Ajedrez para niños 2 - Pequeños Planes

El ajedrez, mucho más que un juego

Existe una pequeña polémica sobre si el ajedrez es un juego o un deporte, sin embargo, no hay duda alguna sobre sus múltiples beneficios para todos aquellos que lo practica. Es por ello que desde hace años se viene ofreciendo el ajedrez como actividad extraescolar e incluso algunos colegios lo han incorporado en los currículos educativos.

Entre otros beneficios, la práctica del ajedrez potencia las siguientes habilidades y capacidades de los niños:

  • fomenta la creatividad  y la originalidad mediante la creación de estrategias de juego
  • refuerza la empatía, la paciencia y el respecto al contrario.
  • ayuda a afrontar situaciones inesperadas y a resolver problemas
  • enseña a planificar, a prevenir y a tomar decisiones
  • mejora la concentración y la disciplina

Desde edades muy tempranas algunos centros de enseñanza infantil comienzan a introducir el ajedrez a través de la identificación de cada figura a través de fichas e incluso piezas de gran tamaño. A medida que el niño las identifica correctamente, se incorporan los movimientos de cada figura. Una vez consolidada la correspondencia figura-movimiento, se empieza a practicar sobre un tablero con todas las piezas y si explican los objetivos del juego.

Hace tiempo una amiga inscribió a su hijo a las clases extraescolares de ajedrez que le ofrecían en el colegio. En su momento, le apunto por comodidad de horarios, sin embargo, dos años después, su hijo es más organizado y piensa antes de actuar pues es capaz de pensar en las consecuencias.

Es interesante que los niños aprendan este juego no sólo por sus beneficios (sino porque es una actividad que pueden practicar en cualquier época del año y lugar e incluso incrementa las relaciones interpersonales.

libros para introducir el ajedrez a los niños

No sé vosotros, pero yo ya he comprado un pequeño tableros con sus piezas para practicar en casa. Si queréis probar, aquí os recomendamos algunos libros para introducir este juego-deporte a los niños:

  • Juega al ajedrez: De una forma sencilla este libro explica paso a paso los trucos y consejos para comenzar a jugar al ajedrez. Dirigido a niños a partir de 8 años. Incluye un tablero y piezas magnéticas. Editorial Edebé. Autor Jon Tremaine.
  • Ajedrez para niños. Juegos, estrategias y trucos: A través de juegos y puzzles los niños conocen todos los secretos de este juego. Dirigido a niños a partir de 6 años. Editorial Blume. Autor Sabrina Chevannes.
  • Ajedrez para niños: Como de si una batalla medieval se tratara, este libro introduce los elementos, reglas y jugadas estratégicas necesarias para ser un auténtico ajedrecista. Dirigido a niños de 7 años en adelante. Editorial Susaeta.
  • Mi primer ajedrez: De una forma fácil y divertida este libro explica los movimientos básicos y todas las claves para ser todo un campeón de este juego. Incluye tablero y piezas. Editorial Beascoa. Autor Patricia Geis Conti.

Si queréis conocer otros recursos educativos de ocio, aquí te mostramos algunos:

Vuelta al cole 3 - Pequeños Planes

Consejos para la vuelta al cole

Llega septiembre y con él, la vuelta al cole para los niños y a la rutina para los mayores. Y es que la vuelta al cole representa el regreso a la normalidad, el «reseteo» de todo, incluso más que el comienzo del año nuevo. Tanto es así, que los informativos incluyen la vuelta al cole en su escaleta de noticias como las más destacadas del mes.

La vuelta a los horarios y a las clases, normalmente, es muy bienvenida por los padres. Se terminaron los tetris con los hijos, colocándolos entre abuelos, primos, vecinos y campamentos. Incluso es bien acogida por muchos niños porque vuelven a ver a sus amigos y retoman sus actividades extraescolares y por otro lado están los peques no quieren ni oír hablar de la vuelta al cole.

Pensando en aquellos niños para los que la vuelta al cole no es bien recibida, contamos con los consejos de la psicóloga Ana Gamo, colaboradora de Pequeños Planes, que con sus recomendaciones hará que niños y mayores comiencen la nueva temporada con mejores ánimos.

