Cine con niños – Buscando a Dory

Hemos “buscado” a Nemo tantas veces que perdimos la cuenta cuantas veces hemos visto la película y es que les encanta a los más pequeños… por sus personajes entrañables, por los gráficos y colores de los animales y los fondos marinos y por la moraleja que contiene como buena película de Disney.

Es por eso que se nos hizo larga la espera del estreno de la segunda parte «Buscando a Dory«.

Por fin fuimos a verla la semana pasada y la película del binomio Disney-Pixar cumplió con las expectativas: nuevos personajes, bien representados conforme a su naturaleza, una historia que te mantiene entretenido y golpes de humor muy buenos y divertidos.

La película comienza con un día de colegio de Nemo siendo Dory la ayudante del maestro Raya que empieza a hablar de la vuelta a casa de los peces con la migración. Es en este momento que Dory se da cuenta que no sabe nada de sus orígenes y empieza a tener pequeños recuerdos por lo que decide ir a buscar a sus padres.

En un principio Nemo y Marlin la acompañan pero tras un incidente con un calamar gigante, el trio se separa y Dory termina en un Instituto de Vida Marina donde conoce a nuevos compañeros de aventuras, principalmente el pulpo Hank, la beluga Bailey y el Tiburón Ballena Destiny.

Gracias a sus nuevos amigos, Dory irá recordando y poco a poco se acercará a su familia, no sin pasar por miles de peripecias por el camino y recorriendo las distintas zonas del Instituto.

Por su parte, Nemo y Marlin también tendrán dificultades para encontrar a su amiga Dory pero harán imposibles para poder volver a su lado incluso ponen su vida en peligro.

Desde Pequeños Planes recomendamos 100% esta película que no dejará indiferentes ni a niños ni a adultos…y papás, ¡preparaos para verla mil veces cuando llegue a la televisión de casa!