Espectáculo musical – EL MARAVILLOSO MUNDO DE DRILO

Drilo, el cocodrilo más famoso de YouTube, y toda su pandilla vuelven a Madrid con su espectáculo musical «El Maravilloso Mundo de Drilo«, dirigido a niños desde los 6 meses hasta los 6 años.

EL ESPECTÁCULO

Dos traviesas niñas consiguen entrar en el Maravilloso mundo de Drilo a través de una APP mágica de su tablet. Allí vivirán aventuras y conocerán al famoso cocodrilo y a todos los personajes de la pandilla con quienes cantarán y bailarán.

Conoce «El Maravilloso Mundo de Drilo» en el que se entremezclan tramas divertidas y 15 temas musicales originales con la puesta en escena de actores, muñecos de gran formato y proyecciones audiovisuales que llenan de magia el escenario durante los 70 minutos que dura la función.

Para el espectáculo no termine en el teatro, Drilo ofrece para todas las familias descargas gratuitas, tanto de karaokes y letras de las canciones, como de fichas para colorear de todos los personajes de la pandilla. Además en Spotify están disponibles más de 70 temas, y en Youtube se pueden disfrutar más de 100 vídeos. Visita su web oficial y su canal YouTube para disfrutar de La Pandilla de Drilo en cualquier lugar.

La Pandilla de Drilo es un proyecto creado por el profesor y compositor de canciones infantiles Andrés Meseguer quien, junto a pedagogos de diferentes disciplinas, ha creado un universo divertido y didáctico que fascina a los niños y les enseña a hacer posible un mundo mejor. Drilo y sus amigos cuentan con más de 15 años de trayectoria, más de 16 millones de visualizaciones en YouTube, campañas escolares y giras con más de 1 millón de espectadores. Incluso grandes artistas de la talla de Ruth Lorenzo, Blas Cantó y Angy Fernández han colaborado en sus espectáculos.

datos prácticos
  • DÓNDE:  Soho Club, Plaza de España 6
  • CUÁNDO:
    • Octubre: 5, 12, 19, 20, 26 y 27
    • Noviembre: 2, 3, 9, 10, 16, 17, 23, 24 y 30
  • HORARIO: 11:00 h.
  • PRECIOS:
    • Entrada general: 12€ (hay algunas butacas por 10€ en Atrápalo).
    • Menores de 0 a 2 años que se sienten con sus padres (que no ocupen asiento): ¡GRATIS!
  • VENTA DE ENTRADAS:

 

PUZZLES O ROMPECABEZAS, ¡ELIGE TU FAVORITO!

Tras hacer limpia de armarios y cajones, hemos rescatado innumerables puzzles. Y es que siempre nos han encantado los rompecabezas. Recuerdo que yo de pequeña los hacía y deshacía una y otra vez…

Los puzzles o rompecabezas son un gran entretenimiento, para pequeños y grandes. Pero éstos no solo sirven para jugar y divertirse, sino que también aportan muchos beneficios, entre otros:

  • favorecen la concentración y la paciencia,
  • incrementan la capacidad espacial
  • mejorar la psicomotricidad fina y la memoria visual
  • aumentan la autoestima pues suponen un reto
  • enseñan autocontrol y trabajo en equipo (si se realiza en grupo)

Es por ello que, de toda la vida, los puzzles son uno de los juegos más habituales que se regalan a los niños. Antes de comprar un rompecabezas hay que tener en cuenta la edad de la persona que lo va a realizar y también el espacio que requiere. Asimismo es importante elegir el tipo de puzzle, ya que ahora hay mucha variedad. Incluso ahora existen puzzles en formato digital o videojuegos (¡quién no recuerda el pionero y famoso Tetris!). Dejando de lado las nuevas tecnologías, éstos son algunos de los tipos de puzzles físicos que encontramos en el mercado. ¿Cuál es tu favorito?

Puzzles o rompecabezas clásicos

Los clásicos son aquellos en los que hay que recomponer una imagen concreta juntando las piezas en las que está dividida. Normalmente el material de los puzzles clásicos es el cartón, papel prensado o incluso madera.

Uno de los factores principales que complican la realización del rompecabezas es el número de piezas. No obstante, la multitud de formas y los colores de la imagen también le suman dificultad a la búsqueda de la pieza concreta a colocar en el lugar adecuado. De hecho, existen algunos que son completamente blancos o negros, ¡para el nivel experto!