CREA ILUSIÓN

Una de las cosas más importantes en la vuelta al cole, es generar en los niños ilusión. Normalmente esto es sencillo con los niños mayores, porque tienen ganas de reencontrarse con sus compañeros y amigos; además, regresan a un sitio que para ellos es familiar, un entorno que por lo general para ellos es seguro, conocen las rutinas y saben a lo que van.

Sin embargo, con los niños pequeños puede que aparezcan ciertas inseguridades, principalmente por separarse de papá y mamá. Estas inseguridades son más acentuadas con los cambios a un “colegio de mayores”, un lugar que desconocen. Por eso, es importante motivarles, y adelantarnos a esos posibles miedos para hacerles sentirse más seguros, más mayores y más importantes.

SÉ NATURAL

Otro aspecto importante para ayudar a los niños con la vuelta al cole es que los adultos vivamos este momento con la mayor naturalidad posible y transmitírselo de a ellos.

No es necesario hacer una fiesta porque por fin empieza el colegio (“por fin vuelve la rutina”), ni tampoco irnos al otro extremo y dramatizar (ay mi niño que va a estar 8 horas fuera de casa”) y sobretodo no hay que utilizarlo como amenaza (“ya verás cuando empiece el cole”).

Debe considerarse como lo que es, un momento más de la vida, igual que papá y mamá tienen sus obligaciones y sus trabajos, los niños van al cole. Pero con muchos puntos positivos, es un sitio divertido, en el que van a aprender un montón de cosas (a leer, a escribir, etc.) y podrán jugar con los amigos.

SÉ COMPRENSIVO

Sea como sea, la vuelta al cole supone un cambio en la rutina “actual” de los niños, sobretodo de los más pequeños. Por eso debemos de ser comprensivos con las diferentes reacciones que puedan tener, como llorar, estar nerviosos, que les cueste dormir, que estén más introvertidos,..

Al final, los niños no dejan de ser personas, y al igual que los adultos también tienen que tener un periodo de adaptación a las nuevas rutinas, ellos necesitan su tiempo. Recordar por un momento vuestro primer día en un trabajo nuevo, o la vuelta al trabajo después de las vacaciones, tampoco es fácil ¿verdad? Pues a ellos les pasa exactamente lo mismo.

HAZLES PARTÍCIPES

Antes de empezar el cole, es importante que participen en la preparación que conlleva para que vayan siendo más conscientes. Acciones como forrar los libros, comprar una mochila nueva, probarse el uniforme, elegir el material escolar, etc. son cosas que además también ayudan a generar esa ilusión de la que hablábamos al principio.

ADAPTACIÓN PREVIA

Por otro lado, el tema de los horarios también es algo a tener en cuenta, y es que es conveniente que las semanas previas al primer día de colegio, vayamos teniendo en casa ciertas rutinas en los horarios: la hora del baño, la hora de la cena, la hora del cuento antes de dormir, etc. De esta forma, se van adaptando poco a poco a retomar los horarios y no les cueste tanto madrugar ni estén tan cansados.

NO ALARGUES EL MOMENTO

Los primeros días de colegio, si se queda llorando y/o insiste en que no quiere quedarse allí, no alargues el momento. Despídete de tu peque y márchate lo antes posible diciéndole que volverás a recogerle por la tarde (incluso indícale en qué momento si aún no tiene una buena percepción del tiempo, por ejemplo, después de la merienda).

Confía en el centro escolar y en los profesores, ellos saben cómo actuar en estas situaciones y cómo ayudar al niño en la adaptación.

Ten en cuenta que el lloro es una forma de expresarse como cualquier otra. Llorando muestran la inseguridad que les genera el cambio. Poco a poco se irán adaptando y para eso nuestra propia actitud de confianza y tranquilidad, ayudará a que ellos se sienten más tranquilos y confiados.

 

 

 

MANUALIDADES – OBSEQUIOS DE CUMPLEAÑOS

Las chuches o chocolatinas son los típicos obsequios de cumpleaños que los niños reparten a los compañeros de clase. En otras ocasiones, los obsequios de cumpleaños son pequeñas cajas de lapices o figuritas que se encuentran en bazares.

