Playas y calas de Ibiza con niños

Casi todas las playas y calas de Ibiza tienen un encanto especial por sus vistas, por sus aguas cristalinas, por su arena fina, por sus puestas de sol, por sus paisajes especiales, etc. Y como para gustos, los colores, no nos atrevemos a hacer un ranking de las mejores calas y playas de Ibiza para ir en familia y con niños. Además, son tan numerosas, ¡que no las conocemos todas!

Así que vamos a compartir con vosotros nuestra experiencia y opinión de las playas y calas que hemos visitamos en nuestro viaje a la isla balear.

Para una localización sencilla, nuestra lista sigue el sentido de las agujas del reloj partiendo desde el norte de la isla de Ibiza.

Cala de Boix

Situada al noreste de la isla de Ibiza, Cala de Boix es una pequeña playa de arena oscura a la que se accede por unas escaleras tras dejar el coche en un pequeño aparcamiento al que le rodean varios restaurantes.

Se recomienda llegar pronto por la mañana o aparcar resultará tarea difícil (como en casi todas las calas de la isla de Ibiza, sobretodo en temporada alta).

En la playa, hay servicio de sombrillas y hamacas así como un pequeño chiringuito.

Dado que a la cala sólo se accede por las escaleras o en barco y está delimitada por acantilados, da la impresión de estar en una zona aislada.

Cala Mestella o Mastella

Esta pequeña cala del Este de Ibiza tiene unas vistas muy bonitas y unas aguas cristalinas. Sin embargo hay que destacar que esta situada sobre un manto de algas de Poseidonia, y por lo tanto no hay casi arena para que jueguen los niños.

Para entrar al agua con los niños, es mejor buscar la zona que tenga más arena, ya que generalmente hay pequeñas rocas que dificulta caminar sobre ellas. Es una cala muy famosa por sus fondos marinos por lo que bucear en ella será toda una aventura.

A la izquierda, según se mira el horizonte, hay un camino entre las rocas que permite acceder al Restaurante Cala Mastella más conocido como «El Bigotes». Desde allí se puede contemplar unas vistas magníficas de la cala así como del pequeño embarcadero y los barcos típicos de Ibiza atracados a pocos metros.

Este camino entre rocas hacia el restaurante es recomendable a partir de 6 años, con un poco de destreza y mucha tranquilidad.

Si queréis comer en «El Bigotes», famoso por sus brasas, reservad con muuuucho tiempo de antelación pues está muy solicitado. Nosotros no lo hicimos y no conseguimos mesa…

El acceso a la playa con el coche es muy sencillo y junto a la misma hay una gran zona entre los arboles para poder aparcar.

Cala Nova

Esta cala de arena localizada cerca de Es Canar  es muy recomendable para ir con niños ya que tiene mucha arena, no tiene piedras, está vigilada por socorristas y hay que adentrarse mucho en el agua para que cubra.

Acceder a la misma puede realizar desde el aparcamiento cercano junto a los pinares o caminando sobre las rocas de los acantilados desde donde las vitas a la playa y el entorno son espectaculares.

Entre las rocas de la parte derecha según se mira al horizonte, y bajo el Atzaro Beach Club,  se accede a una pequeña calita desde donde poder iniciar un baño practicando snorkel. Eso sí, tiene que se un día sin olas ya que es muy rocoso.

En la misma Cala Nova hay un restaurante chiringuito donde se puede comer en familia.

Cala Martina y Cala S’Argamasa

Estas dos playas contiguas de arena, muy cercanas a Punta Arabí, entre Santa Eularia des Riu y Es Canar, están separadas por un pequeño muro sobre el que se puede caminar (incluso con un carrito).

La arena es abundante lo que permite a los niños hacer castillos y jugar con ella. Asimismo, si os gustan los deportes náuticos, estas playas tiene oferta de todo tipo: pedaletas, bananas, paseos en barco, etc.

Estas playas tienen servicio de hamacas y sombrillas y cuentan con dos Beach Club bien conocidos, el Nikki Beach y el Seasoul Beach Club.

Al extremo derecho de la Cala S’Argamasa y junto al Seasoul Beach Club (que ameniza el ambiente con su música) hay una pequeña calita de arena, muy protegida, cuyas aguas son cristalinas y muy tranquilas para hacer snorkel o jugar con barquitas inflables.

Llegar en coche a estas playas es fácil, lo malo es aparcar, ya que se trata de una zona bastante residencial y con varios hoteles. Si os alojáis por la zona, lo mejor es acceder a pie ya que existe un camino que va conectando todas las calas.

Cala Pada

Cala Pada, muy cercana a las de S’Argamassa y Martina, a la que se puede acceder a pie desde éstas, también es una playa de arena bastante tranquila y poco frecuentada en comparación con otras playas y calas de Ibiza.

Cuenta con varios restaurantes, servicios de deportes náuticos y un club de buceo que amenizará el día de playa, pues los buzos comienzan su inmersión desde la playa. También ofrecen servicio de hamacas y sombrillas.

En medio de playa hay un embarcadero desde donde pueden saltar los niños al agua (siempre con mucha precaución). bajo este embarcadero la vida acuática es bastante activa, ¡hasta vimos varios pulpos!