PUZZLES o rompecabezas CLáSICOS INFANTILES

Centrándonos en los dirigidos a los niños, aparte de tener imágenes más sencillas y con motivos infantiles, éstos tienen un número de piezas reducido.

Para los más pequeños y que aún no tienen capacidad para coger cosas de poco volumen, nos encontramos con los puzzles cúbicos, bien de plástico o de foam rodeados de tela. Más que para hacer puzzles, les sirve para cogerlos y soltarlos de golpe.

Encontramos puzzles de 2 o 3 piezas que además de fomentar los beneficios arriba indicados, trabajan las relaciones entre las imágenes. Por ejemplo, en la foto vemos que las relaciones a establecer son “qué come cada animal” o “cómo se obtienen los alimentos”.

Para ir aumentando la dificultad poco a poco, en el mercado existen puzzles evolutivos que van incrementando el número de piezas. En la foto encontramos imágenes de 4 hasta 9 piezas.

Dado que los rompecabezas son un reto para los pequeños, existen puzzles con ayuda “extra”. De modo que algunos de estos juegos incorporan un póster de las mismas dimensiones del puzzle para ayudarles a trasladar la imagen al tamaño real. Otros tienen sus piezas numeradas de forma que tan sólo se tiene que seguir la serie para encontrar la pieza siguiente.

Algunos puzzles dirigidos a niños de mayor edad, no sólo se centran en el rompezcabezas en sí sino que van un poco más allá de la propia conexión entre piezas incluyendo juegos de búsqueda. Estos puzzles incluyen objetos escondidos dentro de la imagen global, los cuales deben ser localizados. Incluso algunos tienen escrito por el lado trasero de la pieza el nombre del objeto en otro idioma. Otro tipo de puzzles de búsqueda son los que incluyen varias imágenes y para distinguir qué pieza corresponde a cada una es necesario agrupar las piezas previamente. Para ello es necesario distinguir el patrón que incluye la pieza en la parte trasera (suelen ser rayas, círculos o lisos).

Puzzles no clásicos

Como todo en esta vida, el juego de puzzle clásico también ha evolucionado con el tiempo de modo que, aparte de los clásicos, encontramos en el mercado otros tipos. Estos “rompecabezas especiales” también están dirigidos a distintas edades en función de su dificultad.

Para los niños de menor edad están los puzzles con piezas imantadas y de gran formato. Los puzzles que conocemos de este tipo están relacionados con los mapas, el cuerpo humano o el universo de forma que aparte de ser un juego son un recurso educativo.

Uno de los rompecabezas de “nueva generación” (aunque llevan unos años en circulación) son los puzzles 3D que normalmente están relacionados con los monumentos más relevantes del mundo o personajes de ficción famosos. Las piezas de estos puzzles son de un material especial que permite que se doblen y encajen para dar volumen a la figura. Normalmente, las piezas de los puzzles en 3D están numeradas y al juego le acompaña un manual de instrucciones para su construcción.

Dentro de los puzzles no clásicos nos encontramos con algunos que son célebres, como el Coco-Crash que causó furor en los años 80 (foto tomada de la página Aquella Maravillosa Infancia). Se trata de un rompecabezas de foam o espuma cuyas piezas encajan para dar lugar a un cubo. Había puzzles-cubos de distintos colores (rojo, verde, azul y amarillo) pero podían también encajarse entre sí para dar lugar a un cubo más grande u otras formas geométricas.. Por cierto, este juego sigue estando a la venta pero con otros nombres.

coco crash happy cube

Otro rompecabezas célebre es el Cubo de Rubic, que no necesita presentación ¿Quién no ha jugado nunca con él? Dichoso cubo con lados de colores… ¡se me resiste!

Luego nos encontramos con los puzzles o rompecabezas cuyas piezas tienen unas formas especiales como figuras geométricas (el famoso Tangram) o los novedosos puzzles con piezas formadas con esferas interconectadas. Estos puzzles se acompañan de fichas que establecen la imagen-reto a conseguir.

 El último tipo del que vamos a hablar (que no el ultimo que hay en el mercado), son los puzzles deslizantes. Sus piezas están embebidas en un tablero sobre el que se desplazan únicamente con movimientos verticales u horizontales hasta conformar la imagen. Este tipo de juego también está tomando mucha entidad en formato digital e incorpora el reto de liberar el objeto que se encuentra “atrapado” entre las piezas.

Sin duda, éstos son sólo alguno de los puzzles que encontramos en el mercado, pero hay mucho más… ¿Cuáles nos hemos dejado en el tintero? Comparte con nosotros otros tipos de rompecabezas para ir completando esta publicación.