Sin embargo, en Pequeños Planes nos encanta preparar nuestros propios obsequios de cumpleaños. Así, somos un poco más originales y, dado que nos encantan las manualidades, mientras los hacemos pasamos un buen rato en familia.

Aquí os mostramos los últimos obsequios de cumpleaños que hemos entregado en clase y os explicamos como los hemos preparado.

Obsequio de cumpleaños – Horquillas con FIMO

Para hacer las horquillas, hemos elegido una mariposa y una margarita ya que pueden hacerse fácilmente con pequeñas bolitas de FIMO unidas unas con otras.
Como alternativa al FIMO, los detalles de la mariquita (ojos y puntos del cuerpo) pueden pintarse con rotulador. Para hacer los surcos de los pétalos de la margarita, hemos utilizado el extremo de un tenedor.
Una vez las figuras han pasado por el horno y están duras, se pegan en el extremo de la horquilla con silicona o pegamento de contacto (mucho cuidado con estos materiales y los más pequeños).


Obsequio de cumpleaños – Tres en raya de Hama Beads

El juego «Tres en raya» es un clásico que no pasa de moda así que es un regalo perfecto.
Sobre una placa cuadrada, hacemos 3 cuadrados de 6 x 6 perlas de Hama Beads separados por un espacio. El hueco permite colocar una perla de otro color alrededor de todo el contorno de los cuadrados obteniendo las casillas del tablero.
En paralelo a estos cuadrados, se hacen otros 3 cuadrados y en paralelo a éstos, otros 3 más. Resultando un cuadrado grande con 9 casillas.
Para las fichas, 3 para cada jugador (6 en total), se utiliza una placa redonda. Justo en el centro de la placa, colocamos los Hama Beads para hacer una pequeña flor.

Obsequio de cumpleaños – Llavero con inicial en fieltro

¿Qué mejor llavero que la inicial del nombre en fieltro?
Se dibuja sobre el fieltro la letra utilizando el molde en papel que previamente habremos dibujado y cortado. Se recortan dos letras identificas en fieltro.
Ambas letras se cosen por los bordes dejando una apertura para meter entre ellas relleno de almohadas o miraguano. Una vez rellenas, se cose la apertura metiendo antes la arandela del llavero.

Obsequio de cumpleaños – Imanes de piedra

¿Qué os parecen estos monstruitos de piedra?
Con témpera o pintura acrílica, se pintan las piedras del color deseado (es posible que sean necesarias varias capas de pintura).
Cuando la pintura está seca, con un rotulador muy fino (o con pincel para los más artistas) se pinta la boca. Dejad volar la imaginación para dibujar distintos tipos de bocas y expresiones: abiertas, con dientes, asustadas,…
Tras secarse la boca, se pinta toda la piedra con barniz o akyl y se coloca el o los ojos al gusto.
Una vez la capa transparente se ha secado, por detrás se pega con silicona un imán.


Obsequio de cumpleaños – Insignia Patrulla Canina de FIMO

En papel se dibujan y recortan las distintas partes de la insignia para luego usarlos como molde.

Con ayuda de una botella se alisa un poco de FIMO rojo por un lado y azul por otro. Sobre la pasta ya alisada, se pone el molde de papel correspondiente a cada parte del escudo  y se corta el contorno del papel sobre el FIMO con un cuchillo de postre (para que no corte).

Para hacer la huella, se utilizan bolitas de FIMO blanco que se aplasta entre los dedos. Una vez todas las partes están preparadas, se ponen unas sobre otras conforme al dibujo del escudo. una vez endurecido en el horno, por detrás se pega con silicona o pegamento de contacto un cierre de pin o imperdible.

Obsequio de cumpleaños – Bombonero de Goma EVA

Para regalar de forma original unos bombones, caramelos o incluso otro obsequio, aquí os presentamos esta sencilla idea para hacer un bombonero de Goma EVA.
Sobre el color que más te guste., dibuja el patrón de la imagen sobre una lámina de Goma EVA.
Recorta la Goma EVA por la línea continua incluyendo las aperturas de los extremos que en la figura se muestran arriba y abajo. Dobla primero los extremos izquierdo y derecho por la línea de puntos y, a continuación dobla los otros dos extremos para poder introducir la parte redondeada por la apertura.
¡Antes de cerrar, no olvides meter el bombón o el regalito!

