pelo haya crecido, podéis cortarlo, hacer coletas o decorarlo a vuestro gusto.
MÁS QUE UNA MANUALIDAD

Estos muñecos crece-pelo aparte de ser una actividad divertida conlleva una serie de beneficios para los niños:

  • Desarrollan su creatividad: Al tratarse de una manualidad que puede decorarse al gusto, los niños pueden dar rienda suelta a su imaginación fomentando así su creatividad.
  • Descubren los secretos de la naturaleza: Con el crecimiento del pelo del cespino los niños aprenden cómo se produce la germinación de las semillas y la importancia del agua para la vida.
  • Aprenden responsabilidades: Para que el cespino tenga pelo y que éste se mantenga, es necesario regarlo y mantenerlo adecuadamente. Este riego y mantenimiento es una tarea que deben hacer los niños aprendiendo así a responsabilizarse del cuidado de la planta.

Esperamos que te haya gustado esta manualidad y que pronto la pongas en práctica con los peques de la casa. Nosotros hemos hecho muuuuuchos cespinos, ¡aquí la prueba! ¿Cómo te quedó el tuyo?

Deja un comentario