Un día en La Albufera de Valencia

La Albufera, situada a 10 kilómetros del sur de Valencia, es un lugar creado con cierta magia por la naturaleza. Se trata de una laguna separada del mar por una estrecha barrera litoral de dunas y bosque que, junto con su flora y su fauna, conforman un paisaje espectacular.  Es por ello, que este Parque Natural sea de visita obligada para todos aquellos que visitamos Valencia.

El plan que os proponemos para descubrir La Albufera con niños es de día completo, de forma que la mañana comienza con una/s ruta/s a pie y por la tarde, un paseo en barco (si es con la puesta del sol, mejor que mejor). Para unir la mañana y la tarde os recomendamos que comáis una auténtica paella valencia o uno de los muchos arroces que ofrecen los restaurante de los pueblos de El Saler o El Palmar. ¡Para chuparse los dedos!

Aunque como decimos, el plan propuesto es de día completo, libres sois de hacer una cosa, la otra o ambas. Planificad vuestra visita dependiendo de la edad de los niños y del tiempo que dispongáis. A continuación, os detallamos toda la información necesaria para que preparéis vuestro plan por La Albufera de Valencia.

RUTAS A PIE POR LA ALBUFERA

La mejor forma para descubrir un paraje natural e impregnarte de su entorno es recorrerlo a pie. No obstante, La Albufera tiene una extensión enorme (unos 24 kilómetros cuadrados), por lo que es imposible abarcarla entera y menos si vamos con niños. Por ello, el Parque Natural cuenta con distintas rutas o itinerarios para todos los gustos, tanto en longitud como en dificultad, e incluso temáticos (más naturales o más históricos). En estos enlaces puedes descargarte toda la información sobre las rutas del Parque: Visita La Albufera y Parque Natural de La Albufera.

Sin embargo, como familia de aventureros y amantes de la naturaleza que somos, hemos recorrido las rutas que considerábamos más apropiadas para los peques. Incluso hemos “creado” nuestra propia ruta combinando dos de los itinerarios propuestos por el Parque Natural. Sigue leyendo y te damos todos los datos:

Ruta por el Centro de Interpretación del Raco de L’Olla

El Centro de Interpretación del Raco de l’Olla es un centro de información y divulgación sobre el entorno de La Albufera, su historia y su interés ecológico. Asimismo este centro, que se encuentra entre la unión de la Dehesa y la propia Albufera, cuenta con una zona de reserva integral para la conservación de la biodiversidad.

La visita a este centro no sólo es interesante por transmitir educación ambiental para los pequeños y el público en general, sino porque además cuenta con:

  • una torre-mirador, desde donde se puede tener una vista panorámica de toda La Albufera y,
  • una senda interpretativa con observatorios de aves.

Para ayudaros en la planificación de la visita, hemos preparado el siguiente croquis de la ruta  (recuadro en verde) que incluye el recorrido y los lugares de interés.

  • Distancia: 1 km (ida y vuelta)
  • Duración: 1 hora (contando con la visita al centro, la observación de aves y el recorrido de la ruta)
  • Dificultad: Baja
  • Servicios: Centro de interpretación, aparcamiento, merendero y observatorios de aves

Para que aprovechéis la ruta al máximo, os recomendamos que llevéis vuestros propios prismáticos y que dispongáis de una pequeña guía de la avifauna, que bien podréis solicitar en el centro o descargarla aquí. Si no lleváis prismáticos, y si el tiempo lo permite, podéis utilizar el catalejo que el centro pone a disposición del público en uno de los observatorios de aves.

Es importante remarcar que esta ruta transcurre junto a la laguna donde descansan las aves, por lo que guardar silencio es clave para poder contemplar la belleza de estos animales.

Ruta por el Itinerario Botánico y el Estany del Puyol (combinada)

Esta ruta es una combinación de los itinerarios Botánico y Gola de Puyol propuestos por el Parque Natural de La Albufera.

Esta ruta combinada comienza por el itinerario botánico cuyo inicio se encuentra en la carretera asfaltada que hace las veces de aparcamiento tras el desvío hacia el Estany del Puyol. Este itinerario cuenta con 10 paradas con paneles informativos que describen la historia y las especies vegetales más destacadas de la zona.

El recorrido por el itinerario botánico, bien señalizado y trazado sobre traviesas de madera, tiene una longitud de unos 800 metros a través del bosque meditarráneo.