¿Qué os parecen estas ideas? Originales ¿verdad?

BLOQUES LÓGICOS – APRENDIENDO MATEMÁTICAS

¡Conocéis los bloques lógicos? Nosotros los tenemos desde hace unos años y aunque ha pasado el tiempo, seguimos jugando y aprendiendo con ellos. Aquí os contamos un poquito en qué consisten y cómo usarlos.

QUÉ SON LOS BLOQUES LÓGICOS

Los bloques lógicos son unas piezas de madera o plástico con 4 características distintas:

  • Color (3): Azul, Amarillo y Rojo
  • Forma (4): Cuadrado, Rectángulo, Círculo y Triángulo
  • Tamaño (2): Grande y Pequeño
  • Grosor (2): Grueso y Delgado

Teniendo en cuenta estas características y sus posibles valores, obtenemos un total de 48 piezas que se diferencian entre sí, bien en una sola de sus características o en varias.

Con los bloques lógicos, los niños aprenden los conceptos básicos de color, forma, tamaño y grosor. Asimismo, este recurso pedagógico favorece, entre otros, que los niños:

  • desarrollen la lógica para clasificar objetos en función de sus características principales,
  • aprendan a agrupar, a hacer conjuntos y a establecer semejanzas y diferencias de los distintos bloques y a hacer seriaciones
  • introduzcan el concepto de número
CÓMO USAR LOS BLOQUES LÓGICOS

Los  bloques lógicos pueden empezar a utilizarse a partir de los 2 o 3 años. El primer contacto con estas piezas consiste en familiarizarse con ellas a través de su manipulación. Los niños las tocarán y jugarán con ellas bien haciendo construcciones o figuras de nuestro entorno como trenes o casas.

Una vez que los niños ya están acostumbrados a los bloques lógicos, se comienzan a introducir y definir los conceptos de color, forma, tamaño y grosor. Para ello deben aislarse cada una de estas características, de modo que se utilizan sólo aquellos bloques que representan la característica en cuestión y se dejan de lado el resto de  bloques. Por ejemplo, si se va a introducir el triángulo, sólo se deben utilizar los bloques con esta forma.

Cuando los niños ya conocen cada una de las características y sus valores, ya se pueden hacer ejercicios o juegos de comparación entre bloques. con la ayuda de un adulto, se plantean preguntas: ¿qué bloque es éste? ¿estos bloques son iguales? ¿cuáles son sus diferencias?

Dominadas las características por separado y sabiendo identificarlas correctamente, se pueden realizar juegos de agrupación por características. Para ello, un adulto debe plantear el juego a realizar indicando a los niños qué tipos de grupos/características van a aislar, independientemente del resto de características.

  • Agrupación por colores:

  • Agrupación por formas:

  • Agrupación por tamaños:

  • Agrupación por grosor:

Los juegos pueden complicarse un poquito más a medida que se combinan varias características, forma y grosor, tamaño y forma, etc. Un ejemplo que combina las cuatro características sería: identifica cuadrados gruesos con sus distintos tamaños y colores.

Inicialmente es el adulto quien indica a los niños qué deben buscar y son los niños quienes van seleccionando los bloques en función de las «instrucciones» dadas. No obstante, los juegos pueden realizarse de otras formas:

  • que el adulto realice los grupos de bloques, siendo el niño quien debe identificar las características por las que están agrupados.
  • que sea el niño quien indique las instrucciones y sea el adulto quien realice los grupos. Si el adulto se equivoca, el niño debe ser quien lo corrija.

Otra posibilidad de los bloques lógicos es la realización de juegos de series,de tal forma que se introduce un orden o secuencia de características que los niños deben continuar.

Estos bloques lógicos también permiten la introducción del concepto de número. por ejemplo,¿cuántos círculos rojos hay en este grupo? o identifica cuatro bloques de cada color y forma.

Como podéis ver, los bloques lógicos permiten infinidad de juegos con los que aprender y disfrutar. esperamos que os haya parecido interesante y que os animéis a jugar con ellos en casa o en clase.