Playa de Santa EulaRia y Playa des Riu

Una larga lengua de arena abundante conforma estas dos playas ideales para ir con niños. La entrada al agua no tiene dificultad alguna, ya que el suelo es de arena fina sin obstáculos, y ademas hay que adentrarse mucho en el agua para que cubra.

Al encontrarse junto al paseo marítimo de Santa Eularia, dispone de todos los servicios necesarios como restaurantes, tiendas, supermercados, etc.

A pesar de estar en el centro del municipio de Santa Eularia, estas playas no están muy concurridas (al menos en la época en la que fuimos nosotros, junio).

Llegar a estas playas en coche es muy sencillo ya que puede aparcarse en las calles del municipio o en los aparcamientos gratuitos. La mejor zona es la que está cerca de la desembocadura del río, ya que está algo menos frecuentada.

Playa d’en BOSSA

Se trata de una playa de arena enoooorme muy cerca de Ibiza ciudad. Se encuentra en la zona con diversidad de restaurantes, beach clubs y las discotecas mas famosas de toda la isla.

Aunque es una playa muy frecuentada por la juventud, la zona más cercana a la torre vigía es la más tranquila para las familias con niños.

Cala Codolar

Ojo, nos referimos a la Cala Colodar, al oeste de la isla y no a la Playa Des Codolar al sur, muy cerca de Las Salinas.

A esta cala se accede a través de una larga y empinada escalera, por lo que hay que tener cuidado con los niños. No sabemos si por este acceso o porque llegar a ella es un poco complicado (no hay mucha señalizacion), esta poco frecuentada.

Esta playa cuenta con un chiringuito y servicio de camas chill-out o hamacas.

Aunque se trata de la cala de arena, hay que tener cuidado ya que hay rocas en el agua. Estos fondos también la hacen atractiva para hacer snorkel.

Al extremo izquierdo mirando al horizonte, hay una pequeña plataforma desde la que se puede tomar unas fotos increíbles de los acantilados. A modo de anécdota, en esta playa nos encontramos con unos novios haciéndose las fotos de boda… y es que las vistas son preciosas.

Cala Comte o Comta

Cala Comte, ubicada cerca de San Antonio, cuenta con dos lenguas de arena separadas por una roca. Es una de las calas mas famosas de la isla de Ibiza, tanto por sus vistas, sus puestas de sol y sus aguas cristalinas.

Dado que nosotros gozamos de esta cala al atardecer, no os podemos describir como fue nuestra experiencia en el agua ni jugando en la arena, pero si os podemos decir que observar el mar salpicado de islotes durante la puesta de sol te deja sin palabras.

Cala Gració o Cala Graciosa

Aparte de ser estar situada en una zona para poder contemplar unas preciosas vistas de la puesta de sol, la Cala Gració de Ibiza es perfecta para ir con niños.

Se trata de una playa muy cerca a San Antonio con abundante arena cuya entrada al agua es de fácil acceso. Cuenta con puesto de vigilancia, servicio de alquiles de hamacas y restaurante.

El acceso a la playa en coche es sencillo pero recomendamos llegar pronto pues no es fácil aparcar.

A la derecha de la playa según se mira al horizonte, hay un pequeño acceso entre las rocas y varios escalones que permite una zona desde donde las vistas son increíbles. Mucho cuidado con los ni;os si accedéis a esta zona con ellos.

Al estar situada cerca del Aquarium Cap Blanc, la Cala Gració es prácticamente de visita obligada si vas con niños.

Port de Sant Miquel

Se trata de una playa de arena muy familiar y concurrida que dispone de todos los servicios: restaurante, puesto de vigilancia, etc.

Cuando la visitamos, sus aguas tenían el fondo bastante movido y con bastante Poseidonia, la cual es tan ecológicamente necesaria como incómoda.

Acceder a esta en coche es muy fácil pero encontrar aparcamiento es bastante complicado.

Se encuentra ubicada muy cerca de la Cueva Marsa, por lo que si decidís ejercer de piratas y visitarla con los niños, esta playa es una buena opción.

Cala Es Pas de S’illa

Mas que una cala es una pequeña unión de arena y piedras que junta la isla privada S’Illa des Bosc a tierra. Esta unión tiene acceso al mar por ambos lados, uno de ellos de rocas y el otro conforma la zona que denominamos cala.

Esta cala es perfecta para practicar snorkel ya que es tranquila y hay muy poca gente (10 personas serían multitud).

Desde Es Pas de S’Illa se tienen unas vistas increíbles al Port de Sant Miquel y al entorno de la Cueva Marsa.

El acceso a esta cala en coche es toda una aventura, ya que se acceder por un camino de tierra pero podrás aparcar a 3 metros de la playa.

 

Aunque son bastantes las playas y calas que visitamos en nuestra estancia de 8 días en familia, son pocas en comparación con todas las que ofrece Ibiza (mapa). Se nos quedaron en el tintero muchas playas, algunas de ellas de visita obligada como Benirrás con sus tambores, Cala d’Hort y sus vistas a Es Vendrá, Las Salinas con sus famosos y así un largo etcétera que dejaremos para nuestra próxima escapada a la isla. que esperamos que sea muy pronto para poder completar la lista de las playas y calas de Ibiza con niños.