Al final del recorrido botánico, nos encontramos con una pista de tierra que hay que tomar a la izquierda. A los pocos metros se llega a la carretera asfaltada, la cual atravesaremos para continuar por la pista de tierra. Esta pista de tierra recorre parcialmente el Estany del Puyol que es una laguna artificial naturalmente repoblada por la floray la fauna de la zona . Si queremos visitar la playa, hay que tomar la bifurcación de la pista de tierra, de lo contrario, hay que abandonar la pista para comenzar el recorrido sobre el camino de arena entre los matorrales que bordean el Estany Del Puyol.

Cuando prácticamente ya hemos bordado el Estany del Puyol, nos encontraremos de nuevo con una pista de tierra bien conformada. A la derecha de la pista se ve el puente que atraviesa la Gola del Puyol que es la entrada del mar hacia el interior. A la izquierda, la pista nos llevará de nuevo a la carretera asfaltada que hace las veces de aparcamiento y que es el final de la ruta.

Esta ruta por el Estany del Puyol puede prolongarse un poco más si se recorre en paralelo la Gola del Puyol. Nosotros no prolongamos la ruta pues estaba cerrado el acceso por reforma del itinerario.

Para ayudaros en la planificación de la visita, hemos preparado el siguiente croquis de la ruta (recuadro en morado) que incluye el recorrido y los lugares de interés.

  • Distancia: Total – 3 km. Unos 800 metros para el recorrido de ida del Itinerario Botánico y 2 km para el recorrido por el Estany del Puyol.
  • Duración: 1,5 horas
  • Dificultad: Baja
  • Servicios: Aparcamiento

PASEO POR LA ALBUFerA EN BARCA

Uno de los encantos que tiene La Albufera es poder recorrer sus tranquilas aguas subido en una embarcación tradicional de la zona, los “albuferencs”. Estas barcas, a motor y empujadas por perchas en las zonas de aguas bajas,  están patronadas por guías locales que amenizarán el recorrido con la historia e «historias» de La Albufera. La oportunidad perfecta para poder contemplar una puesta de sol sin igual y de un paisaje único.

Durante el recorrido se podrán ver, además de la abundante avifauna, las casas típicas o barracas. Estas casas están construidas con los materiales accesibles de La Albufera como barro (para los ladrillos de adobe) y cañas (para los tejados). Alguna de ellas famosas por la serie “Cañas y barro” basada en el libro de Blasco Ibáñez.

Estas embarcaciones pueden tomarse en los principales embarcaderos municipales:

  • Puerto de El Saler
  • Embarcadero de la Gola del Puyol
  • El Palmar
  • Puerto Catarroja

El precio del paseo es de uno 4 o 5 euros siempre y cuando se llegue a un mínimo de ocupantes. Normalmente son 5 ocupantes, es decir, el viaje para una persona sola sería de unos 20-25 euros.

Sin duda, visitar La Albufera puede ser toda una aventura para los sentidos, el plan perfecto para ir con niños y disfrutar de la naturaleza.

 

Visitar un museo con niños

Aunque a algunos les pueda parecer extraño, visitar un museo con niños es un gran plan de ocio. Lejos de lo que a priori muchos piensan, los museos además de ser lugares relacionados con la educación, están llenos de sorpresas, y según planifiques la visita, llenos de diversión.

Aquí te contamos algunos puntos a tener en cuenta para disfrutar en familia de una visita a un museo.

QUÉ MUSEO ELEGIR

Existen multitud de tipos de museos y, a grandes rasgos, los podemos clasificar bien por su temática o por su tamaño.

Encontramos museos de temáticas generales como los museos de bellas artes, de naturaleza, de música, de ciencia y tecnología. Pero también hay museos con una temática muy concreta como el Museo del Ferrocarril o el Museo Fallero.

En cuanto al tamaño, existen algunos con colecciones muy grandes y salones inmensos, mientras que otros son más modestos en el número de objetos que exhiben y con salas más reducidas.

Cuando hablamos de museos, no sólo nos referimos a los grandes museos permanentes (como el Museo del Prado) sino también a exposiciones temporales con fines culturales y educativos.

Para elegir el museo o exposición a visitar, es más relevante fijarse en la temática que en el tamaño. Los objetos que muestra el museo debe despertar el interés de los niños, sorprenderles e invitarles a descubrir. Algunos museos disponen de elementos interactivos que despiertan la curiosidad lo que también fomenta el aprendizaje mediante la experimentación.