 

LIBROS PARA NIÑOS – LIBROS VIAJEROS

Si le preguntas a un niño qué son los libros viajeros, ellos lo saben perfectamente, ¡libros que viajan! 🙂 Así que, para que sepáis a qué se refieren cuando llegan a casa diciendo que en el colegio están trabajando en uno, os hablamos sobre ellos en este post.

Los libros viajeros son una de las actividades que proponen en las escuelas infantiles y colegios como tarea para hacer en casa y con la familia. Se trata de libros, normalmente de gran tamaño, cuyas páginas están en blanco. En dichos libros se debe desarrollar e ilustrar una historia. El libro se convierte en viajero porque pasa  de familia en familia hasta completar todas las familias de los alumnos de la clase.

Una vez que el libro vuelve a clase, los niños trabajan en clase con el libro, leen las historias y comparten su creación.

Los libros viajeros son una buena herramienta para el desarrollo de la creatividad e imaginación de los niños, no sólo a la hora de inventar la historia sino también a la hora de ilustrarla. Además con los libros viajeros se pueden utilizar muchos materiales y técnicas para dibujarlos. Asimismo, trabajando en ellos, los niños pueden experimentar y descubrir.

TIPOS DE LIBROS VIAJEROS

Nosotros conocemos, porque hemos trabajado con ellos, dos tipos de libros viajeros:

  • Independientes: El tema está cerrado y es común para toda la clase de forma que cada familia habla sobre él independientemente. Por ejemplo, “¿Cuál es tu juguete favorito?” o “Presenta a tu familia”. Normalmente este tipo de libros viajeros se utilizan en los primeros años del niño con el fin de que los compañeros se conozcan mejor.
  • Enlazados: Estos libros tienen un comienzo y cada familia va incorporando ideas a la historia como si se tratase de un cuento. Por ejemplo, el libro puede empezar diciendo: “Tipi era un indio…” o «En un lugar lejano había un duende...». Este tipo de libros viajeros se suele utilizar cuando los niños ya tienen la creatividad más desarrollada para inventar sus propias historias. En ocasiones, el hilo conductor se rompe completamente (los niños tienen una imaginación desbordante) y por lo que los padres deben reconducir la historia. Según la edad de los pequeños la participación de los padres será mayor o menor.
EJEMPLOS DE LIBROS VIAJEROS

Vamos a compartir con vosotros los libros en los que hemos participado para que veáis algún ejemplo.

El primer libro viajero que llegó a nuestras manos nos permitió conocer a los compañeros de la clase de Manuela. Lo recibimos en casa en el Primer Ciclo de Educación Infantil y dada la corta edad de los niños, realmente quienes trabajamos en el libro fuimos los padres siendo la participación de los pequeños muy puntual. En este libro, dado que se trataba de una presentación de nuestra familia, utilizamos fotos que ilustraban nuestras actividades favoritas. Nosotros, los mayores, planteamos la idea e hicimos la composición. Manuela también participó, eligiendo las fotos, dibujando los animales con sus deditos (obviamente, con ayuda) y haciendo sus primeros pinitos con el trazo.

Durante el Segundo Ciclo de Educación Infantil hemos participado en 2 libros viajeros, ambos del tipo enlazado y además en inglés. En el primero, al ser aún pequeña, nuestra hija no participó mucho en la creación de la historia, pero sí se encargó de hacer los dibujos con sus dedos y pies.

En el segundo, ya con 4 años, quiso aportar su granito de arena en el cuento y en los dibujos. Además quiso utilizar purpurina, copos de maíz y trocitos de la flor artificial que teníamos por casa.

¿Qué os parecen nuestras «obras de arte literarias»? ¿Vuestra familia ha participado en la preparación de libros viajeros? Y los profes, ¿los utilizáis en clase? ¡Contadnos vuestra experiencia!

REGLETAS DE CUISENAIRE – APRENDIENDO LOS NÚMEROS

¿Habéis oído hablar sobre las Regletas de Cuisenaire? Yo no las conocía hasta que nos las regaló Papa Noél. Sin embargo, mi hija las identificó nada mas abrir la caja, «son las regletas de clase». Al ver que mostraba interés por ellas, buceé buscando información y me sorprendió lo versátiles que son para el aprendizaje de las matemáticas.