El tamaño, sin embargo, no es un punto importante a la hora de elegir museo, pero sí en la planificación de la visita.

PREPARA tu visita

A la hora de planificar tu visita al museo con niños, nunca olvides el factor tiempo: cúando visitarlo y cuánto estar allí.

  • Cuándo:

Elige un día en el que la afluencia de público no sea masiva, por ello evita días festivos, días de acceso gratuito o días de apertura o clausura de exposiciones temporales. De esta forma, al haber menos público será más sencillo tener controlados a los niños entre la gente. Además atenderán más la exposición y si es interactiva, podrán tocar y experimentar sin tener largas esperas.

Compra tu entrada con antelación para evitar colas y esperas con los niños…. ya sabéis que la paciencia no es su fuerte.

Muchos museos tienen planificadas actividades para niños, bien organizadas (con fecha, hora y plazas limitadas) o bien para hacer por libre (autoguías) y gymkanas en familia. Este tipo de actividades suelen estar muy bien organizadas y quienes las imparten saben transmitir muy bien a los niños.

  • Cuánto:

No pretendas visitar el museo entero ni pasar largas horas allí. Si se trata de un museo de gran tamaño, reduce tu visita a ciertas obras. Como mucho planifica tu visita para unas 2 horas (3 máximo).

Aparte del tiempo, es importante explicar a los niños qué es lo que van a ver en el museo.  Así que, antes de realizar la visita, créale expectativas y despierta su curiosidad con tus explicaciones.

Nosotros en casa, días antes de la visita, solemos preparar un taller sobre la exposición. Internet es una fuente ilimitada de recursos, busca, lee, imprime fotos, saca libros de la biblioteca y luego, explica todo de una forma divertida y didáctica.

La última exposición que vimos fue la de Van Gogh Alive así que en casa estudiamos la vida del pintor y los cuadros más relevantes. Tras la pequeña exposición (unos 20 minutos), los niños representaron sus obras favoritas a su forma y manera… ¡así sacan el artista que llevan dentro!

Si no te ves con fuerza para preparar un taller en casa, siempre puedes recurrir a empresas especializadas en talleres de arte para niños como Rz100arte y Mirarte.

VISITANDO EL MUSEO

¡Llegó el Día M! Antes de la visita motiva a los niños sobre el plan del día. Prepara una mochila con las cosas básicas: un poco de agua, algún tentempié, papel y pinturas (por si acaso hacéis alguna actividad o les llega la inspiración artística) y, si el museo tiene actividades imprimibles, lleva varias copias.

Si tienes reservadas actividades con el museo, acude a las mismas con tiempo suficiente para no llegar con prisas, pero tampoco con tiempo en exceso para evitar las esperar.

Durante el recorrido, recuerda a los niños lo aprendido antes de la visita. Formula preguntas que les motive a participar y a mostrar todo su conocimiento.

Si el museo dispone de actividades imprimibles, permite que los niños se tomen su tiempo para hacerlas. No es una carrera ni es una competición si no que se trata de disfrutar con la actividad.

Muy importante, es observar a los niños, son como libros abiertos. Comprueba qué les gusta más y qué despierta menos su interés. Su comportamiento te ayudará  guiar la visita e incluso para preparar las siguientes visitas a museos.

Y antes de que decaiga su interés, da por concluida la visita, así se quedará con un buen sabor de boca y querrá volver a visitar un museo.

Cualquier museo puede ser apropiado para visitar con niños pero aquí os dejamos unas recomendaciones basadas en nuestras visitas en familia:

 

 

Viaje en Teleférico y Ruta por la Casa de Campo (Madrid)

¿Quieres recorrer Madrid por las alturas y además pasear por el pulmón de la ciudad? Si es así, te proponemos el siguiente plan: un viaje en Teleférico y una ruta a pie por la Casa de Campo de Madrid. ¿Te apuntas? A continuación, te damos toda la información para que prepares tu plan para toda la familia.

UN PASEO POR LAS NUBES – TELEFÉRICO DE MADRID

El plan que proponemos comienza con el viaje en Teleférico partiendo de la estación de telecabina ubicada en la calle Pintor Rosales. Para llegar hasta allí, se puede ir en transporte público ( Metro – Argüelles) o en coche (aparcamiento cercano en zona azul).

El recorrido en telecabina es de casi 2.500 metros y a una altura de 40 metros, lo que permite disfrutar de unas vistas inigualables de la Casa de Campo, el Palacio de Oriente y la Catedral de la Almudena. La duración de cada trayecto es de unos 11 minutos, por lo que el viaje ida y vuelta es de unos 25 minutos, tiempo suficiente para disfrutar de la experiencia y contemplar Madrid desde el cielo.

Para organizar este plan, es necesario tener en cuenta lo siguiente:

  • Condiciones climáticas: Dado que la telecabina circula por un cable, el Teleférico puede suspender el servicio en caso de viento racheado o tormenta eléctrica. Aunque el servicio funciona con normalidad con lluvia o con nieve, recomendamos que este plan se realice en un día despejado  para disfrutar de la panorámica.
  • Horarios de apertura y cierre: Es importante consultar los horarios de apertura y cierre para evitar largas esperas en la estación para subir a la telecabina y para poder programar el viaje de vuelta.

Toda la información de horarios y tarifas está disponible en la web del Teleférico de Madrid.

RUTA A PIE POR LA CASA DE CAMPO

La ruta a pie que proponemos comienza desde la estación del Teleférico ubicada en la Casa de Campo, tras el viaje de ida por el cielo de Madrid.

Al pie de la estación de telecabina encontramos un parque infantil y un mirador con paneles informativos desde donde se pueden ver los lugares más representativos de la ciudad. Tras el mirador, la ruta continua por el camino de arena en dirección a la Catedral de la Almudena.

Un poco más adelante, el camino se dificulta ya que empieza a tomar pendiente y hay surcos en la arena. Para llegar hasta el Lago, es necesario bajar la cuesta… ¡cuidado con los niños que es bastante prenunciada! Eso sí, las vistas son espectaculares.

Al final de la cuesta, tan sólo hay que continuar por el camino de arena en la misma dirección que llevábamos (hacia la Almudena). Este camino nos llevará hasta una carretera asfaltada que hay que atravesar (¡cuidado al cruzar!). Continuando en paralelo a la carretera, llegaremos al parque infantil y al aparcamiento que hay frente al Lago de la Casa de Campo.

Una vez junto al Lago, se puede hacer un alto en el camino para reponer fuerzas en alguno de los restaurantes de la zona o simplemente hacer una parada para contemplar el Lago y dar de comer a los patos.

Bordeando el Lago pasaremos junto al embarcadero desde donde se puede tomar una barca para un paseo por el Lago (recomendamos visitar horarios y tarifas) y al centro de educación ambiental de la Casa de Campo.

Una vez recorrido el Lago, podremos comenzar el camino de vuelta hasta llegar a la estación del Teleférico para poder regresar a la estación de la calle Pintor Rosales desde donde empezamos el plan.

alternativas a la ruta a pie

Para facilitar la realización de este plan en familia, hemos preparado este croquis incluyendo el recorrido del Teleférico, la ruta a pie y los puntos de mayor interés.

Croquis del recorrido en Teleférico, ruta a pie y principales puntos de interés

Esta misma ruta se puede realizar sin necesidad de hacer el viaje en Teleférico. Si es así, el inicio y el final de la ruta sería el aparcamiento de la Casa de Campo. Puedes llegar hasta allí en transporte público (Metro – Lago) o en coche (se puede aparcar en el mismo aparcamiento).

Si quieres hacer una ruta más corta, no recorras el perímetro del Lago de la Casa de Campo. De esta forma, la ruta (ida y vuelta) tiene unos 2,5 km.

DATOS PRÁCTICOS DE LA RUTA A PIE
  • Distancia: 4 km (ruta completa ida y vuelta) o 2,5 km (ruta ida y vuelta sin recorrer el Lago)
  • Tipo de ruta: Lineal
  • Dificultad: Media (por la zona en pendiente)
  • Tiempo: 2 – 3 horas (según el paso de los niños)
  • Servicios:
    • Merendero
    • Parque infantil
    • Aparcamiento
    • Embarcadero – paseo en barcas
    • Centro de Educación Ambiental de la Casa de Campo
    • Restaurantes
  • Niños: Si (a partir de 5 años)
  • Carrito: Si (sólo por la zona del Lago)

Un domingo en Burrolandia

Si buscas una actividad para hacer con niños cerca de Madrid, Burrolandia es el plan perfecto. Un lugar donde los burros son los protagonistas y los niños disfrutan al aire libre descubriendo a este cariñoso animal. Aquí os contamos todos los detalles para que organicéis vuestra visita y que disfrutéis al máximo de este plan en familia.