Las Regletas de Cuisenaire son barras o prismas de madera de distintos colores y longitudes que representan los números, siendo:

  • uno – blanco – 1 cm
  • dos – rojo – 2 cm
  • tres – verde claro – 3 cm
  • cuatro – rosa – 4 cm
  • cinco – amarillo – 5 cm
  • seis – vede oscuro – 6 cm
  • siete – negro – 7 cm
  • ocho – marrón – 8 cm
  • nueve – azul – 9 cm
  • diez – naranja – 10 cm

Con las Regletas de Cuisenaire los niños aprenden a asociar los colores  y el tamaño de las Regletas con los números. Con este recurso pedagógico los niños aprenden el concepto de número y las primeras operaciones matemáticas. Asimismo se desarrolla entre otros la memoria, la lógica, el cálculo mental, la creatividad y la experimentación.

Cómo usar las Regletas de Cuisenaire

Las Regletas pueden empezar a utilizarse a partir de los 3 años, siempre y cuando los niños ya no se lleven las cosas a la boca. El primer contacto con las Regletas consiste en familiarizarse con ellas a través de su manipulación. Los niños las tocarán y las podrán agrupar por colores, hacer series por colores e incluso pueden jugar a hacer construcciones con ellas.

A medida que se acostumbran a las Regletas de Cuisenaire, se pueden empezar a trabajar los conceptos de tamaño y cantidades a través de distintos juegos como por ejemplo:

– ordenándolas de mayor a menor o viceversa.
– adivinando cuál es más grande con los ojos cerrados y mediante el tacto.
– poniendo grupos con distintas cantidades y contando en cual hay más o menos Regletas.
– haciendo series por tamaño – color.

Cuando los niños ya están iniciados con los números, se puede hacer la representación de los mismos descomponiéndolos a la unidad o en las distintas combinaciones numéricas.

Una vez los conceptos de los números están aprendidos y los niños identifican qué numero corresponde a cada Regleta, podremos empezar a explicarles las operaciones más sencillas comenzando por las sumas y las restas.

Para niños de mayor edad, pueden ser utilizadas para el aprendizaje de las multiplicaciones, divisiones y otras operaciones.

Debemos tener en cuenta que las Regletas de Cuisenaire son una herramienta para ayudar a la comprensión de las matemáticas mediante la representación de los números y la demostración de operaciones. Una vez afianzados los conceptos deben retirarse poco a poco para el fomento del cálculo mental.

Como veis la Regletas de Cuisenaire son un recurso perfecto para aprender jugando desde temprana edad. ¿Ya tenéis las vuestras en casa?

Las nuevas actividades extraescolares

Ya sea por necesitar alargar la jornada escolar o por aprender alguna nueva disciplina, las actividades extraescolares se han convertido en un imprescindible en las vidas de nuestros niños. Además les ayuda a establecer una rutina y ocupar las largas tardes de invierno cuando anochece muy temprano.

Las actividades extraescolares por excelencia son los deportes, los idiomas y las artes. Sin embargo, en los últimos tiempos, han quedado de lado el fútbol, el inglés y la música para dar paso a nuevas actividades extraescolares (dentro de las mismas disciplinas) menos difundidas y practicadas, que son muy atractivas tanto para los niños como para los padres. Aquí os ponemos algunos ejemplos:

Chino:

Aunque aún queda mucho por recoger con el inglés, su incorporación en el currículum escolar  y el fomento del bilingüismo han hecho que este idioma pase a un segundo plano pasando a ser el chino el tercer idioma preferido por los padres como actividad extraescolar.

20160916_175046

El atractivo de aprender chino es que abre la puerta hacia una cultura emergente y la posibilidad de relacionarse con millones de personas diferentes.

Dado que la mejor forma de aprender un nuevo idioma es desde pequeños, existen muchas entidades cuyas metodologías están basadas en juegos, canciones y actividades dirigidas para niños a partir de 3 años.