CóMO LLEGAR A BURROLANDIA

En Tres Cantos, a pocos kilómetros de Madrid capital, se encuentran las instalaciones de Burrolandia. Para llegar hasta allí hay que seguir las indicaciones hacia el Castillo del Soto de Viñuelas. Cuando el destino ya está cerca, os encontraréis un cartel de Burrolandia y tras abandonar la carretera asfaltada llegarás a una explanada de tierra donde poder aparcar. Dado que el lugar está ubicado fuera de la zona urbana, es recomendable utilizar el GPS con la dirección exacta.

Burrolandia está integrada en un prado con cerramientos vallados sin techar en el perímetro donde se encuentran la mayoría de los burros. Sin embargo, por el prado también hay burritos que campan a sus anchas entre los visitantes. Nada más cruzar la puerta os daréis cuenta que el nombre de este lugar no es casual. Realmente es la “tierra de los burros” ya que el número de ejemplares llama la atención. Sin esforzarnos mucho llegamos a contar más de 50 burritos.

QUÉ HACER EN BURROLANDIA

Podrás ver a los animales, acariciarles y cepillarles. Ya verás, te enamorarás de los burros nada más verlos. Son suaves como peluches e inspiran mucha ternura. También se les puede dar de comer, para ello es necesario comprar un cubo alimento por unos 2-3 euros en las propias instalaciones de Burrolandia. No se puede llevar comida de fuera pues es necesario tener controlado lo que comen estos amigos peludos.

Los burros son los animales que atraen la atención de todos los visitantes, pero no son los únicos habitantes de Burrolandia. Con los burros conviven, aunque en mejor número, cabras, gallinas, patos, cerdos vietnamitas, y por supuesto, los primos hermanos de los burros, caballos.

Aparte de descubrir a los animales, en Burrolandia podrás aprender sobre las herramientas de labranza ya que tienen expuestos los aperos a lo largo del prado. Además hay un pequeño bar con terraza en el que poder retomar fuerzas entre burro y burro.

DATOS GENERALES PARA LA VISITA

Aunque la visita a Burrolandia es gratuita, al tratarse de una protectora de animales sin ánimo de lucro, las donaciones siempre son bienvenidas o incluso puedes colaborar como voluntario. También puedes colaborar comprando algún objeto relacionado con los burros que allí mismo puedes adquirir.

Burrolandia puede visitarse todos los domingos de 10 .00h a 14.30h sin necesidad de realizar reserva. Eso sí, asegúrate de que el tiempo acompaña ya que todas las instalaciones están al aire libre. También ten en cuenta que la afluencia de público los días soleados es bastante elevada.

Para disfrutar completamente de la visita, enlazamos la lista de recomendaciones de su página web.

Burrolandia no es sólo una atracción o actividad de ocio. Desde aquí agradecemos la gran labor de Burrolandia de esta protectora de animales por rescatar, proteger e intentar preservar esta especie así como todas las labores culturales, educativas y de ocio que plantea, siempre alrededor del burro y con mucho respeto hacia este animal.

Cerramos esta publicación con la última recomendación: «Disfruta del domingo en Burrolandia y también házselo disfrutar a los animales».

Los mejores Pequeños Planes del 2018

Como decía Mecano en su canción, “ya pasó uno más…

En breve daremos la bienvenida al 2019, pero no sin antes decir adiós al 2018. 365 días que dieron para mucho. Y para recordar los grandes momentos disfrutados, hemos hecho una recopilación de los mejores Pequeños Planes del 2018. No podemos incluir todos, ¡2 minutos se nos quedan cortos!, así que el resto los guardamos en la retina y en el corazón.

Aprovechamos el cierre del año para agradeceros todo vuestro apoyo. Cada like, retweet, corazoncito o comentario nos da fuerzas para que Pequeños Planes siga adelante y que mantengamos la ilusión del primer día. Gracias también a todos aquellos que habéis querido colaborar con nosotros y que nos habéis ayudado a crear planes para compartirlos con el mundo.

Ahora tenemos por delante otros 12 meses más para llenarlos de ocio y diversión, pero lo más importante, para disfrutarlos en familia.

¡Os deseamos Feliz 2019 y que vuestros pequeños planes se conviertan en planazos!

Inculcando Solidaridad

Con la llegada de la Navidad, todos nos volvemos más solidarios y pensamos en los más necesitados. Aunque este valor humano debe estar presente todo el año, la época navideña es una buena ocasión para inculcárselo los niños. La solidaridad es ayudar a los demás sin recibir nada a cambio y quizá en Navidad es más fácil de explicar con ejemplos y de esta forma los niños aprenden con la empatía, poniéndose en el lugar del otro.

Existen multitud de posibilidades para enseñar a los niños qué es la solidaridad y ponerla en práctica, no sólo aportando dinero sino también tiempo y dedicación. Éstos son sólo unos ejemplos, elige cuál es la forma que más se adapta a vuestra familia y cuál es la causa con la que queréis colaborar.

Recogida de alimentos, ropa y juguetes

Durante los días previos a las navidades se realizan las recogidas de alimentos más importantes del año como la del Banco de Alimentos o la de Cáritas.

La forma más sencilla de colaborar es aportando comida no perecedera como legumbres, pasta, conservas y aceite. Sin embargo os animamos a que hagáis un poco más allá actuando como voluntarios.

También son muy comunes las recogidas de ropa y juguetes. Además de ser una forma de colaborar con los más necesitados, es una buena ocasión para sacar de casa lo que ya no utilizamos. Eso sí, aquello que donemos debe estar en buen estado para que puede ser utilizado por otras personas.

Nuestros amigos de Mammaproof han creado un mapa para marcar los puntos de recogida en Madrid. Busca el más cercano y dona juguetes. Asimismo y para alimentar el mapa, puedes indicar aquellos puntos de recogida que conozcas.

Deportes solidarios

Tanto si sois una familia deportista como si solo practicáis deporte ocasionalmente, anímate a pasar un día en familia saludable y muy solidario.

Son muchas las iniciativas deportivas con fines solidarios: carreras, caminatas, torneos en distintas disciplinas como fútbol, baloncesto, tennis o golf. ¡Elige tu deporte favorito y colabora!

Por estas fechas nosotros solemos participar en la carrera solidaria de nuestro municipio. Aún recuerdo la primera vez que «corrimos» empujando el carrito. Llegamos las últimas pero lo importante no es ganar sino participar y además hacerlo por una buena causa.

Carrera Solidaria de Majadahonda (2017)

Mercadillos solidarios

En Navidad hacemos muchas compras y nos pasamos media vida buscando posibles regalos. Si huyes de los regalos típicos, en los mercadillos podemos encontrar multitud de ideas originales procedentes de pequeños comerciantes. Si además los mercadillos son solidarios, aparte de ayudar a impulsar los pequeños negocios, estaremos colaborando con un fin social o una causa concreta a favor de un sector necesitado.

Existen mercadillos solidarios de distinta índole, desde aquellos multitudinarios impulsados por ONGs de renombre hasta mercadillos más modestos de pequeñas asociaciones con gran espíritu solidario.  Toda colaboración es importante.

La forma de colaborar en los mercadillos puede ser desde la asistencia como comprador, como voluntario en la organización o incluso con un pequeño puesto. Nosotros acudimos todos los años al Mercadillo Solidario del colegio de la peque. El año que viene quiere colaborar de una forma más activa junto a sus amigas… ¡quizá pongamos un puesto con las manualidades que hacemos en casa! Nos sentimos muy orgullosos con que quiera poner su granito de arena para ayudar a los demás.

Mercadillo Solidario del Colegio Europeo de Madrid a favor de la Fundación Carpio-Pérez (2018)

OTRAS INICIATIVAS DE SOLIDARIDAD EN NAVIDAD
Las costumbres navideñas también se unen a la solidaridad. Aquí incluimos algunas iniciativas relacionadas con la solidaridad y la Navidad:
 
  • Tarjetas de navidad solidarios: Algunas ONGs lanzan tarjetas navideñas por lo que podemos aportar nuestro granito de arena enviando Christmas a la familia y amigos.
  • Belenes solidarios: Algunas exposiciones de belenes destinan parte de su recaudación a causas solidarias.

  • Calendarios solidarios: Con la Navidad llega también un nuevo año así que es un buen momento para comprar un calendario y que ese dinero colabore con los más necesitados.
  • Juguetes solidarios: Existen artículos creados específicamente como solidarios (como es el caso de la campaña «Un juguete – Una ilusión») o juguetes convencionales con un porcentaje de su precio dirigido a ONGs. En los catálogos de juguetes puedes encontrar información al respecto.
  • Roscones solidarios: La compra de este dulce típico de Reyes, bien por porciones en macro roscones o por unidades en algunas pastelerías, está destinada a colaborar con un fin social.

No importa cuál sea la causa y la forma en la que se colabore. Todo esfuerzo es válido para ayudar a los demás y cada granito de arena suma. Juntos podemos lograr mucho.