Cocina:

El fomento de los programas de televisión orientados a las artes culinarias han hecho que la cocina que convierta también en una actividad para niños. Y es que cocinar no sólo es divertido sino que además sirve para aprender, experimentar y dar rienda suelta a la imaginación mezclando alimentos, texturas, colores, etc.

20160916_180748

Asimismo jugando entre fogones los niños aprenderán a emplear los utensilios de cocina y buenos hábitos saludables creando platos para una dieta equilibrada.

 

Deportes minoritarios:

A pesar de tener no tener un gran número de practicantes en España, el béisbol o el rugby van tomando nuevos adeptos cada año debido a los grandes beneficios de estos deportes.

Al tratarse de deportes de grupo, fomenta en los niños los valores de la amistad, el compañerismo, el respeto y el trabajo en equipo. Además, al jugarse en terrenos de juego amplios, los niños están al aire libre y hacen mucho ejercicio.

20160916_183400Por otra parte, también se está incrementando el número de seguidores y practicantes de deportes individuales como el patinaje  que favorece el sentido del equilibrio (bien con patines (rollers) o monopatines (skate)) o el esgrima que agudiza la habilidad e la inteligencia para adelantarte a los movimientos de los contrincantes.

Elegir la mejor actividad extraescolar para nuestros hijos es una ardua tarea que dependerá de la edad, la personalidad y las necesidades del niño, por lo que no debemos tomar la decisión a la ligera. Antes, deberemos sopesar los pros y los contras, tanto de las nuevas tendencias como de las tradicionales y siempre pensando en cuáles son los gustos del niño en cuestión.

Por último cabe destacar, sea la actividad que sea:

  • Nunca deberemos forzar a los niños a realizar una actividad que nos les interese y/o entretenga.
  • No debemos sobrecargar de actividades a los niños dejándoles tiempo libre para jugar a sus anchas e incluso para que se aburran y agudicen su ingenio y creatividad.

Pediculosis: vuelven los piojos y las liendres…

Vuelven los piojos y las liendres, aunque más bien nunca se fueron pues saltan de cabeza en cabeza durante los 365 días del año. No obstante, es cierto que determinadas épocas del año están más activos y ésta es durante el verano.

La vuelta al cole también se caracteriza por el regreso de estos parásitos tan indeseados y esto se debe a que todavía hace calor lo que favorece su reproducción y diseminación entre los cabellos de nuestros niños. Los colegios, los parques, las piscinas, las actividades en grupo, los campamentos, entre otros, son lugares donde pueden producirse los contagios ya que los niños pasan tiempo juntos pudiendo darse un mayor contacto entre cabezas sanas e infestada.

Cómo prevenir los piojos y liendres:

Se deben realizar revisiones periódicas del cabello y para ello hay que desenredar bien el cabello y después pasar la lendrera por todo el pelo. Con cada mechón, sacudir la lendrera sobre una superficie blanca y comprobar que no cae ninguno de nuestros «amigos». Recordad que la zona del cuello y detrás de las orejas son las zonas preferidas de los piojos.

Aparte de las revisiones, evitaremos la pediculosis utilizado productos repelentes especializados de tal forma que los piojos no invadirán las cabezas de nuestros hijos.

También existen remedios caseros para mantener alejados a los piojos como los aceites de plantas como el del árbol de té. Unas pocas gotas de este aceite en el champú habitual, hace que el pelo de los niños sea poco atractivo para estos parásitos.

Cómo actuar contra los piojos:

Cuando los piojos ya se han adueñado de las cabezas de vuestros hijos, lo primero que se debe hacer es comenzar inmediatamente un tratamiento específico para evitar irritaciones e incluso la inflamación del cuero cabelludo por rascarse continuamente. Asimismo, deberá lavarse  la ropa y peluches del niño afectado a una temperatura de 60ºC. A ser posible juguetes y objetos como peines, cepillos, horquillas, diademas, deben sumergirse en agua hirviendo o guardarse en bolsas de plástico herméticas durante 48 horas para que los piojos mueran por asfixia.

No ha pasado ni una semana del comienzo de las clases y ya nos están informando sobre la prevención de la pediculosis…asi que ya estoy lendrera en mano en busca de bichitos, porque más vale prevenir que curar.